miércoles, 29 de abril de 2015

Georgias del Sur: El ataque de la HMS Antrim

La Operación Paraquet 

Este fue el nombre en código por el que el Reino Unido designó durante la Guerra de las Malvinas al conjunto de sus acciones militares para recobrar las islas Georgias del Sur, ocupadas por la Argentina en abril de 1982. Esta operación fue subsidiaria de la operación principal, denominada Operación Corporate, cuyo objetivo era retomar las islas Malvinas.

El nombre paraquet es en idioma inglés una forma alternativa de parakeet (periquito), pero las tropas británicas en el Atlántico Sur frecuentemente denominaban a la operación como Operación Paraquat, en alusión a que podría volverse tan mortal para ellos como el herbicida Paraquat.

Ataque al ARA Santa Fe 

La Operación Paraquet se había transformado en una operación de rescate de alta montaña y una extraña persecución de un submarino diésel-eléctrico construido durante la Segunda Guerra Mundial, mientras las tropas de Capitán de Corbeta Luis Lagos en Grytviken y las del Teniente de Corbeta Alfredo Astiz en Puerto Leith permanecían ajenas a lo que pasaba. Los británicos se concentraron ahora en hallar un punto de inserción adecuado —escuchando esta vez los consejos de los científicos del British Antarctic Survey— y en cazar al ARA Santa Fé .

El capitán Young no podía ocultar su rabia, decidió terminar el tema allí y planificar el rescate para el día siguiente. Dos valiosos helicópteros se habían perdido, la misión había fracasado terriblemente, 16 hombres estaban abandonados en el glaciar por otra noche más. Pronto, lo que debía ser una misión de reconocimiento se transformó en una operación de rescate, el retraso era inadmisible dentro del marco de una operación más amplia. El único helicóptero disponible debería realizar un último esfuerzo para rescatarlos y volver a empezar.

Finalmente, las 1100 horas del 22 de abril, Hamilton se comunica con el destructor “Antrim”: “Imposible moverse. Bajas por el clima son inminentes”.
Los preparativos para el rescate demandaron 45 minutos, el Wessex HAS.Mk.3 guiaría a los dos HU.Mk.5 con su sistema de navegación hasta el punto de extracción. Sin embargo, la tormenta de nieve los hizo volver a sus buques. Una vez repostados, a las 1330 horas realizaron el segundo intento por una nueva ruta, esta vez observaron el humo naranja de las granadas fumígenas de los comandos. Uno de los UH.Mk.5 aterriza, pronto lo hace su gemelo y el HAS.Mk.3, ahora cargados debían volver a los buques. Sin embargo, el primer helicóptero se estrella al perder contacto con el HAS.Mk.3 que lo guiaba. Ante la situación, éste último guía al segundo HU.Mk.5, este pierde referencias y también se estrella.
El Wessex HAS.Mk.3 comunica la situación al HMS “Antrim” y avisa que retornaba al buque a desembarcar al personal que había rescatado. La falta de luz hizo que los dos helicópteros accidentados se dieran por perdidos y sus pilotos debieron unirse a los 14 comandos en el glaciar.

Mientras tanto en Malvinas llega la visita del Presidente de Facto L.F.Galtieri, en misión de protocolo revista tropas en Puerto Argentino e inspecciona los mandos en el cuartel de Moody Brook. Acompañado por Jofre y Menéndez saluda uno por uno a los oficiales a cargo.
No realiza ningún acercamiento hacia las tropas acantonadas en trincheras en los montes aledaños.
Durante su viaje a las islas le comenta al periodista Gómez Fuente , que si para la victoria se necesitara 40.000 bajas argentinas pagaría el precio, cuando en las islas solo había 12.000 hombres, 7.000 de ellos concentrados en Puerto Argentino. Los británicos para la 1er. fase de desembarco en Georgias ya llevaban empleados cientos de hombres, de los que se le sumarían 3.000 luego a fines de mes , más 24.000 que llegarían a mediados de Mayo.



(Foto: HMS Antrim y HMS Plymouth llegan a las cercanìas de Puerto Leith y se preparan para bombardear )

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario