lunes, 28 de julio de 2014

Operaciones psicológicas en Malvinas

Operaciones Psicológicas en Malvinas


Hay muchas historias de Malvinas que aún quedan sin contar. Particularmente ésta es bastante cuestionada por diversos motivos ya que los mismos británicos no se han puesto de acuerdo si realmente los hechos se sucedieron con normalmente se cuenta. Me refiero a las operaciones psicológicas (PsyOp) que se desarrollaron durante el conflicto, las cuales fueron muy limitadas y con resultados nada destacados.

Por parte del Reino Unido no hubo muchas operaciones psicológicas, de hecho no se le dio mayor importancia y sólo una persona fue asignado a cumplir ése rol que estuvo a cargo del Capitan Roderick Bell, ya que era el único que hablaba perfecto español aunque con una extraña tonada, ya que el idioma lo había aprendido a hablar durante una larga estadía en Costa Rica.

Así en la Isla Ascensión se instaló una emisora radial la llamada “Radio Atlántico Sur” dirigida a las tropas argentinas, la cual no tuvo ninguna relevancia significativa. Emitía noticias, música y algunos llamados a la tropa para que se opongan a sus mandos. Todos los locutores tenían un fuerte acento centroamericano su terminología estaba muy lejos de la comprensión o entendimiento de las tropas argentinas. Su efecto simplemente fue nulo. Aparte la recepción de ésta radio en las Islas no era buena por cuanto las tropas contaban con algunas radios portátiles de corto alcance, y sólo podían captar algunas emisoras argentinas y uruguayas.



Posteriormente y a medida que el conflicto se acercaba a su final, se dispuso nuevamente instar a las tropas a revelarse contra sus superiores y rendirse. La idea era transmitir ese mensaje mediante panfletos o volantes que serían arrojados sobre las posiciones argentinas, y es aquí donde las fuentes británicas entran en conflicto. Por un lado algunos sostienen que al no existir un medio aéreo adecuado para lanzar los panfletos la misión nunca se llevó a cabo y casi unas 12.000 impresiones quedaron a bordo del portaaviones Hermes. Según ésta fuentes, se evaluó la posibilidad de dispersarlos mediante el uso de artillería o incluso de misiles, pero ambas opciones fueron descartadas.

Por su parte otra fuente revela que en las primeras horas de los días 3 y 4 de Junio, dos Sea Harriers sobrevolaron posiciones argentinas lanzando cientos de panfletos montados en coheteras modificadas y en un pequeño compartimiento inferior donde se sitúa el aerofreno. El periódico ingles Daily Mail publicaba en su edición del 4 de Junio que “centenares de soldados argentinos “ se estaban rindiendo tras recibir dos modelos los folletos lanzados por aviones Harriers. Los primeros los instaban a revelarse contra sus superiores y rendirse, en tanto los segundos de color azul les proporcionaban un pase y salvo conducto indicándoles cómo debían rendirse y así obtener “la protección” británica.

Esta historia nunca se pudo corroborar de modo fehaciente. Durante el conflicto y del lado argentino, hubo algunos comentarios o rumores al respecto, pero desde entonces éste tema nunca ha sido tocado o muy conocido por lo que el grado de veracidad sólo lo podrá determinar alguien que haya estado en las Islas y haya tenido contacto con algunos de éstos panfletos. Por otro lado nunca leí o escuche algo referido a que se pueda modificar una cohetera para lanzar folletos.

Si la historia es verídica, tal como sucedió con la radio, las operaciones psicológicas británicas fueron un completo fracaso y estuvieron muy lejanas en efectividad a las que caracterizaron a los british durante la Segunda Guerra Mundial donde montaron operaciones muy exitosas.

Conflicto de Malvinas

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario