La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

sábado, 31 de marzo de 2018

Mapa de la operación Rosario

La operación Rosario



Un mapa interesante que muestra los objetivos y las disposiciones de las fuerzas en la invasión argentina inicial de las Islas Malvinas y su incautación de Puerto Stanley. Muestra cuán poco equipo y cuántos soldados había disponibles para los británicos. Da el nombre de la unidad británica como Naval Party 8901.

jueves, 29 de marzo de 2018

El retorno a Malvinas

El viaje de los familiares de combatientes a Malvinas

Volviendo...



miércoles, 28 de marzo de 2018

Kelpers tratan bien a los familiares

En un mensaje oficial, los isleños dieron la bienvenida a los familiares y destacaron el deshielo en las relaciones


El gobierno de las islas remarcó que el homenaje a los caídos es una prueba de "lo que se puede lograr cuando hay buena voluntad de ambos lados".

La Nación

En simultáneo con la ceremonia religiosa y militar para homenajear a los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin, de la que participaron los familiares, el gobierno británico de las islas Malvinas difundió un comunicado en el que les da la bienvenida a los parientes y destaca la mejora del vínculo entre la Argentina y el archipiélago.

Según los isleños, que durante gran parte de la última década fueron renuentes a mejorar las relaciones con el continente porque consideraban hostil a la gestión kirchnerista, la visita de los familiares es "una muestra de lo que se puede lograr cuando hay buena voluntad de ambos lados" y menciona la colaboración de las fuerzas británicas en la búsqueda del submarino ARA San Juan .

"El gobierno de las islas Falkland da la bienvenida a una visita para la que ha trabajado en conjunto con las autoridades argentinas y la Asociación de Familiares para asegurar que sea un éxito", reza el escrito, que describe los detalles de la agenda que tendrán los familiares en el cementerio.

Por su parte, aunque destaca la importancia del evento de hoy y la continuidad del "respeto ante los caídos y sus familiares", el comunicado también señala "comentarios recientes de funcionarios argentinos acerca de la desconfianza que los isleños sienten hacia la Argentina debido a las políticas de administraciones anteriores" y de cómo el país tiene que "reconstruir esa confianza", sin ahondar en detalles.

El deshielo entre la Argentina y el Reino Unido se materializó a mediados de 2016, cuando los gobiernos de ambos países firmaron una declaración conjunta que contemplaba, entre otros puntos, mecanismos de acercamiento entre el continente y las islas, como la identificación de los cuerpos de los caídos, la ampliación de las ofertas de vuelos comerciales y el levantamiento de las sanciones económicas que impuso el país durante le gobierno de Cristina Kirchner .

martes, 27 de marzo de 2018

Ceremonia por los soldados identificados en Darwin: Visitando héroes

Así será la ceremonia por los soldados identificados en Malvinas: rosas de tela, rosarios que brillan y honores militares de la Guardia Escocesa

El lunes 26 de marzo en el cementerio de Darwin se colocarán las placas con los nombres de los 90 caídos que estaban enterrados bajo la consigna "Soldado Argentino Sólo Conocido por Dios" 

Por Gaby Cociffi | Infobae
Directora Editorial de Infobae | gcociffi@infobae.com




Llevarán rosarios de plástico fluorescentes para que brillen en la oscuridad de las islas. Dejarán sobre cada cruz dos rosas blancas de tela, porque el clima impide cultivarlas y no se permite el ingreso de material orgánico. No flamearán banderas en el cementerio de Darwin: ni argentinas, ni británicas, ni locales. Oficiará la ceremonia religiosa el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Buenos Aires, Monseñor Enrique Eguía Seguí, junto a  los líderes católicos padre John Wisdom y, protestante, reverendo Mercer. Viajará especialmente, volando más de 20 horas desde el Reino Unido y haciendo escala en Ascensión, solo para estar presente en el réquiem, el Abad Hugh. Se rezará el Padrenuestro. Y un grupo de gaiteros de la Guardia Escocesa homenajeará a los caídos en el conflicto de 1982 con "El Lamento" o "The Last Post", un toque militar de conmovedoras y largas notas que se usa en los entierros militares en los distintos países del Commonwealth para honrar a los caídos en combate.


El largo proceso para identificar las cruces de Malvinas comenzó en 2008 de la mano del veterano Julio Aro de la Fundación No me olvides

La ceremonia se llevará a cabo a las 10.50 del lunes 26 de marzo, donde los familiares de los 90 soldados hoy identificados podrán finalmente dejar una flor en la tumba, hacer una oración y llorar frente a la cruz de su ser querido.
Se llevarán dos Rosas por la Paz, del orfebre Juan Carlos Pallarols, realizadas con vainas de la guerra de Malvinas. Una será depositada por el coronel británico Geoffrey Cardozo -quien fue encomendado en 1982 para recoger de los campos de batalla  a los soldados argentinos y darles digna sepultura- debajo de la gran cruz del cementerio que él construyó después de la guerra. La otra será entregada a las autoridades isleñas, junto a una corona de flores de tela, por la Comisión de Familiares de Malvinas para que sean llevadas al cementerio de Playa Azul, también conocido como San Carlos, donde yacen 14 de los 255 soldados británicos caídos durante  el conflicto armado.
"Sueño con acostarme sobre la placa y hablar con él", dice Dalal Massad, madre de Daniel, caído el 11 de junio en Monte Longdon. "Durante muchos años pensaba 'ya está, es lo mismo', pero ahora me doy cuenta que saber dónde está me trae una paz espiritual que nunca tuve", reflexiona emocionada.
"Siento ansiedad por llegar y abrazar su cruz. Antes, cuando viajaba a las islas, me conformaba con besar las 121 cruces sin nombre y preguntar 'hijo, ¿a dónde estás?', ahora ya tengo la respuesta", conmueve Nélida Echave, madre de Horacio, caído en la batalla final.
"Tengo ansiedad y una emoción enorme. Yo había bautizado a mi hijo cuando nació y no quería irme de este mundo sin devolverle su nombre", confiesa Raquel Ugalde, madre de Daniel, caído en las últimas horas de la guerra.
El viaje organizado por la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Claudio Avruj, con el apoyo del empresario Eduardo Eurnekian (Aeropuertos Argentina 2000 rentó los dos aviones para trasladar a los 210 familiares, más autoridades y periodistas), el trabajo del RENAPER para confeccionar los pasaportes y documentos de los deudos de los soldados en tiempo récord, y la coordinación de la Comisión de familiares Caídos en Malvinas, llevó semanas de negociación con la Embajada Británica en la Argentina y las autoridades de las islas.


El trabajo forense permitió reconocer 90 caídos cuyas placas, durante 36 años, rezaron “Soldado argentino sólo conocido por Dios”

"Después de tanta tristeza y de tanta desidia de los gobiernos con los familiares, este reconocimiento a nuestros héroes me llena de emoción. En todo este proceso aprendí que el dolor se puede transformar en amor y todas las broncas y dudas -que algunos familiares tuvimos cuando empezó este proceso- se pueden convertir en actos que sean una caricia al alma", dice María Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Familiares y hermana de Eduardo, soldado caído en la batalla de Monte Longdon.
Las familias –las 107 que dieron las muestras de sangre, más allá de que el resultado no haya sido positivo– serán reunidas en un hotel en Capital desde las 10 de la mañana del domingo hasta las siete de la tarde. La Secretaría contará con psicólogos y médicos que contendrán a las madres, padres, hermanos, hermanas, esposas e hijos de los soldados en las horas previas al viaje. Será un día largo y difícil para muchos familiares que llegarán de parajes muy aislados de sus provincias y son gente muy mayor.


Las pertenencias de uno de los caídos en manos de su madre (Gustavo Gavotti)

A las nueve de la noche del domingo irá a despedirlos el canciller Jorge Faurie y habrá una conferencia de prensa para los medios con familiares y autoridades. Del gobierno nacional el único funcionario que viaja a las islas es Claudio Avruj, quien también estará presente. "Es un hecho histórico y para mí es un honor acompañar a las familias", reflexionó el secretario de DDHH.
En la madrugada del lunes, aproximadamente a la una, los ómnibus buscarán a las familias en el hotel para llevarlos a Ezeiza. Tres horas más tarde despegarán del sector FOB 01 rumbo a Mount Pleasant en dos aviones McDonnell Douglas MD-83 de la empresa Andes. Lo harán con 40 minutos entre un vuelo y el otro, ya que los aviones no pueden aterrizar con pocos minutos de diferencia en el aeropuerto de las islas.
Luego de tres horas de vuelo, llegarán a las islas, donde serán especialmente recibidos por las autoridades para evitar demoras en migraciones. Ocho combis esperarán a los deudos para llevarlos directamente a Darwin, un viaje que dura 40 minutos aproximadamente.


Las cruces en el cementerio de Darwin durante el proceso de identificación (AFP)

Allí cada familiar tendrá marcada la cruz de sus hijos con un color, que ellos mismos llevarán en tarjetas con sus nombres. Solo las familias y sus amigos ingresarán al cementerio: las autoridades y periodistas esperarán fuera del perímetro que delimita las 230 cruces en Darwin. 88 de las placas ya fueron colocadas, y las 2  últimas –cuyos resultados se conocieron hace solo dos semanas– serán llevadas en uno de los aviones para ser colocadas poco antes de la ceremonia. Si no se llega con el tiempo, la gente de la secretaría de DDHH tiene la opción de plotearla para que el familiar tenga sobre la tumba el nombre de su ser querido.
El cementerio fue puesto en condiciones por una empresa contratada especialmente para eso por Eduardo Erunekian. Se quitaron las flores y los rosarios ya lastimados por el inclemente clima y el tiempo y se acondicionó el lugar para que cada nueva flor y cada nuevo rosario pueda ser colocado en las 230 cruces.


Las 230 cruces, que guardan los restos de 237 caídos, en el cementerio argentino en Malvinas (NA)

Habrá una gran carpa con bebidas calientes y refrigerios, otras cuatro más pequeñas con asientos -previendo las inclemencias del clima-, una para las autoridades y otra para el área reservada para la prensa. También se dispusieron cuatro baños químicos. La intención de las autoridades es permitir que los familiares puedan quedarse hasta último momento en Darwin. Se estima que el primer vuelo partirá a las a primer hora de la tarde y minutos después lo hará el segundo avión.
El réquiem será de unos 20 o 30 minutos, luego llegarán las dos gaitas, y mientras algunos soldados de las Fuerzas Británicas del Atlántico Sur se retirarán del cementerio luego de ejecutar el toque de honor, otros quedarán apostados con sus armas en alto, rindiéndole honor y respeto a nuestros héroes de Malvinas.
El regreso está previsto entre las 17.30 y las 18 horas del del lunes. Llegarán a Ezeiza donde los esperarán los familiares que no pudieron viajar, periodistas, autoridades y hasta la posibilidad de la presencia del presidente Mauricio Macri, aún no confirmada. Para finalizar una jornada histórica se entonará el Himno Nacional.

domingo, 25 de marzo de 2018

Estrategia militar: ¿Por qué no se atacó el desembarco San Carlos?

¿Por qué no se atacó la cabeza de playa de San Carlos?

Espacio de Eduardo Frecha


El 26 de mayo el Grl Menéndez recibió del continente (Grl García), la orden de operar ofensivamente desde Puerto Argentino contra la cabeza de playa de San Carlos, esa orden incluía a las tropas que se encontraban en Bahía Zorro, Puerto Howard y una fuerza de tarea aerotransportada a enviar desde el continente. Esta orden motivó la siguiente anotación del Grl Jofre en su diario personal:





La orden completa que recibió el Grl Menéndez, es la siguiente:




A lo cual el Grl Menéndez, Comandante Conjunto en Malvinas respondió con el siguiente mensaje:






Dando cumplimiento a la orden del Grl García, el Grl Menéndez confecciona el presente plan:











Siendo evidente la imposibilidad de atacar por tierra la cabeza de playa de San Carlos y atendiendo a la amenaza enemiga materializada desde ese lugar, se ordenó la reestructuración del dispositivo defensivo de Puerto Argentino con las siguientes particularidades:

Se estableció que el enemigo operaría mediante la acción principal avanzando desde San Carlos a caballo de las alturas Alberdi – Rivadavia, una eventual acción secundaria anfibia desde la Península San Luis o zona de Fitz Roy y una acción de aferramiento sobre Darwin.




Se modificó la zona de responsabilidad de la Agrupación Puerto Argentino y la Agrupación Litoral.

La Agrupación Puerto Argentino mantuvo su misión de negar al enemigo la conquista de la localidad y recibió agregado al RI 4, que hasta ese momento dependía de la Agrupación Litoral.

Las tropas de comandos disponibles permanecerían a órdenes del comando de la Agrupación Litoral.


sábado, 24 de marzo de 2018

Propuesta de acercamiento a los (F) kelpers

Un académico argentino presentó ante los kelpers una propuesta para solucionar el conflicto de Malvinas

El especialista en derecho internacional Marcelo Kohen viajó a las Islas para dar a conocer 20 puntos de un posible acuerdo 

Por Juan Robledo Infobae



¿Qué pasaría si mañana el Reino Unido accediera al pedido argentino de "negociar" que se repite desde hace 36 años? ¿Qué propuesta llevaría la Argentina a esa mesa de negociación, tan largamente ansiada? Si bien se suele repetir que la de Malvinas "es una política de Estado", en rigor nadie en la Argentina ha discutido seriamente un modo realista de lograr el reconocimiento de la soberanía argentina sobre el archipiélago, por lo que lo único compartido es el objetivo.
La carencia argentina de una propuesta concreta hace que el vacío se llene con "las ideas más recalcitrantes, que no quieren que haya una solución: lo que circula en los medios de Gran Bretaña y las Islas es que es la Argentina la que quiere colonizar las Malvinas, que queremos crear una situación extraña a lo que es hoy la situación de las Islas", explicó el especialista en derecho internacional Marcelo Kohen, quien fue abogado de la Argentina en las disputas con Uruguay, por las pasteras, y contra Ghana, por la Fragata Libertad.
Para salir del "punto muerto" en el que se encuentra hoy el conflicto, Kohen propone comenzar a discutir una propuesta concreta. Y para hacerlo, la semana pasada viajó a las Islas Malvinas, alquiló el salón de la Cámara de Comercio local y puso un aviso en el diario local invitando a los isleños a escuchar sus "Ideas para avanzar en la solución de la disputa por las Islas Malvinas". La respuesta fue algo desalentadora: solo ocho isleños concurrieron, algunos de ellos muy hostiles. "Una persona me dijo que yo era el mal, otro me dijo que yo era el enemigo y otro me dejó un mensaje anónimo en el hotel", recordó entre risas.



Esta semana, Kohen repitió su exposición en Buenos Aires, en un colmado auditorio del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

Pero ¿de qué trata esta primera propuesta para la solución del conflicto por la soberanía de Malvinas? Son 20 puntos que Kohen resume en cuatro palabras: soberanía argentina, autonomía isleña. De modo algo más detallado, se prevé la constitución de una provincia especial con un régimen aduanero, fiscal, migratorio y monetario propio, la coparticipación de lo producido por la explotación de la plataforma continental y la zona económica exclusiva, y, la medida más polémica, la posibilidad de que los isleños puedan realizar un referéndum a los 30 años de vigencia del sistema y adquirir la soberanía plena.

Conciliación

Tomando el antecedente de la disputa entre Timor Oriental y Australia por la plataforma continental (donde era aplicable la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar), Kohen propone utilizar este mecanismo de resolución de conflictos que es similar al de un procedimiento arbitral, donde hay una comisión de conciliación compuesta por cinco miembros, algunos de ellos designados por las partes y otros designados por un mecanismo previsto. Las partes presentan ante la comisión su caso como si fuera un caso contencioso, pero la ventaja es que no solo se pueden discutir cuestiones jurídicas, sino otras que van más allá. Luego de oír a las partes, el cuerpo elabora una propuesta, que tiene en cuenta los elementos jurídicos y extrajurídicos. La propuesta de la comisión no es vinculante, y puede ser rechazada por alguna de las partes.
El procedimiento es confidencial y no se corre riesgo, porque no hay posibilidad de imponer la solución que surja como propuesta. "Es una manera de avanzar", dice Kohen.


Para Kohen, más allá de la politización reciente, no hay dudas sobre el nombre: Malvinas en castellano, Falkland en inglés, Malounines en francés…

Provincia especial

Si bien en la actualidad se las considera parte de Tierra del Fuego, las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur deberían constituir una provincia especial separada. En efecto, la ley de provincialización de Tierra del Fuego dice en su artículo 2 que su territorio queda sujeto "a los tratados con potencias extranjeras que celebre el gobierno federal, para cuya ratificación no será necesario consultar al gobierno provincial".
"Si hay una solución a las Malvinas, la solución no va a ser que pertenezca a la provincia de Tierra del Fuego: esto es parte de la propaganda británica, muy presente en las islas, que dice que los consideramos parte de esa provincia, cuando es evidente que no puede aplicarse el mismo régimen de la provincia de Tierra del Fuego a la situación actual de las Islas, si es que queremos respetar el precepto constitucional que dice 'respetando el modo de vida de sus habitantes', y las resoluciones de la Asamblea General de la ONU y del Comité de Descolonización, que hablan de respetar los intereses de los habitantes", explicó el abogado.
Según su criterio, esto resultaría atractivo para los isleños pues en la actualidad el Reino Unido considera a las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur un territorio de ultramar distinto del de Malvinas, con lo cual los recursos marinos alrededor de esas islas son directamente explotados –ilegalmente- por el Reino Unido.

El nombre de las islas

"Hay mucha confusión en esto: las Islas Malvinas son las Islas Malvinas en castellano, son las Falklands Islands en inglés y Îles Malouines en francés… Se ha politizado la cuestión del nombre de las islas, cosa que no era así en el siglo XIX o antes. Decir Malvinas Islands es tan absurdo como decir Islas Falklands. Nos perdemos en el laberinto de cuestiones accesorias".

El nombre de la capital

Si bien es un punto sensible, para Kohen no hay dudas: "El nombre de Puerto Argentino fue colocado por un decreto del gobierno argentino de abril de 1982. Durante todo el tiempo anterior a abril de 1982 utilizamos en el territorio continental la expresión 'Stanley'. Creo que en una resolución del conflicto el decreto del Poder Ejecutivo diciendo que el nombre de una localidad es tal sería derogado".


(Peter Macdiarmid/Getty Images)

La organización de la provincia

En su propuesta, la provincia tendría que tener un estatuto especial, con todos los derechos y prerrogativas que tienen todo el resto de las provincias, pero con un régimen similar al de las regiones autónomas chinas de Hong Kong y Macao. Se trataría de un régimen de autonomía con características propias: régimen aduanero, fiscal, monetario y de inmigración propio. También podrían conservar el inglés como lengua oficial.

Régimen migratorio especial

Ayudaría a contrarrestar la idea de que Argentina busca imponer un cambio total en la composición demográfica de las Islas. "Si decimos 'respetando el modo de vida de sus habitantes', esto es algo importante, como lo es que el inglés sea el idioma oficial", afirma Kohen, y explica: "La autoridad de la provincia especial decidirá quién puede residir ahí y quién no. No cualquier argentino podrá vivir ahí: este régimen migratorio especial existe, además de en Hong Kong y en Macao, en la región de San Andrés en Colombia. Un colombiano de Bogotá, si quiere mudarse a San Andrés o Providencia, necesita la autorización del gobierno de San Andrés o Providencia. Es una manera de preservar el modo de vida de sus habitantes: si el día de mañana 10 mil argentinos se instalan en las islas Malvinas, habrá un cambio total en la composición demográfica y en el modo de vida de sus habitantes".

Recursos naturales de los espacios marítimos

En la actualidad, en Argentina las provincias costeras son las titulares de los recursos naturales del mar territorial, por lo que nada impide que se aplique el mismo criterio para las Malvinas.

Plataforma continental y zona económica exclusiva

Para Kohen, sobre este punto –tal vez uno de los más álgidos– es posible pensar un régimen de coparticipación entre el Estado federal y el Estado provincial.

Representación propia en organismos internacionales técnicos

Inspirado en la situación de Groenlandia, que es parte de Dinamarca pero tiene representación propia en el Consejo del Ártico. Así, los isleños podrían tener sus propios representantes en los organismos técnicos internacionales donde tengan intereses.

Organización regional de ordenamiento pesquero en el Atlántico Sur

Impulsada por los británicos desde hace tiempo, un eventual organismo que ordene la pesca en el Atlántico Sur es algo que la Argentina no puede aceptar hasta tanto haya una solución de la controversia por Malvinas. En un eventual acuerdo, podría aceptarse que la Argentina promueva ese organismo y que tenga participación de la provincia especial.

Doble nacionalidad

Por la ley argentina, los nacidos en las islas Malvinas son argentinos. Sin embargo, la Argentina no puede privarlos de la nacionalidad británica a aquellos que la ostentan. En el marco de un acuerdo, podría especificarse que todos los descendientes hasta el final de los tiempos de las Islas que gozan de nacionalidad británica podrán seguir teniendo nacionalidad británica. "Es un punto que podría darles una estabilidad que hoy no tienen: de la misma manera que el parlamento británico en el 83 les dio la ciudadanía plena con posibilidad de establecerse en la metrópolis, en el futuro podría sacárselos –por más que hoy suene improbable–. Si en un acuerdo internacional el Reino Unido se compromete a que todos los descendientes de las Malvinas serán británicos, es una estabilidad que el Parlamento británico hoy no les da", sostiene Kohen.


(Peter Macdiarmid/Getty Images)

Aceptar la exploración científica en las Georgias y Sandwichs del Sur.

Aceptar la constitución de un consulado británico en las islas.

Desmilitarización

En un plazo breve, el Reino Unido debería retirar sus tropas. La provincia podría constituir una fuerza policial provincial, pero las islas debería ser desmilitarizadas.

Garantes

También podrían establecerse dos países garantes para fortalecer la idea del cumplimiento. Si bien en el CARI evitó dar nombres, trascendió la posibilidad de que los garantes fueran Canadá y Brasil.

Referéndum

Es uno de los puntos más polémicos, y copia el modelo que aplicó Francia en el territorio de ultramar de Nueva Caledonia. En 1988, para sofocar un movimiento independentista, François Mitterrand ofreció un acuerdo más favorable a los kanak con la posibilidad de realizar un referéndum 30 años después.
"Los isleños no son titulares del derecho de libre determinación, no pueden decidir la controversia de soberanía entre Argentina y el Reino Unido. Sin embargo, se puede pensar una fórmula según la cual después de 30 años de aplicarse este régimen, pueda organizarse un referéndum para decidir si se mantiene esta situación o si las islas podrían asumir una soberanía plena. Para convocar a ese referéndum, serían necesarias tres quintas partes de la Asamblea. Hay que examinarla, pero es una propuesta que permitiría una conciliación de las diferentes posiciones de las partes", dice el especialista.


Corte Internacional de Justicia

Debería preverse un mecanismo de solución de controversias en caso de conflictos sobre la interpretación del acuerdo, que prevea la participación de los países garantes y a la Corte Internacional de Justicia como tribunal de alzada.
Previsiblemente, la propuesta de Kohen –argentino, pero vive desde hace años en Suiza, donde es profesor de Derecho Internacional en el Instituto de Altos Estudios Internacionales y del Desarrollo de Ginebra, y es secretario general del Institut de Droit International– tuvo mejor acogida entre los diplomáticos argentinos que lo escucharon en el CARI que entre los pocos isleños que lo hicieron la semana pasada.
Más allá de las posibilidades de prosperar o no, la propuesta tiene el valor de ser la primera que da algunas precisiones sobre posibles soluciones, echando mano a mecanismos ya utilizados por otros países. Además, como "es muy probable que la opinión pública argentina tenga una idea muy abstracta sobre qué serían las Islas Malvinas una vez resuelto el conflicto", sirve también para comenzar a delinear algunos contornos más precisos.
La propuesta está más dirigida a los isleños que al Reino Unido, una paradoja que Kohen reconoce: "Por ahí ese es el lado por el que podemos avanzar. El Reino Unido ha dicho y ha repetido hasta el cansancio que hará lo que los isleños quieren. Tenemos que tener una política para los isleños".