sábado, 20 de agosto de 2016

Echan a VGM sospechado de corrupción

Un pasado polémico y muchas internas
Gómez Centurión estuvo con los carapintadas; tenía mala relación con Abad
La Nación




Mayor retirado del Ejército, Juan José Gómez Centurión fue condecorado con la Cruz al Heroico Valor en Combate, la más alta distinción militar argentina, por su actuación durante la Guerra de las Malvinas. Pero su foja de servicios militar también incluye otro capítulo: participó de los levantamientos castrenses de Semana Santa durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Ya en la vida civil, Gómez Centurión pasó por distintas empresas, con cargos jerárquicos. Entre ellos, trabajó como gerente de prevención de ilícitos bancarios en el Banco Velox, luego para la firma Cencosud y en la gerencia de recursos humanos de la cadena de Hipermercados Jumbo.

Durante la gestión de Mauricio Macri como jefe de Gobierno porteño, en tanto, Gómez Centurión se desempeñó desde noviembre de 2012 como jefe de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), para luego seguir a su jefe político al ámbito nacional. Allí recibió múltiples denuncias por irregularidades, cobro de sobornos e incumplimiento de deberes.

Antes de la asunción de Mauricio Macri, en diciembre de 2015, se lo mencionó como posible ministro de Defensa, lo que generó un fuerte rechazo. "Proponer al carapintada Gómez Centurión como ministro de Defensa es un insulto a la democracia", había dicho la diputada Margarita Stolbizer, entre varias voces críticas que recibió por aquellos días. Finalmente, Macri lo ubicó al mando de la Dirección General de Aduanas.

Casi de inmediato, Gómez Centurión -de 58 años- mantuvo una tensa relación con su superior inmediato, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, que sólo comenzó a menguar durante las últimas semanas, tras meses en las que ni siquiera participaba en las reuniones de la cúpula del organismo, pese a no tener experiencia en temas aduaneros.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario