lunes, 12 de febrero de 2018

Relatos del conflicto: La kelper desafiante

La historia de la isleña

The Independent

Lisa Watson tenía solo 12 años cuando los argentinos invadieron, y vieron el conflicto a través de los ojos de una colegiala. Hoy es madre de un hijo y editora del periódico semanal 'Penguin News' de las Malvinas bajo ocupación británica

"Desde muy joven escuché a mi padre comentar: 'No se trata de si Argentina invade, es cuestión de cuándo'. Como tal, el espectro del conflicto armado se cernió sobre mi vida casi desde que pude hablar hasta el 2 de abril de 1982, cuando mi abuela me despertó a las 6 am y me sugirió: "Bajen, querido, el tiroteo comenzó".



"Me estaba quedando con mi abuela, ya que mis padres tenían una granja a cierta distancia. Afortunadamente, ella era una mujer valiente, y cuando vimos proyectiles volando sobre nuestras cabezas y escuchamos el zumbido de las armas pequeñas al pasar la casa, ella me consoló diciendo: : 'Es un poco como fuegos artificiales, ¿verdad?'

"Las cosas no se calmaron una vez que fui transportado a la granja de mis padres. Temprano fuimos perseguidos por las tropas que salían de los helicópteros, abrían la puerta de un puntapié y buscaban en la casa. Más tarde cesaron, pero alrededor de 100 conscriptos argentinos acamparon cerca y Llamaron con frecuencia a la casa, mendigando comida o preguntando, sospechosamente con esperanza, "¿Ya se han cerrado las tropas británicas?"

"Nuestro primer encuentro con los soldados británicos fue a altas horas de la noche cuando un golpe en la puerta nos sorprendió, no teníamos ni idea de su llegada, nuestras ventanas estaban oscurecidas por la noche, a las órdenes de las autoridades argentinas. Con la sonrisa más amplia que tengo visto alguna vez en el rostro de mi padre, dio la bienvenida a los hombres del Servicio Especial de Embarcaciones.

"Hace menos de dos años, pudimos darle la bienvenida a uno de esos hombres a la granja, cuando visitó para conmemorar la pérdida de un camarada. La gratitud sentida en 1982 no ha disminuido. Los veteranos hacen visitas frecuentes y cada uno recibe un tratamiento. como un viejo amigo

"Las Malvinas se han desarrollado desde esos días. La economía está sana como resultado de la venta de licencias de pesca a compañías extranjeras, y como tales, las islas son económicamente autosustentables en todo menos en defensa.

"Argentina sigue siendo una espina constante con sus frecuentes intentos de socavar la economía y cabildear para conversaciones sobre soberanía, pero trabajamos silenciosamente en torno a eso.

"La motivación entre los isleños para hacer que las Islas Malvinas sea lo mejor posible es alta, con la firme esperanza de que los veteranos visitantes y las familias de aquellos que perdieron a sus seres queridos se irán sintiendo que, de alguna manera, podría haber valido la pena. "

Reacciones:

3 comentarios:

Argentina y la usurpación de Malvinas excusa no tiene ningún sentido, porque esas actividades eran normales en el siglo XIX. Buscar: ''Islas Malvinas – La Usurpación Academia'' (1 pg)

Una niña valiente en aquellos días de sufrimiento.

hay que prender fuego esa bandera de la foto

Publicar un comentario