martes, 12 de abril de 2016

VGM: Un casco vuelve a su dueño con emoción

La emoción de un soldado que recuperó su casco 34 años después
La conmovedora historia de un ex combatiente

Un argentino que vive en Inglaterra lo había comprado en un remate y ayer se lo trajo. Y se emocionaron juntos. 


Matías Picchio, coleccionista de cascos de guerra, argentino y viviendo en Gran Bretaña, llegó a Sarmiento, Chubut, a devolverle el casco a José Muñoz, que lo usó en Malvinas.

Carlos Guajardo - Clarín 

El casco que el excombatiente de Malvinas José Muñoz esperó durante 34 años ya está en sus manos otra vez. El joven argentino Matías Picchio, que reside en Inglaterra, lo compró en un remate y vino ayer a Sarmiento, una localidad ubicada en el sur de Chubut, a 150 kilómetros de Comodoro Rivadavia, para conocer a Muñoz y entregarle el casco en un emotivo acto de vigilia denominado “Sarmiento le canta a Las Malvinas”, realizado en el gimnasio municipal ante casi 5 mil personas.

 A las 0,30 de ayer, Muñoz y Picchio se vieron la cara por primera vez en el acto y Muñoz tuvo por fin el único recuerdo de su paso por el conflicto. Es que el día de la rendición, los ingleses le sacaron todo.

“Colecciono cascos. Pero este es uno muy especial. Además creo que fue el destino el que me cruzó con él para que pueda volver a las manos de quien lo usó en Malvinas”, le dijo Picchio a Clarín.

El muchacho de 40 años se fue a Inglaterra en 2002. Es técnico mecánico de aviones y en este momento viaja por distintos países del viejo continente desarrollando su profesión. Nació en el barrio de Belgrano y llegó a Sarmiento con sus padres Joaquín y Ada. Antes de emigrar trabajó en LAPA, donde lo indemnizaron y con ese dinero pudo viajar a Europa.

“Mi hobby es coleccionar cascos. Tengo de la Primera y Segunda Guerra Mundial, de Vietnam y del Golfo. Serán alrededor de 40. También tengo otros dos de Malvinas, pero no puedo identificar de quienes fueron. En el caso de José no fue complicado porque su nombre estaba escrito en el fondo. Y también el del Regimiento de Infantería 25 al que perteneció. Entonces empecé a buscarlo por Internet hasta que pude dar con la historia que contó Paola, su sobrina. Y así fue que nos comunicamos. Y bueno, aquí estoy”, contó Matías Picchio.

Paola Muñoz es una joven periodista de Sarmiento. El 2 de abril del año pasado publicó en una red social la historia de su tío José. Y ahí fue donde dijo que “no lo queda ningún recuerdo. Lo único que tenía era el casco pero los ingleses se lo sacaron cuando lo hicieron prisionero”.

El destino quiso que redes sociales de por medio y la edición de un diario local, la conectaran con Picchio que ya había visto en el interior del casco el nombre de José y del Regimiento de Infantería 25 al que pertenecía.

El excombatiente José Muñoz tiene 9 hijos. Su primera hija tiene 34 años. Nació justo el día antes que embarcaron a Muñoz hacia la guerra. Se llama Silvana de los Angeles. Al más chico le dicen “Muñeco” y tiene 4 años. “A Silvana la vi el día que nació, y después me llevaron”, le contó José a Clarín y dijo que recién se enteró que iba a Malvinas cuando estaban arriba de un barco.

Apenas se inició el sábado, José y Matías se encontraron en el escenario. Ninguno de los dos pudo contener el llanto. Igual que las miles de personas que estaban en el gimnasio. José Muñoz levantó su casco y abrazando a Matías gritó entre lágrimas ¡Viva la patria! Todos lo siguieron.

En una charla con Clarín narró como fue el día de la rendición en Malvinas. “Los ingleses nos abrazaban y traductor de por medio nos decían “la guerra terminó, ahora somos hermanos. Este no es un problema nuestro”. Y recordó al superior que les informó que iban a la guerra cuando estaban arriba del barco en Puerto Deseado: “Señores, ustedes van a ir a una guerra. Esto es para varones. El que se quiere bajar que se baje”. Todos se quedaron

En la mañana de ayer, Matías Picchio fue a visitar el Regimiento de Infantería 25, con el que Muñoz fue a la guerra apenas un día después de ingresar al servicio militar. Y por su gesto, que fue ovacionado por todo el gimnasio, los veteranos lo invitaron a desfilar con ellos en el acto que se desarrolló a las 10 en el monumento de Malvinas de Sarmiento

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario