La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Identifican al aviador naval Miguel, héroe de Darwin

Los restos del Tte. Daniel Miguel fueron identificados tras 35 años




En las últimas horas ha sido confirmada oficialmente la comunicación a la familia del Teniente Daniel Miguel, piloto de la Fuerza Aeronaval durante la Guerra de Malvinas, que sus restos fueron identificados en el proceso llevado a cabo por la Cruz Roja Internacional en el cementerio argentino de Darwin.
El puntaltense, héroe de la Nación Argentino, falleció en combate al ser derribada su avión mientras cumplia una misión en el teatro de operaciones Malvinas, en 1982.
El teniente de fragata post mórtem Daniel Enrique Miguel nació en Punta Alta el 19 de noviembre de 1957. Comenzó sus estudios en la Escuela Nº 99 (hoy Escuela Nº 23), y pasó luego por el excolegio Nacional y en ambos establecimientos dejó grabada en la memoria de sus compañeros y docentes su imagen bondadosa y siempre alegre.
En 1975 ingresó como cadete en la Escuela Naval Militar, donde sus compañeros pronto lo bautizaron “Coquito”. Inquieto, locuaz, gracioso y feliz fueron características de aquel muchacho puntaltense que comenzaba a desplegar sus alas. Aquellos que lo conocieron en la escuela recuerdan su gusto por la música y el yachting y su afable compañía en los días de descanso. Además, vieron cómo día a día se convertía en el hombre que en la guerra con Gran Bretaña por las islas Malvinas demostraría el valor que llevaba en su alma.



Comenzaba la década del 80 cuando a Daniel Miguel le dieron sus merecidas “alas”, distintivo del aviador naval. Y mostrando sus dotes de piloto, ingresaba en 1981 a la Primera Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque (EA41). Su sueño se materializaba poco a poco. Con su esfuerzo había logrado lo que siempre había querido: convertirse en piloto de avión escribiendo en el cielo su historia, su vida y su pasión. Tenía 24 años y comenzaba a bosquejar su futuro, preparando los detalles de su boda.
Pero un 25 de mayo de 1982 tuvo que poner rumbo al sur con su avión Aermacchi. La Patria le pedía que protegiera la soberanía sobre las Islas Malvinas. El 28 de ese mes, cerca del mediodía, el comandante de la EA4, entonces capitán de corbeta Carlos Molteni, recibió la orden de efectuar una misión sobre Puerto Darwin para dar apoyo a las fuerzas argentinas que defendían esa posición. Daniel Miguel lo secundaría. El teniente subió a su avión, rodó hacia la cabecera de la pista y esperó la orden de despegue. Hasta que se escuchó la voz de Miguel: “En el aire”



La meteorología empeoraba a medida que se acercaban al objetivo. Les ordenaron regresar porque la visibilidad era nula. Ya a las 15:30 horas, todo estaba dispuesto para una nueva salida, pero otra vez el tiempo les jugó una mala pasada: un fuerte viento les impidió despegar. Sin moverse del lugar en donde estaban, esperaron las condiciones propicias, que llegaron una hora y media después. Bien pegados al terreno, volando a muy baja altura, los dos Aermacchi se dirigieron hacia su objetivo: la posición de la Infantería británica en una hondonada frente a la escuela de Darwin.
“Sus últimas palabras quedaron grabadas para siempre en mis oídos”, contó el suboficial auxiliar de la Fuerza Aérea Norberto Bazaéz, que fue en ese momento director de tiro ECO. “Allá voy” respondió el teniente Miguel cuando le asignaron el objetivo por radio. Fueron apenas segundos en los que el valor del teniente Miguel lo llevó a cumplir con la que sería su última misión: defender a un grupo de soldados argentinos que resistían en Darwin y Pradera del Ganso. Su avión no logró atravesar un denso fuego antiaéreo y fue derribado. Mientras, su compañero Molteni, logró evadirlo y regresar a salvo a Puerto Argentino.
“A pesar del tiempo transcurrido siempre me acuerdo de él, de esa personalidad contagiosa, de su valentía, de su compañerismo.....era un tipo fácil de querer. Lloré mucho.... mientras me decían "escape… tiene harrier arriba". En ese momento no me importaba… solo pensaba en él”, recuerda el capitán Molteni.

El Rosaleño

sábado, 9 de diciembre de 2017

Familia recibe objetos de soldados identificados

Historias de héroes de Malvinas: la hija que recibió el último objeto del papá y la madre que esperó 35 años

En la tercera jornada de identificación de los cuerpos enterrados en las fosas sin nombre del cementerio de Darwin, el conmovedor testimonio de una hija que estaba en la panza de su madre durante la guerra y la emoción de una mamá que mantenía la esperanza de que su hijo estuviera vivo

Por Joaquín Cavanna ||  Infobae


Lucía Blas recibió la medalla del padre al que nunca pudo conocer. Su madre Nora (derecha) estaba embarazada de ella al momento de despedirse de Oscar Blas

Nora apenas tenía 20 años cuando en 1978 trabajaba en un supermercado en San Miguel de Tucumán. Una mañana, un vecino suyo que se encontraba en pleno servicio militar llegó junto a un sargento de apellido Blas, para hacer unas compras. El encuentro entre la cajera y el experimentado militar apenas sirvió para el cruce de algunas palabras.

No se volvieron a ver hasta unos cuatro meses después, cuando se cruzaron de un modo fortuito en el mismo supermercado: "Él se acordó de mí. Era por la mañana y me pidió si quería ir a desayunar algo. Me dieron 15 minutos para el desayuno. Ahí nos fuimos a un café cercano y ya muy rápido nos contamos sobre nuestras vidas", le explica Nora a Infobae.

"Oscar me dijo que tenía 29 años, que era soltero y que estaba con ganas de formar una familia. Yo pensaba '¿Cómo puede ser que tenga 29 años y siga soltero?'. Entonces, antes de que yo volviera a mi trabajo, me propuso casamiento. A los tres meses ya estábamos casados", recuerda emocionada.

En cuatro años, todo fue un torbellino. En 1979 nació la primera hija de ambos, Alejandra, y luego se mudaron los tres a Salta; en 1980 llegaron los mellizos Walter y Facundo y en abril de 1982, Nora quedó embarazada de su cuarta hija, Lucía.


Ya había empezado la guerra en Malvinas y todavía Oscar Blas no había podido viajar hacia las Islas. Hasta que a inicios de mayo, apareció la oportunidad: "Yo le rogué, le pedí una y otra vez que no se fuera. Tenía tres hijos muy chicos y encima estaba embarazada de Lucía. Él me dio un beso en la frente y me respondió: 'Tengo que estar ahí. El 90% de mi vida se la debo al Ejército y el 10% a vos'...", explica la mujer.

La imagen del sargento Oscar Blas, en las manos de su viuda y su hija menor

Pasaron más de 35 años de esa última despedida. Nora llega al Archivo Nacional de la Memoria con un sweater a rayas blanco y rosa y los labios pintados también de un rosa fuerte. La acompaña una chica joven, de pelo ondulado, y que lleva en sus manos un pequeño portarretrato con una foto en blanco y negro de Oscar Blas.

Es Lucía. La misma pequeña que estaba en el vientre de su madre en abril de 1982 y que hace tres años fue la encargada de brindar la muestra de ADN para lograr la identificación de su padre en una de las 121 fosas sin nombre de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

Ambas llegaron a Buenos Aires desde la provincia de Salta, con un pequeño. Y apenas dos horas después de ingresar a edificio principal del predio, bajan las escalinatas donde están las oficinas donde los forenses del Equipo de Antropología Forense y miembros de la secretaria de Derechos Humanos reciben a las familias de Malvinas. Abrazan como si fuera un preciado tesoro una caja, un folleto y la confirmación de que el marido y el padre Oscar Blas descansa en paz en Darwin.

"¡Está, está ahí!", exclama Nora como si fuese una niña desaforada. "Encima nos dieron su cadenita. No lo puedo creer", agrega.

La emoción también invade a Lucía, quien lleva en sus manos el último objeto de ese padre al que nunca pudo conocer. "Para mí es algo difícil de explicar. No se cómo transmitir lo que siento. Pero quizás me siento más feliz por mi mamá, que es la que luchó por tantos años para conseguir esto".


La chapita encontrada junto al cuerpo de Blas y el portaretrato traído por su familia

Lucía revela que cuando le confirmaron la identidad de su padre, ella decidió grabar un audio de WhatsApp en vivo, para que sus tres hermanos en Salta lo escucharan: "Fue una explosión en los dos lugares".

Por su lado, Nora recuerda  ese duro mayo de 1982 en el que comenzó a digerir que su marido ya nunca volvería a Salta desde las Malvinas.

"Me mandó dos cartas y un telegrama durante ese mes. Él pertenecía a un comando y era una persona con mucha experiencia en combate. En esas dos cartas ya empezó a despedirse. Sabía de la gravedad de la situación en la que estaban y lo que le iba a pasar. Me decía que guardara las cartas para que sus hijos leyeran y supieran que participó y que dio la vida por su Patria".

Oscar Blas fue el único combatiente de Salta que murió en las Islas Malvinas. Perdió la vida el 30 de mayo durante una patrulla con el Comando 602, en Bluff Cove Peak.

Según cuentan su viuda y su hija, su caso fue muy emocionante para los miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja y para los representantes del Equipo Argentino de Antropología Forense durante el proceso de exhumación de los cuerpos en el cementerio de Darwin.

"En la reunión estaba Mercedes, antropóloga de la EAAF, que nos contó que la chapita de mi papá fue una de las primeras cosas que encontraron en el cementerio. Nos dijo que al momento de hallarla, se empezaron a abrazar y a llorar entre todos los profesionales porque su trabajo empezaba a funcionar", le dice Lucía a Infobae.

Y lo que fue nerviosismo e incertidumbre al momento de la llegada, se convierte en alegría y en ansiedad por tomar el vuelo a las 5 de la tarde en Aeroparque. Hay que regresar con el resto de los hijos y hermanos. Hay que celebrar que Oscar Blas está en Malvinas, el lugar en el que quería estar, sin importar las consecuencias.

La emoción de encontrar a un hijo que esperó durante 35 años


María del Carmen Molina tuvo hasta hoy la esperanza de que su hijo Jorge Bordón estuviera vivo

El caso de María del Carmen Molina  muestra descarnadamente el momento que atraviesan algunas de las 107 familias que están siendo notificadas a lo largo de los días. La mujer, con un bastón en su mano derecha y un prolijo saco blanco, recibió la confirmación de que su hijo Jorge Bordón se encuentra en una de las fosas hasta hoy rotuladas como "Soldado argentino solo conocido por Dios". Sin embargo, ese resultado que tanto esperaba no significó un motivo de desahogo, alivio o incluso alegría.

"Fue un golpe muy duro. Yo esperaba que estuviera vivo. Nunca había perdido esa esperanza. Pero bueno, ahora me tendré que resignar. Siempre tuve esa llamita encendida… como han aparecido muchos chicos durante todos estos años, yo creía que él algún día iba a volver. Ahora espero que mi hijo esté contento donde está", le dice a Infobae, poco después de salir de la entrevista.

Jorge Bordón, su hijo, viajó a Malvinas el 2 de abril. Precisamente en esos días, su madre María del Carmen tenía su vida revolucionada: uno de sus hijos estaba internado por una fractura en su pierna y  su hija recién nacida debía ser operada de inmediato, con un mes y medio de vida, por un caso de labio leporino.

"Yo estaba con mi hijo en el hospital y ni pensaba en lo que tenía que hacer Jorge. Estaba re mal porque me encontraba entre la espada y la pared. Cuando él se fue a Malvinas, ni nos pudimos despedir. Yo estaba con la cabeza en otra cosa", recuerda con lágrimas en los ojos.

Jorge envió dos cartas desde Malvinas, pero su madre jamás pudo leerlas: "Sus cartas les llegaron a mis hermanos y ellos nunca quisieron mostrármelas. Ahora ya ni sé dónde están", recuerda con resignación, y agrega que le mandó una nota a su hijo que la maestra de la escuela le ayudó a escribir porque ella no sabe leer ni escribir.

 
María del Carmen acudió al Archivo Nacional de la Memoria junto a uno de sus hijos y un sobrino

Durante los 35 años desde que terminó la guerra, María del Carmen se aferró a la idea de que su hijo aparecería en la puerta de su humilde casa de Lobos. De hecho, desde el 1982 hasta la fecha, durante cada Navidad puso su plato en la mesa y encendió una vela por él.

"Ahora me da un poco de miedo lo que pueda venir. Pero bueno. Tengo que recuperarme. Me encuentro con esta noticia, que por un lado busqué porque es difícil vivir sin saber, pero por el otro me hubiese gustado que no me confirmaran que mi hijo estaba muerto",  dice con la voz consumida. Según confirmó la María del Carmen, ella tiene la ilusión ahora de pedir que el cuerpo de su hijo sea trasladado al continente para poder visitarlo en el cementerio de Lobos, donde una placa rememora a los caídos de Malvinas. "No voy a poder visitarlo si queda en las islas, ya no me dan las piernas y ahora que sé que está en el cielo con Dios quiero tenerlo cerca".

viernes, 8 de diciembre de 2017

Operación Praying Mantis a la luz de Malvinas

'Conviértalos en humo'


En 1986, los Estados Unidos y Libia libraron una de las batallas navales más grandes de la era de los misiles.



Edward Chang || War is Boring





Dos de las batallas navales más grandes de la época posterior a la Segunda Guerra Mundial se produjeron en la década de 1980. El Reino Unido luchó contra Argentina sobre las Islas Malvinas desde el 2 de abril hasta el 14 de junio de 1982, lo que resultó en que los británicos recuperaron el control de su territorio.

En la segunda batalla, la Operación Praying Mantis, los Estados Unidos enfrentaron a Irán en el Estrecho de Ormuz, la culminación de años de ataques a buques mercantes en el Golfo Pérsico durante la guerra Irán-Irak y los ataques más recientes contra las fuerzas estadounidenses salvaguarda del tráfico marítimo. Los Estados Unidos derrotaron firmemente a los iraníes en su mayor compromiso naval desde la Segunda Guerra Mundial.

Ambas batallas fueron significativas tanto por el nivel de sofisticación que demostraron como por el hecho de que constituyeron las últimas batallas navales importantes de la historia. Desde la década de 1970 en adelante, los buques de guerra se volvieron cada vez más letales y sofisticados, con misiles reemplazando a las armas de fuego como el arma principal. Esta progresión tecnológica se produjo durante una época en la que el poder del mar desempeñaba cada vez más un papel de apoyo en la guerra, que desde entonces se ha venido librando principalmente desde el aire y en tierra desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque en gran parte olvidado, también hubo otra, combate naval menos conocida libró entre 1982 y 1988, que también abarca la gama completa de capacidades otorgadas a las armadas más poderosas y sofisticadas de la época.

A su llegada en 1981, la administración Reagan adoptó inmediatamente una postura de confrontación con el régimen de Muammar Gaddafi, entre otras cosas, su apoyo al terrorismo internacional. La nueva postura resultó en el derribo de los dos combatientes libios sobre el Golfo de Sidra en agosto de 1981, la guerra encubierta y proxy entre los dos países y se respondió con una ola de terrorismo de Gadafi durante toda la década.

En 1986, las tensiones entre los EE. UU. Y Libia llegaron a un punto álgido, como resultado de muchos ataques terroristas mortales y de alto perfil el año anterior y la continua disputa sobre el Golfo de Sidra. Desde 1973, Gaddafi reclamó todo el Golfo como aguas territoriales libias, una afirmación que los Estados Unidos habían desafiado fuertemente desde el comienzo de la administración Reagan.

La persistente campaña de terror que emanaba de Trípoli exigía una respuesta abierta y los Estados Unidos una vez más optaron por impugnar, por la fuerza, el reclamo libio del golfo de Sidra como propio. Como lo había hecho muchas veces en los últimos cinco años, Pres. Ronald Reagan ordenó otro ejercicio de libertad de navegación, o FoN, en el área, esta vez con una fuerza aún mayor.

En marzo de 1986, la Fuerza de Tarea de la Marina de los Estados Unidos 60 -que comprende los portaaviones USS America, USS Saratoga y USS Coral Sea- operaba en el Mar Mediterráneo frente a la costa de Libia. Se les encomendó dirigir un tercero en una serie de operaciones de FoN. Los dos primeros, denominados Operaciones alcanzan el Documento I y II, tuvieron lugar en enero y febrero sin incidentes. Alcanzar el Documento III sería una historia completamente diferente.

El tercer FoN de 1986 estaba programado para tener lugar entre el 23 de marzo y el 1 de abril. Incluía una operación de contingencia - Operation Prairie Fire. Con hostilidades se espera que ocurran con el tiempo y escalar, la Casa Blanca autorizó Task Force 60, también conocido como “fuerza de la batalla Zulu”, bajo el mando del comandante de la Sexta Flota vicealmirante. Frank B. Kelso, una amplia libertad para ataques preventivos y de retorsión en caso de la agresión libia.

Prairie Fire fue planeado con tres etapas en mente. La primera etapa de, como explicó Joseph Stanik en su libro El Dorado Canyon: La guerra no declarada de Reagan con Qaddafi, situaría a la Task Force 60 en una "posición de guerra total, liberaría todas las armas para la defensa del destacamento y permitiría una superficie proporcional y preventiva y de represalia". ataques aéreos contra barcos, aviones e instalaciones costeras libios ".

La segunda etapa involucró un ataque contra objetivos militares y terroristas, si un ataque libio resultara en bajas estadounidenses. La tercera etapa, planeada para un ataque libio total, habría resultado en ataques contra objetivos económicos, incluida la industria petrolera de Libia, para dañar directamente al régimen de Gaddafi. Si bien a Kelso y la Fuerza de Tarea 60 se les dio un alto grado de libertad para realizar operaciones, incluidas reglas de enfrentamiento relajadas, cualquier cosa mayor que una respuesta inmediata en defensa propia requirió la aprobación presidencial.

Cuando se acercaba el 23 de marzo, tanto la administración Reagan como los hombres de la Task Force 60 estaban llenos de expectación. Años de acalorada retórica y terrorismo sufridos a manos del régimen de Gaddafi aparentemente habían allanado el camino hacia la guerra. Aunque no era un objetivo declarado de Attain Document, la Casa Blanca esperaba provocar una acción hostil de Libia, legitimando una abrumadora respuesta militar que desestabilizaría el régimen de Gaddafi y, tal vez, precipitaría un cambio de régimen en Trípoli. Con la expectativa de enredos aire-aire, los pilotos de combate a bordo de los portadores incluso crearon plantillas para matar calcomanías.

El 22 de marzo, el almirante Kelso liberó el control táctico de la operación al contralmirante David E. Jeremiah, comandante del Cruiser-Destroyer Group Eight, embarcado a bordo de Saratoga. Los tres portadores, más 20 combatientes de superficie y el buque insignia de la Sexta Flota, junto con tres alas de aire que totalizan 250 aviones, estaban listos para rodar. A la 1:00 a.m. al día siguiente, el Documento de Attain III estaba en marcha.

A lo largo del día, la Task Force 60 operó al norte de los 32 grados, a 50 minutos de latitud norte, la llamada "línea de la muerte", según la etiqueta de Gaddafi, sin obtener ninguna reacción de los libios. Esa noche, a las 8:15 P.M., los combatientes Tomcat F-14A de América y Saratoga cruzaron la Línea de la Muerte y tomaron estaciones de combate-patrulla aérea en el Golfo, una a solo 60 millas de la costa de Libia. Horas después de la incursión, los libios finalmente respondieron.

El radar de control de fuego Square Pair del sistema de misiles tierra-aire SA-5 de fabricación soviética recién adquirido se puso en línea y adquirió un lock-on de patrullaje de aeronaves dentro del Golfo de Sidra. Todo el Grupo de Trabajo se preparó para un lanzamiento SAM. No ocurrió. Al menos no todavía.

El Grupo de Trabajo 60 (Task Force 60) continuó presionando sobre el tema. Al mediodía, 24 de marzo, un grupo de acción de superficie liderado por el entonces nuevo misil teledirigido Aegis cruiser USS Ticonderoga y los destructores USS Scott y Caron y cruzaron la Línea de la Muerte y los libios finalmente dieron un paso alcista.

Dos interceptores MiG-25PDS "Foxbat-E" construidos por los soviéticos despegaron de la base aérea de Benina con la orden de derribar a cualquier intruso en el Golfo. Dirigidos a través de interceptación controlada por tierra, los dos Foxbats fueron dirigidos para atacar a los hostiles más cercanos: dos F-14A pertenecientes a VF-33 que salían de Estados Unidos. El acercamiento fue detectado por un avión de alerta temprana aerotransportado E-2C Hawkeye transportado por el portador, que inmediatamente advirtió a los dos Tomcats de problemas.

Armados con el misil aire-aire guiado por radar AIM-54 Phoenix de largo alcance, los F-14 estaban buscando la oportunidad de emplearlos contra los MiG enemigos. Para anular esta capacidad, los libios usaron la velocidad superior del MiG-25 y cerraron la distancia, buscando sacar a los Tomcats con misiles de corto alcance. A pesar de demostrar un claro propósito hostil, Kelso aún tenía que actualizar el ROE: los estadounidenses no podían disparar a menos que dispararan. Como resultado, los Tomcats no tuvieron más remedio que superar a los Foxbats y evitar ser despedidos.

Minutos de maniobras sobrevino. Finalmente, los F-14 obtuvieron la ventaja, tal como lo describió Tom Cooper en su libro ricamente detallado sobre la batalla. "Dando la vuelta, los dos Tomcats arrastraron a los MiG en un descenso de unos 5.000 pies, donde disfrutaron de una gran ventaja en maniobrabilidad, y luego tomaron posiciones en las" seis en punto "de sus oponentes, directamente detrás de dos libios".


En la parte superior: un A-7 a bordo del USS America en marzo de 1986. Arriba - USS Coral Sea y su grupo de batalla en mayo de 1986. Fotos de la Marina de los EE. UU.

Al informar "acciones e intenciones hostiles excesivas" a sus controladores aéreos, los F-14 solicitaron permiso para disparar. Los Tomcats bloquearon los MiG libios con radar y preparó misiles AIM-9L Sidewinder de corto alcance guiados por infrarrojos y armas para capturar a los "bandidos". A medida que pasaban los segundos, no hubo respuesta. Mientras tanto, los libios tomaron maniobras evasivas, pero los combatientes de la Marina se quedaron con ellos. Esto, entre otras interceptaciones, se grabaron en el relativamente nuevo sistema de cámara de televisión del F-14.

Una vez más, los F-14 solicitaron permiso para disparar. De repente, los Foxbats encontraron una salida, encendieron sus posquemaduras y volaron hacia el sur, nuevamente utilizando su velocidad superior para dejar atrás a los F-14. Finalmente, el comandante de la guerra aérea a bordo de América ordenó a los Tomcats "llevar a los bastardos". Desafortunadamente, los F-14 también se habían desconectado en este punto y se dirigían a un tanque para reponer sus reservas de combustible severamente agotadas.

Hacia el final de este enfrentamiento, otro par de F-14, también de América, pero piloteados por el escuadrón VF-102, llegaron a su estación CAP dentro del Golfo de Sidra. A la 1:52 p.m., uno de los Tomcats detectó un contacto en el radar. Pensando que es un luchador libio, el F-14 se prendió y se preparó para un enfrentamiento, solo para darse cuenta de que se trata de un aumento de velocidad a través de Mach 1, Mach 2, Mach 3 y vio una estela vertical en el cielo de la tarde.

La realización de los equipos F-14 se confirmó mediante un mensaje seguro de enlace de datos que establecía que los libios habían disparado dos SA-5 SAM.

Aunque ningún avión de los EE. UU. Había sido derribado, los libios habían cometido un acto abierto de hostilidad contra las fuerzas estadounidenses, exigiendo una respuesta punitiva. Después de establecer pruebas fehacientes, los libios se habían enganchado al avión de los EE. UU. Con el radar Square Pair del SA-5 antes de disparar, Kelso transmitió un mensaje de prioridad FLASH al grupo de trabajo y activó el plan de contingencia de Prairie Fire, autorizando al fuerza para involucrar a todos los hostiles dentro del Golfo de Sidra. La pelea estaba en marcha y el poder completo de la Sexta Flota de los EE. UU. Se desataría sobre el ejército libio.

La primera orden del día era atacar el sitio SA-5 que había lanzado los misiles. Al anochecer, se lanzaron aviones de ataque ligero A-7E Corsair II para eliminar el sitio SAM en la ciudad de Sirte con misiles anti-radiación de alta velocidad, especialmente diseñados para destruir las defensas aéreas "atacando" las emisiones emitidas. por radares.

Sin embargo, el ataque se frustró cuando el sitio desencadenó SA-5 adicionales en el A-7, que fallaron. La misión fue abortada, y Jeremiah ordenó a todos los aviones de los EE. UU. Por encima de la Línea de la Muerte. Los libios dispararon algunos SAM más, todos los cuales perdieron sus objetivos debido a las habilidades de maniobra de los pilotos estadounidenses y las excelentes contramedidas electrónicas empleadas por aviones como el merodeador EA-6B.

Poco después de las 8:00 P.M., se detectó que la nave de ataque rápido La Combattante Clase II-G de fabricación francesa Waheed se dirigió directamente al SAG estadounidense liderado por el crucero Ticonderoga. Armado con cuatro misiles de crucero antibuque, Waheed era una amenaza de alta prioridad y fue etiquetado para su eliminación inmediata.

Una Patrulla Aérea de Combate de Superficie compuesta por cuatro Intrusos A-6E, dos de los cuales eran del VA-34 de los Estados Unidos y los otros dos del VA-85 de Saratoga, dirigidos para manejar a Waheed. Los intrusos VA-34 estaban armados con misiles antibuque AGM-84A Harpoon y los otros dos tenían bombas de racimo Rockeye. Cuando verificaron con Saratoga que realmente tenían autorización para participar, la respuesta que recibieron fue, "Hágalos humo".

A las 8:17 p. M., Los Blue Blasters dispararon un solo arpón en Waheed a 16 millas de distancia. Cada arpón encontró el objetivo y el bote de misiles nunca tuvo una oportunidad. Waheed se había convertido en la primera víctima de un misil Harpoon utilizado en un combate real. Los Black Falcons Intruders lo terminaron con sus bombas de racimo, enviando a Waheed al fondo con gran parte de su tripulación. Al día siguiente, un petrolero español rescataría a 16 sobrevivientes.

Como a las 9:00 P.M. se acercó, el sitio de SAM en Sirte volvió a activar su radar, preparándose para dirigirse a los aviones de los EE. UU. una vez más. Pero los Estados Unidos solo serían disuadidos una vez: dos A-7E del VA-81 frente a Saratoga se acercaron al sitio SAM y sirvieron como una distracción para el radar Libyan Square Pair. Antes de que se pudiera disparar cualquier SAM, dos A-7E del VA-83, también de Saratoga, disparaban un DAÑO AGM-88A cada uno. Uno encontró su objetivo y derribó el radar Square Pair.

La armada libia siguió llegando al golfo de Sidra. La corbeta de misiles de clase Nanuchka II construida por los soviéticos Ean Mara partió de Benghazi y se dirigió al oeste. Presentando una amenaza para el USS Yorktown, otro crucero de clase Ticonderoga, con cuatro misiles antisbordadores Styx construidos en la Unión Soviética, dos A-6 del VA-85 enfrentaron a Ean Mara con bombas de racimo.

Severamente dañada, la corbeta sobrevivió utilizando un buque mercante cercano como escudo, evitando que los Intrusos usen misiles Harpoon para acabar con él. Ean Mara finalmente regresó a Benghazi a la mañana siguiente.

No hay escasez de drama, la leyenda de Prairie Fire no estaría completa sin un elemento de misterio. Para no decepcionar, los siguientes dos enfrentamientos de la batalla ocurrieron alrededor de la medianoche y siguen sin explicación hasta el día de hoy.

Durante más de dos horas, los VF-33 F-14 que ocupan una estación de CAP en el oeste del Golfo de Sidra informaron sobre artillería antiaérea o fuego de armas pequeñas e indicaciones de que estaban siendo rastreados con un radar de control de fuego. El crucero de misiles guiados USS Richmond K. Turner respondió a la llamada y, a las 11:50 p.m., disparó un arpón a 50 millas hacia lo que evaluó como otro barco de la clase II La Combattante en las inmediaciones de la estación CAP y, según a los radares de Turner, parecen anotar un golpe.

Sin embargo, un avión Hawkeye AEW en órbita que rastreaba el misil no detectó ningún objetivo en el punto de detonación. Una patrulla aérea de combate de superficie de A-6s se desvió al área para verificar visualmente la muerte, pero ellos tampoco encontraron nada. Si bien los restos flotantes estaban implicados como el contacto aparentemente erróneamente identificado, esto no explica las descargas de armas o las indicaciones de uso de sensores hostiles informadas por los F-14. Tampoco explica por qué los A-6 no encontraron nada, aunque la observación visual por la noche es, por obvias razones, un desafío.

Mientras tanto, el crucero Yorktown estaba rastreando un pequeño contacto de superficie a 40 millas de distancia en su radar AN / SPY-1A, la pieza central de su sistema Aegis de alta tecnología. A 25 millas, el objetivo también se detectó en el radar de búsqueda aérea AN / SPS-49 y se envió un SuCAP para encontrar e involucrar lo que se estaba evaluando como un buque de superficie. El SuCAP, sin embargo, no encontró nada.

Unos minutos después de la medianoche, el objetivo pareció dar un giro hacia Battle Force Zulu y aumentar drásticamente su velocidad a 40 nudos. Yorktown vio a un combatiente de superficie de alta velocidad atacando a la fuerza de tarea. Ya se encontraba dentro del alcance del portaaviones Coral Sea, que estaba llevando a cabo una reposición en curso con el buque de apoyo de combate rápido USS Detroit. Ambos buques eran patos sentados.

Los dos barcos ejecutaron una escapada de emergencia y, junto con Yorktown, fueron a las estaciones de batalla y se prepararon para enfrentarse al aparente contacto con la superficie. Cumpliendo con su responsabilidad de proteger la fuerza de batalla, Yorktown tomó la iniciativa y disparó dos Arpones cuando el objetivo estaba a 11 millas. Los operadores de Sonar informaron sonidos de dos golpes directos. Se enviaron aeronaves para proporcionar confirmación visual de la destrucción de un objetivo, pero no se encontraron naves ni naufragios.



Una corbeta libia se quema. Foto de la Marina de los EE. UU.

Yorktown insistió en que había destruido una corbeta Assad de clase italiana. Pero la inteligencia de la Marina de los Estados Unidos más tarde representó a todos los buques de guerra libios supervivientes: la corbeta clase Assad que Yorktown pensó que había destruido era uno de ellos.

También fue digno de mención que este extraño enfrentamiento de superficie fue el único que tuvo lugar al norte de la Línea de la Muerte, en el Mediterráneo y muy lejos de la costa de Libia. Esto plantea preguntas sobre qué buque de guerra en el arsenal de Libia, por lo demás limitado, orientado a la defensa costera se atrevería a aventurar tan lejos para enfrentarse a una oposición inmensamente superior.

La investigación de los datos registrados por los sensores de Yorktown revelaría más tarde que el buque de guerra seleccionado era un contacto aéreo identificado erróneamente como un contacto superficial. La identidad de este misterioso contacto aéreo, sin embargo, permanece desconocida.

Durante este incidente desconcertante, el radar Square Pair de Sirte se recuperó de su ataque anterior y volvió a funcionar. A las 12:47 a.m., ahora el 25 de marzo, los A-7 del VA-83 frente a Saratoga dispararon un par de HARMs en el radar y lo dejaron fuera de servicio una vez más. El éxito del ataque fue posible utilizando la misma táctica de distracción empleada en la redada anterior. El par cuadrado no se reactivaría nuevamente durante el resto de la batalla.

Al acercarse el amanecer del 25 de marzo, las cosas estaban tranquilas en el golfo de Sidra, demasiado silenciosas. El silencio fue roto por la detección de un buque de guerra libio que se dirigía al noroeste a 25 nudos de Benghazi. Identificada como otra nave de misiles La Combattante II-G-class, dos A-6s armados con bombas de racimo fueron interconectados para intervenir. Cuando los A-6, pertenecientes a VA-55 en el mar de Coral, ejecutaron su ataque, identificaron positivamente al objetivo no como un Combattante, sino como la corbeta clase Nanuchka II, armados con SA-N-4 SAM. ¡Y los A-6 estaban dentro del sobre letal del SA-N-4!

Aunque las bombas de racimo registraron impactos, la corbeta, llamada Ean Zaquit, parecía estar operando. Los intrusos VA-55 dieron paso a dos Intrusos VA-85 armados con misiles Harpoon. Después de recibir el permiso del comandante de guerra de superficie a bordo de Saratoga, uno de los VA-85 A-6 disparó un Harpoon, que anotó un golpe directo y dañó gravemente a Ean Zaquit. Los aviones VA-55, aún armados con Rockeyes, volvieron a caer y arrojaron dos de las bombas de racimo sobre el barco de guerra condenado, terminando con Ean Zaquit de una vez por todas.

Los libios cesaron todos los desafíos contra la Fuerza de tarea 60 después de la destrucción de Ean Zaquit. Durante los siguientes dos días, la Sexta Flota funcionó libremente dentro del Golfo de Sidra, y los cazas de los EE. UU. Pudieron volar hasta la costa libia sin provocar una reacción hostil. Los tres operadores no cedieron, manteniendo las operaciones de vuelo al mismo ritmo acelerado con el que empezaron. Mientras tanto, el SAG liderado por Ticonderoga navegó sin oposición dentro del Golfo.

Finalmente, el Secretario de Defensa Caspar Weinberger ordenó a Kelso que cesara el Documento III de Attain el 27 de marzo. Algunos, como el Secretario de Estado George Schultz y el Secretario de Marina John Lehman, se decepcionaron con esta decisión, creyendo que Estados Unidos estaba dejando pasar una oportunidad dorada para causar un daño catastrófico e irreversible al régimen de Gaddafi. Pero tanto Weinberger como Reagan, que estaban más comedidos de lo que implicaban sus sentimientos públicos, sintieron que se había enviado un mensaje fuerte y convincente.

Gaddafi, como era de esperar, no estuvo de acuerdo, y citó la retirada de la Task Force 60 para reclamar la victoria.

Independientemente de si la decisión de concluir el Documento III de Attain dos días antes de lo previsto era o no estratégicamente prudente, no cabe duda de que fue un rotundo éxito operacional y táctico. Operacionalmente, Task Force 60 exhibió una organización y preparación superior para la batalla.

Desde la Casa Blanca hasta las cabinas de los cazas estadounidenses, los estadounidenses demostraron un alto grado de liderazgo, gestión y profesionalismo, funcionando competentemente bajo un alto grado de autonomía que les brindaba una administración que garantizaba que ejercieran la autoridad final sobre la operación sin recurrir a la microgestión.

Tácticamente, los Estados Unidos demostraron una vez más que eran segundos a pocos en los mares y cielos. Los libios perdieron una corbeta, una patrullera, al menos 35 muertos, sufrieron daños a otros dos buques de guerra y sitios de SAM, sin obtener ningún golpe propio. Se estima que Libia lanzó entre cinco y 12 SAM, pero ninguno de ellos estuvo cerca de atacar a un avión estadounidense.

Además de los sistemas establecidos, como el A-6 y F-14, nuevos sistemas, como el sistema Aegis, el caza Fetcher F / A-18A, los misiles HARM y Harpoon, e incluso el SH-60B Seahawk Light Airborne Multi-Purpose System Mk. III helicóptero, todos hicieron su debut en combate y se desempeñaron admirablemente en una arena tan agotadora.

En general, los estadounidenses superaron y superaron a los libios en todos los sentidos. A pesar de que Gadafi abrazó el papel de desvalido, su lado finalmente fue superado por armas superiores y habilidades de guerra.

Pero, a pesar de los éxitos de Prairie Fire, fue eclipsado menos de un mes después por la Operación El Dorado Canyon. Aún no disuadido, Gaddafi respondió con un bombardeo terrorista de un club nocturno en Berlín Occidental, matando a tres, un miembro del servicio militar estadounidense. Los EE. UU. Lanzaron su primer ataque en suelo libio. Los bombarderos Aardvark de la Fuerza Aérea estadounidense F-111 que volaban desde Inglaterra, junto con los transportistas, alas aéreas y combatientes de superficie en el Mediterráneo, atacaron instalaciones militares, un campo de entrenamiento terrorista y es posible que casi hayan asesinado al propio Gaddafi.

Las hostilidades directas disminuyeron después, pero ocurrieron una vez más en enero de 1989. Como si estuvieran destinados a poner fin a su camino, otros dos combatientes libios fueron derribados, nuevamente por aviones F-14, sobre el Golfo de Sidra. Los Estados Unidos no pelearían en Libia hasta abril de 2011, cuando el poder aéreo y naval estadounidense y aliado apoyó el derrocamiento del régimen de Gaddafi por las fuerzas rebeldes durante la Primavera Árabe.

Prairie Fire, junto con Praying Mantis dos años más tarde, también constituiría las últimas batallas navales importantes en la historia estadounidense y mundial. Desde entonces, la guerra naval se ha limitado en gran medida a las escaramuzas a pequeña escala entre las marinas de las potencias menos que grandes.

Sin embargo, esto no significa que las grandes potencias hayan permitido que sus proezas navales se atrofiaran. Por el contrario, las principales armadas del mundo en los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia han mantenido su posición. Mientras tanto, los adversarios potenciales, como China, Rusia e incluso Irán, se han comprometido con sus propios desarrollos navales, aunque centrándose menos en chocar con Estados Unidos y sus aliados en alta mar y más en capacidades asimétricas, como la terrestre. misiles, minas y submarinos.

No hay duda de que el resultado de batallas como la que tuvo lugar en marzo de 1986 pesa mucho en sus mentes colectivas.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Identificación: Historia de 7 soldados de la República

Quiénes fueron los primeros siete héroes de Malvinas identificados

El gobierno argentino comenzó a informar las identidades a los familiares de los soldados enterrados en tumbas anónimas en las islas. Las historias de los caídos que ahora tendrán una placa con sus nombres

Por Mauricio Luna ||  Infobae


Angel Benítez, Claudio Scaglione, Daniel Ugalde, Eduardo Gómez, Enrique Ronconi, Macedonio Rodríguez y Sergio Giussepetti

Hay heridas que se cierran y logran cicatrizarse. Otras, en cambio, permanecen intactas, con un dolor inconmensurable que explica lo inusual: las heridas perduran para que, con el tiempo, la mente encuentre su cordura. Pero están allí, cubiertas en cicatrices. Son las heridas de las decenas de familias que recuerdan a sus seres queridos caídos en la guerra de Malvinas y que debieron esperar más de 35 años para conocer el paradero de sus cuerpos.

Ayer se inició el proceso de comunicación de las coincidencias en el ADN de las muestras de las familias y los cuerpos exhumados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas.

Siete familias recibieron la noticia de que su hijo, hermano, sobrino o tío se encuentra en un lugar específico del cementerio y que ya deja de ser un "soldado argentino solo conocido por Dios", como rezaba la placa junto a su cruz.

La noticia fue recibida  con enorme emoción. Gracias a un trabajo conjunto de la Argentina, el Reino Unido y el Comité Internacional de la Cruz Roja. Se lograron resultados positivos en 88 casos sobre un total de 122 cuerpos.

La guerra de Malvinas comenzó el 2 abril de 1982 y finalizó el 14 de junio del mismo año

Las siete familias, en su mayoría proveniente de Buenos Aires, fueron convocadas a la sede de la secretaría que funciona en el Archivo Nacional de la Memoria, ubicado en el predio de la ex ESMA, donde un equipo interdisciplinario -integrado por psicólogos, escribanos y asistentes sociales- les entregó el informe en el marco de una entrevista individual con cada grupo familiar.


Los 7 ex combatientes identificados


Claudio Norberto Scaglione


Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem) – Armada ARA – Batallón Comando

Claudio Norberto Scaglione era Técnico Químico. Cuando ingresó al Servicio Militar, lo asignaron en la infantería de Marina. Su tío, Ernesto Hrvatin, Suboficial Mayor retirado de la Armada Argentina, contó que cuando Scaglione tenía franco los fines de semana iba a su casa. "Yo de él recuerdo que lo vi esa última vez que estuvo en casa y luego partió, tenía 18 ó 19 años, recién había entrado a la conscripción, y fue destinado a Monte Longdon, en donde se libró una de las batallas más encarnizadas que hubieron. Él no retornó".

Hrvatin agregó: "El quedó como desaparecido en Malvinas, hablaba inglés. Yo me entero que había sido designado dada sus capacidades como jefe de tiradores. Estaba en una posición más elevada, tres puestos de fuego más abajo, direccionaba los tiros de sus tiradores. Compañeros de él murieron y los que sobrevivieron me relataron que a él lo sacaron de su puesto con un bayonetazo en la pierna o en el pie y se lo llevaron en andas durante la madrugada".

"Yo no lo puedo recordar sin lagrimear y tengo su fotito de infante de marina, tan bonito que era. Un héroe, un joven. Esas son las cosas que no se cierran a veces", concluyó.


Macedonio Rodríguez


Macedonio Rodríguez murió un día antes de que culmine la guerra
Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército Regimiento de Infantería Mecanizado N° 7

Macedonio Rodríguez murió a los 19 años el 13 de junio de 1982. Combatió en  Monte Longdon, frente a los paracaidistas británicos. En 1999, María Inés, su madre, reclamaba por la aparición de su cuerpo: "Si supiera dónde está me acostumbraría a la idea. Pero él no fue identificado. Nunca lo voy a saber".

Había nacido en San Luis del Palmar, Corrientes, en septiembre del 1962. Llegó a Malvinas con el Regimiento de Infantería 7 de La Plata, en donde hizo el servicio militar. Su madre ya podrá dormir tranquila: ahora sabe que su hijo descansa en paz.

Eduardo Gómez



Eduardo Gómez era chaqueño y falleció a los 19 años
Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército Regimiento Infantería Mecanizado N° 4

En 1982, a los 19 años, Eduardo Gómez estaba cumpliendo el servicio militar obligatorio en Monte Caseros, provincia de Corrientes, cuando fue convocado para ir a Malvinas. Era chaqueño y llevaba el apellido de su mamá, Estelvina Gómez.

Como soldado del RI 4, pasó de la capital de Malvinas a Monte Wall. Sin contar con armas de largo alcance, el RI 4 estuvo sometido al fuego de hostigamiento de la artillería naval y de tierra británicas. La noche del 11 al 12 de junio se libró el combate final en los montes Dos Hermanas y Harriet, en donde murió.

35 años después, lo recuerda Norma, su hermana: "La herida de la ausencia no la cerré y nunca cerrará, se aprende a vivir con el dolor y con la tristeza".

Ángel Benítez



Angel Benítez murió en la cruda Batalla de Monte Longdon
Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército Regimiento Infantería Mecanizado N° 7

Llegó al mundo en la ciudad de 9 de Julio, provincia de Buenos Aires. Fue el 26 de octubre de 1962. "Angel nació por parto natural. Era un bebé muy grandote", rememora Julia Franco, mamá de Benítez.

La desgracia ocurrió el mismo día de la firma de la rendición argentina. Benítez fue una de las víctimas que arrojó la sangrienta batalla de Monte Longdon, en donde 31 argentinos y 23 británicos murieron. Era chaqueño y vivía en Lomas de Zamora cuando se incorporó al Regimiento Infantería 7.

Enrique Ronconi


Enrique Ronconi realizó el servicio militar en La Plata
Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército de Infantería Mecanizado N° 7

Nació en Quilmes en mayo de 1962. Jugó al rugby en el Club Universitario de Quilmes (CUQ), deporte que debió abandonar para realizar el servicio militar en La Plata, con el Regimiento de Infantería N° 7.

Fue parte de la durísima Batalla de Monte Longdon, siendo dicho Regimiento la unidad del Ejército que sufrió más bajas durante la guerra: 36 muertos y casi 200 heridos. Su muerte ocurrió  en el asalto final del 3° Batallón de Paracaidistas británico, que dejó un saldo de 29 muertos.

Daniel Ugalde


Daniel Ugalde era fanático de San Lorenzo
Soldado Clase 61. Cabo (Post mortem). Ejército de Compañía de Ingenieros de Combate 601

Nació en Capital Federal el 29 de octubre 1961. Hijo de Miguel Ugalde y Raquel García, fue el mayor de una familia de tres hermanos. Sus primeros años de vida transcurrieron en Haedo; su único propósito era que llegara el domingo, para escuchar por radio a su querido San Lorenzo de Almagro.

El 5 de febrero de 1982 se presentó en la Compañía Ingenieros Combate 601 para realizar su servicio militar obligatorio. Con ellos fue a las islas, en donde construyó obstáculos, refuerzos en los frentes, mejoró los caminos a los refugios e hizo pozos de zorro, entre otros. También combatió a la par de la infantería.

Ugalde falleció en el repliegue hacia la capital de Malvinas el 14 de junio de 1982.


Sergio Giussepetti



Soldado Clase 61. Cabo segundo (Post Mortem). Armada ARA – Batallón Comando

Nacido en 1961, vivía en el partido bonaerense de San Martín con sus padres y su hermana. Transitaba el curso de ingreso para entrar a la Facultad de Ciencias Exactas para estudiar biología cuando fue convocado al servicio militar. Como conscripto, pasó tres meses de instrucción inicial en el Centro de Formación de Infantería de Marina en Pereyra Iraola. De ahí lo trasladaron a la ciudad de La Plata y luego a un destacamento en Punta Alta, pegado al puerto de Bahía Blanca. Malvinas fue el último sitio que visitó con vida.

Cuatro meses después de que terminara la guerra sus padres fueron notificados de la muerte, ocurrida en la cruenta batalla de Monte Longdon.


lunes, 4 de diciembre de 2017

Mapa muestra los reclamos competitivos de británicos y argentinos

Mapa del Atlántico Sur muestra los reclamos de las islas Malvinas bajo ocupación británica


Investigadores en el Reino Unido han elaborado nuevos mapas para mostrar los reclamos competitivos de Argentina y el Reino Unido por recursos en el Atlántico Sur y el Océano Austral.
Science Daily




Investigadores de la Universidad de Durham han elaborado nuevos mapas para mostrar los reclamos competitivos de Argentina y el Reino Unido por recursos en el Atlántico Sur y el Océano Austral.

La publicación de los mapas sigue al descubrimiento de petróleo al sur de las Islas Malvinas por parte de una compañía británica, Rockhopper Exploration, y una serie de argumentos históricos sobre la soberanía y los derechos a los recursos en el Atlántico Sur.

Argentina y Gran Bretaña fueron a la guerra por la soberanía de las Islas Malvinas (Falklands) en 1982, y a pesar de la rendición de los primeros, el estado sudamericano ha mantenido sus reclamos territoriales a las islas.

En diciembre de 2009, Argentina aprobó una ley declarando su soberanía sobre las islas y otros territorios británicos de ultramar en la región.

El mapa de Durham se compiló utilizando datos de una variedad de fuentes, incluidas las presentaciones de los dos estados ante la Comisión de las Naciones Unidas sobre los Límites de la Plataforma Continental. El software de mapeo especializado (CARIS LOTS) se usó para construir los límites jurisdiccionales representados en el mapa.

La decisión de la Universidad de Durham de mapear exhaustivamente los reclamos en el área pone de relieve los problemas complicados que persisten tras la derrota británica de los argentinos hace casi 30 años. La información es el primer mapa comparativo de reclamos de recursos en la región.

El mapa de Durham muestra:

  • donde Argentina reclama derechos sobre los recursos marinos
  • donde el Reino Unido reclama derechos sobre los recursos marinos
  • reclamos competitivos

El Director de Investigación de la Unidad de Investigación de Límites Internacionales de la Universidad de Durham (IBRU), Martin Pratt dijo: "El mapa está diseñado para mostrar el alcance de las reclamaciones competitivas entre el Reino Unido y Argentina y resalta las complicaciones que existen para determinar las reclamaciones de recursos en el Atlántico Sur y Océanos Australes.

"Las islas generan derechos sobre los recursos de más de 2,5 millones de kilómetros cuadrados de mar y fondos marinos solamente en el océano Atlántico Sur, y ambos países definieron recientemente las áreas sobre las cuales reclaman derechos soberanos. Los mapas de IBRU resaltan la naturaleza de esos reclamos y identificar las áreas en las que las reclamaciones se superponen.

Con la búsqueda de petróleo en esta área que continúa intensificándose, el potencial de conflicto sobre la soberanía de las aguas entre Argentina y el Reino Unido sigue siendo alto.

Algunas compañías petroleras estiman que existen potenciales 3.500 millones de barriles de petróleo y nueve billones de pies cúbicos de gas natural bajo el Atlántico Sur a la espera de ser extraídos. Un estudio de la Sociedad Geológica Británica sugirió que hasta 60 mil millones de barriles de petróleo podrían estar debajo de los mares al norte de las Malvinas, un depósito de tamaño similar al del Mar del Norte.

Martin Pratt dijo: "El descubrimiento de petróleo en la Cuenca Norte de las Malvinas probablemente exacerbará las tensiones entre el Reino Unido y Argentina con respecto a la soberanía sobre las Islas Falkland, Georgia del Sur y Sandwich del Sur".

"A pesar de que la soberanía sobre las islas sigue siendo la cuestión clave, la determinación de la jurisdicción marítima alrededor de las islas -y fuera del territorio disputado en la Antártida- será una tarea compleja y desafiante".

Tras los reclamos británicos sobre los campos petrolíferos de aguas profundas potencialmente muy lucrativos dentro de la zona económica de 200 millas de la isla, los funcionarios argentinos han revivido los reclamos de soberanía del país sobre las Islas Malvinas.

En febrero de 2010, los buques de guerra británicos se encontraban en estado de alerta en respuesta a las crecientes tensiones en el área sobre las empresas británicas que buscaban petróleo. Argentina exigió el cese de la perforación que consideró ilegal e impuso una restricción de permiso a los barcos que se aproximan a las islas.

El mapa está disponible para descarga en el sitio de IBRU: http://www.dur.ac.uk/ibru/resources/south_atlantic

sábado, 2 de diciembre de 2017

Identifican 88 cuerpos de soldados argentinos

Identificaron a 88 soldados argentinos caídos en la guerra de Malvinas

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) le entregó los resultados al Gobierno
Infobae



Morris Tidball-Binz, jefe forense del proyecto del CICR

El CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) entregó hoy a las delegaciones de Argentina y Reino Unido los informes forenses resultantes del trabajo realizado para identificar los restos de soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

De las 121 tumbas que faltaban identificar, cuyas placas rezaban "soldado argentino solo conocido por Dios", el informe verificó la identidad de 88 argentinos caídos durante el conflicto bélico en el Atlántico Sur.



El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, destacó la información brindada. "Recibimos con mucha emoción de manos de la Cruz Roja Internacional los resultados del procedimiento de identificación de nuestros héroes de Malvinas, que se llevó a cabo en el cementerio de Darwin".

"El equipo forense ha identificado a 88 soldados, que representa una tasa de éxito alta, resultado del riguroso proceso de identificación forense", agregó.


Los resultados fueron presentados al secretario de Derechos Humanos en la sede del CICR en Ginebra

"Se trata de la tarea humanitaria más importante que se recuerde para honrar a nuestros caídos en Malvinas. Nos sentimos muy conmovidos porque estamos acercándoles a las familias una caricia del Estado, un fuerte gesto de acompañamiento y reconocimiento", añadió el funcionario argentino tras recibir los resultados.

Los estudios de reconocimiento de los restos a cargo de Morris Tidball-Binz comenzaron el 20 de junio, con 14 especialistas forenses de Argentina, Australia, España, Chile, México y el Reino Unido.

Tidball-Binz le muestra los resultados a Avruj

"Hemos tratado los restos mortales con el máximo respeto y esperamos, con nuestra labor, devolverles la identidad a los fallecidos y brindar con ello respuestas a las familias que aguardan hace más de tres décadas la identificación de los restos de sus seres queridos", añadió Tidball-Binz, que destacó "el profesionalismo" y el "compromiso humanitario" de los especialistas.

El trabajo forense en las islas consistió en tareas de sol a sol durante siete semanas ininterrumpidas. Primero se realizó la exhumación meticulosa de cada cuerpo que sería analizado durante ese día; el análisis se realizó en una morgue temporal, de alta tecnología, que se instaló allí.

De los 649 argentinos que murieron en el conflicto, 237 fueron enterrados en el Cementerio de Darwin

La labor de los especialistas, que llevaba varias horas por cada uno de los cuerpo, incluía la documentación minuciosa de cada caso, la toma de muestra para los estudios posteriores de ADN y luego el proceso de regresar el cuerpo, con sus objetos asociados, a su tumba original, cuidando –durante ese proceso– la dignidad de los soldados.

Entre los expertos que realizaron los análisis genéticos de las muestras, se destacaron los miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), con sede en la provincia de Córdoba, liderados por Luis Fondebrider.


El equipo encabezado por Tidball-Binz, que realizó el trabajo de identificación

Dominik Stillhart, director de Operaciones del CICR, expresó su satisfacción por la calidad del proceso, el compromiso y el apoyo de todos los que colaboraron en la operación y los resultados alcanzados.

"Nos alegra saber que será posible devolver la identidad a muchos de los soldados no identificados y con ello brindar respuestas a una gran parte de las familias que esperan hace más de treinta años", enfatizó.

En este sentido, Avruj destacó que el "procedimiento es también el resultado del regreso de nuestro país a un diálogo abierto y sincero con el mundo, lugar del que nunca debimos alejarnos".

"En los próximos días, vamos a reunirnos con los familiares en el Archivo Nacional de la Memoria, para entrevistarnos y hacer entrega de los resultados correspondientes", añadió el funcionario.


Los embajadores Héctor Marcelo Cima, de Argentina, y Julian Braithwaite, de Reino Unido, encabezaron las respectivas delegaciones

Según pudo saber Infobae, a partir del próximo lunes se comenzará a contactar a las familias y para aquellas que no puedan acercarse hasta la ex ESMA, desde la Secretaría se montará un operativo para "llegar a cada casa de los familiares" y hacer entrega de los resultados.

Pero la búsqueda no está finalizada. Solo 107 familias participaron inicialmente del proceso brindando su consentimiento. Pero aún quedan muchas otras a las que se contactará para que acerquen las muestras biológicas de referencia y poder cotejar el ADN con la base de datos.

Además, están las familias que han dado su consentimiento pero el perfil o los perfiles obtenidos no son suficientes para establecer con certeza la identidad. A ellos también se los invitará a que entreguen más muestras y poder cerrar el proceso.

lunes, 27 de noviembre de 2017

HMS Plymouth, veterano de Malvinas, desecho en Turquía

HMS Plymouth dañado durante la Guerra de las Malvinas

HMS Plymouth tristemente terminó en un patio de rompientes en Turquía


Ian Harvey | The Vintage News





Al igual que muchos grandes buques de guerra, un barco ha llegado al momento en que ya no es utilizable; por lo tanto, la única opción es eliminarlo. Este es el HMS Plymouth, que sirvió durante la Guerra de las Malvinas. Fue la fragata la que causó la rendición de Argentina, navegó los mares una vez más, hasta el astillero de Turquía. El barco de la Royal Navy había zarpado desde los muelles de Birkenhead en Liverpool para hacer su último viaje a Turquía, donde permanecerá sentado por el resto del tiempo.

Muchas personas han luchado para evitar que la nave sea desguazada debido a que sirvió en algunas batallas antes de la Guerra de las Malvinas en 1982. Estuvo en servicio por casi 25 años antes de ser desmantelada en 1988. Los miembros de HMS Plymouth Trust recaudaron dinero para acciones legales para que el barco sea salvado y atracado en el muelle de Vittoria. Peel Ports, propietaria de los muelles, dijo que la mejor opción era desechar el barco. La compañía no dio a conocer los detalles del destino final del barco.


Un portavoz de Peel Ports dijo que si las personas tuvieran suficiente dinero y un plan real para mantener el barco en buen estado, no habría sido un problema mantenerlo en los muelles. Sin embargo, dado que ha estado en el mismo lugar durante varias décadas recolectando óxido, la mejor opción fue eliminarlo. También dijeron que la empresa en sí no tiene experiencia en cómo preservar o restaurar barcos históricos como el HMS Plymouth. Creyeron que estaban tomando una acción responsable al desecharla.


HMS Plymouth, o lo que queda de ella. fuente

El desplazamiento del HMS Plymouth fue de más de 2.000 toneladas y es la última Fragata clase 12 de Rothesay que aún funciona. Fue lanzado por primera vez el 20 de julio de 1959 en Devonport Dockyard en Plymouth por la vizcondesa de Astor. Después de pasar sus pruebas, el barco fue enviado a la Marina Real el 11 de mayo de 1961. Luego navegó a Georgia del Sur con Royal Marines y SAS a bordo en 1982. Fue entonces cuando el barco tomó parte en la Guerra de las Malvinas.

Durante la guerra, el barco brindó apoyo de fuego. Una vez que el ejército argentino supo que no podían tomar represalias, la guarnición de Grytviken se rindió bajo las órdenes del teniente comandante Alfredo Astiz. Firmó el documento de rendición en la sala de oficiales del HMS Plymouth.

Después de la rendición, el barco pasó a cubrir a los portaaviones y los buques del mar. El HMS Plymouth fue el primero en ingresar a San Carlos Water y fue atacado, siendo dañado en el proceso por cinco aviones de combate Mirage. Después de este ataque, el barco regresó a Rosyth para ser reparado en julio de 1982. Había recorrido casi 34,000 millas, disparado más de 900 proyectiles de 4.5 pulgadas y había destruido cinco aviones enemigos.


El número 6, tomado del embudo de HMS Plymouth. fuente

El portavoz de Peel Ports dijo que el Fideicomiso de Preservación de Buques Históricos alquiló un puesto de atraque para el HMS Plymouth en 1990. Esto se realizó dentro de East Float, Birkenhead, de Mersey Docks and Harbor Company. Sin embargo, cuando el Fideicomiso entró en liquidación, el HMS Plymouth se convirtió en la responsabilidad legal de Peel Ports por defecto. El portavoz de Peel dijo que habían entendido que el Ayuntamiento de Plymouth había intentado adquirir el buque y exhibirlo en 2007, pero fue abandonado cuando no se pudo encontrar un atracadero adecuado para él.

Un fotógrafo en el lugar, David Billinge, decidió capturar los últimos momentos de la nave antes de despegar para siempre. Dijo que el barco tenía tanta historia y que era triste que tenía que ser descartado solo por la falta de fondos para preservarlo. Los miembros del Trust habían trabajado duro para cambiar eso, pero nadie estaba interesado en la preservación.




El día en que el barco despegó en su último viaje, más de 50 hombres que habían servido en el barco fueron a despedirse. Decidieron celebrar un memorial en el 30 aniversario del final de la Guerra de las Malvinas, mayo de 2012. En la ceremonia, el comandante durante la Guerra de las Malvinas, el capitán David Pentreath, dijo que era triste ver que la nave se iba. Sin embargo, el espíritu de la nave viviría en los hombres que lucharon en él. La reputación de la nave sería feliz, pero las despedidas estarían teñidas de tristeza. También dijo que es lamentable el poco interés que la gente tiene por la preservación del patrimonio marítimo, y que esto dio lugar a la necesidad de desguazar el barco.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Iron Dome israelí para Malvinas

El Reino Unido ‘defenderá’ las Malvinas en cooperación con Israel




Sistemas británicos de defensa antiaérea.

HispanTV
   
Londres invierte millones de dólares en militarizar aun más las Malvinas, cuya soberanía se disputa con Argentina, en cooperación con el régimen de Israel.

Un informe publicado este miércoles por el diario británico Express detalla que Londres ha invertido 78 millones de libras esterlinas (104 millones de dólares) en el Sky Sabre, un avanzado sistema defensivo localizado en las islas Malvinas, cuya instalación se completará en 2020.

Esta nueva medida belicista la adoptó el Reino Unido después de que Argentina decidiera reforzar su presencia militar en el suelo que reclama como suyo, comprando cazas Super Etendard, de fabricación francesa, equipados con misiles antibuques Exocet, argumenta la publicación.

El reporte señala que los cazas adquiridos por Buenos Aires son similares a los empleados en la Guerra de las Malvinas en 1982, sin embargo, advierte, cualquier fuerza “invasora” tendrá que enfrentarse al Sky Sabre, cuya tecnología es similar al sistema antimisiles israelí Cúpula de Hierro.



Excombatientes de Malvinas advierten que el Reino Unido ha convertido estas islas en el territorio más militarizado del mundo, y por ende en una amenaza para toda la región.

La información señala, además, que el contratista militar está trabajando con la empresa israelí Mprest para asegurarse de que el sistema rivalice con el sistema israelí, Cúpula de Hierro, desarrollado por la propia Mprest.

En este sentido, Natan Barak, el director ejecutivo de Mprest, ha asegurado que Sky Sabre podrá “proteger” cualquier zona en el mundo. El sistema, ha explicado Barak, conecta muchos “sensores” para crear una imagen táctica y “lo hace rápido” y da lugar al aumento de la seguridad del Reino Unido, ha enfatizado.

El empresario israelí ha añadido que nadie sabe cuándo ni dónde se iniciará un nuevo conflicto a raíz de la cantidad de cambios geopolíticos que ocurren en el mundo. “Uno no sabe qué pasará en los próximos tres años (…) Queremos estar seguros de que nuestro sistema pueda manejar una guerra que no la hubiéramos pensado”, ha recalcado Barak.

El secretario de Defensa del Reino Unido, Michael Fallon, anunció en 2015 que el país europeo se gastaría 280 millones de libras esterlinas en los próximos 10 años para renovar y fortalecer su defensa en Malvinas.

El litigio entre Argentina y el Reino Unido sobre la soberanía de las islas Malvinas motivó una confrontación bélica entre ambos países, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, que acabó con la vida de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Isleño obtiene documento argentino

Pidió el DNI argentino porque "en las Malvinas violaron sus derechos humanos"

Le concedieron el documento de identidad nacional en julio de este año.




La Nueva

   Jamie Falkland Anderson nació hace 43 años en Dunbar, una pequeña y remota isla al noroeste del archipiélago que constituye las Malvinas, y el 3 de julio de este año obtuvo su documento nacional de identidad, el DNI.

   Desde entonces es otro de los isleños que en los hechos reconoce con su acto la jurisdicción argentina sobre las islas cuya soberanía se disputa con el Reino Unido.


Su historia

   Jamie está en pareja desde 2014 con Linsey Trevaskis. Jamie y Linsey viven hoy juntos en Gales, desde donde denuncian que la hija de la mujer le fue sustraída injustamente por el servicio social de las islas cuando tenía 11 años -hoy tiene 15- y que desde entonces la reclaman sin que nadie los oiga.

   Ambos pidieron al gobierno argentino que la niña también obtenga su DNI no por sangre de la madre ni del padre -que no es Jamie-, sino por haber nacido en las Malvinas.

  “Anderson tramitó y obtuvo su DNI en el consulado en Londres porque nació en la Argentina y reside en Gales. Los trámites de documentación de la hija de su pareja, que habría nacido en Malvinas, están siendo realizados en la Argentina porque la chica nació y reside en territorio argentino donde el consulado en Londres no tiene competencia.", señaló una fuente consular en la sede diplomática en Londres.

  Cuando dice que la chica es argentina, es en una alusión a que toda persona nacida en las Malvinas tiene por ley el derecho a obtener su documento nacional de identidad.

  Al mismo tiempo, fuentes del Gobierno afirmaron al diario Clarín que el caso de la niña lo sigue el Ministerio del Interior pero que debería salir desde la provincia de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur, a la que le fue conferida la "hipotética" jurisdicción de Malvinas si el continente las administrara verdaderamente.

   Anderson manifestó que su enojo con el gobierno y la sociedad de las islas, y su decisión de tramitar el DNI fue porque en el archipiélago un "grupo de personas manejan la opinión pública, también la que es contraria a la Argentina". Dijo que son "siempre los mismos que gobiernan" y apuntó contra consejeros.



   "Quiero justicia, la quiero porque mis derechos humanos fueron violados, vulnerados y también la quiero para Lindsey y a su hija. Ello no escucharon mi verdad. Me dijeron que yo debería haber tenido remordimiento por cosas que no he hecho. La quiero para Lindsey y su hija porque está condenada sin condena. Lo que le hicieron fue una caza de brujas porque ella y yo cuestionamos toda la integridad del sistema de seguridad de las Islas Falkland", dijo.

   Contó que ha tenido muchos trabajos, fue capataz, empleado de mantenimiento, y que en las islas estuvo el área de exploración petrolera. Que en 2000 fue a vivir al Reino Unido y que se quedó a vivir allí como muchos jóvenes. Que al momento de tener que comparecer en Gran Bretaña ya estaba en las Malvinas, adonde se reencontró con su ex compañera de colegio, Linsey. Fue en 2014. Desde entonces están juntos. La causa le generó a Anderson problemas en la islas, pero adonde según él comenzó su "pesadilla" y la de su actual pareja, mamá de la nena Skye, a la que le quieren otorgar el DNI argentino.

   "Las Falklands son un lugar en el que se perdieron las tradiciones. Hoy hay empleados contratados que están en las islas por dos años, y se quedan sin nuestro historial. Ellos usaron el servicio social de las islas para sacarle su hija a mi mujer (contó que la nena estaría en un hogar para jóvenes)", aseguró Anderson. (Clarín y La Nueva.)

lunes, 13 de noviembre de 2017

17 candidatos al concejo de ocupación británica de las Malvinas

Récord en las Islas Malvinas: se presentaron 17 candidatos para los comicios legislativos

Mañana se eligirán a los nuevos representantes del parlamento local que depende de Gran Bretaña; los postulantes se disputan 8 bancas
Infobae



Se trata de todo un récord para las Islas Malvinas: en las elecciones que se realizarán mañana en el archipiélago del Atlántico Sur para elegir representantes de la Legislatura local se presentaron 17 candidatos, de los cuales sólo podrán ingresar 8 miembros a esa institución que muestra cierta independencia de la corona británica pero que su presupuesto depende en gran medida de Londres.

Hay otro récord en estas elecciones que se harán mañana en las Malvinas, y es que de los 17 candidatos, 5 son mujeres. Así, es la primera vez en la historia de las Malvinas controladas por los ingreses que se presentan tantas candidatas femeninas para ocupar un sitial en la Legislatura. La primera vez que una mujer accedió a un cargo en la Legislatura de Malvinas fue en 1964, cuando Marjorie Vinson derrotó por escaso margen a Christopher Bonner.

"La legislatura de las Falklands (Malvinas) tiene un peso importante porque muestra el progreso económico de las islas y ratifica la continuidad de una política de autodeterminación", dijo a Infobae el histórico legislador Mike Summers, que esta vez no se presentará y se retira de la política local de las islas.

En rigor, la Legislatura de las Malvinas fue gravitante por ejemplo para convocar en 2001 a una elección en la que se incluyó un referendo de límites, en que se preguntó al cuerpo electoral "si estaba de acuerdo con que haya una única circunscripción con un nuevo sistema de voto por representación proporcional". Votaron 1.502 electores, de los cuales 598 lo hicieron por "NO", en tanto que 456, por "SI". A la vez, fue esta legislatura la que organizó el referendum de 2013 donde el 99,7% de los isleños votó por seguir bajo el ala de Gran Bretaña.


En enero de 2009, y siguiendo los lineamientos de la nueva constitución local, el Consejo Legislativo se convirtió en Asamblea Legislativa con mayores poderes de gobierno autónomo. Actualmente la Legislatura maneja el presupuesto de las islas que depende en gran medida de el Reino Unido.

Los candidatos que competirán mañana en los comicios de las islas son: Ashbridge Corina Rose; Birmingham John; Bragger Stacy John; Buckland Carole Lynda Jane; Clarke Marvin Thomas; Ellis Louise; Elsby Barry; Lewis Jason;  Peck David Patrick; Pollard Mark John; Corto Gavin Phillip; Spink Roger Kenneth; Vidal Roberts Lucila Leona; Barkman Teslyn Siobhan Cockwell Benjamin William; Edwards Roger Athony y Hansen Ian.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Malvinas como campo de entrenamiento para tropas extranjeras

"Malvinas es un campo de entrenamiento ideal para el aparato armamentístico mundial" 

Sputnik



Sputnik dialogó con el veterano e integrante del Centro de ExCombatientes de Islas Malvinas (CECIM) Ernesto Alonso por los movimientos militares que realiza Gran Bretaña en el archipiélago del Atlántico Sur.
Argentina protestó por los operativos militares británicos programados entre el 30 de octubre y el 3 de noviembre, donde participan 1.500 efectivos que el Gobierno británico tiene en el archipiélago.

Sputnik conversó con Ernesto Alonso, integrante del Centro de ExCombatientes de Islas Malvinas (CECIM), quien aseguró que se trata de ejercicios que viene realizando Gran Bretaña en forma "unilateral" y "reiterativa".
"Es el mismo tipo de ejercicios que viene realizando Gran Bretaña en la zona. Es parte de la militarización del Atlántico Sur que el imperio utiliza para apropiarse de sus recursos naturales, hidrocarburos y acceder al continente antártico. Malvinas es un enclave estratégico ideal para todo esto. Lo que está sucediendo es algo que afecta a toda la región", dijo Alonso.

En septiembre de 2016 se concretó un acuerdo de cooperación entre Argentina y Gran Bretaña llamado Foradori-Duncan. A través de su firma el Gobierno argentino hizo concesiones comerciales a Londres, reanudó los vuelos del continente al archipiélago y pactó la explotación conjunta de pesca e hidrocarburos en la zona marítima del conflicto. Este acuerdo recibió duras críticas de la oposición y de los excombatientes de Malvinas.

El Gobierno argentino protestó formalmente por los ejercicios militares británicos en las islas Malvinas. La queja fue presentada el 26 de octubre por el vicecanciller Daniel Raimondi, en una nota entregada en la Embajada del Reino Unido.
Allí se reafirma que Gran Bretaña "desconoce resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía" Por otra parte, se advierte que se pondrá en conocimiento de la situación al secretario general de las Naciones Unidas y al secretario general de la Organización Marítima Internacional.

"Más allá del reclamo puntual, la posición del Gobierno argentino ha generado un retroceso enorme. El oficialismo pretende que nuestras Fuerzas Armadas realicen ejercicios militares en forma conjunta con las fuerzas de ocupación. Esto quedó plasmado en el acuerdo [Foradori-Duncan] que representa un alejamiento de la doctrina histórica con la que la Cancillería argentina venía trabajando este tema. Se evidencia de este modo una posición para beneficiar los intereses británicos", señaló el veterano.

Alonso explicó que las islas Malvinas, con una superficie de unos 12.000 kilómetros cuadrados, son un "campo de entrenamiento ideal" para las últimas tecnologías del aparato armamentístico mundial.
"Al tratarse de un sitio con muy poca población [unos 3.000 habitantes] los entrenamientos de las Fuerzas Armadas británicas no interfieren con la vida de sus habitantes. Esto permite probar armamento convencional y dispositivos sofisticados de espionaje y desarrollo científico tecnológico con aplicación militar con proyección hacia la Antártida, como los sistemas HAARP en Ganso Verde, utilizados para estudiar el cambio climático o inducirlo", concluyó.

El entrevistado hacía referencia al sistema High Frequency Active Auroral Research Program o HAARP por sus siglas en inglés. Se trata de un programa financiado por la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, cuyo objetivo es estudiar las propiedades de la ionosfera y potenciar los avances tecnológicos que permitan mejorar su capacidad para favorecer las radiocomunicaciones y los sistemas de vigilancia. Este proyecto ha despertado críticas de parte de quienes sospechan que detrás del estudio científico se oculta un propósito militarista.

Argentina reclama la soberanía de las islas Malvinas desde 1833, año en que el Reino Unido pasó a ocupar el archipiélago. Desde entonces ambos países mantienen un litigio por la soberanía de la región, que llevó a que en abril de 1982 la dictadura argentina (1976-1983) intentara recuperarlas por medio de una guerra que culminó el 14 de junio de ese año con la derrota argentina. Reino Unido y Argentina retomaron sus relaciones diplomáticas en febrero de 1990 durante la administración del expresidente Carlos Menem (1989-1999).

jueves, 9 de noviembre de 2017

Hallan planos de capilla española en Malvinas que reafirman derechos argentinos

Una capilla franciscana de 1768 en Malvinas, otra prueba de la soberanía de Argentina en las islas

Un historiador encontró en el Archivo General de Indias de Sevilla los documentos de un plano de una construcción solicitada por el gobernador de Buenos Aires y de Malvinas en 1767; es la continuidad de las cartas reveladas en Infobae

Por Martín Dinatale | Infobae
mdinatale@infobae.com


El plano de una capilla, el nuevo documento que prueba la soberanía argentina sobre las Islas

Los planos de una capilla de los franciscanos construida en 1768 y establecida en las islas Malvinas se sumarán –a partir de ahora– a otros documentos que la Argentina contará en sus archivos para ratificar el histórico reclamo por la soberanía de las islas del Atlántico Sur.

Dos días después de que Infobae publicara en exclusiva el hallazgo de tres cartas de 1767 que revelan un pedido para la construcción de una capilla en la isla Soledad, apareció otro documento que muestra la continuidad de aquellos oficios: en un escrito y un plano figura la concreción de la obra de la iglesia mandada a construir por el gobernador de Buenos Aires de aquel entonces Francisco Bucarelli y Ursúa a requisitoria de Felipe Ruiz Puente, primer mandatario de las Islas Malvinas.

El historiador argentino Roberto Colimodio se presentó ayer ante el senador radical de Mendoza Julio Cobos para exponerle los datos de un documento que está guardado en el Archivo General de Indias de Sevilla en España donde se revela la existencia de la capilla de los franciscanos en 1768, lo que otorga sustento a las cartas halladas por un coleccionista de identidad reservada cuyas iniciales son N.L.D  y de esta forma ratifica el predominio español en las islas de lo que luego sería el territorio argentino.


El documento está guardado en el Archivo General de Indias de Sevilla, en España

Con fecha del 22 de marzo de 1768, casi un año más tarde de los oficios anteriores, Felipe Ruiz Puente, gobernador de las Islas Malvinas, remitía a las autoridades de Buenos Aires el plano de la "Planta de la capilla provisional de los franciscanos establecidos en las Islas Malvinas", en cuyos márgenes el mandatario de las islas describía los estados de la construcción en diferentes momentos dando la fecha de envío del documento los últimos "remates a los interiores" de la Capilla.

Este documento demuestra que la correspondencia intercambiada entre el gobernador Ruiz Puente y su colega de Buenos Aires Bucarelli en 1767 no era sólo una expresión de deseos sino que se concretó materialmente en los hechos. El documento que encontró ahora el historiador Colimodio se encuentra en el portal PARES del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de España y físicamente en el Archivo General de Indias de Sevilla.

En la margen derecha del documento de 1768 se puede leer en letra cursiva el texto del entonces gobernador de Malvinas que sostiene: "Como este plano estaba hecho para ser remitido con la balandra, antes de haber venido con los socorros las fragatas Águila y Liebre, en aquel entonces por falta de materiales y aun de operarios estaba en la disposición que explica la primera nota. Pero ya al día de la fecha se hallan sus puertas y ventanas concluidas y se están rematando sus interiores, Malvinas 22 marzo 1768″.



A la vez, revela en su margen izquierda un título que dice "Plano de la Capilla provisional de las islas Malvinas". La explicación del texto sostiene abajo: "A.Capilla D.Sacristía B. Habitación de uno de los religiosos capellanes de estas islas C.habitación o celda de otro Capellan E.Cocina y habitación del criado F. Tabiques, que se deben poner de madera con sus correspondientes puertas".

Más abajo, el documento sostiene en la "1 Nota" que "esta capilla se halla concluida a excepción de las puertas, ventanas y tabiques que se denotan y por falta de correspondiente madera no se han podido rematar; sus paredes son de tapas, su cobertura de Espadaña y su altura contada desde el piso hasta el cieloraso de lona q se le debe poner 9 pies y 6pu".

Colimodio expresó a Infobae que "estos documentos muestran que el intercambio epistolar en 1767 entre el gobernador de Malvinas y el de Buenos Aires no fue puro cuento sino que se materializó con la construcción de la capilla".

Según este historiador, miembro de Academia Argentina de Historia y del Instituto Sanmartiniano, hay otros documentos del Archivo de Indias que revelan que en 1811 la capilla de los franciscanos en Malvinas se incendió y que el 28 de noviembre de 1816 un piloto de la Armada española, Gabriel Francisco de la Quintana, la vio incendiada.

Por su lado, y ante la consulta de este medio, el senador Cobos destacó que ya le envió una nota a la Cancillería para que se lleve adelante el pedido formal al Archivo de Indias para que el Estado argentino obtenga una copia certificada de los documentos que revelan el plano de la capilla de Malvinas. "Se entiende que estos documentos enriquecerán la historia argentina y su vinculación directa de soberanía con las islas Malvinas. Son documentos que sustentan mucho más el reclamo del territorio que primero fue español y tras la independencia de Argentina", planteó el legislador radical.

Desde la Cancillería explicaron a Infobae que "la copia certificada de los documentos obra en poder del Ministerio de Relaciones Exteriores y se sumarán al acervo histórico de la Cancillería y serán tenidos en cuenta junto a otros documentos históricos del mismo tenor y que corroboran la ocupación efectiva española de las islas Malvinas".



Los documentos que entregó Cobos al canciller Jorge Faurie -y de los que el presidente Mauricio Macri está al tanto- podrían ser parte de los nuevos reclamos de la Argentina ante Gran Bretaña. La ex canciller Susana Malcorra, al conocer los documentos fue más lejos: aseveró que estos hallazgos podrían incluso torcer el voto de varios países en favor de la Argentina en el Comité de Descolonización de la ONU.

El primer documento que reveló el domingo pasado Infobae está fechado en Buenos Aires el 18 de febrero de 1767 y es una carta del entonces gobernador bonaerense Francisco Bucarelli y Ursúa (expulsor de los Jesuitas) a Felipe Ruiz Puente, primer mandatario de las Islas Malvinas. El texto al que accedió Infobae, y que se halla bajo estricto resguardo en el Archivo General de la Nación, sostiene que desde Buenos Aires se enviarán ocho prisioneros "a ración y sin sueldo" como mano de obra para la flamante gobernación de las Malvinas, creada cuatro meses antes por orden del rey Carlos III. "Señor mío: con destino a servir en las Reales obras de las Islas Malvinas a ración y sin sueldo remito a Usted los individuos señalados en la adjunta relación para [que] disponga la conducción y permanencia allí de estos reos el tiempo de su condena", firmó el gobernador de Buenos Aires al tiempo que dio la lista de ocho presos.



El segundo documento es una carta fechada en Malvinas el 25 de abril de 1767 enviada por el gobernador de Malvinas Felipe Ruiz Puente a su par bonaerense Bucarelli y Ursúa. En esa misiva le explica la necesidad de levantar una capilla en Malvinas "para todo el pueblo, pues solo se cuenta con una muy precaria, con una imagen de San Luis". Y solicita a la vez "un pequeño sagrario o tabernáculo con su copón correspondiente y una imagen de la Advocación que V.E determinare para Patrono de esta posesión". Cabe destacar que el Puerto Soledad se bautizó como Saint Louis cuando fue descubierto por los franceses. Sucede que las islas luego fueron transferidas a la corona española por Francia.

Y el tercer documento hallado, que obra en poder del Estado en estos momentos, está datado en Buenos Aires el 2 de diciembre de 1767. También se trata de una carta dirigida por el gobernador de Buenos Aires al primer gobernador de Malvinas. Allí se sostiene que desde la capital argentina se enviarán los vasos sagrados y ornamentos para "erigir una nueva capilla en esa Colonia", así como una imagen de la Virgen de la Soledad para que sea declarada patrona de la población. Quizás esta sea la única pista para descubrir el origen del nombre de la Isla Soledad.

Ahora aparece el plano guardado en el Archivo General de Indias y se cierra toda la historia de esta capilla de los franciscanos de 1768 que en Malvinas le otorga a la Argentina una ratificación más de su soberanía en las islas.