La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Infografía: Tropas enfrentadas en cada combate

Números de tropas terrestres enfrentadas de ambos bandos en la Guerra del Atlántico Sur por las Islas Malvinas 
Por Gustavo Torrilla




Las ubicaciones geográficas en el mapa no son exactas o precisas , solo son estimadas para dar una idea general.
El croquis no incluye los combates del 2 de abril en Malvinas ni las escaladas bélicas en Georgias del Sur el 3 de abril y 25 subsiguiente.
Tampoco se incluye sucesos militares en los montes Wall, Williams, Kent, Sapper Hill, Estancia House, Simmons, etc. Se excluye también sucesos en la isla Gran Malvinas , solo se ha incluido el combate en la isla Pebble.
La batalla o combate por San Carlos es de forma global alcanzando solo a la 1er oleada de desembarco británico.
Top Malo House para la parte británica se lo toma como una escaramuza , aunque en la historia argentina es parte de la batalla por el monte Simmons.
Wireless Ridge , Williams , Tumbledown para algunos historiadores conforman solo una batalla, pero la parte argentina lo entiende como varias batallas en distintos momentos al igual que la seguidilla de combates por Harriet , Dos Hermanas y Sapper Hill.

El número de tropas argentinas en la batalla de Pradera del Ganso se lo toma como referencia por el total de prisioneros conseguidos por Gran Bretaña.
El mismo engloba tropas militares y civiles , más tropas que se sumaron a el combate ya terminado pero que igualmente se entregaron a autoridades británicas.
Para llegar a la cifra de contendientes en las batallas de Harriet, Dos Hemanas, Tumbledown, y Longdon, se han cruzado distintas fuentes y se ha llegado a una cifra estimada de acuerdo al entrelazado de distintas versiones.
La síntesis abarca también tropas anfibias y aerotransportadas que aunque en parte no tomaron combate directo con las tropas, eran igualmente parte íntegra de las Brigadas y Batallones en la zona de combate.
El total de tropas utilizadas en todos los Teatros de Operaciones varía según la fuente a consultar.

Por parte de Gran Bretaña el SAMA (South Atlantic Medal 82) encuadra una cifra de 27.700 combatientes que cruzaron o llegaron a la Isla Ascencion (Base Militar Wideawake). En Argentina varía de 18 mil a 20 mil combatientes incluyendo el TOAS (Teatro de Operaciones Atlántico Sur )
Otras fuentes cruzadas llegan a una cifra de 25.000 tropas.
En tierra Argentina desplegó alrededor de 12 mil hombres, siendo tomados prisioneros 11.700 por los británicos, en el anillo defensivo de Puerto Argentino según una fuente se indica alrededor de 7 mil soldados.
Otras guarniciones se hallaban en puntos distantes como Puerto Howard,(Mitre), Fox en la isla occidental de la Gran Malvinas.

Popularmente y de forma malintencionada , británicos y de el país trasandino se indica que no menos de 3 mil británicos fueron suficientes para hacer rendir en dos semanas a 12 mil combatientes argentinos.
Pero historiadores, periodistas y analistas militares relatan que las fuerzas británicas iniciaron un desembarco general de 3 mil hombres, pero ello consta solo en la 1er oleada.
En otras oleadas sucesivas se llegaría a conformar la cifra de unos 8 mil hombres en todo el TOM (Teatro de Operaciones Malvinas), enfrentándose a las 7 mil tropas argentinas que conformaban el anillo defensivo de la capital en los montes circundantes.
El número de 12 mil hombres es la suma de todas las Agrupaciones en todo el archipiélago.

El 1 de junio desembarcarían en San Carlos la 5ta Brigada de Infantería británica , la cual algunas fuentes refieren la cifra de 5.000 hombres. Otros tantos el 8 de junio en Fitzroy-Bluff Cove.

En el lado argentino desembarcaron entre el 1 y 3 de abril según la fuente entre 600 y 1.200 tropas . Llegando a 3 mil los días 4 y 5 de abril , en las semanas subsiguientes se engrosaría a 5 mil, y con el avance de la hostilidad diplomática y militar se reforzaría a 10 mil a finales de abril.
A mediados y fines de mayo la lista se completaría con los 12 mil estimados conformando la llegada de refuerzos en plenos combates con fuerzas especiales.

Desde ya este informe no está completo y se irá enriqueciendo con el correr de los días, anexando fuentes confiables y chequeadas , entrecruzando datos y buscando la mayor seriedad para llegar a la verdad.
La ùnica forma de rebatir mitos es comparar verdades y haciendo una exhaustiva investigación, balanceando la historia incluso con las versiones británicas de los hechos para alcanzar la verdad absoluta sin filtros ni propaganda .

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Documental: Crónicas de un mundo en conflicto - Malvinas (3/3)

martes, 29 de diciembre de 2015

ARA: Reflotan al "Santísima Trinidad"



Reflotaron al ARA Sma. Trinidad
De nuevo a flote y con destino de museo flotante




El destructor de la Armada Argentina Santísima Trinidad se ha vuelto a poner en pie en estas últimas horas, tras casi tres años de su hundimiento en la rada de dársena de la Base Naval Puerto Belgrano, merced a los trabajos del personal de buzos de salvamento y buceo, quienes en sucesivas maniobras coordinadas pudieron revertir de la escora del navío y ponerlo a flote.



El Santísima Trinidad comenzó a escorarse el 21 de enero del 2013, como consecuencia –según un parte oficial de la fuerza emitido por esos días- "de la rotura de una tubería de 6 pulgadas", lo que produjo el hundimiento de varios compartimientos de la nave. La marina había señalado que "la capacidad de las bombas de achique" fue superada por la cantidad de agua ingresada, debiéndose evacuar al personal embarcado.



Si bien esta unidad de más de 40 años de servicio se encontraba al momento del siniestro prácticamente fuera de servicio, la intención inicial de su rescate es tratar de adecuarla para que allí funcione un museo flotante. Al momento no se tienen precisiones sobre cuál es el estado de compromiso de la estructura y mucho menos el valor presupuestario que su adecuación tendría.
Lo importante es que nuevamente está a flote y que su destino tendrá el signo de las bravas tripulaciones que cobijó durante tantos años al servicio de la Armada.

NR: Gracias Mariano Rodríguez.




El Rosalenio

lunes, 28 de diciembre de 2015

Documental: Crónicas de un Mundo en conflicto (2/3)

domingo, 27 de diciembre de 2015

VGM británico no entiende por qué las islas son inglesas

El ex combatiente que volvió a Malvinas 33 años después: “No entendemos por qué estas islas son británicas”
Una vida a bordo.

Se llama Michael Ward y ahora trabaja en el sistema de seguridad de un crucero que visita las islas cada 15 días. "El regreso fue antipático", reconoce. Sus recuerdos, la importancia de la guerra y el desconocimiento de la causa.


Michael Ward, ex combatiente de Malvinas, que volvió a las Malvinas tras 33 años.


Gastón Leturia - Clarín


Se confunde entre los turistas, su figura espigada recorre cada tarde con un trote intenso el pasillo externo de uno de los pisos de su nueva casa, un buque de 70.000 toneladas y 12 pisos, que lejos está de ser un acorazado de guerra; más bien está repleto de shows, comida, bebidas y diversión. Si el viento helado del Mar Argentino se planta como una barrera insalubre, en todo caso ocupará durante una larga hora una de las ocho cintas para correr dentro del gimnasio del Norwegian Sun, el crucero de esta compañía con base en Miami que de noviembre a marzo hace la ruta Buenos Aires-Valparaíso (Chile). Tiene 51 años y en medio de esta travesía sumará otro más. Los números dan vuelta en su cabeza. Tenía 16 cuando en 1980 ingresó en la Marina Real Británica (Royal Navy) y allí estuvo tres décadas. A los 18 recién cumplidos, en abril de 1982, también se subió a un barco. Pero no tenía el colorinche del Sun, ni la piscina de la cubierta rodeada de reposeras y sus bares repletos de refrescantes tragos. Todo era gris y estaba lleno de armas, cañones y municiones. Era parte de la flota de Royal Navy. Era, en ese joven momento, la casa obligada de Michael Ward, el ex combatiente que volvió a las Islas Malvinas después de 33 años. Ahora, con otros aires, otra templanza y la opción de vida de poder analizar y dar su propia mirada de aquella espantosa guerra. El Norwegian Sun ancla a varios metros de la costa de Puerto Argentino y los turistas se suben a cada tender para cruzar y llegar en unos 20 minutos. Mike se sube y va, en silencio, acompañado por algunos de sus nuevos amigos a bordo. También de sus alumnos, todos como parte de la tripulación, que tienen en Ward al principal instructor en cuanto a todas las medidas de seguridad y prevención se requieren a bordo.

“Fue un antipático regreso, porque muchos británicos preguntaban ¿por qué? Así como ustedes las llaman Malvinas (lo dice en español, por primera y única vez en la charla, pero la traducción se cae de madura), a nosotros no nos enseñaron en nuestra educación acerca de las Falklands, así que un montón de británicos no las conocían. Y en la Royal Navy, de donde provengo, ninguno de nosotros sabía nada acerca de las islas. Cuando nos dijeron que íbamos a las Malvinas, no sabíamos a dónde estaban. El gobierno decidió ir a pelear y allá fuimos. No fue algo divertido para nadie, como toda guerra. Nunca hubo posibilidades, aún ahora, de construir un puente con Argentina”, cuenta, expresivo y serio, Ward, sentado y de piernas cruzadas en uno de los sillones del quinto piso del barco, algo así como el lobby de este hotel flotante.

¿Cuál es su tarea en este barco?

Mi responsabilidad principal es la seguridad del barco, me ocupo de los sistemas de seguridad de la nave. También me ocupo del entrenamiento de toda la tripulación, unas 40 horas por semana de entrenamiento. Es un trabajo grande y tengo un equipo de tres personas trabajando conmigo. Hace dos años que estoy en este barco, en el Sun, y cinco en Norwegian.

¿Y antes?

Antes estuve en la Royal Navy por 30 años. Ingresé en 1980, con 16 años de edad. Estuve en la guerra de Malvinas (dice Falklands) y esta es la primera vez que regreso acá en 33 años.

¿Qué recuerdos tiene de los soldados argentinos?

Admiro a sus pilotos. Sus pilotos fueron gente muy valiente, fueron pilotos realmente muy buenos y tuvimos un montón de problemas por ellos. Demostraron ser muy valientes. Nos hundieron varios barcos.

¿Conoció algún ex soldado argentino?

Sí, sí, sí, me encontré con algunos de los pilotos cuando estaba en la Royal Navy.

En ese momento se nos viene el recuerdo de aquel poema de Jorge Luis Borges, publicado por primera vez el 26 de agosto de 1982 en Clarin. “Juan López y John Ward”, se titulaba, como un giro del destino en la identidad de este británico que tres décadas más tarde volvió a tocar su tierra de guerra. “Les tocó en suerte una época extraña. El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos. Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras. (…) Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel. Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen”.



¿Pero les fue posible salir?

Sí, unos días antes del final. Es difícil recordar todo perfectamente... Muchos británicos no entienden cómo pueden ser británicas. No entendemos mucho. Vemos que hubo referéndums en los que la gente quiere ser británica, pero los británicos de allá no saben por qué. Incluso nosotros, ex militares como yo, servidores del gobierno, miramos para atrás y no sabemos por qué. No entendemos por qué las Malvinas son británicas. Y en Gran Bretaña es muy difícil escuchar hablar de las Malvinas, en ninguna conversación sale ese tema.

Como ya aclaró, no sabían a dónde iban...

No teníamos idea de las islas Malvinas, casi nadie en el barco lo sabía, y éramos una tripulación de 350 personas. Había un miembro de la tripulación que sí había escuchado de ellas, pero nadie de nosotros estaba enterado de que las islas Malvinas eran británicas, ni dónde estaban. Esa es la verdad. Y no pensábamos que entraríamos en guerra cuando la Primer Ministro nos envió.

Ward se refiere a Margaret Hilda Thatcher, quien fuera la premier británica desde 1979 a 1990 y falleciera en abril de 2013. Un dato de actualidad indica que la última inauguración que se dio en Puerto Argentino (Stanley, para Mike) es un busto de Thatcher. Ward no se guarda elogios hacia ella, y sigue, mientras mira su reloj aunque no parece apurado. En todo caso un tic cronológico lo debe llevar a ese gesto aún asombrado de estos 33 años que el grupo de periodistas argentinos le hace repasar.

¿Estando acá pensaban que todo se iba a resolver antes?

Sí, de manera política. Ninguno de los militares pensaba que iba a entrar en una guerra. Pensábamos que Margaret lo iba a solucionar, era una fantástica primer ministro, muy fuerte y con decisión.

¿Cuánto tiempo estuvo?

Llegamos como Task Force (una fuerza de tareas), todos nuestros barcos llegaron juntos y estuvimos la guerra entera. Hicimos los desembarcos en el estrecho de San Carlos. Nosotros llevábamos marines que bajaban en la playa Azul y nosotros estábamos al frente. Permanecimos en San Carlos durante toda la guerra, donde nos hundieron algunos barcos. El Sheffield fue el único barco hundido en mar abierto, el resto fue ahí, en el estrecho de San Carlos. Creo que fueron cuatro los barcos hundidos ahí con los Mirage. Ustedes volaban por debajo del alcance de los radares y por eso no los podíamos detectar. Sus pilotos fueron personas muy, muy valientes. Venían por debajo del nivel del radar y, una vez que los detectábamos, muy pocos podían regresar. Así nos hicieron mucho daño en nuestras naves, hasta que se quedaron sin misiles. Si no se hubiesen quedado sin misiles aire-tierra para atacar nuestras naves, nos hubiera sido difícil de defender, sin duda. Estuvimos en problemas allí.

¿Cuál era su tarea en la guerra?

Recargaba combustible de las aeronaves, sobre todo helicópteros. En el desembarco en playa Azul los helicópteros salían, regresaban, los recargaba y volvían a salir. Yo tenía 18 años. Cumplí años en marzo y la guerra empezó en abril.



¿Qué siente ahora?

Tristeza, porque la isla es un terreno muy inhóspito, y en 1982 la población era muy pequeña. Ahora hay dos o tres mil personas. ¿Sabes? No entendemos por qué. Fue por política, política pura. Muchos de mis amigos ya habían regresado. Fue una guerra grande por una ganancia muy pequeña, con unas mil muertes, pero fue sólo política. Es un lugar a 6 mil millas de distancia. A mi hija, que ahora tiene 25 años, nunca le explicaron sobre las Malvinas, sabe que su padre estuvo en la guerra de Malvinas, pero nunca nadie le dijo nada al respecto más que lo que sabe por mí, lo que es realmente muy poco.

¿No lo enseñan en las escuelas?

No, nadie habla de eso. Yo mismo hablo más de las guerras de Afganistán o Irak, muy raramente menciono las Malvinas.

¿Ella le pregunta?

Sí, me pregunta. Porque fue el primer conflicto en el que estuve, después estuve en Bosnia a finales de los ‘90 y en Irak y Afganistán en los 2000. Los militares británicos nunca tuvieron conflicto alguno antes de las Malvinas, por muchos años antes y por muchos años después. Vas a un bar y les preguntás a los británicos acerca de las Malvinas y no sabrán qué decirte.

Parece que fue ayer…

Sí, pero fue hace 33 años, y hoy aún no lo entendemos, sólo la gente de las islas quiere seguir siendo británica, nadie más apoya esta causa.

¿Cómo terminó trabajando en un crucero?

Me retiré de la milicia luego de un contrato de 22 años. Estuve ahí mucho tiempo y obtuve una pensión. Me retiré como a los 46 años de edad y volví a navegar. Intenté no volver a hacerlo, intenté regresar a casa, pero no pude.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Infografía: Guerra das Malvinas en portugués

viernes, 25 de diciembre de 2015

Documental: Crónicas de un Mundo en conflictos (1/3)

jueves, 24 de diciembre de 2015

La versión kelper de la Resolución 2065

Malvinas y Resolución 2065: La ONU fue 'soberanamente engañada'
Las Naciones Unidas fueron “soberanamente engañadas” hace cincuenta años, sostuvo el legislador de las Islas Malvinas Mike Summers en respuesta a la celebración en Argentina del quincuagésimo aniversario de la resolución de la ONU reconociendo la existencia de una disputa de soberanía respecto a las Malvinas.

Fuente: Mercopress



 La resolución 2065 sostiene que las Malvinas están encuadradas en una 'situación colonial', la cual debe ser resuelta tomando en consideración el objetivo de eliminar toda forma de colonialismo.
La resolución de 1965 invita a las partes a encontrar una solución pacífica a la disputa y que se tome en consideración los intereses de los habitantes de las Islas.
Pero MLA Summers afirma que la Resolución 2065 de la ONU se basó en una serie de mentiras, engaños y medias verdades elevadas a la ONU por el entonces embajador argentino José María Ruda.
El legislador sostiene que existen por lo menos doce 'no verdades' en la resolución y se vienen repitiendo una y otra vez por los sucesivos políticos argentinos.
MLA Summers reiteró una afirmación que elevó ante el Comité de Descolonización de la ONU haciendo resaltar que el embajador Ruda había afirmado que la soberanía española sobre las Malvinas era caso cerrado, pues España había realizado una reserva expresa de su soberanía sobre las Islas el 22 de enero de 1771.


“No fue así; tanto Gran Bretaña como España se reservaron sus posiciones respecto a la soberanía sobre las Islas en el tratado”. El Dr. Ruda también argumentó que Gran Bretaña expulsó a la población argentina de las Malvinas en 1833.
“No fue así”, resaltó Summers, “lo que hizo Gran Bretaña fue remover un destacamento militar ilegal, pero persuadió a muchos civiles argentinos y uruguayos a que permanecieran en las Islas”.
Argentina afirma que los habitantes residentes argentinos resistieron a los 'invasores' británicos: “no fue así, por el contrario dieron la bienvenida y buscaban ayuda para escapar del fracasado emprendimiento de Vernet, y permanecieron en las Islas”.


También afirman que Gran Bretaña reemplazó a los habitantes argentinos con súbditos británicos: “no fue así”, afirma MLA Summers, “muchos de los civiles argentinos se quedaron, y con el correr de los años fueron suplementados por nuevos colonos de otros países de Europa y América del Sur, incluyendo Chile, Argentina, Uruguay el Reino Unido y Escandinavia”.
El embajador argentino Ruda afirmó que no existía acuerdo internacional alguno que confirmara la posesión británica de las Malvinas y que Argentina jamás había aceptado la posesión británica de las Malvinas.
De acuerdo a MLA Summers, “La convención del Acuerdo de 1849 ratificada por ambos gobiernos en 1850, confirmaba que no había disputas pendientes entre los dos países. Es decir, Argentina aceptó la soberanía británica sobre las Malvinas”.
Argentina afirma que ”los Falkland Islanders (Isleños) eran una población británica temporal“, pero MLA Summers describe esta afirmación como quizá ”la mayor de todos los engaños, pues ahora podemos demonstrar que existen nueve o hasta diez generaciones de colonos de 61 diferentes orígenes étnicos“.

MLA Summers remata argumentando que la resolución 2065 ha sido más que desacreditada por la historia. ”Fue consignada al basurero en 1982 cuando Argentina recuperó las Malvinas, y hecha totalmente irrelevante por el referendo de 2013“.
”Resulta desafortunado“ que el nuevo gobierno argentino haya decidido que nuevamente quiere poner al frente dicha resolución, ”pero creo que desde nuestra perspectiva me gustaría reiterar que el camino está abierto para que el nuevo gobierno de Argentina encuentre una forma mejor y de cooperación para convivir en el Atlántico sudoeste“.
”Esto no quiere decir, nunca quiso y nunca significará que estamos preparados a discutir la soberanía de las Falkland Islands. (PN).


miércoles, 23 de diciembre de 2015

Otra reflexión sobre la Resolución 2065

Las Islas Malvinas 
PABLO ORTIZ GARCÍA - El Comercio



El 16 de diciembre se cumplieron 50 años de la expedición de la Resolución 2065 de la Organización de las Naciones Unidas, a través de la cual, y sin voto en contra alguno, el mundo entero reconoció la existencia de una controversia sobre la soberanía de las Islas Malvinas (no Islas Folkland, como los ingleses las llaman). Este conflicto debía ser resuelto, según la Resolución de la ONU indicada, cuidando la integridad territorial y los intereses de sus habitantes. El doctor Ezequiel Pereyra Zorraquín, abogado argentino y experto en materia de Derecho Internacional Público, afirma que “en pleno fin del colonialismo, ellos consiguieron (se refiere a los expertos argentinos encargados del tema de las Islas Malvinas), que la disputa se concentrara sobre el territorio, pero no sobre un pueblo, que en realidad era un injerto colonial”. Con el reconocimiento de la ONU, que se dio cuando Arturo Illia ejercía la Presidencia de la República Argentina, el siguiente paso a seguir fue que se “una” el territorio continental argentino con el insular, para lo cual con cierta regularidad barcos argentinos arribaban a esas Islas, al igual que la ruta entre esos dos territorios separado por el Océano Atlántico se cubría por vía aérea al menos dos veces por semana. En lo referido a la población llevada desde Inglaterra, se le enseñaba el idioma español, al igual que se le ofrecía becas para que estudie en las universidades argentinas en el continente. Se proveía de gas y combustible a sus habitantes. Es decir, las autoridades gubernamentales en Buenos Aires ejercían actos de soberanía en la parte insular de su territorio. Sin embargo, el golpe de Estado que el general Onganía propició en contra del mandatario del Partido Radical, Arturo Illia, tuvo como resultado, entre otras consecuencias nefastas, que toda la política internacional llevada a efecto por expertos de la Cancillería argentina sobre las Islas Malvinas, se fuera al garete. Y, poco a poco, la política colonialista del Reino Unido se consolidó en un territorio ubicado a poca distancia de Argentina y a miles de kilómetros de Londres. La política colonialista de los grandes imperios que existieron en el mundo, se desmoronó. Los pueblos “conquistados” han regresado a sus orígenes; es decir, a tener su propia identidad y a desarrollarse de acuerdo a sus principios. Pero en lo que respecta a las Islas Malvinas, Argentina se extravió en su pretensión de recuperarlas, y América del Sur, al no haber un líder, no se ha unido en la lucha por acabar con una colonia inglesa enclavada en un lugar estratégico para América del Sur. Los nuevos vientos libertarios que están llegando a América ojalá logren que la política internacional de Argentina sea más diáfana en la lucha por unas islas que le pertenecen por historia.

martes, 22 de diciembre de 2015

Ejército británico: Scots Guards

Scots Guards
Guardias Escoceses

Los guardias escoceses son parte de 12° Brigada Blindada de Infantería. Aunque famoso por sus pieles de oso y túnicas escarlata, son sólo una parte del día del Regimiento a día las tareas. En primer lugar los guardias escoceses son soldados de infantería de combate, entrenados y listos para desplegarse en las operaciones en cualquier momento, en cualquier lugar del mundo.

Infantería Mecanizada

Los soldados del 1er Batallón, la Guardia
Escocesa, se muestran patrullando
Lashkar Gar en la Provincia de Helmand,
Afganistán, mediante
el Husky (Highly Protected
Mobile Tactical Vehicle
Technical Support).
 La Infantería Mecanizada es un papel de primera línea en la batalla cuerpo listo. Los guardias escoceses son todos los soldados de infantería en primer lugar, pero también son pilotos cualificados, artilleros y los comandantes sobre los últimos vehículos utilizados en operaciones en Afganistán.

Un Batallón de Infantería Mecanizada es uno de los elementos clave de una Brigada Mecanizada. El batallón está siempre listo para el siguiente desafío probable que se enfrenta el país, y para proporcionar una capacidad de infantería rápida montada para hacer frente a una crisis en el país o en el extranjero.


1er Batallón Scots Guards


Un soldado de la guardia en el
ejercicio en la hierba con un arma. 
El Batallón está estacionado actualmente en Catterick, North Yorkshire donde permanecerá hasta mediados de 2015. Después de que se trasladará a Aldershot, que se debe a convertirse en el nuevo centro de excelencia para la Infantería Mecanizada. El batallón se compone de tres compañías de fusileros, una compañía de armas de apoyo que incluye reconocimiento, Pelotones anti-Tanque, mortero y de ametralladora y una compañía de Cuartel General.
La vida en el Batallón es variada y desafiante. Un día usted podría estar conduciendo a través de las llanuras de Alberta, Canadá, en un Mastín, y al siguiente estás empacando su equipo para ir en un ejercicio de entrenamiento de aventura en Nepal. El Batallón compite al más alto nivel en el fútbol y el rugby, mientras que muchos guardias representan la Batallón de esquí de fondo, esquí y squash. Hay más de 45 deportes diferentes que se ofrecen, y si eres lo suficientemente bueno puede jugar hasta Ejército, o incluso nacional.
Los guardias escoceses están muy orgullosos de su servicio ininterrumpido y la lealtad a la reina y el país. Tienen una reputación duramente ganada como la lucha contra los soldados. Los guardias escoceses han realizado sobre las operaciones de todo el mundo, pero más recientemente en Irak, Afganistán y las Islas Malvinas.

Compañía F 


lA Compañía F de los Guardias Escoceses marchan por las calles de Londres a los Cuarteles de Wellington Barracks.
La F Company es una pequeña rama independiente del Regimiento que tiene su base permanente en Londres. La F Company ofrece a los Guardias Reales del Palacio de Buckingham, el Castillo de Windsor y la Torre de Londres.
Usted puede esperar una pequeña gira en la Compañía F al término de la formación como un soldado de infantería de combate recién titulados. Cuando no está en deberes reales que proporcionan el "escaparate" para el país, los Guardias de la Compañía F se pueden encontrar en el ejercicio en todo el mundo. Viajes recientes incluyen Polonia, Kazajstán, Belice y España.

British Army

sábado, 19 de diciembre de 2015

Cameron pide inmaduramente madurez

David Cameron pidió "una relación más madura" con la Argentina, pero advirtió que es "inflexible" sobre Malvinas
En su mensaje de fin de año a los isleños, el primer ministro británico les prometió mantener su posición sobre el "derecho a la autodeterminación" de los habitantes del archipiélago



David Cameron habló sobre el nuevo gobierno y el conflicto por Malvinas. Foto:Reuters


El primer ministro británico, David Cameron, les dijo a los isleños de Malvinas que la reciente elección de Mauricio Macri como presidente argentino es una oportunidad para forjar una relación "más madura" entre Londres y Buenos Aires, pero advirtió que es "inflexible" la posición del Reino Unido respecto del "derecho a la autodeterminación" de los habitantes del archipiélago.

Cameron inició su mensaje con una frase conciliadora hacia la Casa Rosada: "Tengo la esperanza de que la elección de un nuevo presidente en Argentina nos permita movernos hacia una relación más madura. Está claro que existen muchas áreas en las que la cooperación nos beneficiaría a ambos", señaló el premier conservador en su mensaje por fin de año a los isleños, en relación con el conflicto por la soberanía de Malvinas.

El jefe del Gobierno británico subrayó sin embargo que su Ejecutivo "presionará" para defender la explotación de los yacimientos de hidrocarburos detectados cerca de las costas de las islas atlánticas, una cuestión que ha levantado controversias con Argentina.

"He hablado con el presidente Macri y, aunque estoy dispuesto a mejorar las relaciones con Argentina para el beneficio de todos, he sido claro en el hecho de que eso no cambia la posición de mi Gobierno sobre su derecho a la autodeterminación. En eso somos inflexibles", dijo Cameron, quien mantuvo una tensa relación con la ex presidenta Cristina Kirchner.

El 26 de noviembre pasado, cuatro días después del triunfo electoral de Macri que puso fin a 12 años de la administración kirchnerista, el gobernante británico se comunicó telefónicamente con el líder del PRO y le ofreció respaldo a su gestión.

"Ambos líderes esperan reunirse en el futuro", destacó el gobierno de Gran Bretaña en un texto oficial difundido luego de esa conversación.

El texto agregó que ambos líderes políticos "coincidieron en que se trata de una oportunidad para fortalecer relaciones entre el Reino Unido y Argentina y desarrollar los lazos comerciales y de inversión existentes".

En su mensaje, el primer ministro adelantó además que se ampliarán los trabajos para retirar las minas que quedaron diseminadas en diversas zonas durante el conflicto entre el Reino Unido y Argentina en 1982.

Agencias EFE y DyN

La Nación

Scots Guards: De Tumbledown a Afganistán

Cabo Mark Cape 
18 años
1er Batallón Guardia Escocesa
Monte Tumbledown -Guerra de Malvinas
* Guerra Afganistán



"..EL COLORADO CAPE , DE JOVEN CABO EN MALVINAS A CAPITÁN EN AFGANISTÁN .."

Malvinas, héroe británico que ayudó a "reconquistar" a las islas volvió a la línea del frente en Afganistán (Agosto 2012)

En 1982, con 18 años de edad, Mark Cape, era un cabo británico que fue uno de los héroes que ayudaron a recapturar a las Islas Malvinas después de la toma argentina.

Luchó en una de las batallas más feroces de la campaña para tomar el Monte Tumbledown, y experimentar el horror de camaradas que se mataron e hirieron mutuamente.

Él y sus colegas en los Scots Guards del primer batallón (Guardia Escocesa) , enfrentó duramente a soldados argentinos en zanjas excavadas en la ladera y contra ametralladoras pesadas. La lucha fue a menudo mano a mano con las bayonetas.

Pero la victoria obligó a los argentinos a rendirse - y el territorio británico a distancia fueron recapturados.

Décadas después, el capitán Cape, ahora de 48 años, está volviendo a la línea del frente en Afganistán. Él es uno de un pequeño grupo de soldados que han servido en ambos conflictos.

Ahora es de Intendencia del Regimiento del 1er Batallón Scots Guards ', a cargo de las tiendas y equipos por valor de cientos de millones de libras.

El tendrá el trabajo vital de asegurar que las tropas tienen el kit y equipo adecuado - todo, desde radios portátiles y paquetes de raciones a municiones y vehículos blindados - en el momento adecuado.

Recordando la batalla de día y de noche de 19 horas de duración para tomar Tumbledown, con vistas a la capital de Malvinas , el capitán Cape, un padre de dos niños de Carlisle, Cumbria, dijo:

"Hasta el momento hemos arreglado bayonetas para iniciar la misión parecía como un juego..."

"Entonces estábamos en el extremo donde recíbiamos las rondas de ametralladoras pesadas , y eso fue aterrador. Se podía oír a sus propios hombres gritando a su alrededor y que decían a los soldados argentinos donde apuntar...."

Los equipos suministrados en las Malvinas eran "básicos", dijo el capitán Cape. Botas con lados de cartón y calcetines de nylon que nunca se secan en las condiciones invernales mojadas, por lo que la condición de pie de trinchera al estilo 1er. Guerra Mundial era moneda corriente.

Soldados armados con rifles de asalto, ametralladoras y municiones también fueron cargados de suministros de alimentos en conserva en sus mochilas.
Aunque parezca increíble, muchos soldados tiraron chalecos antibalas y cascos para poder reaccionar más rápidamente en la batalla.

