La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

jueves, 30 de marzo de 2017

Nicolás Kasanzew y su experiencia como corresponsal

El conmovedor testimonio del único corresponsal de guerra argentino en Malvinas
El periodista Nicolás Kasanzew llegó a las islas el 2 de abril. Vivió bajo fuego y fue testigo de todo lo que se calló y se ocultó durante la guerra. La censura, la relación con los soldados, las noches de insomnio y la difícil vuelta al continente. Cómo se buscó desmalvinizar 
Por Silvia Mercado | Infobae


Nicolás Kasanzew es el único periodista argentino que cubrió la guerra de Malvinas hasta el final. Lo hizo para ATC y bajo extremas condiciones de censura. Hasta que volvió al continente no se enteró cómo salían sus reportes para televisión ni tampoco las notas que enviaba a Siete Días.

Por ser "la cara de la televisión en la guerra" pagó un alto costo personal y tuvo que irse del país para ejercer su profesión. Aquí lo despreciaban los militares que habían vuelto derrotados y los civiles que queríamos olvidar ese fallido intento de recuperar las islas. Sin embargo, su trabajo periodístico fue excepcional y está reflejado en dos libros de calidad extraordinaria, Malvinas, a sangre y fuego y La pasión según Malvinas. Recorrer esas páginas es un desafío a las esquematizaciones, ya que presentan datos prácticamente desconocidos y perspectivas muy profundas y originales. Aquí su testimonio para Infobae.

–Nicolás, usted tuvo una distinción del Congreso de la Nación en el gobierno de Raúl Alfonsín, junto a otros civiles, por su participación en la guerra de Malvinas. ¿De qué se trató?

–Sí, en 1986, una ley del Congreso de la Nación equiparó los civiles a los soldados conscriptos, y por supuesto eso fue muy honorífico para mí. Después, en el año 1995, el Ejército me condecoró con la Orden a los Servicios Distinguidos por mi desempeño en Malvinas.

–Es interesante ver que hubo muchos civiles que tuvieron un rol destacado en las Malvinas, usted en su calidad de periodista. ¿Sabía que habían participado tantos civiles?

–Por empezar, una cosa que se olvidó es que 200.000 civiles se anotaron como voluntarios para ir a defender nuestra soberanía en Malvinas. Se anotaron pilotos civiles que decían que querían ir a estrellarse contra la flota inglesa con sus avioncitos, se anotaban lisiados con sus sillas de ruedas, se anotaban personas mayores como mi maestro scout, que tenía 73 años, voluntario número 17 que hubiera hecho un muy buen papel. A ninguno de ellos los terminaron mandando. Fuimos pocos los civiles que participamos, pero había gente de vialidad, marinos mercantes, médicos. De hecho, 18 civiles murieron en combate, aportaron su cuota de sangre para defender la soberanía. Eso tampoco se tiene en cuenta.

–Es sorprendente, porque es lo que permite comprender que la guerra tuvo un gran respaldo de la sociedad civil.

–Si no se entiende eso no se puede entender la guerra de Malvinas, porque siempre se habla de que los generales y almirantes fueron a la guerra. Nunca lo pensaron, ni en las peores pesadillas, cayeron en una trampa, el famoso "guiño" que les hicieron desde el Pentágono por una provocación inglesa. Después no pudieron dar marcha atrás por los civiles, por las plazas llenas de gente. Cuando Galtieri se da cuenta que Estados Unidos no va a ser neutral, que él cayó en una trampa, le dice al ministro de defensa (Amadeo) Frúgoli que saquen las tropas de Malvinas. Y Frúgoli le dice "no podemos, la gente nos va a colgar en la Plaza de Mayo", me lo contó su sobrino. La gente había plebiscitado la recuperación de las Malvinas en todo el país y ya no se podía ir para atrás. Si no se entiende eso, no se entiende la improvisación. Lo único planificado fue el 2 de abril, después todo fue improvisación, nunca pensaron ir a la guerra los militares, y ya no pudieron retroceder.


–Llegó el 2 de abril de 1982 a Comodoro Rivadavia, ¿había muchos periodistas?

–Sí, estaba lleno de periodistas, pero no nos dejaron cruzar ese día a las Islas. Recién al otro día cruzamos unos 40 periodistas, pero nos tuvieron allí dos horas y nos hicieron volver. El 4 de abril ya no dejaron entrar a nadie, así que Daniel Mendoza, aquel famoso periodista con su seducción tan particular, consiguió subirse a un avión y me hizo subir a mí. En abril yo iba y venía, porque como no se podían hacer transmisiones desde Malvinas, yo iba a Comodoro a transmitir. Hasta que el 23 decidí no salir más de Malvinas porque se cerró el bloqueo y me iba a perder la cobertura de la guerra. Pasó algo extraño. Durante abril llegaban periodistas a hacer su nota, y se iban. Yo soy testigo de que el general Menéndez les ofrecía quedarse en las Islas y nadie quiso quedarse. Ese es el motivo por el cual yo fui el único periodista argentino que cubrió toda la guerra.



–Notable. ¿Había con usted un camarógrafo de ATC, no es cierto?

–Sí, Alfredo Lamela, un tipo muy valiente. Cuando tiran, la instintiva reacción de un ser humano es agacharse, para protegerse, y así arruinás la toma. Alfredo no se agachaba.

–¿Había periodistas de Télam también?

–Lo de Télam es una historia aparte. Había una agencia de cinco periodistas y uno de los periodistas, Diego Pérez Andrade, inventaba noticias. Por ejemplo, que el piloto Luis Valko había muerto atacando con su Pucará un portaaviones, lo cual es una locura, nunca pasó. Ya tenía su gloria de haber muerto en combate, no era necesario. Mientras inventaba cosas más o menos inocuas, triunfalistas, pasaba. Pero un día inventó que en un ataque inglés murieron 15 kelpers y Menéndez se enojó porque él cuidaba a los kelpers más que a los soldados argentinos. Cuando le preguntaron por qué mintió, dijo que estaba haciendo acción psicológica. Entonces, el 5 de mayo cerraron la agencia Télam en Malvinas y los muchachos decidieron quedarse en el hotel. Pérez Andrade siempre se jactó de haberse quedado tomando del mejor whisky en el hotel, y dos días antes de la rendición Menéndez recién les devolvió los equipos. O sea, que no cubrieron la guerra por ese motivo.

–Es decir que Alfredo y usted fueron los únicos.

–Así es, los únicos, desde el principio hasta el final, desde las Islas.

–Cuéntenos cómo era el trabajo que hacían.

–Era un trabajo muy difícil, porque me habían asignado un censor, un capitán de Ejército que cuando me acompañaba decía "esto se puede filmar, esto no", y cuando no nos acompañaba, miraba en el viewfinder de la cámara y las cosas que no le gustaban me obligaba a borrarlas. Yo le rogaba que no las borrara, que las guardara él, eran imágenes para la historia, pero fue implacable. Incluso me amenazó con una corte marcial. Ese era el primer filtro. Nosotros después mandábamos con los Hércules que burlaban el bloqueo el resto del material. Recién cuando vuelvo al continente me entero que mi material pasaba distintos escalones de censura. Mis compañeros de Canal 7 me dijeron que el 90 o 95 por ciento de lo que mandamos fue destruido, no solo no emitido, directamente destruido. Te imaginás que hasta el día de hoy sangro por la herida.


–Además era corresponsal de la Revista Siete Días. ¿Qué pasó con esas notas?

–Escribía mi diario de guerra para Siete Días, que tampoco pude leer durante la guerra. Cuando vuelvo me doy cuenta que a mis notas les habían adosado introducciones triunfalistas. Le reclamé a mi editor y me dijo que si no agregaba eso, no le dejaban publicar nada. No tendría que haber publicado nada, le dije. Por suerte, yo conservo mis manuscritos y los télex que no se pueden falsificar, donde puedo probar que esas introducciones triunfalistas no eran mías. Había gran censura, como en toda guerra, por otro lado.

–Por cierto. Lo importante es que en el caso de Siete Días tiene la documentación para probarlo, pero en la televisión no, aunque está claro que era un periodista en la zona misma de la guerra.

–Así es, yo era -aunque no en los papeles pero sí en los hechos- un corresponsal de guerra. No era un periodista en zona de peligro, sino un periodista que participa del esfuerzo bélico de su país y se subordina a los mandos de ese país, esa es la definición de corresponsal de guerra para la Convención de Ginebra.

–¿Está seguro entonces de que no hay forma de recuperar los materiales que no se emitieron?

–No lo digo yo, sino mis compañeros de ATC que vieron cómo eran veladas las películas y borrados los casetes. Durante la guerra a mí me prohibieron filmar soldados conscriptos para que no se viera que eran bisoños, cosa que seguí haciendo primero por una cuestión de ética profesional, pero también porque ellos querían salir y que los vieran sus familias. Se borraron cantidad de imágenes porque había soldados conscriptos en esas tomas. Cuento otra. Carlos Alberto Molteni, piloto de combate, ataca a los ingleses en Darwin, su numeral cae, vuelve de ese combate y yo lo entrevisto en caliente. Molteni es un personaje muy pintoresco, muy divertido, cantante de tangos, entonces yo le pregunto si llevaba su equipo de supervivencia por si era derribado. Me contesta, "no, yo cuando salgo a volar no llevo ni el peine". Cuando lo vieron en ATC destruyeron la nota, se horrorizaron. Era un combate aéreo contra tropas inglesas, había vuelto, y destruyeron por esa nimiedad la nota.



–¿Dónde vivía cuando estaba en las Islas?

–Los civiles, algunos curas, algunos personajes de los servicios de inteligencia, vivíamos en una hostería llamada Upland Goose, manejada por kelpers. Todas las mañanas salíamos con Alfredo a buscar notas, lo que era muy difícil por el censor que tenía encima. Encontré la solución que era ir al aeropuerto después del 1° de mayo, que era bombardeado tres y cuatro veces por día. Tenía las escenas de acción y la gente de la Fuerza Aérea me dejaban deambular con libertad. Dentro de eso, los soldados se me acercaban porque tenían hambre y necesidades. Yo me dedicaba dos horas por día a comprarles cosas, incluso a veces con mi plata, porque Menéndez no quería que fueran a los supermercados, para no desabastecer a los kelpers.

–¿Es normal que un corresponsal de guerra se involucre con un conflicto como usted lo hizo, con su pasión y emoción?

–Bueno, como le dije la definición de corresponsal de guerra según la Convención de Ginebra, el corresponsal de guerra participa del esfuerzo bélico de su país. En este caso se trató de una causa noble, de una guerra limpia. Yo era periodista pero, básicamente, era argentino. Al punto tal que cuando llegamos con mi camarógrafo nosotros les pedimos que nos preparen para la defensa, y se murieron de risa.

–Después de la derrota, ¿volvieron a entrar al canal?

–Sí, volví a entrar al canal para ser un marginado, porque el nuevo hombre fuerte del Ejército, el general (Cristino) Nicolaides, decía que había que olvidarse de Malvinas, por eso escondieron a los que volvieron. Primero me prohibieron entrevistar a los soldados que volvieron de la guerra, me prohibieron hacer notas sobre Malvinas, después me sacaron del noticiero y finalmente me dejaron sin trabajo. Luego me hicieron una campaña de difamación que estoy seguro salió de la inteligencia del Ejército, porque yo me puse a escribir mi primer libro. Al no haber podido contarle a los argentinos lo que había pasado con las imágenes y todo lo que viví, quise ponerlo en un libro. Como temían lo que yo podía escribir, me difamaron.

–¿Por qué cree que la sociedad también se olvidó de la guerra?

–Evidentemente somos un pueblo obscenamente exitista. Perdimos la guerra y todo el mundo dio la espalda. Si otra hubiera sido la historia no hubieran negado que estuvieron en Plaza de Mayo respaldando la recuperación. Ese exitismo, sumado a que se intentó mezclar todo, demonizar a las Fuerzas Armadas completas sin separar la paja del trigo. Malvinas coincidió solo cronológicamente con el gobierno militar. En todo lo demás fue distinto. No tenía nada que ver una cosa con la otra. Malvinas fue una guerra noble por una causa justa que nada tuvo que ver con los militares que gobernaban. Los que pelearon fueron a defender la bandera de San Martín y Belgrano.


–Si tuviera la posibilidad de elegir de nuevo si viajar o no a cubrir la guerra de Malvinas, ¿qué decisión tomaría?

–Si existiera una máquina del tiempo volvería a hacer todo lo mismo que hice, salvo en un aspecto: escondería el material, no permitiría que me lo destruyeran. Lo pude hacer después que se perdieron los primeros siete rollos fotográficos que envié, pero no con el material para televisión.

–En su segundo libro, La pasión según Malvinas, hay gran cantidad de fotos que usted mismo tomó.

–Sí, porque aprendí de eso y seguí sacando fotos, pero las mandaba de contrabando con un aviador naval. Gracias a él estas fotos están para la historia, sino tampoco estarían.



–Nicolás, se van a cumplir 35 años de esta experiencia que tanto lo marcó en su vida personal y también a los argentinos. ¿Qué mensaje puede dejarnos a los que no estuvimos ahí y a los argentinos que no habían nacido en 1982? ¿Qué nos puede decir de la guerra y, más que nada, de la guerra de Malvinas?

–La guerra es la barbarie siempre. Afortunadamente en esta guerra hubo gran cantidad de actos de nobleza y amor al prójimo, de argentinos que dieron todo por amor. Pero sobre todo yo quisiera decirle a los argentinos que nosotros que nos creemos los más vivos de todo el mundo, en realidad, nos compramos todos los buzones.

–¿Por qué?

–Hubo una gran mentira de que fue "una guerra de la democracia contra la dictadura". Es una falacia de la señora Thatcher, que no podía decir que se lanzaba a una guerra para recuperar unas colonias. Nosotros no estábamos condenados a la derrota -lo dice el almirante (Sandy) Woodward- porque no gana el que tiene el mejor equipo sino el que tiene la voluntad más fuerte, como la que tenían nuestros soldados y oficiales. Los panfletos británicos eran los que decían que solo podíamos perder, pero no era cierto. Fue una guerra heroica, y pasados los años va a estar a la par del Cruce de los Andes y de la Batalla de Obligado, no tengo la menor duda.

martes, 28 de marzo de 2017

Los Gurkhas en Malvinas

La sangrienta historia de los Gurkas en la guerra, ¿mito o realidad?
Que degollaron a nuestros soldados. Que combatían drogados. Que no les importaba vivir o morir. Testimonios de soldados avalan este horror. ¿Qué es leyenda y qué es verdad? El mayor Mike Seear, Oficial de Operaciones y Entrenamiento del Regimiento de Rifleros Gurkas, cuenta en primera persona qué hicieron estos feroces combatientes nepaleses durante la guerra
Por Gaby Cociffi
Directora Editorial de Infobae



Con sus cuchillos Kukris degollaron a los soldados argentinos. La sangre tiñó de rojo la oscura y húmeda turba de Malvinas. Pocos sobrevivieron a esa carnicería que practicaron los Gurkas en las batallas de la toma final de Puerto Argentino.

Esto es al menos lo que dice el mito, la leyenda. Una leyenda que creció y se afianzó con algunos testimonios de combatientes argentinos que agregaron detalles aún más escabrosos.

El prestigioso escritor y periodista de guerras, Arturo Pérez Reverte, entrevistó a un soldado argentino que dijo haber escapado de la furia asesina de estos guerreros nepaleses, un ejército de mercenarios que luchan desde el 1800 para la Corona británica.

"Estábamos atrincherados cuando comenzó el ataque. Los ingleses venían gritando y subiendo la ladera sin protegerse. Habían puesto delante a los Gurkas que avanzaban drogados y escuchando música con sus Sony Walkman ajustados a los oídos, riéndose y disparando. Les estuvimos tirando con todo lo que teníamos, pero les daba igual. Se metieron en un campo de minas y saltaban por el aire, pero seguían subiendo", le relató el joven argentino al periodista español.

Y solo un segundo después agregó un final que horroriza: "Algunos chicos tiraban sus armas y se rendían, pero los Gurkas los desollaban con sus cuchillos (…)".


Los Gurkas desembarcaron en Malvinas el 1ª de junio

El relato de este soldado anónimo no es el único. En el libro Los chicos de la guerra, el periodista Daniel Kon detalla la terrible vivencia de un combatiente argentino: "Los Gurkas parecían completamente drogados. Se mataban entre ellos mismos. Avanzaban gritando, sin apenas protegerse. Eran como robots: un Gurka pisaba una mina y volaba por el aire, y el que venía detrás no se preocupaba en lo más mínimo: pasaba por la misma zona sin inmutarse, y a lo mejor también volaba. Parecían no tener instinto de supervivencia. Iban barriendo zonas con sus ametralladoras Mag, que pesan más que un fusil. Si encontraban alguna lata de ración de nuestras provisiones, las abrían por la mitad de un cuchillazo, comían un poco y seguían peleando, siempre gritando. No les interesaba nada, ni siquiera sus propias vidas".

El autor afirma: "Ocho testigos más ratifican y amplían estos hechos".

Los titulares de los diarios ingleses en 1982 ayudaron a fortalecer el mito. El Daily Express publicó en letra catástrofe: "Los cuchillos de los Gurkas están sueltos" y "Grupos mortales de Gurkas están sembrando el terror entre los argentinos". Los cables de las agencias fechados en Londres afirmaban que los soldados argentinos se rendían sin combatir por temor a los feroces Gurkas.

La propaganda creció al ritmo de las acciones bélicas. La acción psicológica arrasó y salpicó la verdad histórica.


Integrantes del 7° Regimiento de Fusileros Gurkas del Duque de Edimburgo

Más serenos, dos oficiales argentinos contaron sus experiencias con los Gurkas. El Capitán de Fragata Carlos Robacio, jefe del BIM 5, informó a sus superiores el día de la rendición a las dos de la tarde: "…mis hombres, un batallón reforzado con dos compañías, han luchado contra el segundo Batallón de guardias Escoceses; 1º y 7º de Fusileros Gurkas y parte del Batallón de guardias Galeses…".

El teniente Ugarte, de la Escuela de Aviación Militar, también dejó su testimonio. El libro Con Dios en el alma y un halcón en el corazón, de Pablo Carballo, lo recoge con lujo de detalles.

"Llegamos a una casa abandonada. Aparentemente no había nadie. Pero atrás de una roca apareció un oficial inglés y nos pidió que nos rindiéramos. Uno de nuestros oficiales le disparó, y al instante nos vimos rodeados por cerca de 35 gurkas. Pensé que estábamos perdidos y le dije a mis hombres: 'Ya no hay nada que hacer. Resistir es hacernos matar inútilmente. Arrojemos las armas'. El oficial pegó un grito y los gurkas se nos vinieron encima. Pero el inglés pegó otro grito en nepalés y los chinitos se frenaron como el perro cuando grita su amo. Los gurkas empezaron a rodearnos. En una mano el fusil y en la otra el cuchillo. Hacían gestos, como si fueran a degollarnos. Nos tiraron al suelo y nos apuntaron a la cabeza. Me puse a rezar. Pasamos la noche con un gurka al lado de cada uno de nosotros. Con la punta de su cuchillo en nuestro cuello".


No se consideran fuerza de elite, pero por su entrenamiento pelean en la primera línea de fuego

¿Pero quiénes son estos guerreros casi mitológicos que crearon tanta fantasía como cruentos relatos reales después de la guerra de Malvinas? Hoy son 2.500 hombres de origen nepalí, reclutados en su país por el ejército británico, quienes desde 1816 luchan al servicio de la Corona incluso en la primera línea de fuego en Afganistán e Irak.

Feroces, con físicos privilegiados y entrenados, capaces de hazañas que ni las fuerzas de elite realizan, su fama entrelaza su habilidad en el combate y su enorme crueldad. Los gurkas pelean con todas las armas de un soldado de infantería -fusil, bayoneta- pero en la lucha cuerpo a cuerpo agregan sus famosos Kukris, los cuchillos curvos creados para degollar y desollar a los enemigos. Sus méritos fueron reconocidos por las autoridades británicas que hasta ahora les ha concedido 26 cruces de Victoria, la mayor distinción militar del Reino Unido.

Pero volvamos a Malvinas: ¿qué es mito y qué es verdad? ¿combatieron en las islas? ¿se drogaron en las batallas? ¿desollaron a nuestros soldados?


El oficial británico Mike Seear en Malvinas

A 35 años de la guerra, Infobae entrevistó a Mike Seear, Oficial de Operaciones y Entrenamiento del 1er Batallón, 7mo de Fusileros Gurkas del Duque de Edimburgo. Retirado del ejercito británico desde 1988, el mayor Seear hoy vive en Oslo, Noruega, y es consultor asociado de la Kenyon International Emergency Service, una de las compañías más grandes del mundo en manejo de crisis ante emergencias (como en el caso de la tragedia aérea de Germanwings en 2015).

Seear viajó cinco veces a la Argentina desde la guerra "para conocer veteranos del otro lado y pensar en la reconciliación". También para buscar información para dos de sus libros, que se reeditan este mes en el Reino Unido: "Con los Gurkas en las Falklands: un diario de guerra" y "Regreso a Tumbledown".

Desde Noruega, y mientras promete una nueva visita a la Argentina antes de fin de año, Seear afirma: "Los Gurkas nunca entraron en combate. Estaban muy frustrados porque nuestro Batallón jamás se involucró en una lucha con ningún soldado argentino durante toda la guerra".


Tenían la misión de tomar Monte William y avanzar hacia Puerto Argentino

Y describe minuciosamente cuál fue la actuación de los soldados nepaleses durante la guerra: "El 1° de junio aterrizamos en San Carlos. Por lo tanto participamos en los últimos 14 días de la campaña terrestre. La mayoría de los soldados Gurkas fueron llevados en helicóptero hasta Darwin y Pradera del Ganso, inmediatamente después de la primera batalla terrestre del 28 de Mayo. Patrullamos mucho el área y sólo nos topamos con una patrulla de 10 soldados argentinos a quienes les habían asignado una posición en una casa abandonada de un pastor, conocida como Egg Harbor House. Los capturamos sin pelea. Siete fueron tomados prisioneros el 7 de junio y tres el 8", relata y su testimonio coincide con el del teniente Ugarte.

"El 9 de junio nos trasladamos cerca de Puerto Argentino y marchamos 12 kilómetros al Este por la costa. En la tarde del 10 estuvimos bajo el fuego de artillería de un solo cañón de 155 milímetros, localizado en Sapper Hill. El cañón siguió disparándonos hasta la mañana del 12 de junio. Luego paró. Ahí nos pusimos a concentrar el plan para tomar Monte William y también el nordeste de Tumbledown", relata como si lo vivido hubiese ocurrido solo unos días antes.

Recuerda que el 13 de junio llegaron al lado norte de Tumbledown. Y que allí vivió un infierno: "Quedamos bajo un masivo ataque de artillería argentina y bombardeo de mortero. Creo que nadie del batallón olvidará esa noche y ese bombardeo porque fue extremadamente preciso y tuvimos ocho bajas. Ocho Gurkas y alguna de nuestra gente de la artillería británica fueron alcanzados por fuego enemigo durante ese ataque argentino".


Mike Seear junto a su regimiento en las islas en 1982

Lo cierto es que la cifra de Gurkas muertos nunca fue del todo clara. Mientras que en las listas oficiales del lado británico figura un solo caído del regimiento de soldados nepaleses -Budhaaparsad Limbu, supuestamente mientras trataba de desactivar un proyectil- los testimonios del lado argentino hablan de casi 60 bajas, entre chinos alistados y nepaleses. Se afirma, además, que en el ataque de la aviación argentina a los buques Sir Galahad y Sir Tristram, murieron 31 Gurkas de un contingente que debía desembarcar en las islas. En la lista de muertos de la South Atlantic Medal Association 82, se nombra únicamente a al gurka Limbu y a los chinos Sung Yuk Fai -tripulante del HMS Sir Galaghad- y Yeung Swi Kami- tripulante del HMS Sir Tristam.

El ex mayor británico afirma que cuando se alistaron para tomar Monte William, a las 3 de la tarde del 14 de junio, lo que vieron "fue a los defensores argentinos retirándose y moviéndose hacia la capital. En otras palabras, no hubo contacto o combate entre los soldados argentinos y los Gurkas. Luego vino un alto el fuego y listo".

Y agrega con indisimulable orgullo: "Los Gurkas son los mejores soldados de infantería del mundo, por eso fueron a las islas".

–¿Por qué son los mejores del mundo?

–Buena pregunta. Si le provees el liderazgo correcto, el Gurka literalmente puede atravesar una pared de ladrillos por vos. Está en una forma física increíble. El soldado británico está a años de luz del soldado Gurka en cuanto a su estado físico. Además, el Gurka es un tirador fantástico, tiene una precisión increíble. Parecen tener una visión especial para la noche, donde pueden ver en la oscuridad… Serví 21 años en el ejército británico y nunca me he cruzado con un regimiento como el de los Gurkas.


Seear afirma. “Nunca entramos en combate y nos sentimos frustrados por eso”

–¿Cuál fue la misión de los Gurkas en Malvinas?

–El objetivo principal era tomar Monte William después de la batalla de Tumbledown. El plan lo iba a realizar nuestra compañía D, compuesta por un poco más de 100 Gurkas. Ellos iban a hacer todo lo que un soldado del ejército británico hace, pero mucho mejor.

–¿Y los cuchillos Krukis?

–Te cuento cómo los usan: los Gurkas atacan su objetivo usando sus armas como cualquier soldado de infantería -sus rifles, sus bayonetas-, pero tienen un arma adicional en su equipamiento oficial que es el cuchillo corvo. Cuando se involucran en combate cuerpo a cuerpo, ellos tienen esa pieza adicional que usarán si sienten que la situación es apropiada.

–Hay testimonios que afirman que los Gurka degollaron soldados argentinos con sus Kurkis.

–Sí, lo sé. Y creo que es increíble. Es muy fascinante cómo el mito de los soldados Gurkas vive su propia vida en la Argentina. Te puedo asegurar que los medios argentinos han contado esta historia 101 por ciento mal. No hubo combate entre los soldados Gurkas del batallón en donde yo serví y los soldados argentinos. Y hubo un solo soldado Gurka que amenazó a los argentinos con usar su cuchillo Kukri si ellos no se rendían. Y los soldados inmediatamente se rindieron. No hubo pelea.


Los Gurkas participaron de los últimos 14 días de la campaña terrestre en Malvinas

–Usted habla de los Gurkas como soldados, ¿pero acaso no son mercenarios?

–Escuché el término "mercenarios" en mis visitas a la Argentina. El año pasado, 2016, fue el 200° aniversario del servicio Gurka con la Corona británica. Los términos de servicio con el ejército británico están gobernados por lo que se conoce como el Acuerdo Trípode, firmado en 1948 por India, Nepal y el Reino Unido de Gran Bretaña. Y puedo decir categóricamente que los Gurkas no son soldados mercenarios.

–¿Qué siente que aprendió en la guerra y qué mensaje dejaría usted hoy, a 35 años del conflicto armado?

–Creo que es mejor dialogar en vez de pelear. Creo que es mejor convertirse en amigos que ser enemigos. Y si te convertís en amigo, luego ¿cómo podés enfrentarte otra vez en nuevas guerras? Yo siento que todos hemos aprendido algo del conflicto de 1982. Fue un punto de no retorno en nuestras vidas, tanto para los veteranos de la Argentina como para los veteranos de Gran Bretaña. Para mí fue una increíble experiencia que me cambió la vida. Sin dudas, aquellas 10 semanas en 1982 fueron las más notables de mi vida y algo que jamás voy a olvidar.

jueves, 23 de marzo de 2017

Corazón en Malvinas


Oscar Ledesma (c)

miércoles, 22 de marzo de 2017

Vieja de mierda se sorprende del trato de los fucking kelpers

La Comisión de la Memoria denunció un "trato hostil" de los isleños en Malvinas
El contingente argentino de catorce integrantes también ratificó la denuncia sobre la presencia militar británica en la islas del Atlántico Sur



Argentinos en Malvinas: Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas participaron de una misa para acercarse a los isleños. Foto: Archivo / Twitter

Los 14 integrantes de la Comisión Provincial de la Memoria de Buenos Aires denunciaron hoy haber recibido un trato hostil de los isleños durante la semana que permanecieron en las Islas Malvinas, y ratificaron la denuncia sobre la presencia militar británica en las islas del Atlantico Sur en disputa.


Los integrantes de la Comisión estuvieron hoy pocos minutos en el aeropuerto de Río Gallegos, antes de abordar otro vuelo a la Capital Federal.

Consultados por Télam, manifestaron haber recibido un trato hostil en las islas y no haber podido lograr interactuar con los habitantes, como se lo habían propuesto.

"Mal. No vuelvo nunca más" fue lo primero que le dijo a Télam el veterano de guerra de Cañuelas (provincia de Buenos Aires) Ernesto Alonso, quien no había vuelto a Malvinas desde 1982.

"Llevé una Virgen de mi pueblo para dejarla allá y no pudimos; así que la trajimos de vuelta y ahora va directamente a la iglesia de nuestro pueblo" agregó.

En tanto, la referente de Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas dijo que las sensaciones más fuertes del viaje las tuvo en los lugares donde los combates de 1982 fueron más cruentos: "Puntos tan duros, tan inhóspitos... Me imagino todas las que habrán pasado. Fue terrible ver eso y hay que seguir buscando justicia.

"Vamos a volver. Es la tierra nuestra y algún día vamos a poder ir sin necesidad de pasaporte", concluyó Cortiñas.

Otra de las integrantes de la comisión por la memoria, la psicóloga Susana Méndez, destacó a Télam que para ella lo más destacable fue "poder estar donde estuvieron los ex-combatientes, estar en el faro donde torturaron a uno de ellos y estar en los dos cementerios".

Agregó que la experiencia "Nos repercutió a todos, nos cambió la vida, porque lo sabíamos desde el territorio pero esto fue estar en el lugar, una cuestión realmente muy conmovedora".

Ante la consulta de cómo los trataron, sonrió: diciendo "más o menos. Fueron bastante negativos y hostiles con nosotros (...) estuvieron provocándonos todo el tiempo, la mayoría, no todos".

Los integrantes de la comisión estuvieron alojados en el hotel Malvinas House, donde no fueron hostilizados. pero sí en otros lugares: "conmigo quisieron tener una pelea (...) a Pérez Esquivel lo amenazaban a cada rato y esas cosas", agregó la dirigente.

El sacerdote José Di Paola, Padre Pepe, destacó que para él "lo más fuerte fue haber estado en Darwin honrando a los hombres que dieron su vida por nuestra tierra. Fue muy fuerte y podemos decir que fueron doblemente héroes: vivir una dictadura como la que hemos vivido e igual fueron capaces de dar su vida por un valor superior (...) Estar en el cementerio de Darwin es como estar aquí y sentir Argentina, estar unidos espiritualmente a ellos y a sus familias".

El sacerdote católico dijo que fueron tratados "hostilmente por grupos. Creo que hay un grupo muy armado, organizado, de parte del grupo político ligados al gobierno de allá, que han impedido el vínculo que podamos tener como correspondía. Hubo también ciertas provocaciones en las que nunca hemos caído (...) y eso impidió un buen trato, una buena relación; pero iniciamos un camino, que va a llevar mucho tiempo, pero lo iniciamos".

Para el cura villero, lo positivo fue que "hicimos una presencia y hemos denunciado también en este enclave colonial una base gigantesca, que se está haciendo cada vez más grande y que es una amenaza a la región y está en contra de todos los tratados, como el de Tlatelolco y de todos los librados para América Latina . Es lamentable ver en la Argentina este enclave militar con semejante poderío" sentenció.

El premio Nobel de la Paz y titular del Servicio de Paz y Justicia, Adolfo Pérez Esquivel, coincidió en que el trato recibido no fue el mejor e insistió en "las presentaciones que sean necesarias ante los organismos internacionales para establecer como zona no nuclear a todo el archipiélago".

Antes de tomar el vuelo desde las Malvinas hacia Río Gallegos, Pérez Esquivel había calificado la experiencia en declaraciones a Radio Rivadavia como "muy intensa". El premio nobel de la paz reconoció haber sufrido "agresiones verbales" por parte de los isleños y haber visto letreros que afirmaban que "no eran bienvenidos" en el lugar. También agregó que el contingente argentino también sufrió una denuncia por parte de una residenta chilena, que los acusó por el supuesto despliegue de una bandera argentina.

Además se constató la vandalización de las instalaciones del cementerio argentino de Darwin y la rotura de la imagen de la Virgen de Luján allí emplazada.

"No nos dejaron colocar el pañuelo de las Madres, no somos bienvenidos aquí", explicó el referente de los derechos humanos, y afirmó que será "un trabajo a realizar descomprimir esta tensión".

También mostró su preocupación por la presencia de la base militar de Mount Pleasant y el anuncio de su refuerzo por parte de las autoridades británicas.

Finalmente, Pérez Esquivel dijo que los isleños no quieren "dialogar hasta que los argentinos renuncien a sus reclamos de soberanía" y que el objetivo de la militarización del Atlántico Sur tiene como objetivo el dominio de la Antártida.

martes, 21 de marzo de 2017

Otra vez empieza el chiste de los vuelos militares británicos a Brasil

La Argentina detectó otro vuelo militar de Malvinas hacia Brasil
El domingo pasado un Airbus 330 de la Fuerza Aérea británica aterrizó en San Pablo y regresó a las islas dos días después; malestar del gobierno de Macri
Por Martín Dinatale - Basado en Infobae


Cuando aún no se aquietaron las aguas de tensión política con Brasil por los vuelos a las islas Malvinas, la Argentina detectó ayer otro viaje de una aeronave de la Fuerza Aérea británica que partió de las islas el domingo pasado por la noche rumbo a San Pablo y regresó desde ese mismo destino a las islas del Atlántico Sur el martes último.

Según revelaron a Infobae fuentes calificadas del gobierno, el vuelo del Airbus 330 de la Fuerza Aérea del Reino Unido salió el domingo 12 a las 22:44 de la base militar de Mount Pleasant en las Malvinas, arribó a San Pablo el 13 a las 2:47 y regresó a las islas el 14 a las 23:47.

"Sabemos que fue un viaje de abastecimiento militar como todos los otros viajes que se hicieron con antelación desde las islas a Brasil", se limitó a informar un destacado funcionario del gobierno. Hasta este momento la Cancillería de Brasil aún no había recibido queja alguna por parte del gobierno argentino. Fuentes diplomáticas de Brasil dijeron que están averiguando lo ocurrido y se mostraron sorprendidas por la información.


Sin embargo, desde el gobierno argentino había un marcado malestar por este nuevo hecho violatorio de los acuerdos del Mercosur que impiden el abastecimiento militar en continente de aeronaves británicas provenientes de las islas Malvinas.


La inconmensurablemente inútil canciller argentina Susana Malcorra (Adrián Escandar)

Según informó la canciller Susana Malcorra la semana pasada, en 2016 se detectaron al menos seis vuelos de las islas Malvinas a Brasil mientras que en 2015, bajo la administración de Cristina Kirchner, hubo 12 vuelos con esa ruta. Ante las quejas diplomáticas que elevó la Argentina se anunció que Brasil abrió una investigación entre varios órganos militares sobre los vuelos realizados por aviones de la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña entre aeropuertos de Brasil y las Islas Malvinas.

"El Centro de Comunicación Social de la Fuerza Aérea Brasileña informa que está indagando sobre las informaciones conjuntamente con otros órganos involucrados", destacó en su momento el Ministerio de Defensa de Brasil en un comunicado. El gobierno de Michel Temer le aseguró a la administración de Mauricio Macri que estos hechos no volverían a ocurrir.

La Cancillería argentina instruyó a la embajada comandada por Carlos Magariños la realización de gestiones diplomáticas para transmitir preocupación por esa situación. Además la Argentina recordó el compromiso brasileño de no receptar en sus aeropuertos y puertos, aeronaves o buques británicos de guerra apostados en los archipiélagos bajo disputa, en concordancia con la posición adoptada por Mercosur y Unasur.

Sin embargo, el vuelo del domingo pasado entre las islas Malvinas y San Pablo que se detectó ayer volvió a desatar la tensión entre Brasil y la Argentina. En Buenos Aires sonó una señal de alerta y en la diplomacia brasilera hasta esta noche estaban totalmente sorprendidos por la noticia.

lunes, 20 de marzo de 2017

Zurdos de mierda escrachados en Aeroparque

Familiares de soldados caídos en Malvinas escracharon a Adolfo Pérez Esquivel en aeroparque
Desde la Comisión de Familiares de Caídos reclamaron que el Nobel de la Paz hablara de NN y viajara pese a que no tiene seres queridos muertos en la guerra
La Nación



Al aterrizar en el Aeroparque Jorge Newberry, la comitiva que viajó a las Malvinas con el objetivo de impulsar el diálogo entre el gobierno de las islas y la Argentina , encabezada por el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, fue escrachada por los familiares de combatientes de la guerra.


La Comisión de Familiares de Caídos se acercó al lugar para repudiar las acciones de la Comisión Provincial por la Memoria, integrada por Esquivel, la referente de Madres de Plaza de Mayo -línea fundadora- Nora Cortiñas y el Padre "Pepe", entre otros, porque no refleja lo que ellos sienten y promulgan.

En diálogo con el canal Crónica, María Fernanda Araujo, presidenta del grupo de familiares, se mostró enojada con el premio Nobel porque habló de soldados sin identificar. "En Malvinas no hay NN, tienen nombre y apellido todos los caídos. No se puede decir que son NN, este no es un tema de desaparecidos. Los familiares estamos con mucha bronca, no puede ser que un argentino nos trate así. Pérez Esquivel no fue en representación de las familias de los caídos", advirtió.

"Queremos dejar expreso que Malvinas tiene 649 héroes con nombre y apellido. En Darwin hay 123 tumbas sin localizar, esa es la palabra. Mi hermano tiene nombre y apellido, la familia sabe bien a dónde fue", reclaró Araujo, que además se mostró descontenta porque a su madre jamás la invitaron a que viaje a las islas para ver el cementerio en donde está enterrado su hijo y reprochó a la comitiva que sí estuvo en las islas que no tienen familiares caídos.

Una recepción fría

Los 14 integrantes de la Comisión Provincial de la Memoria de Buenos Aires denunciaron haber recibido un trato hostil de los isleños durante la semana que permanecieron en las Islas Malvinas.

El sacerdote José Di Paola, Padre "Pepe", dijo que fueron tratados hostilmente por grupos: "Creo que hay un grupo muy armado, organizado, de parte del grupo político ligados al gobierno de allá, que han impedido el vínculo que podamos tener como correspondía. Hubo también ciertas provocaciones en las que nunca hemos caído (...) y eso impidió un buen trato, una buena relación; pero iniciamos un camino, que va a llevar mucho tiempo, pero lo iniciamos".

Adolfo Pérez Esquivel coincidió en que el trato recibido no fue el mejor e insistió en "las presentaciones que sean necesarias ante los organismos internacionales para establecer como zona no nuclear a todo el archipiélago".

Antes de tomar el vuelo desde las Malvinas hacia Río Gallegos, Pérez Esquivel había calificado la experiencia como "muy intensa", reconoció haber sufrido "agresiones verbales" por parte de los isleños y haber visto letreros que afirmaban que "no eran bienvenidos" en el lugar.

"No nos dejaron colocar el pañuelo de las Madres, no somos bienvenidos aquí", explicó el referente de los derechos humanos, y afirmó que será "un trabajo a realizar descomprimir esta tensión", según publicó la agencia Télam.

También mostró su preocupación por la presencia de la base militar de Mount Pleasant y el anuncio de su refuerzo por parte de las autoridades británicas.

Finalmente, Pérez Esquivel dijo que los isleños no quieren "dialogar hasta que los argentinos renuncien a sus reclamos de soberanía" y que el objetivo de la militarización del Atlántico Sur tiene como objetivo el dominio de la Antártida.

domingo, 19 de marzo de 2017

Fusil de asalto: Nadie quiere al SA80

Los milicos no confían en este fusil de asalto
War is Boring

 El SA80 es el principal fusil de asalto del ejército británico y todo lo que se refiere a él es sencillamente una llamada a gritos a los años “1980”.

El servicio de rumores del ejército británico [British Army Rumor Service], un foro de discusión y página web de humor, lo describió como la versión armada de un funcionario civil, “ya que no funciona y no se puede disparar”. El fusil incluso lleva la década incorporada a su nombre. SA80 significa “Small Arms for the 1980s” [armas portátil para los años 1980].

Como muchas de las cosas de aquella época, el SA80 representaba la elegante modernidad. Los generales y los burócratas del Ministerio de Defensa pretendían que fuera el fusil de asalto más preciso y fiable del mundo.

Pero en lugar de eso, fue un completo desastre.


Presentado por primera vez en 1985, el SA80 cuenta con un diseño bullpup [el cierre se encuentra más atrás que el grupo del disparador] y dispara el cartucho 5'56x45 milímetros OTAN. Más compacto y tecnológicamente avanzado, iba a sustituir al venerable fusil de asalto L1A1, más conocido como el Fabrique Nationale FAL.

Pero el SA80, que todavía se encuentra en servicio en diferentes versiones, estaba plagado de problemas. A decir verdad, algunos soldados británicos dicen que el L85A2, la versión más reciente del fusil de asalto SA80, es fiable la mayoría de las veces.

No obstante, las versiones anteriores del SA80 eran tristemente célebres por sus interrupciones, especialmente en las duras condiciones típicas de cualquier campo de batalla. Había “piezas” del fusil que se rompían o se desprendían del arma con frecuencia. Incluso se cuentan historias de bayonetas caladas que “salieron disparadas” cuando los soldados abrieron fuego.

“Ahora mismo el principal problema del SA80 es la falta confianza”, declaró, al The Daily Mail, Terry Gander, editor de la revista Armas de Infantería [Infantry Weapons] de la editorial especializada Jane. “A los chavales no les gusta y el más mínimo problema tiende a magnificarse”.

Pero aunque algunos hablan de la sustitución de este arma, los militares británicos pretenden mantener el SA80 en servicio al menos hasta el 2020, le guste o no a los chavales.


L85A1. Foto de Wikipedia. En la cabecera, un comando de la Real Infantería de Marina apunta con su SA80 en Afganistán. Foto del Ministerio de Defensa británico

El desarrollo del SA80 se remonta a la década de los años 1950. Ya por aquel entonces el ejército británico estaba interesado en el desarrollo de un arma tipo bullpup. Pero no fue hasta la década de los años 1970 cuando el Reino Unido dispuso de verdaderos prototipos del SA80.

Al mismo tiempo, el fusil estadounidense M-16 se había convertido en el fusil más popular de la OTAN, aunque no fuera por otra razón más que el gran número de soldados estadounidenses en la alianza. Los británicos todavía se aferraban al FAL, un arma contundente y fiable que les había funcionado muy bien a los soldados en Malasia, Vietnam y las Malvinas.

Sin embargo, algunos soldados consideran el FAL un arma demasiado pesada que no estaba a la algura de los últimos avances tecnológicos. Por un lado, habitualmente los fusiles más modernos incluían un visor de más aumentos para condiciones de poca luz.

En los escalones más altos de las Fuerzas Armadas británicas se quejaban desde hace tiempo del cartucho 7'62x51 milímetros OTAN. No eran pocos los que creían que ese cartucho era demasiado potente para el tiro a ráfagas [fuego automático].

Así que el sustituto del FAL, el SA80, utilizaría el mismo cartucho que el M-16, más pequeño. Esto haría más fácil la logística y el aprovisionamiento de la munición, y permitiría a los soldados un mayor control del arma al disparar a ráfagas [fuego automático]. Las primeras pruebas del SA80 indicaron que resultaba muy preciso y estaba preparado para su uso en el campo de batalla.

Por lo menos…en teoría.

En 1990, el dictador iraquí Saddam Hussein invadió Kuwait y estalló la Guerra del Golfo Pérsico. Las tropas británicas, armadas con SA80s, se desplazaron rápidamente hasta Arabia Saudí y se unieron al contraataque. Pero los soldados enseguida averiguaron que sus fusiles tenían grandes problemas.

Por ejemplo, el SA80 no disponía de un protector en torno a la palanca de retenida del cargador, lo que a menudo ocasionaba que el cargador cayera al suelo cuando el arma se apoyaba sobre el cuerpo de su usuario. Los ingenieros diseñaron el fusil para tiradores diestros, lo que supuso un importante contratiempo para los soldados zurdos, a los disparar y manejar este fusil se les hacía incómodo y difícil.

Peor aún, el SA80 sufría frecuentes interrupciones por culpa del polvo y la arena del Oriente Medio, interrupciones que podían dejar el fusil de un soldado inservible en el peor momento posible.

“Yo creo que el diseño del SA80 está bien”, le comentó a War Is Boring un antiguo soldado británico. “La versión original del arma fue muy mala. Aquellos que lo utilizaron en la primera Guerra del Golfo apuntaban muchos problemas, especialmente en comparación con el SLR, la versión de fabricación británica del L1A1, que todavía estaba en servicio en aquel momento”.



“Los soldados más veteranos comparaban constantemente ambos fusiles y comentaban lo poderoso que resultaba el cartucho del SLR y el hecho de que podían disparar con él desde cualquier hombro”, explicaba el soldado. “A mi ese problema del L85 no me gustaba nada, que no pudiera disparar con la zurda cuando fuera necesario, porque si lo hiciera acabaría con un bonito moratón en la mejilla izquierda”.

Tras años de mejoras y retoques se logró perfeccionar el diseño del SA80. En última instancia, los soldados británicos recibieron el perfeccionado fusil de asalto L85A2 en 2001, justo a tiempo para la misión de la OTAN en Afganistán.

“Fue un fusil del que realmente no tuve que preocuparme y cumplió con el cometido para el que lo quería”, decía. “No he escuchado demasiadas quejas al respecto desde que se implementaron las mejoras de la versión A2.​ Es una auténtica vergüenza que pasaran tantos años antes de que se resolvieran los problemas del fusil”.

Pero eso no es suficiente como para que todos los soldados británicos reciban el fusil de asalto con los brazos abiertos.

Para llevar a cabo sus misiones el SAS puede elegir cualquier arma de fuego que desee, pero se niegan a utilizar el SA80. También los Royal Marines en Afganistán están cambiando el SA80 por el canadiense C8 Diemaco, una versión del Colt M-16A3.

Además, el SA80 constituye un total fracaso como arma de exportación. Únicamente Bolivia [WTF?] y Jamaica adquirieron este fusil, lo cual quiere decir que el gobierno británico nunca recuperó la considerable inversión realizada en el desarrollo de este fusil.

¿Qué pasa entonces con el cambio del SA80 por alguna cosa? Bueno, un argumento en contra del cambio es que los británicos ya se han gastado tanto dinero en mejorar el diseño que deshacerse del fusil ahora sería económica y políticamente desastroso.

Así que parece que el SA80 va a quedarse en el ejército británico durante al menos unos cuantos años más, un fusil cuyos mayores críticos dicen que fue “diseñado por el incompetente, adoptado por el indiferente y utilizado por el poco afortunado”.

jueves, 16 de marzo de 2017

Familiares de VGM repudian a los zurdos de mierda que fueron a Darwin

Familiares de caídos en Malvinas repudiaron el viaje de Pérez Esquivel y Nora Cortiñas para identificar a los soldados
El premio Nobel de la paz y la cofundadora de Madres viajaron al archipiélago por "la identificación de los 123 NN". Por qué los familiares los repudian.
Clarín


El cementerio de Darwin, donde están enterrados los argentinos que murieron en la guerra de 1982 | Clarín

La comitiva llegó el sábado pasado por la mañana con un mensaje de "diálogo, paz y fraternidad", y una de las consignas que lleva es "darle identidad a los 123 NN". La canciller argentina, Susana Malcorra, explicó que la comitiva que viajó a las islas reclama "la identificación de soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin. Estamos en eso. Fue un pedido de la gestión anterior y hemos podido llevarlo adelante", explicó.

Después de una ardua negociación entre Argentina y el Reino Unido, a fines del año pasado se llegó a un acuerdo en Ginebra para conformar un equipo forense destinado a identificar el ADN de los soldados caídos enterrados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas.

La disputa se da, así, entre los familiares de los caídos y los referentes de derechos humanos. Hacen referencia al monumento en el cementerio: "Hace apenas ocho años, los Familiares de los Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur inauguramos el Monumento en el Cementerio de Darwin, con la presencia de dos contingentes de 400 familiares. Fue un extraordinario acontecimiento, que permitió a la mayoría de los presentes completar su duelo. Lo hicimos con el esfuerzo propio, y la generosa actitud de un empresario argentino, Eduardo Eurnekian, quien puso los recursos para construir ese homenaje".



Una polémica se levantó luego del viaje encabezado a las Islas Malvinas por el premio Nobel de la paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, junto a la cofundadora de Madres de Plaza de Mayo, Norta Cortiñas, para darle identidad a 123 caídos en la guerra de 1982. Familiares de los soldados argentinos que murieron en el conflicto bélico se niegan a reconocerlos bajo esa categoría, y cuestionan "una campaña de desmalvinización que trata de convertirlos en 'víctimas de la dictadura militar', cuando murieron peleando contra las fuerzas británicas."

La Comisión emitió un comunicado en el que sientan su posición respecto de cómo considerar a los soldados enterrados en el cementerio de Darwin, y rechazan la campaña que una delegación de la Comisión Provincial por la Memoria, que se encuentra desde el sábado en el archipiélago encabezada por los referentes de derechos humanos: "En el Cementerio de Darwin no hay 'N.N.', hay soldados reconocidos por el Estado Nacional y por el conjunto del pueblo argentino. Hasta los propios británicos los han tratado mejor, poniendo en sus tumbas la respetuosa inscripción de 'Soldado argentino sólo conocido por Dios'", escribió el colectivo de familiares de caídos.

El comunicado es categórico y cuestiona el accionar del premio Nobel de la paz y la delegación que lo acompañó: "Entendemos que el proceso que se ha abierto con la eventual realización de pericias forenses requiere de una enorme discreción, para resguardar a cada una de las familias de los soldados que yacen en el Cementerio de Darwin en tumbas sin localizar, evitando la reapertura de sus heridas espirituales. Rechazamos enérgicamente las declaraciones irresponsables de personas que nada tienen que ver con nuestro dolor, y que pretenden influir en decisiones que sólo nos corresponde adoptar a los familiares de esos soldados", aseguran.

"No podemos permitir que el odio y el resentimiento, producto de las luchas fratricidas que asolaron a nuestra comunidad, se ensañen con la honra a nuestros seres queridos, que entregaron sus vidas por una causa justa, avalada por la inmensa mayoría del pueblo argentino", agregaron.

Una delegación de la Comisión Provincial por la Memoria, encabezada por el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, también acompañados por el Padre Pepe. También fueron políticos, como Elisa Carca, senadora provincial de CC-ARI.

Además, los familiares apuntan a que tanto Pérez Esquivel como Nora Cortiñas "jamás se acercaron en 35 años a las familias que dieron un ser querido en Malvinas y en el Atlántico Sur y sin siquiera invitar a una madre de un Héroe Nacional, pretende sustituir nuestra voz plagada de gestos amorosos a nuestros seres queridos, por su propia voz, impregnada de frases huecas e hipócritas, movidas por ideas que nada tienen que ver con los más genuinos sentimientos de nuestro pueblo", aseguran

"¡Que la Santísima Virgen de Luján, Patrona de los Argentinos, balo la Advocación de Nuestra Señora de las Malvinas, los perdone!", cierra el comunicado.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Zurdos de mierda que aborrecieron a los VGM visitan Darwin

Argentinos en Malvinas: Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas participaron de una misa para acercarse a los isleños
El premio Nobel de la Paz y la madre de Plaza estuvieron en las islas junto al padre "Pepe" para llevar un mensaje de diálogo

La Nación


Argentinos en Malvinas: Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas participaron de una misa para acercarse a los isleños. Foto: Twitter

La delegación de la Comisión Provincial por la Memoria, encabezada por el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, participó junto a un grupo de isleños de una misa en la iglesia Santa María, en Puerto Argentino, Malvinas .

El padre José María "Pepe" Di Paola, quien también integra la delegación, concelebró el domingo la misa junto al sacerdote local, en la iglesia ubicada en la costanera Ross de la capital de las islas.

"Lo importante es que pudimos compartir la misa con la feligresía católica local, para rezar por todos y encontrarnos también con otros argentinos que han venido. Es un buen inicio para este camino de diálogo. Apostar a este camino significa paciencia, comprender y escuchar mucho pero reafirmar nuestra convicción de saber que estamos pisando una tierra argentina", dijo el padre Pepe.

Muy conmovida, Cortiñas- la primera madre de Plaza de Mayo en pisar las islas- participó activamente de la liturgia y, en el momento del saludo de la paz, caminó de punta a punta la iglesia y saludó afectuosamente a los integrantes de la comunidad isleña.

"Pensé en los chicos caídos, en los padres lejos de sus chicos. Pensé que muchos fueron maltratados por los militares genocidas argentinos, y también fueron arrojados al mar, al río, en tumbas desconocidas y que esos padres tampoco saben dónde están las tumbas de sus hijos", dijo Cortiñas en relación a las 123 tumbas del cementerio de Darwin que permanecen sin identificar, según publica la agencia Télam.


Viejo de mierda en las islas: Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas participaron de una misa para acercarse a los isleños

La comitiva llegó el sábado a Malvinas con un mensaje de "diálogo, paz y fraternidad" y su primera actividad fue difundir una carta abierta a los isleños en la que reafirma la soberanía argentina sobre las islas y reitera el apoyo a las tareas de identificación de los 123 cuerpos que descansan como NN en el cementerio de Darwin, que se iniciarán este año con la intervención del comité internacional de la Cruz Roja.

El mensaje fue difundido en respuesta a otra carta abierta de los isleños publicada en Mercopress en la que le pidieron a los dirigentes sociales y de derechos humanos de la CPM que no olviden "los derechos de los isleños" que allí viven, en directa alusión a lo que los británicos consideran como derecho a "la autodeterminación".

"Como individuos, y como una organización que ha sido reconocida y celebrada por llevar adelante la causa de los derechos humanos, esperamos que durante su permanencia no pasen por alto los derechos de los propios Falkland Islanders", dijo el gobierno de la isla en la carta y recordó a los visitantes su "derecho fundamental a la autodeterminación".

Entre otras actividades, la comitiva visitará el cementerio de Darwin para honrar a los caídos argentinos, como así también el de San Carlos, donde yacen los soldados británicos muertos durante la guerra de 1982.

Miembros de la delegación admitieron el recibimiento en las islas fue muy bueno en general, aunque con algunas resistencias de parte de algunos comerciantes que colgaron carteles rechazando la visita.


Vieja de mierda en Malvinas: Nora Cortiñas participó de una misa para acercarse a los isleños

El apoyo de Susana Malcorra

"La visita de Pérez Esquivel y Nora Cortiñas va en línea de lo que creemos. No se puede negar la existencia de las islas y de los habitantes de las islas, está previsto en la Constitución. Estamos en línea desde ese punto de vista", dijo ayer la canciller argentina en una conferencia de prensa que tuvo lugar en el Palacio San Martín.

Malcorra advirtió que la comitiva que viajó a las islas lo que reclama es "la identificación de soldados [argentinos enterrados en el cementerio de Darwin]. Estamos en eso. Fue un pedido de la gestión anterior y hemos podido llevarlo adelante".

"Es positivo que hayan podido avanzar en ese sentido", aseguró.

martes, 14 de marzo de 2017

UK compra radares y sistemas israelíes y suecos para la defensa de la ocupación

Reino Unido refuerza defensas en Malvinas y genera polémica

El gobierno británico adjudicó contratos por valor de 153 millones de libras esterlinas (187 millones de dólares) para equipar a las Islas Malvinas con un nuevo sistema de defensa aérea, lo que ya generó polémica en Europa.



Un futuro lanzador de un sistema de defensa aérea local preparado para lanzar un misil conjunto antiaéreo modular durante ensayos [Picture: MBDA]

En 2015, el secretario de Defensa, Michael Fallon, había anunciado que Gran Bretaña gastaría 280 millones de libras esterlinas en los siguientes diez años para renovar y fortalecer la defensas de las Islas Malvinas.

Entre la actualización de los equipos de defensa se encuentra la instalación de un sistema de comunicaciones mejorado en la sede militar de Monte Agradable, así como el reemplazo de los misiles de defensa aérea Rapier que quedarán fuera de servicio hacia finales de esta década.

Los acuerdos que recién ahora se volvieron públicos incluyen también la adjudicación de un contrato por parte de los británicos a una empresa israelí para proporcionar un sistema de defensa remoto del archipiélago.

El principal contrato adjudicado por el Ministerio de Defensa de Israel, con un valor de 78 millones de libras esterlinas (95 millones de dólares), fue firmado en enero pasado con el sistema Rafael Advanced Defense Systems de Israel para desarrollar una red de gestión, comando, control, comunicaciones, informática e inteligencia, informó el portal Mercopress.

El constructor de misiles MBDA y el proveedor de radares de vigilancia Saab (específicamente los Giraffe AMB) también recibieron contratos para instalar otros elementos al nuevo sistema terrestre de defensa aérea ya ordenado para las islas.

La corporación israelí Rafael Advanced Defense Systems, con la ayuda de los socios británicos Babcock, suministrará su Sistema Modular Integrado C4I de Defensa de Aire y Misiles, en una fase de desarrollo y fabricación que probablemente será completada en 2020.

Babcock, en tanto, se sumará a la actividad desde el Reino Unido con la gestión de proyectos y adquisición de hardware: sin embargo, el contenido de trabajo británico en el proyecto es del 40 por ciento, mientras que el resto llegará desde Israel.

Israel se aseguró el acuerdo tras haber entregado "la mejor solución técnica con la mejor relación precio-calidad", indicó un funcionario del Ministerio de Defensa británico, informó Mercopress.

Sin embargo, los ejecutivos de la industria en Europa reaccionaron con enojo por la concesión a la contratista israelí.

Doug Barrie, referente del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres, dijo que estaba desconcertado por la decisión: "Al menos en los papeles, esto parece un área delicada para otorgar a un socio no perteneciente a la OTAN o no europeo. Hubiera pensado que el gobierno podría haber querido permanecer más cerca de casa con esta tecnología, ya que sin duda entra en el territorio de la capacidad operacional soberana", dijo.

domingo, 12 de marzo de 2017

Puma de Malvinas como monumento

Noticia de 2002
PUMA DE MONUMENTO
Texto y fotos: Juan Carlos Cicalesi

El 21 de marzo se inauguró en el partido de Malvinas Argentinas, provincia de Buenos Aires, el monumento “Aviación de Ejército en Malvinas”, con la instalación de un Aerospatiale SA-330L Puma montado sobre un pedestal. Esta máquina, única remanente de las nueve adquiridas por el Ejército Argentino, llevaba la matrícula AE-506 y se destacó por ser la última máquina perteneciente a una Fuerza Armada Argentina en abandonar suelo malvinense, hecho ocurrido el 21 de junio de 1982, siete días después del cese de fuego que puso fin a la guerra.

Es de esperar que el hecho de haber sido emplazado sobre una fuente entorpezca la acción de vándalos que dañen a esta pieza única de nuestro patrimonio histórico.





Aquí el AE-506 en la cubierta de vuelo del Uganda


sábado, 11 de marzo de 2017

Relatos británicos de la guerra (9): Bombero

Relatos británicos de la guerra

The Telegraph

Fue la venganza de Galtieri - él perdió la guerra pero nos hizo mal "
Lewis Clifton, de 56 años, ex empleado de la oficina de correos y miembro de la brigada de bomberos de Port Stanley, sobre la vida después de la ocupación


Suciedad, degradación, destrucción; Esas son las cosas que vienen a la mente cuando pienso en Stanley en las secuelas del conflicto. La ciudad era normalmente el hogar de sólo unos pocos miles de personas, y de repente tuvo que lidiar con miles de extra de soldados argentinos y británicos. El lugar no podía soportarlo. Sólo había electricidad y agua esporádica y el sistema de saneamiento se derrumbó. Las calles estaban hundidas en el calabozo humano. El hedor era horrible, realmente horrible, y todos estábamos sufriendo lo que llamábamos venganza de Galtieri. Perdió la guerra pero nos dejó enfermos.
Miles de prisioneros argentinos parecían vagar libremente por algún tiempo después de la rendición. Habían sido aislados en una zona al este de la ciudad, y se los llevaba de regreso a Stanley para embarcarlos en buques, pero ese sistema se descompuso cuando se liberaron demasiados de la zona de espera. Simplemente corrieron mal y fueron responsables de la destrucción arbitraria, incluyendo el incendio de los edificios.
Durante la ocupación, todos los vehículos de bomberos se nos habían sido quitados, y tuvimos que luchar contra ellos el 14 de junio para hacer frente a esos incendios. Recuerdo que cuando el Globe Store se incendió, tuvimos la mayor dificultad de bombear agua desde el muelle porque estábamos siendo golpeados por malditos prisioneros de guerra argentinos en las calles oscurecidas.
Mi primer encuentro con soldados británicos fue la noche de la rendición. Habíamos estado luchando contra incendios, y nos encontramos con algunos Paras. Ciertamente parecían malditas máquinas de combate. Estaban cerca de las brasas de un fuego que había destruido una casa. Obviamente, estaban contentos de que las cosas hubieran terminado, y ciertamente estuvimos encantados de verlas.
Durante algún tiempo, nosotros y las tropas británicas nos ayudamos con abastecimientos argentinos. Algunas personas lo han descrito como saqueo, pero se parecía más al botín de la guerra. El lugar estaba sufriendo escasez de harina y azúcar y otros elementos básicos, y los argentinos habían dejado envases de comida salpicados por toda la ciudad. Lo sorprendente de esto era que no se lo habían distribuido a sus propios hombres.
Ahora la ciudad tenía más del doble del tamaño. Ha tenido grandes mejoras de infraestructura, y es un lugar mucho mejor para vivir. Pero algunas cosas no cambian: cuando estábamos creciendo aquí antes de la guerra, la fruta fresca era rara, y usted todavía no puede comprar plátanos hoy. Pero somos isleños de Malvinas: hemos aprendido a hacer.

jueves, 9 de marzo de 2017

22 VGM fallecieron entre enero y febrero

Racha negra de Malvinas: murieron 22 ex combatientes entre enero y febrero
Los veteranos denuncian que la cifra es producto del estado de abandono en que los dejó el Gobierno. El proceso de “desmalvinización”.
Por Nadia Dragneff - Perfil



Otra vez la cuestión vinculada con la guerra de Malvinas desafía al Gobierno a clarificar su postura política y presupuestaria sobre el tema. Se denuncia la muerte de 22 veteranos en lo que va del año, a través de un comunicado de la Asociación Combatientes de Malvinas por los Derechos Humanos (Acomadeh). La misma fue creada en 2013 y es presidida por Gustavo Pirich, ex combatiente y periodista, quien se había cruzado con Mauricio Macri por despidos a hijos de veteranos en el Museo Malvinas y otras dependencias estatales, en un homenaje a los caídos el año anterior. Para la organización, el Estado adeuda la aplicación de la ley 23.109, promulgada en 1984 y que prevé beneficios en cuanto a salud, trabajo, vivienda y recursos a ex soldados conscriptos que han participado en las acciones bélicas entre el 2 de abril y el 14 de junio del ’82. Consultado por NOTICIAS, Pirich alerta: “Hay un proceso de desmalvinización que comenzó con sacar de los billetes a las islas y poner por encima del reclamo de soberanía el interés económico sobre el territorio”.

Según denuncia Acomadeh, la mayoría de las muertes en los primeros cuarenta días del año, se deben a paros cardíacos repentinos, ACV y cáncer. Pirich dice que de haberse realizado los chequeos médicos correspondientes se podrían haber detectado a tiempo las secuelas y enfermedades. Y alerta que de continuarse con esta tendencia, proyectan 173 muertes para 2017. La asociación solicitó a través de ANSES un informe sobre la cantidad de bajas teniendo en cuenta las pensiones a ex combatientes pero aun están a la espera de dichos datos. De obtenerlos sabrán los fallecidos por causas “naturales” desde los 90 hasta la actualidad.

Por otra parte, sobre la política divulgativa que hace el actual gobierno, Pirich dice que “en el afán de democratizar todas las voces y permitir la libertad de expresión se están filtrando miradas fascistas”. Si bien reconoce más afinidad con el kirchnerismo, dice que se han opuesto a varias cuestiones polémicas como la designación del ex comandante en jefe del Ejército, César Milani, procesado por delitos de lesa humanidad. También explica que el proceso de identificación de los restos de combatientes enterrados en el cementerio de Darwin que se llevará a cabo entre marzo y diciembre de este año fue una iniciativa motorizada por el gobierno anterior. Se trata de un procedimiento opcional, que se abordará caso por caso donde los familiares interesados deberán dar su consentimiento y aportar su correspondiente muestra de ADN.

En diálogo con este medio, Federico Lorenz, especialista en el periodo y actual director del Museo Malvinas, inaugurado por Cristina Fernández en 2014 y que funciona en el predio de la ex Esma, señala que el reclamo por asistencia psicológica y social es uno de los más arraigados por el movimiento de ex combatientes. Indica que “hubo un abandono formidable hasta el año ’89, donde se produjo la mayor parte de los suicidios”. “El Estado sigue ausente porque aún no hay cifras exactas”, señala. Y aclara sobre la asistencia que “es muy dispar la situación en cada provincia y que no tiene que ver solo con el gobierno actual”.

domingo, 5 de marzo de 2017

Comienza la identificación de soldados desconocidos

Comenzó la identificación de restos de los soldados caídos en Malvinas
La misión busca saldar una deuda con los familiares de los que yacen en el cementerio bajo la leyenda "Soldado argentino sólo conocido por Dios"
La Nación




 Secretaría de Derechos Humanos de la Nación informó ayer que comenzó a trabajar para llevar a cabo el procedimiento de identificación de los restos de los soldados argentinos no identificados enterrados en el cementerio de Darwin , en las Islas Malvinas , tras la guerra de 1982.

La iniciativa cuenta con la participación de la Cruz Roja Internacional y se basa en el acuerdo celebrado entre la Argentina y el Reino Unido . Según un comunicado, se estima que esta tarea se desarrollará hasta diciembre.

Esta propuesta busca saldar una deuda histórica para con los familiares de los héroes caídos que yacen en el cementerio de Darwin bajo la leyenda "Soldado argentino sólo conocido por Dios", indicó la Secretaría según publicó la agencia DyN.

La misión, que tiene un estricto carácter humanitario y confidencial, no afecta de ningún modo el reclamo por los derechos soberanos argentinos sobre las Islas Malvinas dado que se trata de un procedimiento opcional, que se abordará caso por caso. Por eso, los familiares de soldados enterrados en Malvinas deberán dar su consentimiento y aportar su correspondiente muestra de ADN.

"Toda la tarea se hará con el debido respeto y los cuidados necesarios que tendrá un equipo especializado en la materia", resaltó el comunicado.

Los resultados de cada identificación serán solamente comunicados a las familias interesadas, una vez que la Cruz Roja Internacional los remita en un informe general consolidado.

Los voceros subrayaron que "los restos no serán trasladados al continente tras su identificación. Esto no forma parte de la iniciativa". Y añadieron que "si alguna familia quisiera trasladarlos en el futuro, el gobierno nacional se compromete a respetar su voluntad en tan delicada cuestión".

Toda la información recogida de los familiares al igual que la atinente a los soldados argentinos caídos y los resultados de las pruebas de ADN no serán divulgados públicamente.

Las familias que requieran más información pueden comunicarse de lunes a viernes, de 8 a 20, al (011) 1533992376 y al (011) 1533992300.

jueves, 2 de marzo de 2017

Kaboom!!!! Explota mina e hiere a experto

Malvinas: una mina plantada por militares argentinos provocó un accidente
Un experto fue herido
Infobae




Fuentes de la embajada británica confirmaron a Infobae que un jefe de uno de los equipos de desminado que trabajan en las Islas Malvinas sufrió un accidente por la explosión de una mina colocada por militares argentinos durante la guerra.

Según un comunicado publicado por una cuenta que representa en Twitter a los isleños que abogan por la autodeterminación, el accidente se produjo el 27 de febrero durante una tarea de rutina. Al parecer, el jefe de un equipo de desminado sufrió una herida menor en una de sus manos por la explosión de una mina en el campo minado identificado como SA032, ubicado en el valle del arroyo Caprichoso.

Luego del accidente, las autoridades locales iniciaron una investigación a cargo Fenix Insight -responsable del control del proyecto de desminado en las islas- y suspendieron temporalmente las tareas en el campo minado SA032.



El plan de desminado contratado por la Foreign Office británica comenzó en 2012 para desenterrar las 20 mil minas antipersona y 5 mil antivehículo que fueron plantadas por los militares argentinos durante la guerra. Si bien hay planos entregados por las Fuerzas Armadas tras la derrota bélica, su ubicación no es exacta debido a la inestabilidad del suelo. Las tareas están a cargo de la empresa Batec Internacional, que utiliza técnicos de Zimbawe.

Uno de los campos que todavía siguen minados es el SA032, ubicado en una zona conocida en inglés como Moody Valley, en honor al gobernador Richard Moody. El valle del arroyo Caprichoso está al este de la Isla Soledad y al noroeste de Puerto Argentino. Cerca de allí tenían sus barracas los Royal Marines que fueron atacados en las primeras horas del 2 de abril de 1982, en el inicio de la guerra.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Portaaviones: clase HMS Invincible



Portaaviones ligero clase Invincible



Los buques de clase Invincible son los buques de guerra más grandes de turbina de gas del mundo



Servicio entrado 1980
Tripulación 1 000 hombres
Tripulación 320 hombres
Marines

Dimensiones y desplazamientos

Longitud 206.6 m
Eslora 27,5 m
Proyecto 7,3 m
Desplazamiento, estándar 16 000 toneladas
Desplazamiento a plena carga 19 500 toneladas

Propulsión y velocidad

Velocidad 28 nudos
Turbinas de gas 4 x 112 000 hp

Aeronave

VTOL 11 x Sea Harrier
Helicóptero 8 x Sea King
2 x Lynx

Armamento

Misiles 1 lanzador Sea Dart SAM con 22 misiles
Cañones
2 x 20 mm Phalanx CIWS,
2 x solo 20 mm AA




   La desaparición del portaaviones de ala fija británico, con la cancelación del programa de transportistas de la flota CVA-01 en 1966, llevó en 1967 a un requisito de personal para un crucero de mando de 12 500 toneladas equipado con seis helicópteros Sea King ASW. Un rediseño de este concepto básico para dar más espacio en la cubierta demostró que un grupo aéreo de nueve helicópteros era mucho más efectivo.
   Una especificación nueva dio lugar a un diseño que se conoció como el crucero de la cubierta de 19 toneladas de 500 toneladas (TDC), un término usado para lo que era esencialmente un diseño ligero del portador debido a la sensibilidad política con que los políticos consideraron la posibilidad de una resurrección del portador en el tiempo. A pesar de esto, los diseñadores mostraron la iniciativa de permitir que el espacio suficiente y las instalaciones para ser incorporado desde el principio para una versión naval de la RAF Harrier V / STOL avión de guerra. Los diseñadores fueron debidamente otorgados por tal previsión en mayo de 1975, cuando se anunció oficialmente que el TDC llevaría el Sea Harrier.
   El primero de la clase Invencible, HMS Invincible, que había sido establecida en julio de 1973 en el astillero de Vickers en Barrow-in-Furness, no se demoró durante la construcción. En mayo de 1976 se ordenó la segunda nave, HMS Illustrious, y en diciembre de 1978 se contrató la tercera, HMS Indomitable. Sin embargo, como resultado de la inquietud pública, el Almirantazgo en estado placonario cambió el nombre de la nave HMS Ark Royal. Los barcos fueron encargados en julio de 1980, julio de 1982 y noviembre de 1985.



   Los buques de la clase son los buques de guerra más grandes de la turbina de gas del mundo, con virtualmente cada pedazo de equipo debajo-cubierta, incluyendo los módulos del motor, convenientes para el mantenimiento por el intercambio. Durante la construcción tanto el Invencible como el Illustrious fueron equipados con rampas de salto de 7 °, mientras que el Royal Ark tiene una rampa de 15 °. En febrero de 1982 se anunció que el Invincible iba a ser vendido a Australia como un porta-helicóptero para reemplazar al HMAS Melbourne, dejando sólo dos portaaviones en servicio británico. Sin embargo, el acuerdo se canceló después de la campaña de las Malvinas, para el alivio de la Royal Navy, ya que fue realizado por el gobierno que tres portaaviones deben estar disponibles para garantizar dos en servicio en cualquier momento. Durante la Operación Corporate (la re-invasión de las Malvinas), el Invincible comenzó con un grupo aéreo de ocho Sea Harriers y nueve helicópteros Sea King ASW. Sin embargo, como resultado de las pérdidas y reemplazos esto fue modificado a un grupo de 11 Sea Harriers, ocho ASW Sea King y dos helicópteros Lynx configurados para atraer misiles Exocet. Uno de los problemas era que la mayor parte del avión adicional tenía que ser acomodado en la cubierta pues había espacio insuficiente para ellos en el hangar. El Ilustre fue apresurado a completar a tiempo para aliviar al Invencible después de la guerra, y fue al sur con 10 Sea Harriers, nueve ASW Sea Kings y dos Sea King AEW conversions. Los buques también estaban equipados con dos montajes de 20 mm de Phalanx CIWS para la defensa antimisiles y dos pistolas individuales de 20 mm AA para mejorar las anteriores defensas de aire no existentes. El grupo aéreo normal consistió en cinco Sea Harriers y 10 Sea Kings (ocho ASW y dos AEW).

 

Desde la década de 1980 la Royal Navy ha ejecutado dos buques con el tercero sometido a un reajuste. El Invencible fue llevado al estandarte del Arca Real, luego Ilustre lo siguió. El Arca Real comenzó una renovación de dos años en 1999.
   En los últimos años seis GR.Mk 7 Harriers de la RAF se han embarcado regularmente para las misiones de ataque en tierra bajo la Fuerza Común Harrier. El Ilustrious ha tenido su lanzador de misiles Sea Dart siendo eliminado para permitir el espacio para una extensión de vuelo y una nueva cargador de artillería. El Invincible estaba en la estación del Adriático en 1994 cuando Sea Harrier F / A. Mk 2s se desplegaron por primera vez operacionalmente.



   Los portaaviones de clase Invincible serán reemplazados por los nuevos y mucho más grandes portaaviones de clase Queen Elizabeth. El primero de la clase, el HMS Queen Elizabeth se espera que entre en servicio con la Marina Real en 2017.


NombreQuillaBotadoComisionadoEstatus
HMS Invincible (R05)197319771980
decomisionado en 2005
HMS Illustrious (R06)197619781982
activo, en servicio
HMS Ark Royal (R07)197819811985
decomisionado en 2011


Su desguace