domingo, 30 de agosto de 2015

Reino Unido compra radares suecos para protegerse de ningún posible ataque aéreo argentino

Gran Bretaña avanza en el refuerzo militar para Malvinas
Tras el llamado al diálogo del Papa, el gobierno británico instalará un nuevo sistema de radares anti-aéreos en las Islas. Infobae había anticipado los cambios en marzo


Los ingleses pagarán u$s74 millones por los nuevos radares Giraffe para Malvinas


El Reino Unido dio inicio a su plan para profundizar la militarización de las Islas Malvinas. En marzo, el gobierno de David Cameron anunció un refuerzo presupuestario de u$s267 millones por el supuesto riesgo de un conflicto con la Argentina. Ahora, esa inversión fue puesta en marcha: antes de fin de año, el primer radar del nuevo sistema anti-aéreo estará en funcionamiento.

La puesta en marcha fue anunciada por la firma SAAB, una compañía sueca de material bélico. A través de un comunicado, la empresa anunció la firma de un acuerdo por unos 74 millones de dólares con el Ministerio de Defensa británico para proveer a las Islas con su sistema de radares Giraffe y actualizar los existentes.

Los radares Giraffe son un sistema de detección anti-aérea montado sobre camiones, lo que permite su desplazamiento a través del territorio. De acuerdo con el comunicado emitido por SAAB, pueden detectar aviones que se encuentren dentro de un radio de 120 kilómetros. El primero de ellos será instalado en el archipiélago antes de fin de año.

El Ministerio de Defensa británico fue consultado sobre el acuerdo por la prensa de ese país, pero los funcionarios prefirieron no hacer declaraciones al respecto.

La cuestión Malvinas volvió al centro de la escena la semana pasada luego de que el papa Francisco fuera fotografiado con un cartel para llamar al Reino Unido y la Argentina al diálogo.

Medios e incluso diplomáticos ingleses consideraron que el Sumo Pontífice fue "engañado" para sostener el cartel, pero una de sus mejores amigas negó esa posibilidad: en su columna del diario Crónica, Alicia Barrios aseguró que Francisco era plenamente consciente de lo que hacía cuando se tomó la foto.

A principios de año, el gobierno británico anunció un refuerzo en la defensa militar de Malvinas con el envío de dos helicópteros Chinook y una inversión de 180 millones de libras (unos 267 millones de dólares) que se destinará a la infraestructura militar y civil del lugar en los próximos diez años.

Aquel comunicado fue realizado apenas horas después de que la prensa de ese país publicara un supuesto plan argentino para recuperar las Islas con ayuda de Rusia, en momentos en que la tensión entre Vladimir Putin y el resto de las potencias europeas había llegado a uno de sus máximos picos.

Infobae

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario