La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

martes, 23 de agosto de 2016

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva (4/4)

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva
Duras lecciones a partir de una pequeña guerra

Por Norman Friedman - Defense Media Network
Parte 4


Por otra parte, los argentinos eran muy conscientes de los límites del rendimiento Sea Harrier. Sabían Que los dos portadores británicos fueron los irremplazables lejos hacia el este, ya que podría conseguir - y los límites de la resistencia Sea Harrier hacen que sea bastante claro dónde Que fue. El único submarino argentino efectiva tuvo dificultad en encontrar los barcos. En los ejercicios de la OTAN, submarinos diesel encontraron únicamente a los transportistas cuando fueron obligados a permanecer en un solo lugar más o menos, una restricción artificial utilizado para asegurar comandantes de los submarinos diesel Que tendría la oportunidad de hacer ataques. En las Malvinas, las dos compañías británicas eran exactamente Que situación, y el argentino tipo 209 San Luis atacados HMS Hermes.

El Hermes fue salvado por un golpe de suerte: parte del sistema de control de fuego de torpedos a bordo del submarino argentino había sido desinstalado. Por otro lado, se puede argumentar que, si el comandante argentino hubiese disparado desde un rango más corto (más peligroso), él habría tenido éxito a pesar del problema de control de tiro.

El ataque shouldnt han tenido éxito. alcance del sonar británica era limitada, y resultó Que el área protegida alrededor de la portadora era demasiado pequeña. Hermes fue salvado por un golpe de suerte: parte del sistema de control de fuego de torpedos a bordo del submarino argentino había sido desinstalado. Por otro lado, se puede argumentar que, si el comandante argentino hubiese disparado desde un rango más corto (más peligroso), él habría tenido éxito a pesar del problema de control de incendios.

Tal vez el interesante la lección de guerra antisubmarina (ASW) más era antigua: Cada vez parece que un submarino anda dando vueltas, habrá muchas falsas alarmas. Una vez que el británico sabía Que un submarino argentino estaba en el mar, se hicieron claramente estaba nervioso. Antes de la guerra, hubo muchos intentos para estimar las tasas de gastos de armas de guerra. Los torpedos se hizo más caro, los cálculos mostraron una tendencia cada vez más bajo, para justificar más cortos ciclos de producción y menor capacidad de cada nave.


HMS Invincible vuelve a celebraciones masivas Tras el conflicto de las Malvinas en 1982. Se alineó en la cubierta son helicópteros Sea King de 820 Naval Air Squadron y Sea Harrier FRS1 aeronave desde 800 Naval Air Squadron. 

La lección ASW sobresaliente de la guerra era tal estimaciones Que Eran fantasías. Frente a los submarinos diesel-eléctricos, los británicos se basó enteramente en el sonar activo, porque submarino diesel-eléctrico con baterías tiene poca o ninguna firma acústica distintivo. Una consecuencia fue Que no podían distinguir las ballenas desde submarinos. No sólo la ejecución de ballenas en aproximadamente la velocidad del submarino, pero a su vez, para evadir el ruido fuerte o menos de la forma en que el submarino podría tratar de evadir.

El submarino argentino no tenía cosas completamente a su manera; que fue arrinconado y tocó fondo. Los británicos (y otros en la OTAN, incluyendo los Estados Unidos) tenían el arma que puede detectar y atacar el submarino se sienta en la parte inferior. La alianza dependía casi por completo del guiado de torpedos, que distinguen a sus objetivos por el efecto Doppler debido a su movimiento sobre el fondo del mar. No está del todo claro que este problema haya sido resuelto; Que el mejor de la OTAN parecía a los de los años después de las Malvinas fue desarrollar un arma muy barato y ligero. La idea era que el arma Que se dejaron caer en un submarino con fondo, comandante del submarino probablemente trate de correr, creando las condiciones necesarias por un guiado de torpedo.

La reacción inmediata a la experiencia de las Malvinas fue acelerar el programa Phalanx y facilitar a los buques con cargas mucho mayores de señuelos. El trabajo en otra de cerca en armas defensivas, como RAM, fue también acelerado.

La guerra también demostró el impacto psicológico de ataque del torpedo de los argentinos. Los británicos declararon una zona de exclusión marítima en torno a las Malvinas el grupo de trabajo Su acercó. El ataque del submarino nuclear HMS Conqueror cumplir la zona por el hundimiento del crucero argentino Belgrano que el vapor a través de la zona. Este ataque, llegando al inicio de la guerra, mostró cómo graves fueron los británicos. Los argentinos nunca ser montado una operación de superficie en la zona de exclusión. La lección más grande era que una postura ofensiva es así que vale la pena, y que, a su vez, puede haber alentado a las operaciones de Estados Unidos vista que submarinos en las zonas bastión soviéticas atarían a grandes fuerzas navales soviéticas que de otro modo podrían haber interferido con el refuerzo de la OTAN en el Atlántico . La idea de EE.UU. había sido formulada mucho antes de la guerra.

En general, la Marina de los EE.UU. fue golpeado con más fuerza por el ataque repentino de aire. Al igual que el británico, que se había concentrado en la situación en mar abierto, en el que los barcos tendrían advertencia considerable de acercarse a los ataques aéreos. Durante la guerra de Vietnam, la Marina de los EE.UU. había buscado un tipo más automatizado en la defensa, pero en 1982 el único legado fue el arma antimisiles Phalanx (falange). La reacción inmediata a la experiencia de las Malvinas fue acelerar el programa Phalanx y facilitar a los buques con cargas mucho mayores de señuelos. El trabajo en otra de cerca en armas defensivas, como RAM, fue también acelerado.

En otros aspectos, la Marina de los EE.UU. ya se había ocupado de los problemas de aire ataque al descubierto de guerra. Ya tenía radares capaces de detectar blancos que vuelan por tierra, y ya se hizo hincapié en el uso de enlaces de datos - que era, de hecho, trabajando duro para superar las limitaciones de los enlaces existentes.


El helicóptero Westland Sea Rey AEW2 se prepara para aterrizar en la cubierta de vuelo del HMS Invincible (R-05) Durante el ejercicio '91 Estrella del Norte. El helicóptero Sea King AEW, con su radar de alerta temprana "cubo de basura" estibado para el despegue, fue una consecuencia de las lecciones del conflicto de las Malvinas: los buques sin alerta temprana aerotransportado (AEW) eran terriblemente vulnerables a los ataques aéreos. El ejercicio de la OTAN puso a prueba la capacidad de las fuerzas participantes para responder a múltiples amenazas en el duro ambiente.

La cuestión más importante planteada por la guerra era si las flotas de superficie estaban todavía vale la pena en la cara de los misiles Exocet al igual que la cola se hundió el HMS Sheffield. No ayudó Que el destructor británico, que era más pequeña y de muchas maneras menos capaces que las fragatas estadounidenses, había sido anunciado antes de la guerra (por los británicos) el epítome de la potencia naval moderna. La principal lección parece haber aceptado Been Que varios buques británicos fueron devastadas debido a que sus superestructuras de aluminio quemados o fundidos. El resultado fue la nueva clase Arleigh Burke EE.UU. Que, diseñado después de la guerra, tenía superestructuras de acero. Muchos asocian desgracia Que una característica con la capacidad de supervivencia. Los Burkes son de hecho los buques alta capacidad de supervivencia, la experiencia de la USS Cole posteriores mostraron, pero debido a la cola era mucho más que la construcción superestructura de acero - que en sí mismo casi no habría sido suficiente.

Si la guerra En realidad enfrentó a la flota en miniatura ataque estadounidense contra una fuerza soviética en miniatura, el éxito de los británicos Mostró Que la flota huelga a gran escala tuvo una excelente oportunidad de llevar octubre de su misión, muchas más posibilidades que los críticos de la evolución Marítima de los EE.UU. estrategia imaginado. Lo que importaba. La estrategia marítima elevó considerablemente el precio de los soviéticos hubieran tenido que pagar para prepararse para la guerra, en un momento cuando estaban mal estirados. La necesidad de un tramo, no sólo para la construcción naval, pero para otros fines militares, obligó a los soviéticos a tomar medidas para cambiar su economía y su sistema político. Resultó Que el sistema no tenía mucho estiramiento en él, ya sea - y el edificio se derrumbó. La Guerra de las Malvinas importado porque de manera importante fue el principio del fin de la Guerra Fría.

Este artículo fue publicado por primera vez en Defense: Summer 2012 Edition.

domingo, 21 de agosto de 2016

Masivo apoyo de VGM a Gómez Centurión

Masivo apoyo de los ex combatientes de Malvinas a Gómez Centurión: "Es honesto, ponemos las manos en el fuego"
Distintos veteranos manifestaron su apoyo al ex jefe de la Aduana, desplazado por sospechas de corrupción. Además, en las redes sociales piden la restitución a través de una petición de Change.org
Infobae


Juan José Gómez Centurión fue separado del cargo este sábado Juan José Gómez Centurión fue separado del cargo este sábado

Antes de saltar a la política, Juan José Gómez Centurión fue militar. En 1982 combatió en la Guerra de Malvinas y luego participó de los levantamientos carapintadas contra el gobierno de Raúl Alfonsín. Tras estos episodios, se retiró del Ejército Argentino.

El ahora ex titular de la Dirección General de Aduanas (DGA) fue desplazado del cargo este sábado luego de que el propio Gobierno, a través del Ministerio de Seguridad de la Nación, impulsara una denuncia que se originó a partir de una serie de audios que involucran al ex funcionario en un supuesto entramado por el cobro de coimas para lucrar con actividades relacionadas al comercio a través de la Aduana.

Ante la denuncia, que el propio Gómez Centurión calificó como una operación vinculada con los servicios de inteligencia, varios ex combatientes de Malvinas allegados al ex funcionario salieron a respaldarlo.

Ejemplo de ello es el caso del veterano Esteban Vilgré La Madrid, quien a través de Facebook manifestó que "la honestidad del Veterano de Guerra Juan José Gómez Centurión no puede ser puesta en duda por las mafias de la aduana y los empresarios corruptos que no pagan impuestos y viven del contrabando".

UN HÉROE DE MALVINAS

Juan José Gómez Centurión es el argentino vivo que tiene la más alta condecoración de la Argentina: "Cruz al Heroico Valor en Combate", debido a su actuación en la batalla de Darwin, en donde cumplió órdenes como subteniente bajo el mando al teniente coronel Mohammed Alí Seineldín.

Era en momento de la Guerra subteniente del Ejército y luego de ingresar a las líneas enemigas para rescatar a un compatriota herido, y como no pudo cargar el cuerpo de su compañero, lo escondió en un pozo. Ya de noche, Gómez Centurión ingresó nuevamente en las líneas enemigos y rescató a su compañero.

En la misma batalla el subteniente, al mando de su unidad del Regimiento de Infantería 25, se enfrentó con un batallón de paracaidistas, de 500 personas. El coronel británico que estaba al frente del cuerpo de paracaidistas, de nombre Herbert Jons, le pidió una tregua en el medio de la balacera y lo citó a su campamento.

LA PETICIÓN EN CHANGE.ORG PARA QUE SEA RESTITUIDO

Circula en las redes sociales una petición en la plataforma Change.org para que la denuncia formulada en su contra sea retirada y el ahora ex funcionario sea restituido. Los firmantes exigen, además, la renuncia de la ministra Patricia Bullrich "por apoyar operaciones políticas".

MASIVO APOYO

El veterano Esteban Tries también respaldó al ex jefe de Aduana ante las acusaciones que le costaron el cargo. "Sabemos quién sos y cuáles son tus Valores genuinos. Nada de hipocresía o patriotismo falso. Para lograr lo que dicen, "cambiemos", se necesitan hombres de coraje. Fuerza, Soldado. Este Veterano lo acompaña en ésta y cada batalla que llegue para defender a la Patria. Viva la Patria y hombres comprometidos a recuperarla. Gracias, Juanjo".

En diálogo con Infobae, Víctor Bertone, quien realizó el Servicio Militar junto a Gómez Centurión en 1982 en la provincia de Chubut —y posteriormente viajó con él a las Islas— se expresó en el mismo sentido. "Es una cama muy bien tendida. Yo siempre tuve miedo de que fuera boleta, de que lo mataran, porque se estaba metiendo en lo pesado. Ya sabemos cómo se manejan las cosas en este país. Estaba destapando muchas ollas y le tocó intereses a muchas grandes personas. Estoy convencido de que fue así. Pongo las manos en el fuego por él, sé cómo es. Ya fue perjudicado, pero esperemos que la Justicia lo aclare", dijo.

El veterano Walter Buffarini todavía está impactado por la noticia. "No puedo entender que pasó. Quiero saber realmente qué pasó. Estoy hablando con los veteranos para ver qué podemos hacer. Algo tenemos que hacer, no nos vamos a quedar con las manos cruzadas. Todavía no caigo. Los de su sección ponemos las manos en el fuego por él. Quiero hablar con él, pero todavía no me puedo comunicar. Es un tipazo, tiene unos valores que muy poca gente tiene", declaró a este medio.

Hugo Godoy consideró, en la misma línea, que "hay algo turbio" detrás de la denuncia. "A los que lo conocemos esto no nos cierra. Sabemos de la clase de persona que es. No se puede tratar en la mafia. Cuando se mete uno con la gente pesada, trae sus consecuencias y él las está pagando. Confiamos plenamente en él".

Y continuó: "Estamos muy dolidos, esperamos que salga a luz al verdad. La persona ya ha sido manchada y por más que haya sido un error, ya está. No hay vuelta atrás y nunca más se las puede limpiar. Espero que pronto se sepa la verdad, lo que él esta pasando debe ser muy doloroso".

Por su parte, Elio Álvarez, también ex integrante del Regimiento de Infantería 25, se sumó a quienes piensan que la denuncia forma parte de una operación. "Yo fui soldado de él en Malvinas y sé lo que se juega por la Patria. Sé de su hombría, sus ideales, y no tengo dudas de que le tendieron una trampa. De alguna manera tenía que sacárselo de encima gente del contrabando, gente poderosa. Sé que es una persona de bien. Todos creemos en él creo que va a salir bien parado, porque va a demostrar su inocencia".

Raul Brichi opinó en diálogo con este medio que, al estar al frente de la Aduana, Gómez Centurión "tiene que tratar con una mafia que está enquistada en el país". "Seguramente personas a como él, de un grado de honestidad, las mafias van a tratar de eliminarlo de alguna forma. Yo ya lo había pensado antes, cuando estaba en la Ciudad".

Sergio Díaz coincide con el resto de sus compañeros y está convencido de que la denuncia que pesa sobre Gómez Centurión es la consecuencia por "haberse metido con gente poderosa". "Es una excelente persona y fue un gran militar, nunca nos defraudó. En este país, el que quiere poner un poco de luz y sacar de la sombra a la mafia termina así. Espero que pronto se sepa todo", concluyó.

sábado, 20 de agosto de 2016

Echan a VGM sospechado de corrupción

Un pasado polémico y muchas internas
Gómez Centurión estuvo con los carapintadas; tenía mala relación con Abad
La Nación




Mayor retirado del Ejército, Juan José Gómez Centurión fue condecorado con la Cruz al Heroico Valor en Combate, la más alta distinción militar argentina, por su actuación durante la Guerra de las Malvinas. Pero su foja de servicios militar también incluye otro capítulo: participó de los levantamientos castrenses de Semana Santa durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Ya en la vida civil, Gómez Centurión pasó por distintas empresas, con cargos jerárquicos. Entre ellos, trabajó como gerente de prevención de ilícitos bancarios en el Banco Velox, luego para la firma Cencosud y en la gerencia de recursos humanos de la cadena de Hipermercados Jumbo.

Durante la gestión de Mauricio Macri como jefe de Gobierno porteño, en tanto, Gómez Centurión se desempeñó desde noviembre de 2012 como jefe de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), para luego seguir a su jefe político al ámbito nacional. Allí recibió múltiples denuncias por irregularidades, cobro de sobornos e incumplimiento de deberes.

Antes de la asunción de Mauricio Macri, en diciembre de 2015, se lo mencionó como posible ministro de Defensa, lo que generó un fuerte rechazo. "Proponer al carapintada Gómez Centurión como ministro de Defensa es un insulto a la democracia", había dicho la diputada Margarita Stolbizer, entre varias voces críticas que recibió por aquellos días. Finalmente, Macri lo ubicó al mando de la Dirección General de Aduanas.

Casi de inmediato, Gómez Centurión -de 58 años- mantuvo una tensa relación con su superior inmediato, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, que sólo comenzó a menguar durante las últimas semanas, tras meses en las que ni siquiera participaba en las reuniones de la cúpula del organismo, pese a no tener experiencia en temas aduaneros.

viernes, 19 de agosto de 2016

El velero K vuelve al país

El velero kirchnerista que está en Malvinas volverá a la Argentina
La organización militante cerró la negociación con el gobierno de las islas para recuperarlo luego del naufragio del año pasado


La Sanmartiniana permanece varada en Puerto Argentino, en las Islas Malvinas, las imágenes fueron tomadas a mediados de mayo de éste año. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi / Enviado especial

Nicolás Cassese - LA NACION


La Sanmartiniana, el velero de la agrupación kirchnerista que naufragó en el Atlántico sur y fue rescatado por un buque malvinense, se resiste a pasar al olvido. La Fundación Interactiva para promover la Cultura del Agua (Fipca), la organización militante dueña del velero, negoció con el gobierno de Malvinas para recuperar la embarcación. La idea es navegarlo de vuelta al continente este próximo verano.

La información fue confirmada por el gobierno de las islas y por fuentes cercanas a la agrupación. Entre el 10 y el 16 del último junio Javier Vázquez, el capitán al momento del naufragio, estuvo en las islas con otros dos integrantes de las Fipca para ver el barco.


Desde octubre del año pasado, cuando un buque malvinense lo encontró sin tripulación y a la deriva en aguas cercanas a las islas, el velero se encuentra amarrado en un muelle comercial de Puerto Argentino. Está a flote pero muy deteriorado. Es el daño lógico que sufrió en la tormenta y durante los meses sin mantenimiento. El casco está oxidado y las velas, destrozadas.

Cuando lo recibió, el gobierno malvinense emitió un comunicado instando a los dueños a presentarse y reclamar el barco en el plazo de un año. De no hacerlo, pasaría a propiedad de Malvinas. El 22 de diciembre del año pasado, Fipca se presentó e inició el trámite y las negociaciones para recuperarlo. Para eso deberá pagar los gastos incurridos en el rescate. A fin de junio de este año, la legislatura malvinense aprobó el calendario y los costos del trámite para que Fipca recupere el barco. No trascendieron ni uno, ni otro. Una fuente cercana al proyecto aseguró que los costos no eran muy onerosos. "Alrededor de lo que sale un auto", dijo.


El problema se presentaba más en términos políticos que económicos: negociar con el gobierno de Malvinas puede interpretarse como un reconocimiento de soberanía, lo que va contra el ideario de Fipca.

La Sanmartiniana permanece vararada en Puerto Argentino, en las Islas Malvinas, las imágenes fueron tomadas a mediados de mayo de éste año. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi / Enviado especial

Travesía militante


greenfilmfest2016
El objetivo de la travesía que terminó siendo, hasta ahora, la última del velero era el mismo que el de la fundación: ir atracando en los puertos del litoral argentino para concientizar acerca de la cultura marítima, hacer navegaciones inclusivas y difundir el ideario de la izquierda nacionalista y peronista.

Pero la suerte del velero -que fue botado en 1982 como barco escuela del Náutico San Isidro, uno de los más tradicionales de la zona norte del conurbano, y luego vendido a Fipca- había comenzado a tornarse negra la tarde del 15 de septiembre . Hacía apenas un día había zarpado de la isla de los Estados, en el extremo sur de la Argentina, con la idea de ir navegando hacia el Norte, con destino final en Buenos Aires, cuando se encontró con un fuerte temporal que soplaba del Oeste y los empujaba lejos del continente.

El capitán Vázquez es un hombre con poca experiencia marítima que estaba ahí por compromiso con la militancia. Algunos de los otros nueve tripulantes a bordo si tenían horas en el agua y fueron ellos los que decidieron emitir un alerta por radio pidiendo ayuda. Una de las alternativas, navegar hacia donde soplaba el viento, fue descartada por razones políticas: el primer puerto en esa dirección era Malvinas.

El San Arawa II, un buque pesquero que estaba por la zona, los rescató amarrándolos para ayudarlos a pasar el temporal. Sin embargo, luego de una dura noche a remolque pero aún a bordo del velero, los tripulantes de La Sanmartiniana le informaron a Carlos Burlando, el capitán del pesquero, que estaban al borde del colapso por la hipotermia y el cansancio. En una arriesgada maniobra, Burlando los evacuó del velero y los subió al pesquero. Un par de horas después, en medio de la noche, el cabo que amarraba al velero se cortó y La Sanmartiniana se perdió en el Atlántico. Hasta que volvió a aparecer en el radar del buque malvinense.


La Sanmartiniana permanece vararada en Puerto Argentino, en las Islas Malvinas, las imágenes fueron tomadas a mediados de mayo de éste año. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi / Enviado especial

Reparaciones necesarias

Además de los trámites legales, la Sanmartiniana necesita mucho trabajo antes de volver a navegar por las tormentosas aguas del Atlántico sur. El plan de Fipca es hacerle lo necesario para navegar los alrededor de tres días que los llevarían a alguno de los puertos patagónicos donde podría someterse a una restauración más a fondo. Están pensando en Puerto Deseado o Caleta Olivia, ambas en Santa Cruz. Para llegar hasta allí necesitan velas nuevas y revisar el timón y el casco, que hace agua, entre otras cosas. Hay que ver cuáles son lo requerimientos de seguridad que les pone el gobierno de Malvinas ya que es probable que los certificados del barco ya estén vencidos.

En cuanto a la tripulación, Vázquez está dispuesto a subirse de nuevo al barco para traerlo a la Argentina. Otros, en cambio, ya tuvieron suficiente aventura con su anterior navegada por esas zonas con un barco y un equipo que tiene más militancia que oficio marino.


martes, 16 de agosto de 2016

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva (3/4)

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva

Duras lecciones de una pequeña guerra

Por Norman Friedman - Defense Media Network



La mayor parte de los ataques aéreos argentinos se llevaron a cabo más de Falkland Sound, una vez que los británicos desembarcaban tropas. observadores argentinos en tierra podrían señalar el avión de ataque, y había poca o ninguna cuestión de dónde eran los destructores británicos y fragatas. Por su parte, los británicos sabía que el avión argentino operaría sobre sonido de Malvinas. Ellos colocan sus portadores valiosos como Extremo Oriente como sea posible, la distancia que se establece por la resistencia de los aviones Sea Harrier. Una vez que los británicos tenían tropas en tierra, las baterías de defensa antiaérea de los buques desplegados fueron reforzados por los misiles móviles terrestres (espadas).

El Sea Dart había sido concebido con las misiones a mar abierto de la OTAN en mente. Aunque en teoría podría manejar objetivos a altitudes de hasta unos 50 pies (porque era de guiado semi-activo), no podía manejar los ataques de saturación, ya que tenía que dedicar un canal de guía a cada objetivo hasta el final desde la detección a la destrucción.

Esto no debería haber sido una situación completamente nueva para la Royal Navy. En 1982, una de sus principales misiones de guerra fue el apoyo a las fuerzas noruegas luchando contra un ataque soviético. Por ejemplo, el Sea Harrier fue con capacidad nuclear específicamente para que pudiera destruir las unidades del ejército soviético masivo. Los combates en o cerca de un fiordo noruego, los barcos británicos en alta mar seguramente han sido dentro del alcance de las baterías de misiles antiaéreos en tierra, y ellos y las baterías seguramente se habrían enfrentado masivo ataques aéreos soviéticos. Por otra parte, ningún Sea Harrier seguramente habría tenido que ayudar a los barcos y las tropas en ese caso. La experiencia en las Malvinas sugiere que este tipo de operación no se había pensado. Sin duda fue uno de gran interés para la Marina de los EE.UU. y para el cuerpo de marina EE.UU. en el momento.


Un misil Sea Dart en vivo en el destructor británico HMS Cardiff, meses después del final de la Guerra de las Malvinas. La antena receptora de telemedida se puede ver claramente que se sienta en la parte superior del cañón de 4,5 pulgadas. El cañón sería entrenado para seguir la adquisición de Tipo 909 de radar y por lo tanto siempre se alineará a seguir el misil y por lo tanto recoger los datos de telemetría. El Sea Dart resultó ser menos que ideal como arma contra objetivos de alta velocidad de bajo nivel que se fusionan con el desorden del suelo. Foto por Griffiths911

Los barcos británicos tenían tres tipos principales de misiles de defensa aérea. El arma de defensa área era Sea Dart, o menos equivalentes a los misiles Standar (SM-1 en el formulario) de EE.UU. : un  arma guiada de medio rango de radar semi-activo. Unos barcos británicos tenían Sea Wolf, unos misiles de defensa de punto altamente automatizados. Los buques más antiguos tenían Sea Cat, un misil de punto defensa antimisiles de guiado por comandos mucho más primitivo. El equivalente más cercano a los Sea Wolf en EE.UU. era el Sea Sparrow. Los argentinos tenían experiencia con ambos Sea Dart, que habían comprado a bordo de dos destructores de misiles, y Sea Cat, pero no con el Sea Wolf.

El Sea Dart había sido concebido con las misiones a mar abierto de la OTAN en mente. Aunque en teoría podría manejar objetivos a altitudes de hasta unos 50 pies (porque era de guiado semi-activo), no podía manejar ataques de saturación, ya que tenía que dedicar un canal de guía a cada objetivo hasta el final desde la detección a la destrucción. Los destructores Tipo 42 armados con que tenían dos radares de orientación Tipo 909 - que también controlaban las armas individuales de 4,5 pulgadas de los barcos. La solución británica a las limitaciones del Sea Dart era reunir a los barcos de Sea Dart, siempre que sea posible, con barcos de Sea Wolf. No sólo se había automatizado al Sea Wolf, sino que se consideraba capaz de derribar misiles Exocet (una capacidad demostrada en la posguerra). En cuanto a Sea Cat, que había sido desarrollado para reemplazar las armas de 40 mm, y que no era ni automatizada ni supersónica. Aunque hubo solicitudes iniciales que derribado varios aviones argentino durante la guerra, se confirmó sólo una matanza Skyhawk.

Por lo tanto, los argentinos espoleta sus bombas con retrasos relativamente largos. En varios casos, las bombas pasaron todo el camino a través de los buques antes de explotar. En otros, las espoletas fracasaron y bombas alojadas en naves.

Resultó ser significativo que la búsqueda del aire y la indicación diana británicos radares carecían de la capacidad de indicación de objetivo móvil (MTI). Los argentinos, sin duda conocían como mucho, ya que habían comprado dos destructores Tipo 42 (equipados con los mismos radares utilizados por la Royal Navy) de los británicos. Por lo tanto, sabían que los aviones atacantes eran de hecho invisible a un destructor del dardo del mar hasta que salieron de la tierra que rodea sonido de Malvinas.

conocimiento argentina de Mar del dardo parece haber tenido una consecuencia interesante. Los argentinos sabían que podían evitar el Sea Dart, volando bajo, pero que lleva a su propio peligro. Un avión volando a baja altura puede ser destruido por la explosión de su propia bomba. Por lo tanto, los argentinos espoleta sus bombas con retrasos relativamente largos. En varios casos, las bombas pasaron todo el camino a través de los buques antes de explotar. En otros, las espoletas fracasaron y bombas alojadas en naves. Una nave sobrevivió (HMS Antelope) sólo para ser destruido cuando un intento de neutralizar una bomba falló.


HMS Coventry (D 118) llevando a cabo en el Atlántico durante un ejercicio de la OTAN en enero de 1982. Ella se perdería unos pocos meses más tarde en las Malvinas. GARVINHOUSE

En teoría, la defensa aérea sobre sonido de Malvinas tenía cuatro componentes principales separados: los combatientes Sea Harrier de arriba, Rapiers en tierra, y los misiles Sea Dart y Sea Wolf. De hecho, estos elementos no eran lo suficientemente bien coordinado. Por ejemplo, nunca hubo ninguna relación entre los misiles en tierra y la flota. Los Sea Harrier fueron generalmente controlada de los portadores, y no tenían relación directa con las baterías de misiles en tierra. Esta disposición tenía sentido en el Mar del Norte o en el Atlántico Norte, cuando el portador se apoya directamente en barcos de Sea Dart y los Sea Harrier pasaría la mayor parte de su tiempo a una distancia, pero eso no era nada como la situación en las Malvinas . El británico resolvió el problema normas áspera y listo para entablar combate, que ascendieron a la prohibición de cualquier compromiso de misiles, mientras que los Sea Harrier estaban dentro del rango. Eso tenía sentido en que los Sea Harrier eran mucho más eficaces que los misiles contra el avión argentino.

El Sea Harrier tenía que operar en las zonas de los misiles podía o cubierta. Eso podría tener consecuencias lamentables. Un día, el destructor HMS Coventry Sea Dart estaba en sonido de Malvinas, acompañado por el HMS Broadsword, un barco de Sea Wolf-armado. Tres aviones argentino apareció sobre la costa cercana, con la idea de saturar la capacidad de defensa aérea de Coventry. Parece ser que los arcos de lanzador de misiles de espadón a veces se bloquean por Coventry, y algunas veces por la presencia de Sea Harrier - que tenía poca capacidad de comunicarse con la nave. El avión argentino recibió un buen pase; dos grandes bombas penetraron en la nave. Una vez que explotaron, no pudo sobrevivir.

Sea Harrier de resistencia era limitado. No había ninguna posibilidad de mantener una patrulla aérea de combate continuo a lo largo sonido de Malvinas. En cambio, los británicos se basó en los submarinos de ataque frente a la costa argentina, lo que podría detectar los ataques argentinos como aparecieron sobre el mar, y podría pasar lo suficientemente alerta temprana de nuevo a la flota.

domingo, 14 de agosto de 2016

A Malcorra le queda grande el cargo: "Malvinas nos separa de Inglaterra"

Susana Malcorra: "Malvinas es una diferencia profunda que tenemos con Reino Unido"
La canciller habló de todo: la relación con el Reino Unido y Venezuela, los refugiados sirios, su candidatura a la ONU, el G20, las inversiones, el tarifazo y las declaraciones de Macri sobre la última dictadura. 
Por Federico Mayol - Infobae
fmayol@infobae.com


La entrevista, de la que participó Infobae junto a otros cinco medios gráficos, se realizó en la mañana del jueves 11, en el salón de reuniones del piso 13, contiguo al despacho de la canciller en el Palacio San Martín. De buen humor, y durante poco más de una hora, Susana Malcorra se refirió a todos los temas que hoy ocupan la agenda de política exterior del Gobierno: el reclamo por Malvinas y la relación con el Reino Unido, la situación de Venezuela y el Mercosur, la próxima cumbre del G20, el plan del país respecto a la recepción de refugiados sirios, inversiones y la repercusión del tarifazo en el mundo, su candidatura en la ONU y los dichos del presidente Mauricio Macri respecto a la última dictadura.

– ¿Cómo va su candidatura en Naciones Unidas?

Esto yo lo he dicho desde el principio, es un largo camino. No es una elección por democracia directa, con lo cual hay que saber leer lo que pasa. Es una votación táctica, todo el mundo trata de privilegiar el candidato que prefieren. En lo personal estoy muy satisfecha, de la primera a la segunda votación quedé posicionada muy bien, como la tercera candidata y la primera mujer. En esta carrera de obstáculos que requiere de una gran paciencia y tenacidad, siento que las cosas se están moviendo bien. Lamentablemente, en términos generales el voto a las mujeres está mucho peor que el voto a los hombres. Eso me apena mucho, hay mujeres muy distinguidas y con mucha experiencia.

– ¿Y por qué cree que pasa eso?

Yo creo que profundamente todavía hay un voto sesgado en contra de las mujeres. Lo creo profundamente. A igualdad de capacidades siempre hay un pequeño margen negativo con las mujeres.

– ¿Y si no gana igual se queda como canciller?

No hay nada que indique que me tenga que ir, salvo que el Presidente me pida que me vaya. No hay ninguna contradicción en perder esa aspiración y mantenerse como canciller.

– Y en el caso de que gane, ¿ya habló con Macri sobre su sucesor?

Si yo me fuera, mi sucesor o sucesora lo va a elegir el Presidente.

– Algunos sectores de la oposición plantearon que su candidatura condiciona la política exterior de la Argentina, ¿qué responde?

Yo ya he respondido eso. Estoy trabajando como canciller full time. Trabajo con total consistencia y coherencia. Pensar que el proceso de eventual acceso a ser secretaria general puede tener una condición con la política de la Argentina es pensar que la Argentina tiene alguna antinomia con las Naciones Unidas, y eso no es así.

– Han pasado ocho meses de Gobierno, y el problema sigue siendo la falta de confianza de inversores en la Argentina. ¿Cómo se modifica esto?

Uno no revierte tendencias de un día para el otro. Yo he dicho que la confianza se pierde muy rápido y se gana con tiempo, con consistencia de medidas, decisiones y acciones. El primer paso para recuperar totalmente la confianza es salir y presentar al país con la visión y la perspectiva que el presidente Macri le ha impreso a esta gestión. Y eso lo hemos estado haciendo de manera incansable. La inversión que hemos hecho de posicionamiento de la Argentina es enorme, eso ha avanzado muy bien. Después vienen las pruebas de amor, y tienen que ver con cuanto los argentinos mismos estamos dispuestos a invertir en la Argentina, y eso es algo que el mundo lee. Ahí están empezando a moverse las cosas. El sinceramiento al cual se está llamando ahora es una prueba fundamental para entender que los argentinos estamos comprometidos a nuestro país. La Argentina hoy no es un país competitivo en muchos aspectos.

– En ese sentido, como canciller, ¿corresponde que hable con el Presidente del daño que le hacen a la Argentina aspectos como el tarifazo, en términos de política exterior y desde el punto de vista jurídico?

Lo que le ha hecho daño a la Argentina es tener tarifas congeladas por tanto tiempo. Se ha generado una discusión enorme, una judicialización del tema de las tarifas que no es bueno para el reordenamiento ni es bueno para la imagen. Estas cuestiones las están mirando el mundo para ver hasta donde va a ser sustentable una adecuación de tarifas en un modelo sostenible en el largo plazo. Lamentablemente en algunos de estos traspiés de la judicialización tenemos que salir a explicar más de lo que querríamos.

– Respecto de Venezuela, ¿tienen alguna estrategia por la autoproclamación del país caribeño en el Mercosur?

La posición de la Argentina es que no hay automaticidad de traspaso. Vamos a tratar de evitar una confrontación que creemos que es una confrontación que no le sirve al Mercosur.

– Ayer (miércoles 10), la canciller de Venezuela dijo que Macri quiere romper el Mercosur…

Yo prefiero no responder a esos comentarios. Creo que la canciller Delcy Rodríguez tiene una convicción muy fuerte de haber recibido la presidencia pro tempore, creo que es una mujer muy apasionada, y yo la respeto como tal. No voy a entrar en un diálogo de confrontación porque me parece que eso también afecta no solo las relaciones entre nosotros sino la visión que tiene el mundo del Mercosur. Las cuestiones diplomáticas no se dirimen a través de la prensa. Yo se que a ustedes les encantaría que fuera distinto.

– ¿Pero no hacen una autocrítica en el Mercosur? Es muy clara la posición de Paraguay y Brasil, más radicalizada, y la posición argentina intermedia, y la de Venezuela radicalizada hacia el otro lado. ¿No hubiese sido lo correcto aplicarle la cláusula democrática?

Es que no hay acuerdo en aplicar la cláusula democrática. Hay una sobre simplificación de todos los temas. Todas estas decisiones en los organismos multilaterales y regionales se toman por consenso. O nos une el amor o nos une el espanto, pero estamos juntos. La posición de Brasil y la de Paraguay son distintas entre sí. La de Uruguay es otra y la de Venezuela otra. Nosotros estamos tratando de construir una lógica que sea respetuosa y que atienda las distintas perspectivas. Tenemos que respetar los reglamentos.

-¿Hay canales de diálogo con Venezuela?

Yo hablo con mi colega venezolana.

– ¿Hay alguna posibilidad de zanjar esta discusión?

Si no creyera eso dejaría de ser la canciller.

– En el escenario venezolano, el diagnóstico es el de una crisis social muy profunda, ¿cuál es el papel del Vaticano, por el diálogo que usted ha tenido con el secretario Pietro Parolin?

La crisis de Venezuela tiene múltiples niveles. El más reciente tiene un impacto social enorme por el desabastecimiento de bienes básicos y de medicinas. Esto va más allá de discusiones de índole más político. En ese contexto, cuando nosotros hablamos por primera vez con el Vaticano, allá en la visita que hizo el presidente Macri, esta situación todavía no estaba tan a flor de piel. Después yo tuve ocasión de hablar con su Santidad, y su Santidad volvió a reiterar que el Vaticano estaría dispuesto a ayudar pero que tendrían que estar dadas las condiciones. Me da la impresión de que estamos muy cerca de que el Vaticano esté dispuesto a participar, la situación se ha agravado. Yo creo que estamos cerca de que se pueda armar una combinación que incluya algún paraguas del Vaticano al diálogo. Se ha avanzado en la idea del revocatorio, pero la pregunta es cuando se puede hacer. Me parece que el Vaticano puede ayudar, no solo en lo inmediato, del desabastecimiento, sino en el diálogo.

– ¿Esa es una impresión suya, información, o deseo?

Entiendo que el Vaticano está evaluando esto con una mirada positiva, todavía no hay una confirmación del Vaticano. No tengo una certeza. Pero sí sabemos que el rol de la diplomatica vaticana ha sido muy importante en muchos casos. Hay un deseo de parte nuestra de que ocurra, y una certeza de que puede ocurrir.

– ¿Cuál es el foco de la Argentina en la próxima cumbre del G20 en septiembre?

Lo que vamos a hacer es mostrar definitivamente a la Argentina, es la primera ocasión en la cual el Presidente va a estar con todos los líderes juntos. Por supuesto la cuestión de la candidatura para 2018 es muy importante para nosotros, es otra forma de reafirmar que nosotros queremos ser jugadores serios. La educación no es parte de la agenda del G20, estamos trabajando con el ministro Bullrich para tratar de ver como incorporamos la educación. La idea es estar allí, mostrar una madurez en el diálogo, y pasar un mensaje de que Argentina pretende ser un socio confiable, que no quiere decir un incondicional que siempre va a decir que si.


– El secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, habló de la ayuda a la Argentina por el plan de refugiados sirios, específicamente por un tema muy sensible de seguridad ante eventuales amenazas. ¿Va a haber un trabajo con Estados Unidos en territorio, en el Líbano o en la frontera con Libia, para la selección? La comunidad judía ha planteado al Gobierno su preocupación también por este tema.

Nosotros somos plenamente conscientes de que este tema de refugiados es un tema sensible en múltiples aspectos. Yo creo que criminalizar a los refugiados como principio es una cosa muy mala. Esta gente está escapando de guerras y de persecuciones. Dicho esto, es evidente que puede haber por algunos malintencionados la posibilidad de infiltrar dentro de refugiados gente que tenga otras intenciones. No se puede ser inocente en esto. Uno tiene que hacer una evaluación del perfil de las familias que vengan. Para lograr tener ese nivel de información vamos a trabajar con muchos, obviamente Estados Unidos, la Unión Europea, países de la región que tienen información muy buena, para darnos tranquilidad de que estamos haciendo toda la revisión necesaria sin asumir que todos los refugiados son persé criminales. El propio Israel puede proveer información en ese sentido. Lo segundo es que nosotros somos un país que tiene el 30 por ciento de pobreza, ¿corresponde o no? La convicción del Presidente, que yo comparto y el gabinete también, es que la Argentina ha sido históricamente un país que hace de unión de muchos en momentos difíciles. Es un momento muy complejo del mundo, tenemos que mostrar que somos capaces de compartir la responsabilidad global frente a esta crisis. Lo hacemos de manera simbólica, el número 3.000 no resuelve nada. Pero que Argentina esté dispuesto a avanzar, vamos a hacerlo en etapas, vamos a ir viendo como funciona. Estamos buscando formas de apoyo. La primera cosa que nos han dicho es que todo lo relacionado a la logística va a estar cubierto por el ACNUR (la oficina de la ONU para los refugiados) y la IOM (Organización Internacional para las Migraciones). Ahora estamos viendo qué cosas adicionales podemos conseguir para tener planes de recepción que sean adecuados. Estamos viendo como ampliar el Plan Siria, que el gobierno anterior tenía y que fue muy interesante, que dio la posibilidad de recibir más de 1.000 refugiados. Y lo que se haga, se haga de manera que esta gente tenga o un trabajo o generar su propio microemprendimiento.

– En una entrevista reciente, el Presidente graficó de "guerra sucia" lo ocurrido en la última dictadura, ¿usted coincide?

Yo no escuché todas las declaraciones del Presidente, me parece que algunas se sacaron de contexto, un término que ustedes detestan. El Presidente le dio una entidad a la gravedad de lo que pasó en la década del 70 muy seria. Lo que pasó fue desastroso, lo he dicho en muchísimas ocasiones. Yo creo que el Presidente está totalmente convencido de esto.

– Pero el Presidente utilizó el concepto de "guerra sucia", que hacía mucho no escuchábamos en la Argentina, ¿no embarra la política de derechos humanos de la Argentina?

Yo personalmente no uso el concepto de guerra sucia. Creo que hubo un enfrentamiento asimétrico, que obviamente le da responsabilidad al Estado distinta a la de otros jugadores. El compromiso con los derechos humanos es profundo.

– Hay una fuerte polémica respecto del número de la cantidad de desaparecidos…

Yo he usado estando en el exterior, en Naciones Unidas, el número de 30.000 como referencia. La realidad es que no podemos entrar en un tema matemático en esto. ¿Cuál es el tema? Es una enormidad. Yo personalmente he usado el número de 30.000. Cuando uno mira las paredes del Parque de la Memoria no suma 30.000. Que sean 9.000 o 30.000 no quita la enormidad del problema. Fue un horror lo que pasó. Fue la década más oscura quizás de la historia de la Argentina. Eso es absolutamente insoslayable.

– Respecto de la relación con el Reino Unido y el reclamo por Malvinas, usted nos dijo en diciembre, después de asumir, que todavía no había podido revisar lo actuado por la anterior administración y que por eso no sabía donde estábamos parados. ¿Donde estamos parados hoy?

La primera cosa es que creemos que tenemos una relación con el Reino Unido que va más allá de Malvinas, no trabajamos con ellos solo sobre Malvinas. Dicho esto, Malvinas es una diferencia profunda que tenemos con Reino Unido. Estamos ahora iniciando el diálogo con la nueva administración. Estamos previendo que haya la posibilidad de un encuentro en el G20. La realidad de Malvinas es que estamos totalmente convencidos que la única forma que tenemos de resolver el tema es a través del diálogo. Hemos avanzado ya en una primera visita exploratoria del comité de la Cruz Roja para ver que habría que hacer para identificar a todos los que están enterrados en forma anónima en las Malvinas. Es un tema humanitario. Hay que hacerlo con todo respeto a las familias. Hay una cuestión vinculada a vuelos que ya vi que por ahí se reflejo como que estamos haciendo un swap en tema hidrocarburos y vuelos. No tiene nada que ver uno con otro. Hay una línea de trabajo que tiene que ve con la posibilidad de vuelos, que tenemos que trabajar, lejos está resuelta. Hay una preocupación por parte del Reino Unido de la ley de hidrocarburos, que para ser sincera tiene desde lo legal algunos puntos que tenemos que revisar. Todo esto se va a hacer con responsabilidad, con respeto a la ley. Nada va a pasar de un día para otro, no esperen medidas espectaculares para primera plana de los diarios para mañana.

viernes, 12 de agosto de 2016

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva (2/4)

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva

Duras lecciones a partir de una pequeña guerra

Por Norman Friedman - Defense Media Network

 Parte 1 - Parte 2

Cuando estalló la guerra, la venta fue cancelada. El Invencible mismo había sido concebido como un portador limitada con anti-submarinos y huelga funciones, la teoría de que en una guerra de la OTAN fuerzas navales podrían ser protegidos por las aeronaves en tierra. Aunque eso no funcionó durante los ejercicios, la ficción se mantuvo, probablemente debido a que admitir que la defensa aérea de que se necesitaba habría supuesto gasto ruinoso. La ficción claramente no podía aplicarse a una flota enviada a miles de millas de las Islas Británicas. Afortunadamente el avión de huelga en los portadores, el Sea Harrier, tenía cierta capacidad aire-aire. Por desgracia, la ficción había impedido cualquier intento de desarrollar una capacidad de alerta temprana aerotransportada (AEW) de la compañía - la capacidad para detectar y rastrear blancos aéreos por debajo del horizonte del radar de la flota. Resultó que, incluso sin el apoyo de radar aerotransportado, el Sea Harrier eran el elemento más útil de defensa aérea de la Royal Navy durante la guerra.

Resultó que una universidad argentina había descubierto que los buques que utilicen comunicaciones por satélite podrían ser rastreados de forma pasiva (la misma técnica fue redescubierto varias veces).

Antes de que el grupo de trabajo llegó a las Malvinas, un argentino Boeing 707 avión de pasajeros, tomado de uso civil, lo encontró. El grupo de trabajo se mostró incapaz de darla de baja, y al día siguiente fue atacado el grupo de trabajo (sin ser golpeado). El incidente fue interesante ya que los argentinos eran capaces de enviar el 707 para interceptar el grupo de trabajo sin llevar a cabo gran parte de una búsqueda: Sabían más o menos donde estaba el grupo de trabajo. Resultó que una universidad argentina había descubierto que los buques que utilicen comunicaciones por satélite podrían ser rastreados de forma pasiva (la misma técnica fue redescubierto varias veces).


Dassault Súper Etendard argentino. En combate, un Exocet colgada debajo de un ala, y un depósito de combustible debajo de la otra.

Hasta 1982, se creía ampliamente que los satélites habían resuelto un problema clave: cómo comunicar libremente a larga distancia sin ser rastreado. La idea era que la estrecha hasta de haz de la nave no se pudo detectar fácilmente. Los únicos medios alternativos de comunicación por radio de largo alcance, de alta frecuencia (HF), sin duda podría ser rastreados. De hecho, durante años la Marina de los EE.UU. le ha cortado su comunicación HF de largo recorrido específicamente para frustrar el seguimiento Soviética. Ahora se hizo evidente que el cambio a los satélites no era suficiente; el enlace descendente de un sistema de satélites lleva a un exceso de información (en forma de Doppler) acerca del envío de la nave de enlace ascendente. Tomó cerca de una década para resolver el problema con los nuevos satélites (durante la Guerra del Golfo de 1991 los soviéticos aparentemente utilizó la técnica de Argentina para realizar un seguimiento de la acumulación en el Golfo, pero que puede haber sido la explotación de las comunicaciones por satélite buque mercante).

La ironía de seguimiento por satélite era que la Royal Navy, mucho más que otros en la OTAN, hizo hincapié en el silencio de radio. Durante las dos guerras mundiales la Royal Navy se benefició ampliamente de interceptación de señales de radio enemigo. A pesar de que adoptó enlaces de datos digitales, como los de sus hermanas marinas (en particular la Marina de los EE.UU.), la Royal Navy prefiere no utilizarlos, y parece que sus funcionarios no estaban familiarizados con sus beneficios.

El oficial táctico del barco parecía inútil permaneciendo en su puesto de mando sin estos sensores; su nave estaba efectivamente ciega. Tomó un descanso para tomar café, sin saber que una sección de vuelo de Súper Etendard de la marina de guerra argentina armados con Exocet venía en camino.

La vista del silencio de radio británica fue demostrado cuando, de camino al sur, el capitán de la compañía Hermes ordenó su navegación aérea táctica (TACAN) faro cortado de su mástil. Normalmente TACAN se aseguró de que la aeronave de un transportista podría encontrarla. En la práctica EE.UU. sino que también dio a los pilotos de sus posiciones con respecto al portador, y por lo tanto hizo posible que el soporte para darles datos de intercepción de aire. Sin TACAN, los pilotos pueden ser ciego en el mal tiempo. Hermes perdió dos de sus Sea Harriers en el mal tiempo en el camino a las Malvinas, y parece que la ausencia de la baliza TACAN era el culpable. Desde que llevaba sólo 10 de estos aviones bastante importante, la pérdida fue significativa.


HMS Antelope

El hundimiento del HMS Antelope en aguas de San Carlos. Dos bombas habían sido lanzadas sobre antílope por un vuelo del avión de Argentina a nivel extremadamente bajo durante el día, el 23 de mayo de 1982. Las bombas, que no explotaron, presentadas en la sala de máquinas del buque. Una detonó mientras se estaba desactivada en la noche 23-24 de mayo. Esta foto muestra eventual estallido de la revista de la nave, que se rompió la parte trasera de la nave y lo hundió. © Crown copyright. IWM

La pérdida del HMS Sheffield parece atribuible a la falta de familiaridad con los enlaces de datos. El enlace de datos proporciona todos los buques en una fuerza con un dibujo táctico conjunta. Sea o no propio radar de la nave ve un objetivo entrante, el enlace se mostrará si cualquier otro buque de la fuerza de lo detecta. Pocos años después de la Guerra de las Malvinas, el USS Stark (FFG 31) demostró lo que podría significar. condiciones de radar en el Golfo eran notoriamente mala, y el propio alcance del radar de Stark era muy limitado. Sin embargo, un avión AWACS Arabia detecta un combatiente iraquí acercarse a la nave EE.UU.. Stark recibiendo datos a través de un enlace estándar. Sucedió que la información le hacían ningún gran bien, pero era sin duda consciente de que un avión se acercaba antes de que ella fue golpeada.

Sheffield no fue tan afortunado. El día en que fue golpeado, acompañaba al portaaviones Hermes. Dada la sensibilidad Royal Navy sobre las emisiones electrónicas, Sheffield en lugar de Hermes se le asignó la responsabilidad de la comunicación por satélite de regreso a Londres. Como todos los satélites contemporánea hasta enlaces, el Sheffield funcionaba en la banda de frecuencias de radar. Para evitar falsas alarmas, apagó su equipo de interceptación electrónica, pero utilizando su enlace por satélite. También apagado sus radares de búsqueda de aire, lo que podría interferir con el satélite de enlace ascendente.

El fuego no detuvo los motores de la nave, y salió corriendo de la zona de combate, sólo para hundirse al día siguiente en una tormenta, su estabilidad se había porque gran parte de su combustible se había quemado.

El oficial táctico del barco parecía inútil permanecer en su puesto de mando sin estos sensores; su nave estaba efectivamente ciega. Tomó un descanso para tomar café, sin saber que una sección de vuelo Súper Etendard de la marina de guerra argentino armados con Exocet venía en camino. De hecho, otros buques en el grupo de tareas detectó y siguió los radares tanto del ataque de Super Etendard y el avión de patrulla marítima de Neptune que localizará los buques para los Súper Etendard. Esta información fue sobre la red de enlace de datos de la flota. Sheffield debería haber estado recibiendo esta información - pero la Royal Navy no utilizaba habitualmente los enlaces de datos de la forma en que la Armada de EE.UU. lo hacía (y lo hace).

El "Super E" disparó sus dos misiles Exocet, uno de los cuales afectó al Sheffield. No explotó, pero comenzó un fuego que pronto se extendió a fuel-oil de la nave. El humo resultante condujo a la tripulación de la nave. El fuego no se detuvo motores de la nave, y ella corriendo de la zona de combate, sólo para hundirse el día siguiente en una tormenta, su estabilidad ha ido a pique porque gran parte de su combustible se había quemado.

El incidente hizo que la Royal Navy muchos más datos enlazar consciente, y se comenzó a utilizar enlaces de datos con mucha más libertad. Después de la guerra, se adoptó enlace de datos prácticas más parecidas a las de la Marina EE.UU., y también adoptó un vínculo mucho más capaz.

Por su parte, la Marina de los EE.UU. parece haber asumido que cualquier ataque a un buque armados con misiles antiaéreos eficaces que adopten prácticas muy similares a los de los argentinos. En lugar de limitarse a buscar el objetivo, y regalando la intención de atacar por el proceso, el atacante no podría volar por debajo del radar, desencadenado por un avión radar de enfrentamiento. Cuando su barco se trató de Subic Bay en ruta hacia el Golfo seis años más tarde, el capitán. Rogers de USS Vincennes (CG 49) fue informado sobre exactamente este tipo de prácticas. Cuando llegó al Golfo y vio a un iraní P-3 volar un patrón aparentemente sin rumbo, Rogers es natural suponer que él estaba apuntando a un atacante invisible. Esa percepción, a su vez ayudó a precipitar la acción que destruyó un Airbus iraní. No todas las lecciones de una guerra resultan ser correctas.

jueves, 11 de agosto de 2016

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva (1/4)

La Guerra de las Malvinas en retrospectiva

Duras lecciones a partir de una pequeña guerra

Por Norman Friedman - Defense Media Network

Parte 1 - Parte 2


Guerra de las Malvinas Una vista frontal del HMS Broadswoard de dos A-4B Skyhawk argentinos (pilotado por el Capitán Pablo Carballo y Teniente Carlos Rinke de la Brigada Aérea V), ya que volar a través de una lluvia de fuego antiaéreo para atacar a la nave norte de Pebble isla en la tarde del 25 de mayo de 1982. Durante este ataque (que también dio como resultado el hundimiento del HMS Coventry), una bomba pasado a través de la popa de estribor del HMS Broadsword. Se sale a través de la cubierta de vuelo sin estallar, destruyendo un helicóptero Lynx de la nave  "en ruta. Muchos bombas argentinas no estallaron porque los pilotos volaban tan bajo que no hubo tiempo suficiente para espoletas de las bombas 'para armar. © Crown copyright. IWM



Hace ya más de 30 años desde que los argentinos tomaron las Malvinas, una de las últimas colonias británicas, y los británicos se apoderaron de ellos hacia atrás durante lo que se conoce como la Guerra de las Malvinas.

La guerra entre los dos incluyó la acción naval más caliente de la Guerra Fría. También fue, tal vez sorprendentemente, más instructivo de cómo las cosas podrían haber sido tenido la Guerra Fría se volvió caliente. Para los Estados Unidos, hay lecciones en tres niveles distintos.

En efecto, Thatcher vio la Guerra de las Malvinas como la gran prueba: ¿Estaban los británicos atrapados en su decadencia o no tenían un futuro? La respuesta británica popular a la guerra sugiere que muchos en ese país estuvo de acuerdo con Thatcher, y estiman que la guerra en los mismos términos.

Un nivel es el de la estrategia de gran alianza. Antes de que estallara la guerra, los estadounidenses tienden a asumir que ellos llevaron una alianza de gobiernos totalmente afines contra los soviéticos; todos los demás gobiernos eran neutrales, apoyado de una manera u otra. Una implicación era que cualquier guerra que pudiera derivarse de la Guerra Fría enfrentaría armas occidentales contra suministrados por los soviéticos queridos. Eso ciertamente parece ser el caso en el Oriente Medio, donde la mayoría de las guerras de la Guerra Fría se libraron: Israel, el cliente y aliado EE.UU., se enfrentó contra los gobiernos árabes aliados de los soviéticos. No fue mucho el caso en las Malvinas, donde ambas partes eran aliados de Estados Unidos con armas occidentales. De hecho, los argentinos fueron los únicos compradores de exportación de la principal área de defensa de misiles de la marina británica, Sea Dart (los chinos los informes, se retiró de una compra planificada porque no estaban satisfechos con el rendimiento del sistema durante la Guerra de las Malvinas). Un estudio de posguerra Armada EE.UU. llegó a la conclusión de que en el futuro los Estados Unidos bien podría encontrarse frente occidental en lugar de los sistemas soviéticos.


El Sea Harrier, el intento de la Royal Navy para dar una capacidad de aviones de ataque aire-aire subsónicos, fue un gran éxito en la Guerra de las Malvinas. Con los pilotos profesionales sumamente empleando tácticas superiores, sus radares Blue Fox y AIM-9L Sidewinder, los "Shars" derribaron más de 20 aviones y no perdieron ninguno de los combates aire-aire. Su éxito fue probablemente un factor en la decisión de la Royal Navy para adquirir el F-35B. foto del DoD

Un segundo nivel era política. En 1982, muchos de los líderes soviéticos creían que Occidente había perdido gran parte de su moral que su extremo era inevitable, y tal vez incluso cerca. Los soviéticos estaban en problemas propios, pero pensaron que podían sobrevivir. Los argentinos pensaban claramente mucho lo mismo de los británicos. Inicialmente muchos en Gran Bretaña parecen haber asumido que la incautación argentina de las islas era sólo un paso inevitable en la lenta decadencia del Imperio Británico.

El primer ministro británica Margaret Thatcher no estaba de acuerdo. Al igual que el presidente EE.UU. Ronald Reagan, ella no creía que Occidente estaba muriendo, y mucho menos muerto. Ella personalmente exigió que la Royal Navy formar un grupo de trabajo para recuperar las Malvinas. Incluso después de que el grupo de trabajo se perdió, muchos a bordo eran tan escépticos de la determinación británica que dudaron de que se les permita llegar a las Malvinas. En efecto, Thatcher vio la Guerra de las Malvinas como la gran prueba: Fueron los británicos atrapados en declive, o no tienen un futuro? La respuesta británica popular a la guerra sugiere que muchos en ese país estuvo de acuerdo con Thatcher, y estiman que la guerra en los mismos términos.

La dirección soviética estaba en shock. Occidente seguía siendo una amenaza seria. Los soviéticos se encontraron tomando iniciativas occidentales, como Reagan de "Star Wars", muy en serio. Thatcher no era, por supuesto, la única demostración de la firmeza de Occidente; más o menos al mismo tiempo, los rusos indican que era imposible para intimidar a los gobiernos de la OTAN que se había decidido aceptar el despliegue de misiles Pershing EE.UU. y Tomahawk en su suelo. Ellos, a su vez, fueron probablemente mucho alentados por el ejemplo de Thatcher.

En vísperas de la guerra, el Invincible fue vendido a Australia. Esto dejaría a la Royal Navy con sólo el portaaviones ligero HMS Hermes.

El impacto sobre los soviéticos no puede ser subestimada. En 1982-1983, los soviéticos eran cada vez más conscientes de que habían sido atrapados en una nueva revolución en la tecnología militar basado en micro-ordenadores. En las Malvinas, la flota británica desplegado mucho más potencia de cálculo, por ejemplo, que los soviéticos tenían en todos sus flotas. El problema era soviética que su economía había estado contrayendo desde hace años. No tenía el tramo que necesitaba para competir en estos nuevos términos con Occidente, sobre todo sin dejar de derramar tipos existentes de armas. En pocos años, un nuevo líder soviético sería elegido específicamente porque prometió limpiar la producción de equipo: Mikhail Gorbachov. Su intento de resolver el problema económico soviético destruyó la Unión Soviética.


AV-8A Harrier del Cuerpo de Marines de los EE.UU. en Noruega durante un ejercicio de entrenamiento de la OTAN, 1 de septiembre de 1980. El EE.UU. tomó lecciones aprendidas por los británicos en la Guerra de las Malvinas y las aplicó a sus propias fuerzas. foto de la OTAN

El tercer nivel, la que habitualmente subrayado, era táctico. La Guerra de las Malvinas fue fascinante porque era una versión en miniatura de la guerra de Estados Unidos estrategas navales pensaron que podrían tener que luchar. Con su avión de combate armado con misiles y sus submarinos, los argentinos eran una especie de versión a pequeña escala de la amenaza planteada contra los soviéticos fuerzas de ataque naval de Estados Unidos en el mar de Noruega. El grupo de trabajo británico era una versión a pequeña escala de una impresionante fuerza de EE.UU. tratando de ir hacia el norte, para ejecutar la estrategia marítima EE.UU. evolución. Los argentinos tuvieron que hacer mucho de lo que los soviéticos tenían que hacer: Tenían para detectar, rastrear y atacar al grupo de trabajo británico que se aproxima. En última instancia, los británicos tuvieron que desembarcar tropas en la cara de las fuerzas aéreas y terrestres argentinas.

Hubo muchas sorpresas. Para los británicos, la sorpresa fue que el centro de la llave de su suposición de planificación militar, que podían concentrarse por completo en el frente central de la OTAN, fue del todo mal. Gran Bretaña no podía escapar de las responsabilidades globales. Eso no era simplemente el legado del imperio; algunos años después de las Malvinas, la Royal Navy se vio el montaje de una patrulla armada protección del petrolero en el Golfo. Esa patrulla fue sin montar porque algunos colonia británica o dependencia estaba en problemas, sino porque como parte de la alianza occidental Bretaña tenía un interés nacional vital en el mantenimiento de la ruta de transporte de petróleo a través del Golfo (algo más tarde la Marina de los EE.UU. también se desplegó allí).

En vísperas de la Guerra de las Malvinas, los británicos pasaron por el último de una serie aparentemente interminable de revisiones de la defensa destinados a mantener la defensa asequible. El ministro de Defensa John Nott considera buques de guerra de superficie inútiles en una guerra de la OTAN, en la teoría de que una guerra en Europa habría terminado mucho antes de que los refuerzos llegaron por vía marítima. También rechazó el argumento de la Royal Navy que su fuerza de superficie sería realizar una función disuasoria esencial durante cualquier período previo a la guerra. Por lo tanto, Nott previsto, entre otras medidas, a vender los nuevos portadores HMS Invincible y cancelar sus dos barcos gemelos. También planea vender la flota anfibia. Para Nott, el único futuro aceptable se acostó con submarinos nucleares de ataque. En vísperas de la guerra, Invincible fue vendido a Australia. Esto dejaría a la Royal Navy con sólo el portador de luz HMS Hermes.


domingo, 7 de agosto de 2016

Royal Navy: Rompehielos HMS Endurance

HMS Endurance (1967)

El HMS Endurance era un patrullero polar de la Marina Real que sirvió desde 1967 hasta 1991. Llegó a la luz pública cuando ella participó en la Guerra de las Malvinas de 1982.


HMS Endurance (A-171) en el puerto de Portsmouth en 1988

Historia

Dinamarca
Nombre: Anita Dan
Propietario: Líneas Lauritzen
Botado: 1956
Destino: Vendido a la Royal Navy de 1967
Reino Unido
Nombre: Endurance [Resistencia]
Adquirido: 1967
Fuera de servicio: 1991
Puerto base: Chatham y Portsmouth
Apodo (s):
El rojo del ciruelo
HMS Encumbrance

Características generales

Tipo: Rompehielos
Desplazamiento: 3.600 toneladas largas (3.658 t)
Longitud: 93 m (305 pies)
Eslora: 14 m (46 pies)
Calado: 5,5 m (18 pies)
Propulsión: 1 × motor diesel Burmeister y Wain
Velocidad: 14,5 nudos (26,9 kmh; 16,7 mph)
Complemento: 119
Armamento: 2 × cañones Oerlikon de 20 mm
Aviones lleva a:
1967-87: 2 × helicópteros Westland Wasp
1987-91: 2 × helicópteros Westland Lynx (después de 1987 reinstala)
Registro de servicio
Operaciones: Guerra de las Malvinas


Historia de la servicio

Grogerwerft de Dinamarca le construyó en 1956 como Anita Dan por Lauritzen Lines. El gobierno del Reino Unido le compró en 1967 e hizo que Harland y Wolff la reconvirtiera. Fue comisionado en la Royal Navy como HMS Endurance, el nombre del barco de vela Endurance fue el que se llevó a la expedición del explorador Ernest Shackleton a la Antártida en 1914.

El nuevo Endurance mantuvo una presencia del Reino Unido en la Antártida y las Islas Malvinas durante el verano austral. También apoyó la British Antarctic Survey. Ella tenía un casco de color rojo brillante, como es común para los buques polares para mejorar la visibilidad pero por lo demás infrecuente que la marina de guerra real, por lo que su tripulación a su apodo de El Ciruelo Rojo. En febrero de 1972, cuando el crucero encalló el Explorador de Lindblad, Resistencia estaba en la vecindad al mando del capitán Rodney Bowden [1] y participó en el rescate.

El Ministerio de Defensa 1981 el Libro Blanco de Defensa propuso recortes navales, incluyendo el desmantelamiento de resistencia, que estaba prevista para el 15 de abril de 1982. [2]

La batalla por las Malvinas

La retirada de la resistencia de la patrulla antártica sin reemplazo fue percibido en Gran Bretaña [3] [4], ha alentado la invasión argentina. El Informe francos posterior reconocido como un factor (principales acontecimientos que condujeron a la Guerra de las Malvinas).



El 19 de marzo de 1982, mientras que la resistencia estaba en Puerto Stanley, Georgia del Sur fue ocupado por civiles argentinas. El barco, comandado por el capitán Nick Barker, fue enviado a la orden de los argentinos fuera de la isla. El Endurance tenía un pequeño destacamento de los Royal Marines y tomó más de marines de la NP (Partida naval) 8901, y se embarcó el 21 de marzo de Georgia del Sur.

Al llegar el 25 de marzo 1982 el Endurance se encontró con el transporte ARA Bahía Paraíso argentino, que había desembarcado 40 tropas argentinas. El Endurance desembarcó sus infantes de marina, y luego regresó a las Malvinas el 30 de marzo. En abril el comando Reino Unido ordenó al Endurance unirse al grupo de trabajo del Reino Unido, que en abril desembarcó a soldados de las SBS al Dog Bay en Georgia del Sur el 22 de abril.

Los buques de la Fuerza de Tareas se movieron hacia aguas más profundas como medida de precaución contra los submarinos argentinos, pero la resistencia se movieron en el hielo del mar cerca de la costa.

El Endurance participó en acciones de combate el 25 de abril de 1982, cuando sus dos helicópteros ASW Wasp participaron en los ataques contra el submarino ARA Santa Fe, que más tarde fue abandonada por su tripulación. Cuando las fuerzas argentinas se rindieron al día siguiente, Resistencia se mantuvo cerca de la isla para mostrar la bandera del Reino Unido, mantener una presencia naval, y proteger las aguas.
El Endurance también participó en el rescate de la fauna cineastas Cindy Buxton y Annie Price, que estaban atrapados en la guerra mientras se trabaja en Georgia del Sur. [5]

Después

Hacia el final de su vida el barco fue apodado HMS Encumbrance debido a problemas de fiabilidad.

En 1989 se chocó contra un iceberg y aunque ella fue reparado, una encuesta en 1991 encontró que su casco no fue suficiente para sonar un retorno a la Antártida y que finalmente fue dado de baja. Ella fue reemplazado por círculo polar, más tarde renombrado HMS Endurance.

Referencias


  1. "Captain Rodney Bowden". The Daily Telegraph. 5 November 2004.
  2. Gibran, Daniel K (1998). The Falklands War: Britain versus the past in the South Atlantic. McFarland & Co. p. 49. ISBN 978-0-7864-0406-3.
  3. House of Commons debate 23 March 1982; Hansard Vol 20 col 798–801
  4. The Times 25 March 1982, p 13: letter from BG Frew, Hon Sec UK Falkland Islands Committee
  5. Buxton, Cindy; Price, Annie (1983). Survival South Atlantic. London: Granada. p. xiii. ISBN 0-246-12087-8.

Wkipedia


jueves, 4 de agosto de 2016

Royal Navy: HMS Antelope (F170)



HMS Antelope (F170)



La HMS Antelope (F170) fue una fragata Tipo 21 de la Royal Navy que participó en la Guerra de las Malvinas. Su quilla fue colocada el 23 de marzo 1971 por Vosper Thornycroft en Woolston, Southampton, Inglaterra. Fue la única unidad de la clase a la que no le fueron instalados lanzadores MM38 Exocet.

Desarrollo

A mediados de la década de 1960, la Royal Navy tenía una necesidad de un reemplazo para las fragatas de la clase Leopard con motor diesel y fragatas clase Salisbury. Mientras que los buques de guerra de la Royal Navy eran tradicionalmente diseñados por el Departamento de Buques del Ministerio de Defensa con base en Bath, astilleros privados (en particular Vosper Thorneycroft) hicieron campaña por el derecho a diseñar y construir un barco para cumplir con este requisito. Vospers afirmó que, haciendo caso omiso de lo que afirmaban ser las prácticas de diseño conservadoras aplicadas por el equipo del Ministerio de Defensa en el baño, que pudieron escaparse de la nueva fragata a un precio significativamente menor (£ 3,5 millones en comparación con el precio de £ 5 millones de la clase Leander contemporánea ), mientras que ser atractivo para los clientes de exportación.

La clase se ordenó bajo presión política y Hacienda para un buque relativamente barato, pero moderno, un escolta de propósito general que sea atractiva a los gobiernos y funcionarios de América del Sur y Oceanía -el mercados tradicionales de exportación de los astilleros británicos. Además, se preveía como una cañonera fuera de la zona de RN que retendría presencia del Reino Unido en esas áreas, así como el Caribe y el Golfo; esencialmente la sustitución de los tipos de diesel Tipo 41, Tipo 61 y Tipo 81 COSAG con los barcos con tripulación más pequeños. El personal de RN no le gustaba la idea y hubiera preferido, al igual que muchos de los almirantes de la USN, para continuar desarrollando tipos de vapor - en el caso de la RN, la clase Leander, que fue considerado como un cazador antisubmarina especialmente exitoso y tranquilo, pero fue visto por los políticos como fecha y por el Tesoro y astilleros orientadas a la exportación como demasiado caros para el mercado. El desarrollo de diseños propios de exportación de Vosper, el Mk 5 para Irán y el Mk 7 para Libia, aumentó la presión sobre el Almirantazgo para aceptar esta línea de desarrollo naval, que parecía ofrecer una fragata de exportación barato con un rango de 6.000 nm, una velocidad máxima de 37 nudos, una buena manera superficial armamento de la nueva Marcos 8 arma de 4.5 pulgadas, instalaciones para un helicóptero Westland Wasp, misiles anti-buques y dos lanzadores de misiles ligeros Seacat triples. Cuando los planes para la nueva fragata de Libia, Dat Assawari, se finalizaron en 1968, la Junta del Almirantazgo aceptó sus especificaciones de papel eran incontestables [4] y que tendrían que permitir a los astilleros para desarrollar un relleno de bajo coste en a / s y la versión de propósito general por la RN que se estira y totalmente turbina de gas alimentado en lugar de CODAG como el Mk 5 y Mc 7. En realidad, era un diseño mucho más difícil, con la RN que requiere el peso interno adicional de la Informática Sistema de Información de Acción asistido ( CAAIS) sistemas de mando del ordenador y la falta de motores diesel pesados ​​o una baja planta de vapor en el casco para equilibrar el peso pesado superior de CAAIS. La instalación de turbinas de gas Tyne para el crucero, en lugar de los motores diesel utilizados en las versiones Irán y Libia, significó el consumo de combustible y el costo sería alto, lo cual fue un tremendo problema para la Royal Navy en la década de 1980, cuando la austeridad de principios del thatcherismo, cortar el subsidio de combustible Royal Navy y la mayoría de las fragatas destinadas pasaron más tiempo atado, en lugar de en el mar en 1980-1, ya pesar de la tripulación más pequeña, los costes de funcionamiento del Tipo 21 fueron diez por ciento más alto que los Leanders. El Tipo 21 proporcionaría los astilleros con experiencia en la construcción de barcos totalmente turbina de gas alimentado y proporcionarles un trabajo útil para los astilleros mientras que el destructor Tipo 42 y Tipo 22 fragata no estaría listo hasta la década de 1970 a mediados y finales. A medida que el diseño del tablero del Ministerio de marina estaban ocupados con este último, el proyecto Tipo 21 se le dio a los astilleros privados Vosper Thornycroft y milenrama. Las líneas de yates y similares a rakish inequívocamente eran indicativos de su diseño comercial. Sus miradas hermosas combinadas con su impresionante manejo y aceleración se prestaba al apodo clase de Porsche.

En un momento dado, se esperaba para construir un diseño de conjunto que cumplir tanto con los requerimientos de la Royal Navy para una fragata de patrulla de bajo costo y los requisitos de escolta y de uso general de Australia, con las discusiones entre las dos marinas a partir de 1967, [5] con Australia, que esperaba construir una serie de los cinco 21s Tipo de astilleros australianos, financiar parte el trabajo de diseño sobre la propuesta [2] los requisitos de las dos armadas fueron significativamente diferentes, con Australia querer velocidades más altas (35 nudos (65 km / h.; de 40 mph) en lugar de los 32 nudos (59 km / h; 37 mph) requisito de la Royal Navy) y armamento estadounidense (incluyendo misiles Sea Sparrow y un 5 pulgadas Marcos 45 arma), y Australia se retiró del proyecto en noviembre de 1968 , después refinar sus requisitos en el proyecto destructor de la luz de Australia. [6]

Un contrato para el diseño detallado de la nueva fragata para satisfacer las necesidades de la Armada Real y para construir el primer ejemplo se colocó en marzo de 1969. Por este costo el tiempo se había deslizado hasta 7,3 millones de £, más de fragatas clase Leander. [7]

Los intentos continuaron vendiendo fragatas derivados del Tipo 21 a clientes de exportación, entre ellos Argentina, [2] mientras que un derivado de amplio haz de armado de lanzamiento vertical de misiles Sea Wolf-tierra-aire se ofreció a Pakistán en 1985. [8]

El primero de los ocho construida, Amazon, entró en servicio en mayo de 1974.

Guerra de las Malvinas

El 21 de mayo de 1982, arribó a su zona designada de operaciones (zona norte del Estrecho de San Carlos).

El 23 de mayo de 1982, se encontraba cubriendo la cabeza de playa establecida dos días antes en la entrada al Puerto San Carlos, Cuando fue atacada por cuatro A-4B Skyhawk del Grupo 5 de Caza (escuadrilla Nene, (Capitán Pablo Carballo, Primer Teniente Luciano Guadagnini, Teniente Carlos Alfredo Rinke, Alférez Hugo Gómez).1 Apenas fueron avistados, comenzaron a recibir fuego antiaéreo de la fragata y de los infantes en tierra de la cabeza de playa. Cuando un misil, presuntamente un Rapier, estalla debajo del avión del Capitán Carballo, envolviéndolo en una nube de tierra y rocas levantadas del suelo, ya que estaba a escasos diez metros de altura. El avión casi se invierte y Carballo se preparó para eyectarse. Aun así no perdió comandos, pudiendo dominar a su A4 y salió del ataque. El Alférez Gómez que venía detrás, atraviesa la nube de rocas y humo y libera una bomba sobre el buque objetivo; por fortuna puede "saltar" a la fragata con su avión e inicia la carrera de escape hacia el continente.



Banderas
Historial
AstilleroVosper Thornycroft
ClaseFragata
TipoTipo 21
OperadorRoyal Navy
Iniciado23 de marzo 1971
Botado16 de marzo 1972
Asignado19 de julio 1975
DestinoHundido por las bombas argentinas, en el estrecho de San Carlos el 24 de mayo de 1982
Características generales
Desplazamiento3250 t a plena carga
Eslora117 m
Manga12,73 m
Puntal5,94 m
Armamento• 1 cañón de 114 mm
• 2 cañones de 20 mm
• 1 Sistema lanzamisiles Cúadruple Sea Cat
• 6 Tubos lanzatorpedos (2 × 3)
PropulsiónCOGOG:
• 2 turbinas de gas Rolls-Royce Olympus
• 2 turbinas de gas Rolls-Royce Tyne RM1A
Velocidad32 nudos
Autonomía4000 mni a 17 nudos (7400 kilómetros)
1200 mni a 30 nudos (2220 kilómetros)
Tripulación177
Aeronaves1 helicóptero Westland Lynx


El avión de Carballo fue dañado por la explosión de un misil, debajo de su ala izquierda, por lo que aborta su ataque. El Primer Tte. Guadagnini puede lanzar sus bombas sobre la fragata.



Según el Capitán Mick J. Tobin, comandante del HMS Antelope declaró que dos bombas penetraron en el casco de su buque sin estallar, matando a un tripulante, y causando daños considerables, que neutralizaron a la embarcación. Como Carballo no pudo disparar, y el Tte. Rinke afirma que disparó sobre un porta helicópteros, y cada avión llevaba una bomba de 1000 libras, los impactos corresponden a los de Gómez y Guadagnini. Posterior a su lanzamiento, el avión del Primer Teniente recibe fuego que lo desestabilizan y no puede evitar estrellarse contra las antenas del buque que atacó, desintegrándose en el acto. Sin posibilidad de salvación, el Primer Tte. Luciano Guadagnini perece cumpliendo con su deber. 2 La HMS Antelope fue remolcada hacia el interior del Estrecho de San Carlos, siendo fondeada en la Bahía Ajax. Con dos bombas sin explotar a bordo y un incendio controlado, los británicos deciden evacuar la fragata excepto por el personal esencial para desactivaciones y control de daños. En la noche del 23 al 24, y mientras el personal de desactivación intentaba desactivar una de las bombas, ésta estalla y el incendio consiguiente alcanza un pañol de misiles Sea Cat. Las explosiones continuaron durante la noche. Al día siguiente la fragata permanecía todavía a flote, pero su quilla se había roto y la superestructura se fundió en un montón de hierros retorcidos. El Antelope se rompió por la mitad y se hundió ese día.



La fragata se vio conmovida por una explosión que la parte en dos, (foto que se convirtió en una de las imágenes icónicas de la Guerra de las Malvinas), y se hundió en la mañana del 24 de mayo.3 4

Después de la Guerra de las Malvinas

El 27 de enero de 2002, un equipo de buceo del HMS Montrose (F236) sustituyó la bandera naval del Antelope. El pecio ha sido designado como una zona prohibida por la Ley de protección de pecios de las Islas Malvinas 5





Wikipedia