domingo, 26 de enero de 2014

Una anécdota en las trincheras de Monte Longdon

Alejandro Dachary:"Blanco haga formar la gente que repartimos"

"El día del fallecimiento de Alejandro, me encontraba en mi posición de Monte Longdon cuando escucho el sonido de un avión grande muy diferente al del Harrier o a los aviones propios, las nubes estaban bajas no podía ver que tipo de avión era, pero me di cuenta que volaba bajo y recto hacia la pista de aterrizaje. En un momento dado desde tierra comienza a disparar una batería de artillería; los disparos se pierden al cruzar las nubes, no puedo ver si hay impacto. Inmediatamente dos misiles lanzados por el avión cruzan las nubes y van recto hacia la batería de tiro.....hacen impacto, se producen una llamaradas y después silencio.

En ese momento pense ¿a quien se la habrán dado? Quince minutos después me llama el Mayor Carrizo y textualmente me dice -Sergio, tu hermano esta herido y bastante grave....ándate al pueblo-.
Para ir al pueblo había dos caminos uno de ripio por el Murrell, constantemente batido por la artillería enemiga y otro paralelo mucho mas a cubierto que protegían mucho de los impactos. mi pregunta fue.....mi Mayor ¿Alejandro esta herido de gravedad o muerto? ....ya falleció fue la respuesta. Los dos misiles había impactado en la caseta de tiro de Alejandro, matándolo instantáneamente junto con el Sargento Blanco y dos conscriptos mas. Fue enterrado en el cementerio de Puerto Argentino y luego trasladado al de Darwin....Recuerdo que cuando nos encontrábamos comentábamos de la familia, de como estaba la situación, el era sumamente optimista, ( no juegues al héroe Sergio eran sus palabras) siempre le dejaba algo de comer porque ellos andaban "cortos" y cada vez que le dejaba algo, Alejandro repetía una y otra vez la misma orden "Blanco haga formar la gente que repartimos".
Un día conseguí una botella de cognac (tesoro inapreciable en esas circunstancias) le dije....."esta te la guardas para vos" quédate tranquilo hermano que esta me la guardo. Subo al camión y al darme vuelta veo a los conscriptos formando fila con el jarrito en la mano. Ese era mi hermano.
Bueno, espero que estas reflexiones lleven un poco mas de claridad sobre el comportamiento de todos aquellos que tuvimos en la Defensa de Puerto Argentino.


En la foto: de derecha a izquierda, soldado, Daniel Diarte, Sargento 1º Pascual Blanco, teniente Alejandro Dachary, soldado Alberto Llamas.
Foto: Malvinas por Siempre

Fuente: Relato del teniente 1º Sergio Dachary M.I. en FACEBOOK

Historias de Malvinas

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario