domingo, 8 de abril de 2018

Guerra aérea en Malvinas: La versión argentina (1/4)

La guerra desde el lado de Argentina

por Diego Zampini || Century of Flight


En septiembre de 1980, cincuenta pilotos y personal técnico de la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque de la CANA (Comando de Aviación Naval Argentina, Comando de Aviación Naval Argentina) llegaron a la Base Naval de Rochefort, en Francia. . Entre el grupo de pilotos se encontraban el comandante de la unidad, el Capitán de Fragata Jorge Colombo y el subcomandante, el Capitán de Corbeta Augusto Bedacarratz. El resto de los pilotos fueron: los Capitanes del Corbeta Roberto Agotegaray, Roberto Curilovic y Alejandro Francisco, y los Tenientes de Buque de Guerra Luis Collavino, Julio Barrraza, Juan Rodríguez Mariani, Armando Mayora y Carlos Machetanz. Todos los pilotos tenían cientos de horas volando A-4Q Skyhawks (el tipo principal de avión de combate utilizado por el CANA en ese momento).

Después de tres meses de enseñanza del idioma francés, fueron enviados a la base naval de Landivisiau Air, donde realizaron vuelos de entrenamiento en aviones Morane Saulnier durante 30 días y luego comenzaron a conocer su futura herramienta de combate: AMD-BA (Avions Marcel Dassault - Breguet Aviation). ) Super Etendard. Más tarde, los pilotos argentinos comenzaron a aprender las lecciones básicas de vuelo en el Super Etendard (un máximo de 50 horas de vuelo por cada piloto) y nociones básicas sobre los sistemas de armas, especialmente el misil antibuque AM.39 Exocet. Las especificaciones técnicas de ellos son:

AMD-BA Super Etendard:




Motor: turborreactor SNECMA Atar 8K-50 con un empuje de 5.000 kilogramos.
Velocidad máxima al nivel del mar: 1200 km / h.
Techo: 13,700 mts.
Alcance volando al nivel del mar: 720 kms.
Armas: dos cañones de 30 mm y 2.270 kg de cargamento de armas (incluidas bombas, misiles M de R.550 aire-aire y misiles anti-ship AM.39 Exocet).

AM.39 Exocet

Tipo: misiles antibuque "disparar y olvidar" en el aire.
Longitud: 5.20 metros.
Diámetro: 35 centímetros.
Envergadura: 1 metro.
Peso: 655 kgs.
Alcance: 70 kms (35 millas) Velocidad de crucero: 1100 km / h (Mach 0.9)


Izquierda: La familia Exocet. El SM.39 es la versión de lanzamiento submarino, mientras que tanto el MM.38 como el MM.40 son las versiones de envío a barco. El último miembro de la familia es el AM.39; la versión aire-a-barco. Este fue el tipo de misil usado por el 2 ° Escuadrón Naval Aéreo Argentino.

Atacar un barco con la versión AM.39 es un trabajo de dos etapas: primero, el misil es guiado por el sistema de control de fuego del avión, que le da al misil las coordenadas del objetivo y estas coordenadas las obtiene el radar del avión. Cuando se lanza el misil, se sumerge a una altitud de 30 metros, que luego se fija a solo 2,5 metros por el radio altímetro del misil. En los pocos segundos finales de vuelo, el misil activa su propio radar y busca el objetivo. Si encuentra alguno, el misil se fija y se guía hacia el punto de impacto.

Los pilotos y técnicos argentinos regresaron a la Base Naval Comandante Espora Air (Provincia de Buenos Aires, Argentina) en julio de 1981 y comenzaron la preparación para la llegada de los primeros cinco Super Etendards, lo que finalmente ocurrió en noviembre de 1981. La Armada Argentina había ordenado un número total de 14 aviones, y el mismo número de Exocets. Los pilotos argentinos probaron el sistema de navegación de los cinco aviones tanto como pudieron y comenzaron a hacer lo mismo con el sistema de armas.

La guerra comenzó

Pero el 2 de abril de 1982, cuando el 2. ° escuadrón esperaba la llegada del equipo técnico francés para poner a los Exocets en estado operativo, Argentina realizó la reconquista militar de las Islas Malvinas en idioma español, usurpado por los británicos. gobierno en 1833. Uno de los primeros actos del gobierno francés fue declarar un embargo de armas contra Argentina hasta que el conflicto terminó.

Por supuesto, privó al 2 ° Escuadrón de la posibilidad de ser asistido por técnicos franceses, pero el personal argentino de la unidad, lejos de darse por vencido, se enfrentó por sí solo al desafío de instalar los Exocets. Dos semanas más tarde, la interfaz entre el avión y el misil se había resuelto y comenzaron las pruebas de los ataques antibuque. Afortunadamente para los argentinos, el país había comprado de Gran Bretaña dos destructores Tipo 42 (la misma clase utilizada por la Royal Navy), ARA Hércules y ARA Santísima Trinidad. En consecuencia, los pilotos de la unidad probaron y mejoraron las tácticas de ataque contra este tipo de barcos.

El 1 de mayo de 1982, los aviones de la RAF y la Royal Navy atacaron los principales aeródromos y posiciones argentinas en las islas. La Armada Argentina organizó un ataque combinado contra los portaaviones británicos: ocho A-4Q pertenecientes al 3 ° Ejército Naval y Escuadrón de Ataque a bordo del portaaviones argentino, ARA Veinticinco de Mayo, y dos Super Etendards de la Base Naval Río Grande Air atacarían al mismo tiempo, el 2 de mayo. Pero ese día ambos brazos del ataque tuvieron problemas; los Skyhawks navales necesitaban un viento mínimo para ayudarlos a despegar del portaaviones, e inesperadamente el viento, normalmente fuerte en el Atlántico Sur, no explotó. En el lado del 2do Escuadrón, ambos Super Etendards, piloteados por el comandante de la unidad, Jorge Colombo, y su compañero Carlos Machetanz, se vieron afectados por problemas que no les permitieron recibir combustible del buque cisterna Hércules KC-130H. Más tarde, ese mismo día, el submarino británico HMS Conqueror hundió el crucero argentino ARA General Belgrano y obligó a la flota marítima argentina a regresar a la base naval de Puerto Belgrano.


Una fotografía de un SP-2H Neptune El 4 de mayo de 1982, este avión de tipo, cuando fue pilotado por el capitán de corbeta Ernesto Proni Leston, detectó al destructor HMS Sheffield y le dio sus coordenadas a los Super Etendards armados con Exocets..

Continuará.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario