La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

martes, 31 de mayo de 2016

La dilatada historia del USS Phoenix (CL-46)/ ARA Gral Belgrano


USS Phoenix, posteriormente bautizado ARA Gral. Belgrano
USS Phoenix (CL-46)

USS Phoenix (CL-46), fue un crucero ligero del crucero clase de Brooklyn. Ella era la tercera Phoenix de la Marina de los Estados Unidos. Después de la Segunda Guerra Mundial, el buque fue trasladado a la Argentina en 1951 y finalmente fue rebautizado General Belgrano en 1956. General Belgrano fue hundido durante la Guerra de las Malvinas en 1982 por el submarino nuclear británico HMS Conqueror, el único barco que se han hundido en combate por un submarino de propulsión nuclear en tiempos de guerra.

Ella fue colocada el 15 de abril 1935 por el New York Shipbuilding Corporation, Camden, Nueva Jersey; lanzado el 13 de marzo 1938; patrocinado por la señora Dorothea Kays Moonan; y comisionado en Filadelfia Navy Yard el 3 de octubre de 1938, el capitán John W. Rankin en el mando. Su nombre fue en honor de la ciudad capital del estado de Arizona.


Período de entreguerras

Shakedown la llevó a Puerto de España, Trinidad. Ella continuó Santos, Brasil, luego a Buenos Aires, Argentina, a Montevideo, Uruguay, y finalmente a San Juan, Puerto Rico. El nuevo crucero regresó a Filadelfia en enero de 1939. En marzo de 1939 se transitó el Canal de Panamá para el nuevo puerto de San Pedro, California. A partir de junio 1939 hasta abril de 1940, realizó una gira por la costa oeste con puerto de escala en Santa Cruz y San Francisco, California, Portland, Oregon, y los puntos intermedios. Durante marzo 1940 estaba en camino a Lahaina Roads, Maui y luego a nuevo puerto de Pearl Harbor, Hawai.

Segunda Guerra Mundial

Phoenix entonces funcionó de la costa oeste y se basó más tarde en Pearl Harbor. El 7 de diciembre 1941 durante el ataque a Pearl Harbor que estaba anclado al sureste de la isla de Ford cerca de Solace. Observadores a bordo de Phoenix avistaron el sol naciente de Japón en los aviones que llegan a baja altura sobre la isla de Ford y unos segundos más tarde cañones de la nave los llevaron bajo el fuego. Phoenix escapó ileso del desastre y poco después del mediodía estaba en marcha para unirse a los cruceros de St. Louis, Detroit y varios destructores en una búsqueda improvisada grupo de trabajo, sin éxito, de los portaaviones enemigo.

Phoenix siguiente acompañó al primer convoy a los Estados Unidos desde Pearl Harbor después del ataque y regresó a la vez con otro convoy.

El 12 de enero 1942 Phoenix con dos destructores partieron de San Francisco escolta de la "Australian - Suva" convoy compuesto por los transporte de tropas SS Mariposa, SS Presidente Coolidge para Melbourne y el presidente Monroe (destinado a Suva) en el primer convoy grande a Australia después de Pearl Harbor. De particular importancia este convoy fueron las tropas, cincuenta aviones de combate P-40 crated destinados a las Filipinas y Java, municiones, materiales de construcción y los oficiales seleccionados por el departamento de guerra para formar el núcleo de lo que se convertiría en la sede de MacArthur en la zona sudoeste del Pacífico comando siendo formado en Australia como Fuerzas del Ejército de Estados Unidos en Australia (USAFIA), conocido como el Grupo "Recuerde Pearl Harbor". Desde hace algún tiempo el crucero operado en aguas australianas escolta de barcos de los guardias, una vez al vapor hasta el norte de Java.

El Phoenix acompañó a los Transporte del Ejército de Estados Unidos Willard A. Holbrook y al transporte australiano Duntroon y Katoomba, que había sido sustituido por la retirada del Mariposa, como MS.5 convoy dejando Melbourne 12 febrero por Fremantle y en última instancia con destino a Colombo, Ceilán con tropas y suministros con destino a la India. En Fremantle el portaaviones Langley y buque mercante Sea Witch se unieron a la caravana con Un informe de febrero de salida 22 para Colombo. De particular interés en la carga del convoy y en concreto la de Langley y Sea Witch eran aviones P-40, originalmente destinados a las Filipinas, que habían sido entregados a Australia antes por Mariposa y el presidente Coolidge en el convoy escoltado por Phoenix desde San Francisco . El plan había sido que en el alivio de Phoenix por un crucero británico en las proximidades de la Isla del Coco iba a acompañar a Langley y la bruja del mar de Java En lugar Langley y bruja del mar estaban destinados a romper con el convoy de Tjilatjap, Java bajo las órdenes del Almirante Helfrich recibidos el día después de la salida desde Fremantle y proceder de forma independiente para entregar sus aviones. Langley fue atacado y hundido el 27 de febrero. Sea Witch hizo la entrega con éxito el 28 de febrero al igual que los resultados de la Batalla del Mar de Java habían sellado el destino de las islas. Los aviones fueron destruidos crated entregados antes del montaje de los niegan al enemigo. [9] Phoenix entregado escolta de los buques con destino Colombo a unas 300 millas al oeste de la Isla del Coco al HMS Enterprise en 28 de febrero y volvió a Fremantle el 5 de marzo 1942.

Durante los siguientes meses, Phoenix está vigilado en el Océano Índico, escoltó un convoy a Bombay, y estuvo presente en la evacuación de Java.


Phoenix pasando los acorazados West Virginia y Arizona en Pearl Harbor en 1941.

Bajo el mando del capitán Joseph R. Redman, Phoenix era una parte de la Task Force 44 a finales de 1942. Con sus destructores que acompañan a Timón, Mugford y Patterson, participó en la Operación Lilliput, alternando con el crucero ligero australiano HMAS Hobart y sus destructores que acompañan para cubrir los convoyes al sur de Nueva Guinea.

Phoenix partió Brisbane, Queensland, Australia para el reacondicionamiento en el astillero de Filadelfia en julio de 1943 antes de llevar a Secretario de Estado Cordell Hull a Casablanca. Luego fue asignado a la 7ma flota y navegó por el Pacífico Sur.

El 26 de diciembre, en compañía del crucero Nashville, ella bombardeó la zona de Cabo Gloucester de Nueva Bretaña, rompiendo las instalaciones en tierra en un bombardeo de cuatro horas. Phoenix cubierto fuerzas de desembarco, ya que bajaron a tierra y amueblado apoyo de fuego contra puntos fuertes enemigos que no habían sido demolidas. En la noche del 25-26 de enero de 1944, la nave participó en una incursión de la noche en Madang y Alexishafen, Nueva Guinea, los bombardeos a instalaciones costeras.


El vicealmirante Thomas C. Kinkaid (centro izquierda) con el general Douglas MacArthur (centro) en el puente de mando de Phoenix durante el bombardeo antes de la invasión de Los Negros Island.


Phoenix luego se trasladó a las islas del Almirantazgo para apoyar la 1ª División de Caballería en un reconocimiento-en-vigor Los Negros Island el 29 de febrero. Cuando las tropas fueron a tierra después del bombardeo prelanding, resistencia enemiga era tan débil que una retirada no era necesario y la isla fue ocupada. General Douglas MacArthur estaba a bordo durante el curso de las operaciones.

Los días 4 y 7 de marzo de Phoenix, Nashville, y HMAS Shropshire bombardeado isla Hauwei del Grupo Almirantazgo. cañones enemigos en esta isla había amenazado posiciones aliadas en el Almirantazgo, en particular en la isla de Manus; y, a pesar de fuego de vuelta de la playa era pesado, baterías enemigas dejaron de fuego cuando las conchas de los cruceros irrumpen en sus proximidades.

Hollandia (conocido actualmente como Jayapura), Nueva Guinea, fue el siguiente en caer a la ofensiva anfibia de montaje. Este asalto más grande hasta entonces llevada a cabo por las fuerzas estadounidenses, fue lanzado por 200 barcos. Phoenix bombardeó la costa en la zona de la Bahía de Humboldt-Hollandia como las tropas desembarcaron el 22 de abril, y los apoyó, ya que consolidaron sus ganancias y se preparan para nuevos ataques a lo largo de la costa noroeste de la isla grande. Phoenix bombardeó campos de aterrizaje y áreas de dispersión de avión a través Wakde y Sawar en la noche del 29-30 de abril para neutralizar el peligro de ataques aéreos sobre las posiciones aliadas ganado recientemente en Nueva Guinea.

las tropas del general Douglas MacArthur junto aterrizaron en Arare el 17 de mayo para asegurar los campos de aviación para apoyar otras operaciones en el área de Nueva Guinea Holandesa. Esta cabeza de playa se amplió posteriormente para incluir Wakde isla por una orilla a orilla del movimiento de tropas. Phoenix bombardeó la zona Toem y acompañó a las tropas a la playa de desembarco.

Un asalto anfibio en la isla de Biak, Geelvink Bay, siguió. Allí, MacArthur previsto establecer una base avanzada para los bombarderos pesados. Con Nashville y Boise, Phoenix sortied de Humboldt Bay el 25 de mayo y dos días más tarde apoyó el aterrizaje. La resistencia fue tenaz. Mientras que el grupo de trabajo disparó contra instalaciones costeras, dos de los destructores de escolta fueron alcanzados por proyectiles de baterías de la costa. Phoenix acabó con el emplazamiento del arma con dos salvas de ella en 5 (130 mm) / 25 baterías de cal.

 El 4 de junio, frente a la costa noroeste de Nueva Guinea, ocho bombarderos japoneses atacaron grupo de trabajo de Phoenix. Dos limita su atención a Phoenix. A pesar de los disparos de la nave no golpeó los planos, se desvió sus carreras de bomba. Ambos aviones lanzaron bombas, una de las cuales se revientan en el agua cerca de Phoenix, matando a un hombre e hiriendo a otros cuatro con fragmentos. El barco también sufrió algo de escape bajo el agua y daños en las hélices. La noche siguiente, el avión volvió a atacar a Phoenix. Esta vez, los bombarderos del torpedo bajo vuelo pareció que ella procedió a través del estrecho de Japón, entre la isla de Biak y Nueva Guinea, pero su fuego y tácticas evasivas evita el daño.

Phoenix y su grupo de trabajo frustraron un intento enemigo para reforzar sus guarniciones en la noche de 8-9 de junio. Cuando entraron en contacto con los barcos americanos, los destructores japoneses se volvieron y huyeron a una velocidad tan alta que sólo una división destructor estadounidense fue capaz de llegar a tiro. Después de una pelea de ejecución de tres horas a larga distancia, Phoenix y sus hermanas rompieron acción.

Con Boise y diez destructores, Phoenix sortied desde el puerto de Seeadler en los Admiralties y bombardeó las defensas en tierra antes que las fuerzas estadounidenses aterrizaron en la isla de Noemfoor el 2 de julio. Después de la batalla, muchos aviones japoneses y destrozados muertas fueron encontradas en la zona de destino asignado a Phoenix.

Boise, Nashville, Shropshire, Phoenix y HMAS Australia se unieron para la ocupación de Morotai en las Islas Molucas el 15 de septiembre. Los cruceros bombardearon cercana isla de Halmahera para cubrir el aterrizaje y proteger a las fuerzas de asalto, ya que bajaron a tierra contra la continua oposición de luz.

La reconquista tan esperado de Filipinas comenzó con el desembarco en Leyte. Phoenix, unido al Primer Grupo Cubrir, fuertemente bombardeado las playas antes del aterrizaje de gran éxito el 20 de octubre. Sus baterías silenciados un punto fuerte enemigo que soporta el avance de un batallón del 19º regimiento de infantería y continuó aportando callfire eficaz.

En la batalla del Golfo de Leyte, Phoenix era una unidad del grupo de almirante posterior Jesse Oldendorf, que aniquila la Fuerza meridional japonesa en la batalla del estrecho de Surigao. Phoenix disparó cuatro salvas manchado, y cuando el cuarto hit, se abrió con todas sus baterías de 6 pulgadas (152 mm). El objetivo más tarde demostró ser Yamashiro, que se hundió después de 27 minutos de fuego concentrado de la flota americana. El japonés también perdió Fuso y tres destructores en la batalla, y los aviones estadounidenses se hundió Mogami al día siguiente.

Phoenix continuación, patrulló la boca del Golfo de Leyte para proteger las posiciones aliadas en tierra. En la mañana del 1 de noviembre de 1944, diez enemigos torpedo-bombarderos ella y barcos atacados acompañan. En 0945, Phoenix abrió fuego y cinco minutos más tarde, Claxton fue golpeado por un kamikaze. Casi en el mismo instante, realiza desde Phoenix de 5 en armas (130 mm) fijados otro avión incendiado, pero no pudo evitar que el buceo en la amura de estribor de Ammen. En 0957, un avión haciendo una carrera de torpedo en Phoenix fue derribado por fuego de ametralladora de la nave, pero en pocos minutos un atacante golpeó Killen.

Después de una pausa de dos horas y media, más kamikazes llegaron y, en 1340, se calificó como un golpe contra el destructor Abner Lee. aviones japoneses atacaron a los otros destructores su estado actual por el barco que se hunde, pero Phoenix derribado uno de los asaltantes.

Phoenix volvió a ser atacado por los aviones enemigos, el 5 de diciembre y fue acreditado con la asistencia en la destrucción de dos atacantes. Cinco días más tarde, un kamikaze intentó chocar contra el barco, pero fue derribado por el fuego 40 mm, cuando sólo 100 yardas (100 m) de distancia. Fue en este momento Phoenix sufrió su única víctima mortal en tiempos de guerra.


El Comandante y oficiales compañeros del USS Pearl Harbor rinden homenaje a un monumento dedicado a la nave argentina ARA General Belgrano durante un servicio de recuerdo 25 aniversario

Mientras se procede a la zona de asalto fuera de Mindoro el 13 de diciembre, el barco estaba constantemente bajo ataque por aire kamikazes individuales. Ese día, un kamikaze solitario golpeó Nashville. El 15 de diciembre, una concha de 5 pulgadas (127 mm) de Phoenix derribado un avión dando vueltas a 8.500 yardas (7,8 km). La nave entonces amueblado su apoyo habitual de incendios y se cubrió las fuerzas de desembarco. Esto dio a los aliados una base desde la que atacar a las rutas de navegación de Japón a través del Mar del Sur de China y para ablandar a Luzón para las próximas aterrizajes.

En el camino al Golfo de Lingayen para la invasión de Luzón, puestos de observación a bordo de Phoenix avistaron la torreta de un submarino de buceo en el Mar de Mindanao fuera Siquijor. El submarino sumergido y disparó dos torpedos, que Phoenix esquivado. Taylor voló el submarino enano a la superficie y su apisonada.

Luego vino Bataan y Corregidor, tomada de 13-28 de febrero de 1945. Phoenix operaciones de rastreo de minas cubierta en Balikpapan, Borneo, 29 de junio al 7 de julio. La resistencia de los cañones costeros era inusualmente pesada. Las minas y artillería hundieron o dañaron 11 dragaminas. Phoenix amueblado fuego de apoyo y las olas de asalto aterrizó.

Phoenix estaba en camino a Pearl Harbor para el reacondicionamiento cuando Japón se rindió. Ella fue a su casa y, al llegar al Canal de Panamá el 6 de septiembre, se unió a la Flota del Atlántico. Su estado se redujo en comisión, en reserva, en Filadelfia el 28 de febrero 1946.

En servicio de Argentina

Fue dado de baja el 3 de julio de 1946, y se mantuvo en Filadelfia hasta que fue vendido a la Argentina el 9 de abril de 1951. Fue comisionada en la Armada Argentina como Diecisiete de Octubre (C-4) el 17 de octubre de 1951, rebautizado General Belgrano en 1956, y hundido durante la Guerra de las Malvinas el 2 de mayo de 1982 por el ataque submarino británico HMS Conqueror con la pérdida de 323 vidas.


ARA Gral. Belgrano

Distinciones

Phoenix ganó once estrellas de la batalla para el servicio de la Segunda Guerra Mundial.

Además de las nueve estrellas de la batalla para la cinta asiática del Pacífico, obtuvo dos más para la cinta de la liberación de Filipinas. Parece que estos dos siempre se quedan fuera de su historia.

Wikipedia

domingo, 29 de mayo de 2016

La actuación de la Prefectura Naval Argentina

Guerra de Malvinas: Prefectura naval, los patrulleros de la batalla
Jorge Palacios para Plaihue Digital (palacios@delabu.com.ar)
Palihue Digital


Pasaron treinta y cuatro años del conflicto y la Argentina sigue sin tener una mirada profunda sobre aquel acontecimiento y sus consecuencias.

La sociedad hoy mira de otra manera el tema, porque las explicaciones institucionales que habían prevalecido, solo parecían querer olvidarse de la cuestión.

El heroísmo, la voluntad y la abnegación para realizar actos extraordinarios se iban a poner de manifiesto. La Guerra de Malvinas duró setenta y cuatro días; treinta y tres fueron de combate. Para nosotros se denominó Operación Rosario y para ellos Operation Corporate.

El cincuenta por ciento de nuestras bajas pertenecían al crucero “General Belgrano”. Argentina hundió cinco barcos británicos e impactó en otros veinte. Los combates de Monte Longdon, Monte Tumbledown y Pradera del Ganso, terminaron en lucha cuerpo a cuerpo y con bayoneta calada.

La Prefectura Naval destacó personal y elementos para poner en marcha a la Policía Marítima. Hicieron tareas de practicaje, transporte, reconocimientos, cercos radioeléctricos, inteligencia y misiones de “piquete radar” que consistían en la vigilancia del espacio aéreo alrededor de un punto determinado. Efectuaron patrullajes, vuelos de exploración y operaciones de búsqueda y rescate en el mar.

Unidades que participaron: guardacostas GC-82 “Islas Malvinas” y GC-83 “Río Iguazú”. Aviones Short Skyvan “PA-50″ y “PA-54″. Helicóptero Puma “PA-12″ y un vehículo Mercedes Benz 240.



Personal destacado al Teatro de Operaciones: suboficiales Omar E. Juanola; cabos, Carlos R. Vallejos, Jorge O. Cárdenas, Miguel A. Taborda, Julio A. Vargas y Sergio O. Matassa; marinero, Eduardo López (muerto en combate).

Oficiales: prefecto Francisco M. Martínez Loydi, Jefe de la Prefectura Islas Malvinas; subprefectos Enrique J. Cingolani, Florentino D. Lescano y oficial auxiliar (cuerpo técnico) Gustavo F. Santos.

Dotaciones de los Guardacostas: GC-82 “Islas Malvinas”: suboficiales Roberto S. Moiana y Marcelino Blatter; cabos primeros Antonio Aguilera, Juan M. Teixeira, Luis P. Ballejos Kachuk y Jorge A. San José; cabos, Salvador A. Brito, Marcirio O. de los Santos, Carlos A. Córdoba, José M. Rivadeneira, Antonio R. Grigolatto, Adrián G. Fernández y Raúl A. Hormazábal. Marineros, Pedro H. Cruseño y Ángel A. Domínguez.

Oficiales: Capitán, subprefecto Jorge C. Cárrega y oficiales principales Osvaldo Aguirre y Rubén E. Martín.

Guardacostas GC-83 “Río Iguazú”: suboficiales Juan J. Baccaro y Jorge A. Gruber; cabos Cristian A. Flores, Carlos A. Bengoechea, Julio O. Benítez (muerto en combate), José A. Niveyro, José R. Ibáñez, Domingo Vega, Raúl E. Kunc y marineros Horacio N. Acuña, Alberto Ramírez y Julián W. Ledesma.



Oficiales: Capitán, subprefecto Eduardo A. Olmedo y oficiales principales Gabino O. González y Juan R. Villar

Grupo Aéreo: suboficiales David E. Toledo, Ramón E. Ríos Pesoa, Ricardo R. Velázquez, Jorge A. Carlotto, Sergio R. Villalba, José M. Zapata, Alberto Raimon y cabo Orestes Megaro.

Pilotos, prefectos Ernesto Gómez y Ernesto A. Vittorello; subprefectos Alberto A. Maratea, Raúl Novo y Jorge O. Etchetto. Oficial principal Eduardo Blanch Flower y oficiales auxiliares, Pedro Mele, Luis H. Berta, Ricardo A. Blanco y oficial de cuerpo técnico, Gisberto Cupo.

Personal civil: técnicos, Pablo A. Procopio y Rubén S. Meregone.

Los buques de la PNA cruzaron al archipiélago cuando ya había comenzado el bloqueo británico. Navegaron de noche, sin visibilidad, con silencio radial y una tempestad que levantaba olas de hasta siete metros. Con limitada autonomía llegaron a Puerto Argentino.



El “Islas Malvinas” fue el primero en entrar en combate en la Bahía de la Anunciación. Un Sea King lo ametralló. La nave recibió impactos en la superestructura. A pesar de una avería en una hélice y en la línea de eje que limitaba su capacidad propulsora al 50% -lo que no pudo subsanarse-, cumplió igualmente con el 100% de las misiones encomendadas. Finalizadas las operaciones, fue apresado por el enemigo.

Un día después del desembarco británico, el “Río Iguazú” trasladó dos cañones y dieciséis soldados del Ejército, desde Puerto Argentino a Puerto Darwin. Fue atacado por aviones Sea Harrier que destruyeron su timón, provocando vías de agua que inundaron su sala de máquinas.

El profesionalismo y el coraje quedaron evidenciados cuando uno de los aviones fue derribado y el guardacostas, pese a sus averías fue encallado en la costa, quedando a salvo carga y ocupantes. En el combate, perdieron la vida el artillero Julio Benítez y el teniente aviador inglés, Robert Batt.

El cabo post Morten Jorge E. López fue un voluntario asignado a la Prefectura de Puerto Argentino. Encontró la muerte embarcado en el buque “Isla de los Estados” hundido en Puerto Howard. De toda la tripulación, sólo dos hombres sobrevivieron.

Los ingleses reconocieron a la Prefectura como una fuerza independiente que intervino con personal y medios propios. En el libro Battles of the Falklands War el escritor británico Gordon Smith, destacó: “Argentine Coastguard or Prefectura Naval Argentina (PNA) – Separate from the Navy, the PNA operates its own aircraft and patrol vessels”….(El Servicio de Guardacostas argentino o Prefectura Naval Argentina, separado de la Armada operó sus propias aeronaves y barcos patrulleros).

Distinción “Operaciones en Malvinas”. A todo el personal que participó en acciones de contacto con el enemigo.



Condecoración “Campaña de Malvinas”, Del Congreso de la Nación. “Medalla al Esfuerzo y Abnegación” al Prefecto Aviador, Pedro Ernesto Gómez. “Medalla al Herido en Combate” al Oficial Principal Gabino O. González.

Cruz “La Nación Argentina al Heroico Valor en Combate”. Cabo, J. Ibáñez (muerto en combate). “La Nación Argentina al Herido en Combate”, suboficial Juan J. Baccaro y cabos Antonio R. Grigolatto y Carlos A. Bengoechea. “La Nación Argentina al Muerto en Combate”, Cabo primero – Post Mortem- Julio O. Benítez y al cabo – Post Mortem- Jorge E. López.

“Operaciones en Combate”, guardacostas “Islas Malvinas”. “Honor al Valor en Combate”. Guardacostas “Río Iguazú”. “Operaciones en Combate”, aviones Short Skyvan SH7 PNA PA-50, SH7 PNA PA-54 y helicóptero Puma PNA PA-12.

La aviación de la Prefectura


Los pilotos tuvieron coraje, inteligencia y tenacidad para hacer frente a la abrumadora superioridad del enemigo.

En el conflicto del Atlántico Sur, el Departamento de Aviación de la PNA tomó parte en distintas misiones. El Skyvan es una aeronave del tipo stol, capacitada para operar en pistas poco preparadas y posee una rampa trasera que permite un mejor manejo de la carga.

Los Skyvan y el helicóptero Puma, jamás retornarían al Continente. Fueron noventa y cinco misiones de combate y sin bajas.

El “Informe Rattenbach” fue quizá el más severo análisis realizado sobre el accionar de cada una de las fuerzas argentinas intervinientes en la guerra, para la institución tuvo meritorios conceptos expresados en su informe final que en parte dice:

“Prefectura Naval Argentina”


701. Dada la situación imperante y tal como se fueron desarrollando los distintos acontecimientos, las unidades destacadas, cumplieron un sinnúmero de actividades, en las cuales quedó de manifiesto la acabada eficiencia y valor demostrado por sus dotaciones.

702. Las actividades más destacadas fueron:

  1. Burlar el bloqueo impuesto por los británicos, efectuados por los dos guardacostas en su travesía desde el continente hacia el archipiélago, el día 12 de abril.
  2. Rechazar ataque de dos aviones enemigos Sea Harrier por medio del GC-83 “RIO IGUAZU” el día 22 de mayo..
  3. Soportar, pese a la desproporción de armamento, otros ataques en los que sufrieron bajas de personal por acción del fuego enemigo.

Como se sabe, la Prefectura es una Fuerza de Seguridad y consecuentemente la formación y preparación de su personal así como el equipamiento de sus guardacostas y aviones está estructurado para actividades en tiempo de paz, por ejemplo, las aeronaves, tanto helicópteros como aviones carecían de armamento y tampoco contaban con sistemas de detección de aeronaves o misiles enemigos por lo que en todas sus operaciones se hallaban indefensos y a merced del más modesto armamento antiaéreo que pudiera emplear el enemigo en su contra. Los guardacostas por su parte solamente contaban con armamento de uso policial siendo su poder de fuego más significativo, el que le brindaba una ametralladora de escaso calibre.

Lo destacable y meritorio entonces es que esta Fuerza de Seguridad, tuvo que desempeñarse en un teatro de guerra y en operaciones de combate utilizando el escaso o nulo equipamiento defensivo y ofensivo con el que contaban, cumpliendo con las misiones asignadas con alta exposición de medios y personal en condiciones de casi total indefensión ante el ataque enemigo.

Tuvo, sin embargo, su honorable bautismo de fuego y tiene sus héroes que murieron defendiendo la patria.

Fuentes:


  • Revista “Guardacostas” (PNA). Libro, “Prefectura en Malvinas”, Buenos Aires 1997, Círculo de Suboficiales de la PNA.
  • Los Tigres del Mar – Jorge Muñoz, Editorial Cruz del Sur.
  • La actuación de la Prefectura Naval Argentina a la luz del Informe Rattenbach – Marcos Pablo Moloeznik, Escuela de Defensa Nacional.
  • Archivos y recortes periodísticos.

sábado, 28 de mayo de 2016

Buque de asalto anfibio: USS Iwo Jima

USS Iwo Jima (LHD-7)


El USS Iwo Jima (LHD 7) es un buque de asalto anfibio multipropósito clase Wasp de la Armada de los Estados Unidos, el segundo buque construido en ser nombrado en memoria de la batalla de Iwo Jima.

Fue construido por Ingalls Shipbuilding en Pascagoula, Mississippi. Los trabajos de construcción se iniciaron el 3 de septiembre de 1996, la quilla fue puesta en grada el 12 de diciembre de 1997 y botado el 4 de febrero de 2000. Fue amadrinado por la señora Zandra Krulak, esposa del general Charles C. Krulak, ex comandante del Cuerpo de Marines.

Hizo el viaje inaugural el 23 de junio de 2001, acompañado por más de 2000 veteranos de la Segunda Guerra Mundial —muchos de ellos sobrevivientes de la batalla de Iwo Jima, siendo asignado una semana más tarde en Pensacola, Florida, con puerto base en Norfolk, Virginia.


Historial
AstilleroIngalls Shipbuilding
ClaseClase Wasp
TipoLHD
Autorizado28 de febrero de 1995
Iniciado12 de diciembre de 1997
Botado2 de febrero de 2000
Asignado30 de junio de 2001
Destinoen servicio
Características generales
Desplazamiento41 180 t apc
Eslora257 m
Manga34 m
Calado9,1 m
Armamento• 2 sistemas de misiles Sea Sparrow
• 2 sistemas de misiles RIM-116 RAM
• 2 sistemas Phalanx CIWS
• 4 cañones Mk 38 de 25 mm
• 4 ametralladoras Browning M2
Propulsión• 2 turbinas de vapor
• 2 calderas 4,1 MPa
• 2 hélices
Potencia70 000 CV
Velocidad22 nudos
Tripulación1108 oficiales y marineros
Tropas1894 marines
Aeronaves• 30 helicópteros
• 6-8 AV-8B Harrier
Indicativo de llamadaNovember.svg Xray.svg Xray.svg Golf.svg
November – Xray – Xray – Golf1

viernes, 27 de mayo de 2016

Los secretos de las Malvinas

LOS SECRETOS DE LA GUERRA DE MALVINAS

Seprin




El gobierno inglés resolvió mantener como secreto de estado toda la documentación vinculada con la guerra de las Malvinas por noventa años, o sea, hasta el año 2072. Esta decisión, conocida el 2010, se presenta como muy llamativa, porque los secretos de estado en general se revelan al cabo de 25 o 30 años. Desde el lado argentino podemos suponer que esta decisión sin precedentes tiene como fundamento el hecho de que las revelaciones podrían ser utilizadas contra Gran Bretaña en la reclamación sobre la reivindicación de las islas.

Conociendo la astucia y la inescrupulosidad del gobierno inglés en esta materia podríamos decir que esto es así sin ninguna duda. Al cabo de los sesenta y dos años que hay por delante, cabe suponer que el pleito estará superado a favor o en contra de cualquiera de los contendientes y ya carecerá de importancia lo que pudiese surgir de esos secretos.

Como quiera que sea, Inglaterra guarda secretos y uno de ellos esté referido al motivo inicial de la contienda. Del lado argentino todo el mundo cree que fue un acto irresponsable del Gral. Galtieri, entonces Comandante en Jefe del Ejército y presidente de facto de la República; y de las otras dos armas, marina y aviación, que lo acompañaron. Esto fue precisamente lo que los servicios de contrainteligencia ingleses pusieron en circulación, como así también que la Junta Militar procedía de esa forma para aliviar el frente interno, acosado por paros de la CGT.

¿Cómo se puede aceptar con tanta simplicidad tal irresponsabilidad de las FFAA, de acometer una aventura bélica con una tropa recién incorporada, con casi nula preparación? ¿Cómo se puede creer que los comandantes de la marina y la fuerza aérea y sus respectivos estados mayores no tuvieron la posibilidad de advertirle al Ejército, los inmensos riesgos de esa aventura? ¿Estaban todos enloquecidos? Esto es imposible de creer.

Descartada por increíble la hipótesis de que la contienda se inició por un acto de locura de las FFAA argentinas, tiene que existir otra explicación, basada en razones muy poderosas que tuvo el gobierno inglés, a cargo de Margaret Thatcher, para que el conflicto se desatara. Ese es el secreto más comprometedor ante la opinión pública mundial y ante la historia de la civilización, que el gobierno inglés quiere preservar.

LA GESTA DE LAS MALVINAS

¿Fue una gesta realmente? No se alcanza a comprender a quienes califican la acción desplegada como “gesta” y al mismo tiempo abominan contra la irresponsabilidad de ocupar las islas sin una tropa debidamente preparada, sin los adecuados armamentos, que quedaron en el continente, sin comida y tantos otros defectos que llevan a preguntar, en qué cosa radica la calidad de gesta frente a tanta impericia. Cuando se celebró el primer aniversario, el 02 de abril de 1984, ya recuperada la democracia (pero no el sistema republicano, que fue escandalosamente falseado desde entonces hasta hoy), el gobernador de la Provincia de Buenos Aires (Alejandro Armendaris) presidió un acto de celebración de la gesta, en presencia de familiares de soldados, oficiales y suboficiales muertos y de lisiados en silla de ruedas, en su discurso mostró esa contradicción insoluble: “Hemos venido a celebrar…, dijo …bueno, aquí no hay nada que celebrar…”. Los presentes quedaron atónitos: qué celebración es ésta en la que no hay nada que celebrar. Concedió condecoraciones a los lisiados y entregó medallas a los familiares de los muertos, que para él carecían de toda significación. Eran por actos personales protagonizados por cada uno de ellos a favor de una aventura militar, que no fue gesta. Murieron y se incapacitaron por nada. He allí la dramática contradicción de quienes creen que el hecho de la ocupación de las islas fue obra de un general etílico.

La verdad sobre esto es un secreto de estado inglés. Ningún inglés lo va a revelar jamás hasta el año 2072. Pero la decisión del gobierno británico no alcanza a ciudadanos de otras nacionalidades, en este caso, a un alemán, General de la Wermach, que ocupó el cargo de Segundo Comandante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con quien alternó accidentalmente el docente de la Universidad Nacional del Nordeste, Dr. Kornel Zoltan Méhesz, en un acto protocolar realizado en una universidad de Alemania. El hecho ocurrió a finales de la década del ochenta del siglo último. Al enterarse dicho General que su interlocutor era argentino nacionalizado, le manifestó su admiración por el recio comportamiento de la bisoña tropa argentina y, en algo así como una actitud de expiación por la actuación que la OTAN le hizo jugar al Reino Unido de Gran Bretaña en contra de la República Argentina, le manifestó que la guerra obedeció a una necesidad vital de estrategia de dicho organismo, enfrentado en la guerra fría contra Moscú, ya que según las encuestas de opinión el pueblo inglés se hartó de la “dama de hierro”, Margaret Thatcher, y para desplazarla apoyaría al partido Laborista. Éste propiciaba como plan de gobierno el retiro de los misiles intercontinentales Pershing, instalados por la OTAN en territorio británico, con ojivas nucleares apuntadas hacia Moscú y las principales ciudades de la ex Unión Soviética. El triunfo del laborismo conduciría a la desarticulación del sistema defensivo de la Organización, basado en la principal arma estratégica que tenía para enfrentar la “guerra fría”, que entonces se hallaba en proceso de intensificación paulatina.

La información que recibió el profesor Méhesz formó parte de la denuncia que, por iniciativa del Centro Correntino de Estudios, entonces Presidido por el Suboficial Mayor Rufino Antonio Billordo y suscripta por varias decenas de ciudadanos, se planteó contra Margaret Thatcher ante el Juzgado Federal de Ushuaia el año 1999, por crimen de guerra, sin citar entonces la fuente de la información, por circunstanciales motivos de oportunidad ahora superados. La denuncia se refería no solamente al criminal acto de ordenar el hundimiento del crucero argentino “Gral. Belgrano”, que se hallaba fuera de la zona de exclusión fijada unilateralmente por Gran Bretaña, sino también por la orden de atacar innecesariamente, en contra de la opinión del comandante de la fuerza de desembarco, la guarnición de Prado del Ganso (mal conocida como Ganso Verde), produciendo una brutal carnicería en ambos bandos. Los hechos referidos y la responsabilidad de Thatcher se basan exclusivamente en relatos efectuados por los periodistas ingleses Hastings y Jenkins, casi desconocidos en nuestro país, en su obra LA BATALLA POR LAS MALVINAS, Emecé Editores S.A, Buenos Aires, 1984. A quien le interese imponerse con mayor detalle del texto de la denuncia, puede solicitarlo en MOGLIA EDICIONES, calle La Rioja 755, de esta ciudad (folleto de 60 páginas).

En la citada denuncia se refiere que nuestro país fue objeto de una trampa, perfectamente orquestada por la OTAN, en resguardo de su sistema estratégico, que se hallaba en peligro de desmantelamiento. Con la colaboración de EEUU le hicieron ver a la Junta Militar que una ocupación sin bajas de las Islas (así se hizo) serviría para destrabar las negociaciones de Nueva York, que en ese momento se hallaban estancadas por la desinteligencia sobre si debían respetarse los deseos o los intereses de los habitantes de las islas. Todo sería solucionado por vía diplomática, sin acciones bélicas. Tanto es así que, cuando Thatcher ordenó la movilización de la “Task Force”, John Nott, Ministro de Defensa inglés, manifestó al periodismo que “cuando los argentinos vean que sus barcos comienzan a hundirse, volverán a la mesa de negociaciones”. Esta supuesta actitud negociadora es otra mentira más destinada a convencer que la acción de ocupación era un acto de locura de los militares argentinos. La guerra intensificó el espíritu nacionalista del pueblo inglés (es lo que se buscaba) y Thatcher fue reelegida nuevamente como Primer Ministro. Objetivo logrado: los misiles no fueron removidos al precio de la vida de más de 900 solados ingleses (dato que también ocultan), algo así como 1300 argentinos y más de 40 pilotos de la aviación, también argentina.

A la Argentina la impulsó un motivo de honda raíz patriótica. A Inglaterra, en cambio, la impulsó la perfidia de Thatcher. Ahora queda a cargo del lector definir si fue una gesta o una baladronada de militares argentinos enloquecidos. ¿Cuántos años más seguiremos manteniendo esta falsedad?
Políticamente, en la Argentina, la derrota en el conflicto precipitó la caída de la junta militar que gobernaba el país; en el Reino Unido, por su parte, la victoria en el enfrentamiento ayudó a que el gobierno conservador de Margaret Thatcher lograra la reelección en las elecciones del año 1983.2 Posteriormente fue posible la firma de un tratado en 1984 con Chile.

miércoles, 25 de mayo de 2016

¿Vuelve la estupidez de seducir a los putos kelpers?

Malvinas: el Gobierno evalúa restituir los vuelos y dar asistencia sanitaria
También cree que se podría acordar una cooperación científica y ampliar las becas de estudio a los kelpers; estrategia de acercamiento sin debate de soberanía
Martín Dinatale - LA NACION


Un grupo de argentinos visitó ayer las islas Malvinas. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi

En forma paralela a la nueva etapa de "agenda positiva" que el Gobierno empezó a transitar con Gran Bretaña, la administración de Mauricio Macri evalúa una apertura y un acercamiento hacia los habitantes de las islas Malvinas con dos objetivos: diferenciarse de la estrategia confrontativa de Cristina Kirchner y asegurar un plan de "base humanitaria" con los kelpers.

Este esquema que se propone encarar Macri contempla la idea conceptual de que el territorio de las Malvinas es argentino y que, por lo tanto, a quienes viven allí "hay que tratarlos por igual como si fueran argentinos o extranjeros viviendo en territorio argentino", según graficó a LA NACION un funcionario allegado al Presidente. Esto implicará, en la práctica, establecer una relación "más normal" con las islas que la que tenía el gobierno kirchnerista. Así, se evalúa la posibilidad de dar asistencia en salud y educación a los isleños, así como la posibilidad de ampliar los vuelos del continente a las Malvinas.

No obstante, por el momento, esta estrategia no contemplará un acercamiento oficial ni extraoficial del Gobierno a los kelpers, porque Macri cree que la discusión por la soberanía de las Malvinas debe seguir encuadrada sólo con Gran Bretaña en el ámbito de las Naciones Unidas. Tampoco se analiza por ahora la posibilidad de establecer acuerdos de negocios conjuntos en el sector petrolero o marítimo. Desde este punto de vista, Macri también busca diferenciarse de la política de lazos estrechos que tenía Carlos Menem, con la recordada entrega de libros del osito Winnie Pooh que mandaba el canciller Guido Di Tella a las islas. "Esa política no la avalamos y no funcionó", dijo tajante un funcionario de la Cancillería a LA NACION.

En cambio, el Gobierno podrá ensayar un punto intermedio entre la estrategia amiga de Menem y el aislamiento de los Kirchner. La idea ahora es establecer una suerte de "plan de base humanitaria", como lo definió recientemente la canciller Susana Malcorra.

Para poner en marcha ese plan de base humanitaria, la canciller piensa, como ingeniera que es, en el principio de Pareto: hay un 80% de cosas en las que Macri está de acuerdo con Gran Bretaña y un 20% en las que no hay acuerdo. "La ventaja con Gran Bretaña es que sabemos cuál es ese 20%: son las Malvinas. Entonces, en lugar de dedicar todo nuestro tiempo a ese 20%, vamos a trabajar y producir resultados en el 80%", dijo Malcorra en una reciente entrevista a Clarín.

¿Acaso esta idea de trabajo conjunto implicará dejar de lado el reclamo por la soberanía de las islas? Nada de ello. El Gobierno está convencido de que hay que trabajar con Londres sobre otros temas, que encuadra en la "nueva agenda positiva". A la vez, Malcorra admitió que "ahora hay un mayor reconocimiento de la participación de la sociedad civil en distintas formas". Así, deslizó que se evalúan "opciones de apertura" y una diplomacia más flexible hacia los isleños.

En la Cancillería admiten que no hay que cerrar la puerta a los kelpers. Por el contrario, se piensa, por ejemplo, en ampliar el cupo de becas para estudiantes de las islas en universidades argentinas. Éste es un plan que inauguró el kirchnerismo en la última etapa del gobierno de Cristina Kirchner y que se profundizará. También se analiza la intención real de atender en hospitales de la Argentina a los kelpers ante una emergencia sanitaria. Un destacado funcionario de la Cancillería explicó a LA NACION que "se está trabajando en un plan para asistir en salud a la población de las Malvinas para operaciones de alta complejidad, para que no tengan que ir a Londres o terminar en un hospital de Punta Arenas que no les da respuesta", dijo.

En relación con los vuelos, se analiza restituir los viajes directos desde la Argentina hasta las islas al menos una vez por semana, como era antes de 2003, cuando que fueron cancelados. Actualmente sólo una vez al mes hay un vuelo de LAN que viene de Chile y hace escala en Río Gallegos. "Esta apertura permitirá que se fomente el turismo", dijo un funcionario de Macri. Así, el Gobierno rechaza la idea de darle a Uruguay o a Brasil una oferta de vuelos a las islas, porque cree que ese rol lo debe cumplir la Argentina.

También se mencionó en el Gobierno la idea de armar una cooperación científica en el Atlántico Sur. Esto podría implicar un intercambio de trabajos en las Malvinas o en las islas Sandwich. Por el momento, el Gobierno no evalúa abrir el comercio hacia las islas, aunque éste es un tema casi central para los kelpers, porque deben comprar frutas o verduras frescas a Chile o a Europa a costos siderales. La intención de hacer negocios petroleros o marítimos en aguas del Sur por parte de la Argentina quedó abierta tras el reciente fallo de la ONU que habilitó la ampliación de la plataforma continental marítima.


Los planes de acción

El Gobierno analiza restituir los vuelos a Malvinas que fueron cancelados en 2003 por los Kirchner. Hoy sólo hay un vuelo una vez al mes que viene de Chile y hace escala en Río Gallegos

La Argentina podrían brindar asistencia sanitaria y educativa a los kelpers que asi lo requieran. Esto evitaría que viajen a Londres para operaciones de alta complejidad

Se trabaja también en la idea de establecer una cooperación científica en el Atlántico Sur

24 de Mayo: Escuadrilla "Nene" de la FAA



 Arte: Aldo Campos (c)

martes, 24 de mayo de 2016

Otro verso británico de que descubrieron petróleo en aguas argentinas

Petrolera británica encontró un "yacimiento de clase mundial" en Malvinas
La empresa Rockhopper Exploration asegura haber conseguido un "logro fabuloso". El pozo está en las aguas custodiadas por el Ejército inglés
Infobae



Estiman que la cuenca tiene un potencial de casi 1.000 millones de barriles Estiman que la cuenca tiene un potencial de casi 1.000 millones de barriles Casi un mes y medio después de que la ONU aprobó extender la plataforma marítima de la Argentina, la cual incluye a las islas del Atlántico Sur y la Antártida, la petrolera Rockhopper Exploration Plc reveló el hallazgo de un "yacimiento de clase mundial" en el área marítima Sea Lion, al norte de las Islas Malvinas.

El presidente de la empresa, Pierre Jean-Marie Henri Jungels, realizó el anuncio en la última asamblea de accionistas de la compañía. Según dijo, se trata de un "logro fabuloso", comparable a las reservas que reporta en Argentina la compañía privada Pluspetrol.

"Se confirmó el tamaño del Sea Lion como un yacimiento de petróleo de clase mundial", dijo a sus accionistas Pierre Jean-Marie Henri Jungels, y prometió convertir a la cuenca norte de las Islas Malvinas en una "nueva provincia productora de hidrocarburos".

"Este fue un logro fabuloso para un pequeño equipo, hábilmente dirigido por su nuevo CEO, Sam Moody. No todos los operadores logran este resultado con equipos a menudo considerablemente más grandes", resaltó Jungels durante el encuentro en la sede de la compañía, ubicada en el número 5 de Welbeck Street, en Londres.

Rockhopper anunció este jueves que sus reservas netas de petróleo se duplicaron a más de 300 millones de barriles, mientras expertos independientes estiman que la cuenca tiene un potencial de casi 1.000 millones de barriles, un nivel similar al que reporta en la Argentina la firma local Pluspetrol (otra operadora mediana, Panamerican Energy, tiene reservas por 1.600 millones).

EL HALLAZGO TIENE UN POTENCIAL DE CASI 1.000 MILLONES DE BARRILES DE PETRÓLEO

Los hallazgos offshore se encuentran en un área en litigio entre el país y el Reino Unido, y corresponden a una operatoria cuestionada en Naciones Unidas y en otros foros internacionales, al punto que el anterior gobierno juzgó "ilegal" la exploración y producción de hidrocarburos en la zona.

En la Argentina, el reclamo por los derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, sometidas a la ocupación británica desde 1841 (sólo interrumpida entre abril y junio de 1982), tiene categoría de política de Estado.

Al margen del conflicto político y diplomático, Jungels lamentó que la crisis financiera en el mercado europeo limitara los préstamos bancarios disponibles, y sostuvo que de no haber sido por esa restricción "podríamos incluso haber visto por primera vez petróleo este año".

Rockhopper es propietaria de más del 50% de dos yacimientos petrolíferos, Sea Lion (león marino) e Isobel Elaine, que podrían contener reservas de 747 millones barriles de petróleo y gas, según la auditoría independiente preparada por ERC Equipoise Limited (ERCE).

La empresa tenía una participación de 24% en estos yacimientos, pero la aumentó a 64% al fusionarse a fines del año pasado con la compañía Falkland Oil & Gas, según la denominación en inglés.

LA ZONA EN LA QUE SE ENCUENTRA EL POZO ES RECLAMADA POR LA ARGENTINA

El CEO de Rockhopper, Moody, destacó que la nueva auditoría "confirma el potencial de las Malvinas Norte para ser una cuenca de 1.000 millones de barriles".

El complejo de Sea Lion tiene más de la mitad de esas reservas, con casi 270 millones de barriles de bajo riesgo, que según el ejecutivo "podría ser evaluado con tan sólo 3 ó 4 pozos más dirigidos de manera óptima".

Además, añadió Moody, el descubrimiento Isobel Elaine "tiene el potencial de ser un tercio del desarrollo regional, que potencialmente contiene más de 500 millones de barriles".

Jungels remarcó durante la asamblea de accionistas de Rockhopper el "privilegio de haber estado involucrado con una de las más emocionantes historias de exploración y producción de la última década".

"Realmente se puede decir que se ha abierto una nueva provincia de hidrocarburos, de la que en el tiempo que tengo toda la confianza en que vamos a ver a los 1.000 millones de barriles -y más- de petróleo producido", vaticinó el presidente de la compañía.

Jungels resaltó que "tuvimos el maravilloso -y raro en el mundo de la exploración- éxito de encontrar Sea Lion con nuestro primer pozo", operado en la superficie inicialmente testeada por la compañía Shell.

"Este fue, por supuesto, un momento de transformación para la empresa, y de hecho para la industria en las aguas alrededor de las Falkland Island (Islas Malvinas)", señaló el ejecutivo inglés.

Tras destacar que el plan de desarrollo en fases sensibles "establecerá a las Malvinas como nueva provincia productora de hidrocarburos", Jungels puso de relieve los "progresos reales" en el armado de la ingeniería básica para la explotación, que incluye el FEED (Front End Engineering Design).

Como "factor negativo", sin embargo, mencionó el colapso del precio del petróleo de la últimos dos años, "con sus consecuencias para el flujo de caja de los socios actuales y potenciales".

No obstante, concluyó, "una evaluación del valor de Rockhopper debe tener en cuenta tanto nuestra sólida posición financiera con dinero en efectivo en el balance general, y nuestro potencial para generar flujo de efectivo a través de la producción en Sea Lion en algún momento", aunque se espera para ello una suba de los precios del petróleo.

lunes, 23 de mayo de 2016

21 de Mayo en el COAN



Arte de Aldo Campos (c)

domingo, 22 de mayo de 2016

USS Iwo Jima iba a reemplazar al HMS Invincible si era hundido


No tan neutral, después de todo: Ronald Reagan hizo planes secretos para prestar buque de guerra de EE.UU. a Gran Bretaña si perdían un portaaviones durante la Guerra de las Malvinas
Revelación hecha por el ex secretario de la Armada EE.UU. John Lehman
Reagan habría cedido el uso del buque de guerra de Gran Bretaña anfibio USS Iwo Jima debe dañar haber llegado a cualquiera o HMS Invincible HMS Hermes
EE.UU. fue oficialmente neutral durante el conflicto de dos meses
Por GRAHAM SMITH | MailOnline

   

Ronald Reagan hizo planes secretos para prestar un buque de guerra de Gran Bretaña EE.UU. si perdía un portaaviones durante la Guerra de las Malvinas, que ha surgido.
El entonces presidente estaba dispuesto a apoyar la primera ministra Margaret Thatcher a pesar de los EE.UU. siendo oficialmente neutral durante el conflicto de 1982.
La impresionante revelación fue hecha por John Lehman, ex secretario de la Armada de EE.UU., el Instituto Naval de EE.UU. el martes.
Reagan habría prestado Bretaña el uso del buque de guerra anfibio USS Iwo Jima debe dañar haber llegado a cualquiera o HMS Invincible HMS Hermes, que la Royal Navy había desplegado para defender las islas de las fuerzas argentinas.


Estrechos vínculos: Ronald Reagan hicieron planes secretos para prestar Margaret Thatcher un buque de guerra EE.UU. si Gran Bretaña perdió un portaaviones durante la Guerra de las Malvinas, que ha surgido


Préstamo: Sr. Reagan habría entregado Bretaña el uso del buque de guerra anfibio USS Iwo Jima (en la foto) debe dañar haber llegado a cualquiera o HMS Invincible HMS Hermes, que la Royal Navy había desplegado a las Malvinas

El Sr. Lehman dijo que él formuló los planes de estar detrás de la señora Thatcher con el secretario de Defensa Caspar Weinberger tras una solicitud británica.
Reagan se dice que ha aprobado su propuesta sin dudarlo, le dice al Sr. Lehman: 'Dar Maggie todo lo que necesita para seguir adelante con ella.'
Los planes fueron puestos juntos en completo secreto.

Sr. Lehman dijo: 'Nos interesa dejar al Departamento de Estado, a excepción de [Secretario de Estado Al] Haig, fuera de él.
"Al igual que en la mayor parte de las peticiones de los británicos en el momento, que era una solicitud informal en un" qué pasaría si "la base, la marina de guerra de la marina de guerra. '
Ambos HMS Invincible o HMS Hermes fueron equipados para manejar cinco verticales Sea Harrier de despegue armados con misiles Sidewinder estadounidense.


HMS Invincible fue uno de los dos portaaviones desplegados para defender las Malvinas de las fuerzas argentinas. Ella fue dado de baja en 2005


Royal Marines participan en un ejercicio a bordo del HMS Hermes durante el conflicto de las Malvinas

Estas especificaciones hacen el USS Iwo Jima un reemplazo ideal ya que, aunque principalmente un porta-helicópteros, que era capaz de operar la versión de EE.UU. del Sea Harrier.
Es probable que la nave habría sido atendido por una mezcla de marinos estadounidenses retirados y privados que están familiarizados con los sistemas operativos de la nave.
Almirante James 'Ace' Lyson, comandante de la Segunda Flota de EE.UU. en 1982, ayudó a planear el posible despliegue de un buque de EE.UU. en el Atlántico Sur.
Ahora retirado, dijo: "Decidimos que el USS Iwo Jima sería la nave que sería el más fácil para los británicos para operar y haría para una transferencia sin problemas.
'También se identificaron "asesores" del contrato que estarían a bordo para ayudar a los británicos con algunos de los sistemas.'
La revelación se produce como de las relaciones diplomáticas entre Gran Bretaña y Argentina alcanzan su punto más bajo desde la guerra.
Malvinas residentes han anunciado planes para un referéndum el próximo año en un intento por defenderse de las reclamaciones argentinas al territorio, que se han vuelto más vocal en torno a los 30 años de conflicto.
La semana pasada, David Cameron participó en una fila de pie extraordinaria con el presidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner sobre el futuro de los Falkands.
El líder de América del Sur apareció para intentar empujó un paquete de relleno de documentos sobre la reclamación de su país al territorio británico en las manos del señor Cameron en la cumbre del G-20 en México.
Para su furia, el primer ministro se negó a aceptarlo - e insistió en que respeta las opiniones de los isleños, que quieren seguir siendo británicos.

sábado, 21 de mayo de 2016

21 de mayo en la FAA



Arte de Aldo Campos (c)

jueves, 19 de mayo de 2016

Business as Usual: Malcorra esconde el reclamo argentino por más fondos

Malcorra: "Malvinas no es más el tema principal con Gran Bretaña"
La canciller dijo que Cristina Kirchner "sobreenfocó" el reclamo por la soberanía de la islas ante el Reino Unido. "Hay que explorar el diálogo", aseguró
iProfesional


La canciller Susana Malcorra afirmó que las Islas Malvinas no son más "el tema dominante" en la relación entre la Argentina y Gran Bretaña.
Señaló que las relaciones bilaterales con frecuencia son buenas en un 80% y malas en un 20%
"Queda claro que ese 20% tiene que ver con Las Malvinas. Pero en el largo plazo, podemos encontrar una solución", aseguró.
"Las órdenes del presidente Macri son concentrarse en el 80%. Necesitamos desarrollar la confianza", agregó y consideró que la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner se "sobreenfocó" en ese tema y sostuvo que la cuestión de la soberanía argentina sobre el archipiélago no debe "distraer la atención de temas bilaterales más significativos como el comercio y la inversión".
"La cuestión Malvinas está fijada por la Constitución Nacional, pero tenemos que explorar el diálogo y la asociación más allá de Malvinas", indicó al diario británico The Financial Times.
Además, ratificó que la Argentina no mantendrá relaciones diplomáticas directas con los habitantes de las islas autodenomiados "kelpers" pero se pronunció a favor de ser "flexible" con ellos.
"Creo que primero hay una cuestión de formalidad legal, que es que nuestro vínculo es con el Reino Unido y que, dicho sea de paso, el Reino Unido es quien representa los derechos de los isleños. Es decir que, desde lo formal, nosotros tenemos que mantener nuestro vínculo con el Reino Unido, inclusive por razones de legalidad internacional", señaló la canciller.
De todos modos, evaluó que "a medida que avanzan los tiempos, y hay un mayor reconocimiento a la participación de los pueblos, hay un mayor reconocimiento a la participación de la sociedad civil en distintas formas, uno puede ir pensando en opciones de aperturas. No tengo ninguna sobre la mesa en este momento".
"Pero sería flexible a decir: a ver, escuchemos y pensemos abiertamente", señaló la canciller en una entrevista publicada por un matutino porteño.
En ese sentido, dijo que su intención es "tratar de poner un poquitito de aceite sobre las aguas" y "pensar en la gente, en las personas".
Por último la canciller agregó que "una de las cosas que yo quiero resaltar es que, hoy por hoy, no hay ningún impedimento por parte de la Argentina en que los isleños tengan autorización para viajar y para volar en cualquier momento que necesiten, particularmente si hay una emergencia".




miércoles, 18 de mayo de 2016

Malcorra quiere encapsular y kelperizar las negociaciones para acceder a la ONU

El ajedrez de Macri: mover a Susana Malcorra sin entregar las Malvinas
La jugada para lograr protagonismo en la ONU. El temor a un acuerdo secreto con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas.


Por Rodrigo Lloret | Perfil

Malcorra, candidata a suceder a Ban Ki-moon en la ONU. | Foto: Cedoc


El presidente Mauricio Macri está jugando por estas horas una crucial partida de ajedrez sobre el tablero mundial. Pero el deseo de impulsar la candidatura de Susana Malcorra para la Secretaría General de las Naciones Unidas podría tener un impensado impacto en el histórico reclamo argentino por la soberanía de las islas Malvinas.

Malcorra tiene una carrera brillante en la diplomacia de las Naciones Unidas, donde trabajó por 12 años. Fue directora de Operaciones del Programa Mundial de Alimentos entre 2004 y 2008. Luego fue secretaria general adjunta del Departamento de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno, donde se desempeñó hasta 2012. Y, finalmente, se convirtió en la jefa de Gabinete del secretario general Ban Ki-moon, hasta el 10 de diciembre de 2015, cuando fue convocada por Macri para conducir el Palacio San Martín.

La jefa de la diplomacia argentina, no quedan dudas, tiene un gran aval para ser la sucesora del surcoreano desde el 1° de enero de 2016. Pero, para alcanzar su objetivo, Malcorra debe lograr dos condiciones: obtener la mayoría en el Consejo de Seguridad de la ONU y que ninguno de los miembros permanentes vote en contra. Si tan solo un país de los cinco grandes se opone, el camino de la canciller estará clausurado.

El mismo reglamento de la Asamblea General indica que el Consejo de Seguridad debe presentar al candidato para que luego sea votado en sesión privada y secreta. Por lo tanto, Malcorra solo podrá ser secretaria general de las Naciones Unidas si Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, China y Francia la apoyan.

Y es en Gran Bretaña donde se plantea el principal obstáculo. ¿Por qué apoyaría el gobierno británico a una candidata de Argentina a convertirse en nada menos que la principal funcionaria del principal organismo internacional donde se discute la soberanía de las Malvinas?

Malcorra jura que ese tema no fue tratado en la reciente reunión que mantuvo con su colega británico, Philip Hammond. En cambio, aclaró que solo se avanzó en los temas en común: cooperación en el Atlántico Sur, la promoción de inversiones y lucha contra el crimen organizado. Ambos cancilleres se encontraron el pasado 4 de julio en Londres y la reunión representó el primer encuentro entre funcionarios de tan alto nivel de Argentina y Gran Bretaña en 15 años.

Curiosamente, la cumbre se produjo muy pocos días antes de que Argentina oficializara que Malcorra competirá por la ONU.

Es en ese marco, donde hay que prestar atención a las recientes declaraciones que Malcorra hizo a la prensa, en particular, una extensa entrevista que concedió al diario Clarín en Londres, donde la canciller ha pasado los últimos días.

La estrategia de Malcorra sobre Malvinas podría resumirse en dos puntos:

1. Encapsular Malvinas (una fórmula que recuerda la figura del “paraguas” utilizada por el menemismo)

“(Con Gran Bretaña) tenemos lo que yo como ingeniera digo, el principio de Paretto: hay un 80% de cosas en las cuales estamos de acuerdo y siempre hay un 20% en el cual no estamos tan de acuerdo. La ventaja con Gran Bretaña es que sabemos cual es ese 20%: son las Malvinas. Entonces, en lugar de dedicar todo nuestro tiempo a ese 20%, vamos a trabajar y producir resultados en el 80%. En el caso de Malvinas, nosotros tenemos un mandato claro, definido por la Constitución. Entonces ni siquiera hay un signo de pregunta respecto de si esto es o no es un tema prioritario para nosotros. Pero también reconocemos que, con esta retórica enormemente agresiva que hemos tenido en los últimos tiempos, no se ha avanzado en ningún resultado concreto, no nos ha servido a los efectos de estar más cerca de una solución”.

2. Sumar a los kelpers a la mesa de negociación (algo que también hizo el menemismo)

“A medida que avanzan los tiempos, y hay un mayor reconocimiento a la participación de los pueblos, hay un mayor reconocimiento a la participación de la sociedad civil en distintas formas, uno puede ir pensando en opciones de aperturas. No tengo ninguna sobre la mesa en este momento. Pero sería flexible a decir: ‘a ver, escuchemos y pensemos abiertamente’. (…) Vamos a pensar en la gente, en las personas. Una de las cosas que yo quiero resaltar es que, hoy por hoy, no hay ningún impedimento por parte de la Argentina en que los isleños tengan autorización para viajar y para volar en cualquier momento que necesiten, particularmente si hay una emergencia. Pero, de repente, hay cosas que podemos hacer para flexibilizar y facilitar eso aún más. Entonces parte de lo que debemos trabajar en los próximos meses es precisamente en que cosas puntuales. Que pueden ser pequeñas grageas. Nada va a ser una enorme política de estado, podemos trabajar para facilitar esta apertura”.

No está mal, nada mal, que se recuperen las relaciones con Gran Bretaña. Argentina debe superar el conflicto más importante para su diplomacia a través del diálogo. Pero tratándose de un tema tan importante, no debe quedar ninguna duda de lo que se está negociando.

Algo de eso planteó recientemente el ex canciller Dante Caputo en una columna titulada “La oportunidad de Malcorra”, publicada en el diario La Nación. “La campaña que implica hablar con cada uno de los países para obtener el apoyo llevará, lógicamente, a un encuentro con el Reino Unido. Esa reunión no debería convertirse en una negociación en la cual la cuestión Malvinas esté en el centro de la discusión. La Argentina deberá reafirmar su posición sobre la solución diplomática y eventualmente avanzar hacia alguna idea innovadora que cuente con apoyo del gobierno y la mayoría de la oposición. Me parece indispensable que en esas reuniones estén presentes dos miembros de la oposición parlamentaria. Los motivos son sencillos de imaginar: todo acuerdo de palabra debe tener testigos que aseguren su cumplimiento y conviene que en un tema de esta naturaleza haya una representación más amplia que la del gobierno. Un procedimiento sencillo que dará seguridad para el Reino Unido y para la Argentina”.

Nunca antes en la historia de la ONU, un argentino logró convertirse en secretario general de las Naciones Unidas. Se trata de un lugar de mucho prestigio para nuestra diplomacia. Pero es también un premio que no debe lograrse a cualquier precio.

Macri debe pensarlo muy bien antes de mover a su Dama.

lunes, 16 de mayo de 2016

Relatos británicos de la guerra (8): Linda Kitson y la emoción de dibujar el Sir Galahad

"El dibujo del Sir Galahad es uno de mis peores - yo estaba demasiada abrumada por la emoción '

Linda Kitson, de 67 años, fue el artista de guerra oficial designada por el Museo de Guerra Imperial
The Daily Telegraph



Ven el trabajo y ajustan con el artista que va a hacrer el trabajo. Tenía 37 años y fue contratado porque hago el dibujo rápido - me resisto a la palabra "boceto". Mis dibujos son una reacción a lo que está allí, sin tiempo para el embellecimiento. Por lo general, nos llevó unos 20 minutos, porque todo lo que se movía, jeeps y helicópteros - que sólo podían dar una impresión de ellos. Había poca oportunidad de familiarizarse con el tema. Me gustaría llamar a los Gurkhas en una caseta de puesto de mando de un día y al día siguiente sería volado en pedazos. Mi dibujo del Sir Galahad que cuelga en el Museo Imperial de la Guerra es uno de mis peores porque estaba abrumada por la emoción - todos los fantasmas de la Guardia Galesa que había llegué a conocer.



Supongo que sí se destacan un poco porque me tomó un enorme baúl de hojalata con suficientes pinturas, tintas y lápices para durar años. Se necesitaba hombres para llevarlo pero creo que pensaban que me ayuda era menos aburrido que el resto de sus funciones. También tuve un taburete y una sombrilla de 7 pies. Un sargento me hizo un brazalete de camuflaje que celebró los cinco tipos de dibujo implemento que pudiera trabajar con ellos. Congelar los dedos eran un problema. Fue amargo. Tenía cinco capas de ropa. Royal Marines estaban distribuyendo medias para damas. Estas enormes hombres corpulentos!




Me las arreglé para obtener alrededor de 100 dibujos de vuelta en el Queen Elizabeth 2, pero me preocupaba - eran mis bebés. Llevar el resto alrededor era una pesadilla, así que les conseguiría de nuevo a la sede y los puso en un tronco con una nota que dice: "Si me pasa algo conseguir éstos de nuevo al Museo Imperial de la Guerra"
Linda Kitson hoy

domingo, 15 de mayo de 2016

CF Ernesto Proni Leston ubica al HMS Sheffield

Gestas y héroes olvidados por la mayoría de los argentinos: Cazando al HMS Sheffield
Historia del silencioso trabajo que realizó un grupo de hombres, a bordo de un viejo avión de exploración desarmado, que localizó y guió un histórico ataquePOR RUBÉN DURÁN | El Intransigente

Gestas y héroes olvidados por la mayoría de los argentinos: Cazando al HMS Sheffield Capitán de Fragata Ernesto Proni Leston y de su Neptune 2-P-112



Cazando al HMS Sheffield 

Mucho se ha hablado y escrito sobre el ataque de la Aviación Naval contra el destructor HMS Sheffield, el 04 de mayo de 1982. Se ha puesto énfasis en la efectividad de los aviones Super Etendard y sus misiles Exocet y del profesionalismo de sus pilotos. Pero poco se dice del silencioso trabajo que realizó un grupo de hombres, a bordo de un viejo avión de exploración desarmado, que localizó y guió aquél histórico ataque. Esta es su historia.

Después del inicio de las hostilidades del 1 de mayo de 1982, las cosas habían tomado un cariz angustiante para la Armada Argentina: El 2 de mayo el crucero ARA General Belgrano había sido torpedeado y hundido por el submarino HMS Conqueror, el aviso ARA Alférez Sobral había sido atacado con misiles por helicópteros enemigos y se desconocía su paradero, la Flota de Mar, con el portaviones ARA 25 de Mayo a la cabeza, no había logrado montar el ataque programado en contra de la escuadra británica y recibió órdenes de dirigirse a aguas seguras por el peligro de los submarinos nucleares enemigos.

La única carta que por el momento le quedaba a la Armada era la 2ª Escuadrilla de Caza y Ataque con sus novísimos Super Etendard, armados con misiles Exocet. Los primeros cinco aviones habían llegado a la Argentina en noviembre de 1981, y desde esa fecha comenzó el programa de asimilación de dicho sistema de armas, que preveía la llegada en abril de 1982 de técnicos franceses que debían realizar la puesta a punto del sistema de disparo del misil. A raíz del desembarco argentino en Malvinas, los expertos franceses suspendieron el viaje y los integrantes de la Escuadrilla se vieron obligados a desarrollar técnicas propias para dejar a los Super Etendard plenamente operativos, lo que demandó un gran despliegue de imaginación y trabajo, que rendiría sus frutos en mayo de ese año.

Pero, para alcanzar su objetivo, los pilotos de los Super Etendard debían ser guiados hasta las proximidades del mismo por un avión explorador, quien debía transmitirles información actualizada de la ubicación de los barcos enemigos que debían atacar.


Exploradores de la Armada

Cuando comenzó el conflicto de Malvinas, la Armada contaba con la Escuadrilla Aeronaval de Exploración, conformada por sólo dos veteranos aviones Lockheed Neptune que permanecían en servicio gracias al enorme trabajo del personal de mantenimiento de la escuadrilla. Estos aparatos comenzaron a operar en la zona de conflicto a fines de marzo de 1982, participando en hechos de importancia histórica, como el hallazgo de los sobrevivientes del ARA General Belgrano, que permitió realizar una de las operaciones de rescate de náufragos más importantes de la historia de las guerras modernas.

Estas aeronaves, cuyo diseño databa de fines de la Segunda Guerra Mundial, también recibieron la peligrosa misión de efectuar vuelos de exploración antibuque en la zona de Malvinas, para informar a los aviones de la Fuerza Aérea Argentina si el camino hacia las islas estaba despejado o no de amenazas.

Así fue como en la noche del 3 de mayo de 1982, el entonces Capitán de Corbeta Ernesto Proni Leston recibió la orden de realizar un vuelo de exploración, por lo que en la madrugada del día siguiente despegó a bordo del Neptune matrícula 2-P-112, lo acompañaban diez tripulantes más: Capitán de Corbeta Sepetich (copiloto), Teniente de Fragata Pernuzzi (operador radar), Teniente de Fragata Gatti (navegante), Teniente de Corbeta Meneses, y los Suboficiales Heredia, Sosa, Del Negro, Saavedra, Yerba y Fernández..

Con un cielo poblado de nubes bajas, el solitario avión inició su tarea. La misma consistía en volar a escasa altura del mar, para evitar ser detectado, al llegar a un determinado punto, Proni Leston aceleró motores y elevó el avión hasta llegar a cerca de los 900 metros de altitud. En ese momento se activó el radar por unos segundos y luego el avión regresó a la relativa seguridad del vuelo bajo.

Así estuvo operando por casi una hora y media, cuando Pernuzzi le comunicó que los cristales del radar se habían quemado. Proni Leston le ordenó que los cambie, ya que con los cristales rotos la pantalla de radar se torna difusa y no es posible identificar correctamente los blancos. A las 7:50 de ese 04 de mayo volvió a elevarse por encima de las nubes. Esta vez, el radar reparado localizó un objetivo de porte mediano que emitía señales de contramedidas típicas de un buque de guerra, por lo que comunicaron de inmediato la novedad al continente.

El Neptune continuó acechando al blanco, esperando nuevas instrucciones del comando, y a las 8:45 Proni Leston volvió a elevarse, detectando en esta oportunidad a tres barcos enemigos ¡A sólo 96 km. de distancia! Es decir, dentro el alcance de las patrullas aéreas de combate de los Harrier.

Conciente del peligro, Proni Leston volvió a descender a toda velocidad y se alejó a una distancia prudencial, pero siempre vigilando a su presa. Después de las 9:00 se produjo otro inconveniente: se volvieron a quemar los cristales del radar y no quedaban más repuestos.


El último esfuerzo

El piloto avisó a sus superiores de la novedad y éstos le ordenaron utilizar una vez más el equipo, a pesar de estar averiado. A las 10:30. Proni Leston cumplió con la orden, pero esta vez, en lugar de ascender hasta los 900 metros habituales, decidió superar la barrera de los mil metros, con la intención de lograr una mejor detección con el radar parcialmente fuera de servicio.

La arriesgada maniobra rindió sus frutos, ya que permitió localizar correctamente a los tres barcos enemigos.

Ya habían cumplido. Pocos minutos después, Proni Leston se comunicó con los dos Super Etendard que ya estaban en camino y les transmitió la valiosa información. A las 11:40 de ese día, un Exocet disparado por la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque impactó en el destructor Clase 42 HMS Sheffield, gracias al heroico trabajo realizado por los tripulantes del Neptune.

Este fue el último combate de tan noble avión, ya que al desgaste producido por el paso de los años se sumaron las duras condiciones climáticas que debió enfrentar. Por ese motivo, los dos Neptune dejaron de volar operativamente entre junio y julio de 1982. Sus fuselajes permanecieron al aire libre y expuestos al deterioro, pero gracias al esfuerzo de un grupo de hombres de la Armada, el 2-P-112 de Proni Leston fue reconstruido y actualmente se encuentra en exhibición en el Museo de la Aviación Naval, en la Base Comandante Espora, como tributo a aquellos hombres que no dudaron en enfrentar al peligro para cumplir con su compromiso con su Patria.

Lamentablemente, el destino fue menos benéfico con Proni Leston. Si bien fue condecorado por su valiente actuación, una vez retirado como Capitán de Fragata de la Armada debió trabajar como remisero, porque la jubilación no le alcanzaba para mantener su hogar.

Trabajando en un remis, precisamente, fue asaltado y sufrió una herida de arma de fuego. Una vez recuperado, siguió viviendo con bajo perfil, hasta que el día 16 de septiembre de 2007 su alma emprendió un último vuelo hacia la eternidad. La noticia de su muerte pasó desapercibida para la mayoría de los medios nacionales (privados y estatales), al parecer más interesados en el fallecimiento del comandante inglés Jeremy Moore, ocurrido un día antes.

viernes, 13 de mayo de 2016

Las bajas del ARA Gral. Belgrano

Lista de muertos del Crucero ARA General Belgrano

Introducción
Apellidos >>
A B C D
E F G
H I J L M
N O P Q R
S T U V Z

Introducción a listas de muertos del Crucero ARA General Belgrano

La lista esta dividida en cinco partes y ordenadas alfabéticamente según Apellido y Nombre estos se encuentra en la primera columna de estas listas, juntamente con el Documento Nacional de Identidad que lo identifica. La segunda columna corresponde al grado militar en 1982. En la tercera columna figura la provincia de nacimiento y localidad. La cuarta columna lugar en donde se encuentran sus restos y la quinta una foto del tripulante fallecido.

La mayoría de las imágenes se obtuvieron de http://www.ara.mil.ar/malv/malv/3c.html, hemos trabajado con el fin de ampliarlas y mejorarlas pero a pesar del esfuerzo algunas no son nítidas por este motivo solicitamos a aquellas personas que tengan en su poder o conozcan alguna web que contenga imágenes nítidas de estos compatriotas nos lo hagan saber vía contacto

La cantidad total de muertos del Crucero ARA General Belgrano fueron 2 civiles y 321 militares, total 323. Historia del Crucero

Tripulación del Crucero A.R.A. General Belgrano
JerarquíaPersonalSobrevivientesBajas
Jefes y Oficiales56533
Suboficiales Mayores y Principales11101
Suboficiales Primeros26251
Suboficiales Segundos764036
Cabos Principales1318645
Cabos Primeros936528
Cabos Segundos23515877
Marineros552728
Conscriptos408306102
Civiles22
Total1093770323