jueves, 26 de abril de 2018

Guerra aérea en Malvinas: El hundimiento del HMS Sheffield (2/4)

Guerra aérea en Malvinas

Century of Flight

Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4

El final del HMS Sheffield

A las 5:07 h del 4 de mayo de 1982, un SP-2H Neptune, número de serie 0708/2-P-112, llamado 'Mercurio', perteneciente al Escuadrón de Exploración de la CANA, despegó de la Base Naval Río Grande. La tripulación del avión estaba compuesta por tres miembros, y el piloto era el Capitán de corbeta Ernesto Proni Leston (los otros miembros eran el copiloto y el Oficial de Control Operativo, de apellido Pernussi). [Nota del administrador: En realidad la tripulación era de 12: Comandante CC Ernesto Proni; Copiloto CC Sergio Sepetich ; OCO TC Guillermo Meneses; Navegante TF Juan Gatti ; Mecánico SI Juan C.Heredia ; Ayudante Mecánico CI Hugo Saavedra, Detección SI Anibal Sosa y SS JOsé M. Pernuzzi ; Radio Operador CP Daniel Yerba ; Operador MAE CP Luis Nuñez ;Armamento CI Luis Del Negro Supervivencia CI César H. Fernandez . Estos dos últimos con la función de vigias. Aclaración del CN (RE) VGM Rodolfo Castro Fox en los comentarios de esta entrada] Originalmente, la misión era detectar cualquier actividad naval británica para permitir que un grupo de C-130 aterrizara en el aeropuerto de Puerto Argentino, pero incluso cuando el vuelo de Hércules fue abortado, se produce la salida del Neptune. A las 7:50 el Neptune tuvo su primer contacto por radar con un buque de guerra británico, y Proni informó las noticias a la CANA. Se le ordenó mantener el contacto, pero con discreción. 'Mercurio' tenía otros dos contactos a las 8:14 y 8:43. Unos minutos después llegó una orden del Alto Mando de CANA para evadir cualquier contacto hasta las 10:00 hrs. Proni supuso que una salida de Exocet estaba en camino, y puso el curso de Neptune en el área de los restos del ARA General Belgrano, pretendiendo ser parte de una misión de rescate en busca de sobrevivientes.


Esta fue la ruta de vuelo seguida por el Neptune del Capitán de corbeta Proni Leston el 4 de mayo de 1982.

Las noticias sobre los hallazgos del capitán Proni llegaron a Río Grande rápidamente, y fue el turno del Capitán de Corbeta Augusto César Bedacarratz y el Teniente de Fragata Armando Mayora para volar las incursiones antibuque, y todos los demás pilotos ayudaron a preparar las rutas de vuelo, los puntos de reunión con el tanquero KC-130H, etc. Ambos Super Etendards despegaron de Río Grande a las 9:45 hrs. Bedacarratz, el líder, (indicativo de llamada 'Aries') voló en el avión 0752/3-A-202, y Mayora, el piloto de flanco, (indicativo de llamada 'Boina') lo hizo con su avión 0753/3-A-203. A las 10:00 horas se encontraron con el buque cisterna KC-130H provisto por la FAA (Fuerza Aérea Argentina - Fuerza Aérea Argentina) piloteado por el Vicecommodor Pessana y recibió todo el combustible necesario para completar la misión.

A las 10:35, el Capitán de corbeta Proni hizo su último ascenso a 1.170 metros (3.500 pies) y detectó un gran contacto y dos de tamaño medio en las coordenadas 52º 33 '55' 'Sur, 57º 40' 55 '' Oeste. Unos minutos más tarde, llamó por radio a ambos Super Etendards y le dio la información a Bedacarratz. Después de eso, Proni puso rumbo a Río Grande y aterrizó a las 12:04 h. Su larga salida había llegado al final.

Pero la misión de los SUE (apodo dado por los pilotos argentinos a los Super Etendards) acababa de comenzar. Volando a muy baja altura, alrededor de las 10:50 h subieron a 160 metros (500 pies) para verificar las coordenadas dadas por Proni, pero encontraron ... ¡nada! Ambos pilotos volvieron a buscar y Bedacarratz decidió continuar. 40 kms (25 millas) más tarde volvieron a subir y, después de unos segundos de escaneo, los objetivos aparecieron en sus pantallas de radar. Ambos pilotos cargaron las coordenadas en sus sistemas de armas, volvieron al nivel bajo y, después de la verificación de último minuto, lanzaron sus Exocets AM.39. La hora exacta fue a las 11:04 h.

Durante el vuelo de regreso a la base, Bedacarratz se dio cuenta de que no necesitarían la asistencia del KC-130H, y llamó a Vicecommodore Pessana para que no vuelva a cargar combustible. Pessano fue entonces el primer oficial argentino en conocer el éxito de la misión. Bedacarratz y Mayora aterrizaron a las 12:04 h, exactamente una hora después de haber lanzado los misiles. No es necesario decir que fueron recibidos por sus camaradas felices como héroes.

Pilotos argentinos pertenecientes al 2 ° Escuadrón Naval Aéreo y Escuadrón de Ataque de la Armada Argentina.



De izquierda a derecha: el teniente de fragata Rodríguez Mariani, el capitán de corbeta Curilovic (que participó en la incursión del 25 de mayo cuando el Atlantic Conveyor fue hundido), el capitán Fragata Colombo (comandante de la unidad), el capitán de corbeta Agotegaray, el teniente de navío Francisco (que golpeó al portaaviones británico HMS Invincible el 30 de mayo), el capitán de corbeta Bedacarratz (que participó en el ataque al HMS Sheffield el 4 de mayo) y el teniente de navío Collavino (que apoyó a Francisco el 30 de mayo). El Super Etendard detrás de ellos es el 0752/3-A-202, el avión utilizado por Bedacarratz el 4 de mayo de 1982 durante la misión contra el Sheffield, y el avión pilotado por Alejandro Francisco el 30 de mayo de 1982.

¿Qué pasó con los Exocets? Según fuentes británicas, Peter Walpole, un oficial en la cubierta del destructor Type 42 HMS Sheffield, que intentaba identificar visualmente un contacto de radar reportado por el oficial de operaciones del barco, Nick Batho, vio un pequeño rastro de humo y finalmente identificó es como un Exocet, pero lo hizo cuando el misil estaba a solo 1 milla de distancia del destructor. Cuatro segundos después, el misil golpeó la nave con una fuerza tremenda. Una de las ironías de la guerra fue que una de las naves más modernas de la Armada Real solo tenía gritos como advertencia de misiles. Algunas fuentes afirmaron que lo que causó el incendio en Sheffield no fue la ojiva, sino el combustible del misil restante; pero otros, incluido el Capitán de Sheffield, Samuel Salt, afirman que la cabeza explosiva del misil explotó, destruyendo el Centro de Operaciones y la ingeniería. Cualquiera que sea la causa real, el resultado sigue siendo el mismo; el destructor HMS Sheffield había recibido una herida de muerte. Era la primera vez que se probaba un misil antibuque en el aire en combate.


Una de las muchas fotografías que muestran el ardiente HMS Sheffield. El misil Exocet golpeó la sala de máquinas, donde explotó la cabeza explosiva. El barco se quedó sin suministro eléctrico al instante, por lo que el sistema antiincendios no pudo ser activado. El fuego pronto se expandió a través de toda la nave. Un total de 22 marineros británicos murieron en los restos


Otra imagen del moribundo HMS Sheffield. El destino del segundo Exocet sigue siendo un misterio, pero según fuentes británicas, se perdió por poco la fragata HMS Yarmouth y finalmente cayó al mar.

Reacciones:

3 comentarios:

Creo que hay un error en la descripción de la penúltima foto, ese no es el Sheffield, es el Atlantic Conveyor, tocado por Exocets argentinos el 30-05-1982.

En el copete del artículo figuran tres como tripulantes del Explorador " Neptuno" cuando en realidad la tripulación la coformaron doce , número normal para las misiones de exploración Comandante CC Ernesto Proni; Copiloto CC Sergio Sepetich ; OCO TC Guillermo Meneses; Navegante TF Juan Gatti ; Mecánico SI Juan C.Heredia ; Ayudante Mecánico CI Hugo Saavedra
Detección SI Anibal Sosa y SS JOsé M. Pernuzzi ; Radio Operador CP Daniel Yerba ; Operador MAE CP Luis Nuñez ;Armamento CI Luis Del Negro Supervivencia CI César H. Fernandez . Estos dos últimos con la función de vigias. Todos ellos conformaron un equipo que permitió llevar a cabo la misión con éxito. CN (R.E.) VGM Rodolfo Castro Fox

Muchas gracias por su aclaración, Capitán Castro Fox.

Publicar un comentario