Su compañía, flanco izquierdo, perdió nueve de sus 106 hombres en Tumbledown. Otros 26 resultaron heridos.

Después de las Malvinas, el capitán Cape sirvió en Irlanda del Norte e Irák.

Ahora está a la espera de jugar su parte en su primer período de servicio en el bastión talibán de Helmand.

Él relata :

"Es divertido ver en cuanto a armas en el Ejército ha cambiado mucho desde mi primer despliegue. En las Malvinas teníamos un equipo muy primitivo . Hoy entrenamos con un equipamiento de última generación que sin duda ha salvado miles de vidas ".

El Capitán Cape cuenta que es un "privilegio" ser parte hoy de la cuarta Brigada Mecanizada - apodado las ratas negras - para su gira de seis meses a partir del próximo mes.

"A mi edad quiero aprovechar todas las oportunidades", dijo.

Pero admite que será un tiempo de ansiedad por su esposa Catherine y sus hijos Harry, de 21 años, y Alex, 17.

"La implementación de las operaciones y estar lejos de su familia durante tanto tiempo es difícil para todos y no lo hace más fácil con la experiencia."

(Traducido por Google Traductor- Adaptado y corregido por FDLGDM)

UN FRAGMENTO DE UN RELATO RESPECTO A SU ACTUACIÓN EN MALVINAS - BATALLA DE MOUNT TUMBLEDOWN :

"..El soldado escoses Mark Cape más tarde revelaría que otro grupo separado de la Compañía Flanco Izquierdo también sufrió bajas en la cumbre de Tumbledown/Destartalado:

- "...Nos movimos hacia una posición adelantada.
Pronto estaba sentado en la cima de la montaña, el enemigo se habia retirado.
Habia tenido un montón de fuego viniendo hacia mi, y una gran cantidad de personas se posicionaron a mi alrededor.
El comandante de la sección se acerca a mi y me dice:

" Bien, usted puede descansar ahora."

De repente, oigo algo en las rocas y todos nos decimos,

'¿Qué es eso?' Alguien pregunta: "¿Quién anda ahí? ' ...

Nos pusimos en contacto en la radio y preguntamos si el Flanco Derecho había pasado a través de nuestras lineas.
Desafortunadamente, en ese momento el operador de la radio es alcanzado y no obtuvimos una respuesta .

Las personas con que nos enfrentábamos eran argentinos ... Granadas de mano caen en nuestra posición. El comandante de la sección es alcanzado y el segundo encargado cae al suelo, sin ningún movimiento visible.

Todo lo que queda ahora son cinco guardias y gritábamos como lunáticos, abriendo fuego a cualqiera cosa que moviera, todo alrededor nuestro, hasta que tomamos el control entre nosotros.

El enemigo se retiró, pero el comandante de sección seguía gritando y gritando. La mayor parte de su cara había desaparecido debido a la explosión.

Lo bajamos porque él estaba delatando nuestra posición.

Logramos poner una inyección de morfina en él y eso lo calmó ... El comandante de la compañía gritó:

'¿Qué está pasando? '

... Mientras tanto , el Flanco Derecho estaba pasando al asalto a través de nuestras posiciones ...

Desafortunadamente para ellos, sufrieron varias bajas. Atacaron demasiado rápido y no revisaron todas las posiciones. A medida que avanzaban, el enemigo aparecia por detrás disparandolos..."

facebook : Fotos de la Guerra de Malvinas

jueves, 17 de diciembre de 2015

Kelper rompe DNI y culpa a otros de su inutilidad

El "buen kelper" de Cristina Kirchner rompió su DNI


Se lo entregó Cristina en 2011. La noticia dio vuelta por todos los medios británicos donde fue tratado como “un traidor”.


James Peck rompió su DNI argentino


Natasha Niebieskikwiat - Clarín

La foto con una cédula-DNI rota que aquí se publica es el epílogo de una larga y compleja historia que hace al costado humano del conflicto de soberanía por las Malvinas entre la Argentina y el Reino Unido. Su protagonista es el kelper James Peck, aquel artista plástico que apareció en todos los medios nacionales junto a la ex presidente Cristina Kirchner, que le entregó como si fuera una fiesta su documento nacional de identidad argentino.

Se lo entregó Cristina en 2011 en el marco del 14 de junio, fecha que recuerda la firma de la victoria británica en la guerra por Malvinas de 1982. Inmediatamente la noticia explotó en las islas y dio vuelta también por todos los medios británicos. El kelper recibiendo el DNI argentino y en su día de la Liberación Nacional aparecía en la prensa de Londres y Malvinas abiertamente tratado como “un traidor”.

Para entonces, en posición incómoda, Peck trataba de explicar las cosas desde una genuina situación: que la madre de sus hijos más chicos es argentina, que estaban separados y que necesitaba vivir aquí y establecerse pero no tenía dni y ni trabajo. En las notas que le publicaban, intentaba publicitar sus obras de arte, sus muestras, su libro y evitar deslizar opiniones políticas. Pero Peck consiguió su Dni gracias a que se hizo amigo de funcionarios del equipo del ex ministro Florencio Randazzo, que no solo se lo dieron en tiempo record sino que lo aprovecharon como el ejemplo del “buen kelper”. Ese que en lugar de rechazar una administración argentina, la abrazaba por opción. También le consiguieron un trabajo estable y fijo en la administración pública que, por motivos que se desconocen le duró poco y nada a Peck.
Aquí se reproduce sin entrar en los apectos privados de su decisión, la carta que, con la foto de su DNI, publicó Peck en Facebook el lunes pasado y que se viralizó en la web.

“Este es mi documento argentino. Ha sido ahora destruido”
“Algunos días atrás volví a Buenos Aires a visitar a mis dos hijos más chicos. Hoy fui mensajeado por la madre de mis niños para un encuentro. Ella expresó que el mayor le pidió tiempo atrás que habláramos sobre nuestra situación. Cuando fui al baño, volví y en treinta segundos la nota de un escribano apareció de repente, dándome papeles. Le dije que yo pensaba que era un encuentro sobre buena fe porque estaba basado en nuestro hijo. El resto nadie necesita saberlo.
"Yo no he tenido trabajo desde que dejé el Gobierno Argentino. O más bien, me echaron VIA FACEBOOK en diciembre pasado. Esto fue bien documentado cuando vine aquí y todo eso sucedió. Lo que subrayo es una falta de ética de cierta parte de la sociedad aquí, que nunca me sorprende. La misma gente que hizo la vista gorda a los militares (por la dictadura) hizo la vista gorda a los infortunios de otros. Y si Marcelo Cohen (es Kohen y se refiere al letrado que en temas internacionales asesoró al gobierno kirchnerista), un vocero de la moral argentina se atreve a venir sobre este punto y a defender lo indefendible, después ciertamente no tendré problemas en divulgar mis opiniones sobre mis años aquí”
"Me sentí asqueado al final de esta forma de hacer las cosas hoy, asqueado de la insensibilidad”, dice Peck quien se queja de no tener dinero y trabajo aquí, donde en realidad ya no vivía establemente.
“No he pagado la manutención total (de sus hijos) desde diciembre, al tener que vivir y trabajar. Hubiera sido mejor volver a las Falklands y conseguir trabajo. Pero, gracias a la repugnante manipulación del Gobierno Argentino de mi ciudadanía en 2011, no puedo. En lugar de ello, estoy durmiendo en el piso de una oficina vacía, cuyo dueño no sabe ni siquiera que soy demasiado orgulloso de decírselo a la gente. Bien, no soy tan orgulloso”.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Meme: Malvinas en la agenda

jueves, 10 de diciembre de 2015

A 50 años de la resolución 2065

Malvinas, a medio siglo de la Resolución 2065
Tribuna: Alejandro Simonoff





Se cumplen en estos días los 50 años de la aprobación por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas de la Resolución 2065, hasta el momento, el instrumento más trascendente en nuestra disputa por la soberanía de las islas Malvinas y archipiélagos adyacentes. Nuestro país, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, buscó resguardar sus intereses ante el nuevo escenario internacional. Las resoluciones 1514 y 1654 fijaron el problema de la descolonización en la ONU y lo regularon bajo dos principios: uno general, el de autodeterminación, y otro limitante de éste, el de integridad territorial.
En los años ‘60 existió la conciencia que se debería avanzar, y así lo entendió el presidente Arturo Illia. La Resolución 2065 reconoció el conflicto como una situación colonial e invitó a las partes a negociar con el objeto de encontrar una solución pacífica. La apertura del diálogo bilateral en el marco de Naciones Unidas fue desaprovechada durante la dictadura de la “Revolución Argentina” al no responder a tiempo los papeles de trabajo elaborados por la comisión conjunta en 1968.
Los mecanismos bilaterales y multilaterales fueron apareciendo. Los primeros privilegiados por las dictaduras -la “Revolución Argentina” y el “Proceso de Reorganización Nacional”-, como así también por el menemismo que tuvieron un acercamiento a la tesis británica con diversas estrategias de seducción. Otras veces de manera exclusiva a la segunda, como en el caso de la administración de Alfonsín, la cual tuvo que enfrentar la decisión británica de no tratar el tema de la soberanía como resultado de la guerra.
A partir de 1999, se combinaron ambas, donde lo multilateral ayudó a compensar las asimetrías, y también existió un paulatino alejamiento del paradigma instaurado en la década de los ‘90: primero durante la Alianza con el abandono de la estrategia de seducción, y luego de 2007, en los años de Kirchner con la impugnación de la declaración para la explotación de hidrocarburos.
En este tema, la Argentina con posterioridad a la crisis de 2001 desarrolló un perfil internacional donde privilegió dos planos: uno geográfico y otro conceptual. El primero fue “conosureño” y luego se fue extendiendo al resto de las naciones periféricas, el otro fue multilateral. Ambos contribuyeron a la comprensión del problema. La regionalización de esta cuestión y un mayor activismo entre los países emergentes tuvo en estas administraciones una consecuente tarea, como así también vincularla a los intereses económicos y estratégicos en juego, pero a pesar de ello, el lugar cada vez más marginal en los discursos presidenciales podría estar marcando cierto estancamiento en el tema.
La Resolución 2065 abrió un campo fértil. Hemos logrado muchos apoyos significativos, pero esta estrategia resulta insuficiente sin un diálogo cara a cara. Es necesario complementarla con una aproximación indirecta que genere confianza entre las partes, como ha ocurrido en otras soluciones a conflictos coloniales. No es corto, ni rápido, ni seguro, pero debemos estar dispuestos a un cambio de mentalidad de nuestra parte, ya que la administración de la Cuestión Malvinas como una urgencia nos llevó a una guerra primero, y tras ella, a una vuelta a foja cero. Nos enfrentamos a un horizonte tan alentador como incierto al mismo tiempo. Porque los cambios que se están operando en el sistema internacional debilitan el poder británico -gracias al cual elude el diálogo exigido por la comunidad internacional-, pero como en un campo minado, la amenaza de la “independencia” de los británicos que habitan en las islas está siempre latente.

Alejandro Simonoff es profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)

Clarín

lunes, 7 de diciembre de 2015

Hace 34 años arribaban los SuE

7 de Diciembre de 1981, llegaban al país los Super Etendard 




En diciembre de 1981 se incorporan a la 2° Escuadrilla oficialmente con la recepción, en Argentina de los primeros 5 aparatos de la serie, junto a 5 misiles AM-39 Exocet.

Para el 2 de abril de 1982, al empezar la Guerra de las Malvinas, habían recibido solo 45 horas de vuelo en este tipo de avión y quedaba pendiente la integración, por parte de técnicos franceses de la interfaz entre el avión y el misil.
Aunque los técnicos franceses regresaron a su país por presiones de Gran Bretaña y la OTAN, el personal de la Armada Argentina logró completar los trabajos de ensamblaje.

Finalmente, en el transcurso de la Guerra de Malvinas, operando desde la Base Aeronaval Almirante Hermes Quijada, en Río Grande Tierra del Fuego, ya que no podía operar desde Portaaviones, debido a modificaciones pendientes en el PAL ARA Veinticinco de Mayo (V-2).

Los cinco misiles Exocet Am/39 fueron utilizados durante el conflicto.

Los pilotos argentinos entrenados en Francia, utilizaron aviones similares de la Armada de dicho país en entrenamientos entre el 1 de noviembre de 1980 y 31 de agosto de 1981 en Francia, completando su adiestramiento para operaciones desde el Portaaviones (R-98) "Clemenceau".

La Armada Argentina adquirió 14 Super Étendard en 1980, después que EE. UU. negó la posibilidad de reemplazar sus A-4Q Skyhawks por los nuevos caza navales F-18 y poder continuar, las operaciones embarcadas desde el portaaviones ligero (PAL) ARA Veinticinco de Mayo (V-2) (POMA), cuya vida útil restante se le calculaba en 10 años.
Fueron matriculados del 0751/3-A-201 a 0764/3-A-214, y fueron asignados a la 2° Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque, del Comando de Aviación Naval (COAN).

Tras la Guerra de las Malvinas el Comando de Aviación Naval (COAN) de la Armada Argentina recibió las restante unidades de Super Étendard solicitadas anteriormente, que completaron los 14 aviones pedidos.

Terminadas la reformas en el portaaviones ligero (PAL) ARA Veinticinco de Mayo (V-2) (POMA), comenzaron a operar, formando parte de su GAE (Grupo Aéreo Embarcado), el 18 de abril de 1983, el Capitán de Corbeta Augusto Bedacarratz, aterrizó por primera vez en el V-2. Hasta mediados de 1988 continuaron formando parte del GAE, junto a los Grumman S-2 Tracker y los Douglas A-4Q Skyhawk, en esa fecha el POMA ingresó en un período de reformas que nunca se completaron y el buque, finalmente, fue desguazado a fines de los 90, en Alang India.
Sin poder operar en un portaaviones propio, los pilotos de los Super Étendard, continuaron entrenando la compleja operación embarcada y operaciones de "Touch and go" sobre la pista de un portaaviones, pero en un aeropuerto con una pista normal en tierra.
La Base Aeronaval Comandante Espora tiene una parte de su pista modificada para simular los enganches sobre un portaaviones. También, cada vez que un Grupo de Batalla de un portaaviones de la Armada de los Estados Unidos navega cerca de las aguas territoriales argentinas, se aprovecha para efectuar PyAD que son prácticas de aterrizaje y despegue sobre el buque estadounidense, y operaciones de "Touch and go" sobre la cubierta del portaaviones.

Con la Marinha do Brasil se desarrollaron los ejercicios "ARAEX", en los que los aviones argentinos operaban en el portaaviones NAeL A-11 Minas Gerais, pero la carencia de catapultas en el mismo limitó las actividades a prácticas de acercamiento Touch-and-Go.

Entre el 2 de mayo y el 5 de mayo de 2002 se produjo un hecho histórico, cuando el nuevo portaaviones NAe São Paulo (A-12) de la Marinha do Brasil, navegó hasta el Atlántico Sur para desarrollar el ejercicio ARAEX VI y permitió conformar un GAE mixto, con aviones brasileños y argentinos. En dicha ocasión tres Super Étendard operaron en forma efectiva (con aterrizajes, apontajes y catapultajes, despegues) de el buque brasileño.

Participan activamente en las maniobras (llamadas Etapas de Mar) con al resto de los aviones y helicópteros del Comando de Aviación Naval (COAN), junto a los buques de la Flota de Mar (COFN), del Comando Naval Anfibio (CONA), de la División de Patrullado Marítimo (DVPM) y los submarinos del Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS).

Por ser un avión de ataque muy especializado con capacidad de operar desde portaaviones, no se fabricaron muchas unidades, aunque es un avión probado en combate con mucho éxito en diferentes conflictos; serán reemplazados por el nuevo caza de peso medio Dassault Rafale en el inventario de la Fuerza Aérea de Francia y están realizando, pruebas de vuelo en Brasil y Argentina, con la posibilidad de ser ofrecidos a estos países para repotenciar su Fuerza Aérea, con un avión de ataque de medio uso y repotenciado con nueva tecnología. Podrán continuar volando hasta más allá del año 2015, y luego, podrían ser reemplazados por el caza Rafale en estos países.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Artillería de campo: Obús ligero Oto Melara M56 (Italia)

Obús ligero de campaña Oto Melara M56 de 105 mm


 

Este arma fue diseñada en 1956 en Italia por la compañía OTO Melara como un arma de rápido despliegue, excepcionalmente ligera y no obstante con una aceptable potencia de fuego. Comenzó su fabricación en 1957. 

El arma se diseñó inicialmente para unidades de intervención rápida, muy móviles y que precisaban no obstante, una pieza artillera de apoyo flexible y polivalente. En principio, unidades de infantería de marina, unidades paracaidistas, tropas de montaña y de caballería ligera. 

El diseño es excepcionalmente simple. Es pequeño de dimensiones y no obstante tiene un digno calibre de 105 mm y 14 calibres. (Este último valor indica que la longitud del cañón es el resultado de multiplicar el calibre por catorce). Su peso es de sólo 1250 kg. Desde los años cincuenta, ha sido ampliamente exportado a muchos países del mundo, incluidos algunos con una reputada fama en diseño y construcción de armas como Alemania (donde lo usaron las tropas de montaña hasta 1994) o EE.UU. También en Argentina, donde es empleado en el EA por la infantería aerotransportada, infantería regular y unidades de montaña mientras que en la ARA lo utiliza la IMARA. Se estima que se han construido más de 2000 unidades. 

 

Características técnicas
Montaje: obús bimástil
Calibre: 105/14mm
Peso: 1250kg
Longitud: 3.65m en posición de fuego.
Anchura: 1.5m
Altura: 1.9m
Otras:
-Tubo del cañón fraccionable, con freno de boca de dos cámaras y bloque de culata.
-Rayado a dextrosum con 36 rayas helicoidales y paso de 2100mm
-Cierre de cuña vertical
-Freno hidráulico y recuperador de muelles
-Cadencia máxima de tiro: 8 dpm (munición AT) / 4 dpm durante 30 min, con munición HE o 3 dpm en caso de fuego continuado durante 1 hora.
-Elevación/depresión: +65º / -5º
-Alcance (en tiro parabólico): Mínimo de 2.900m, máximo de 10.500m.
-Peso del proyectil de 15kg.
-Área eficazmente batida por proyectil: frente de 30m por 20 de profundidad con radio de 175º
-Sirvientes: 9 hombres en montaña para su despliegue. Sólo precisa tres operadores.
-Tiempo de entrada en posición: entre 6 y ocho minutos. (Unos veinte minutos en el caso de que se halle la pieza desmontada y haya que ensamblarla).
 

La flexibilidad de este cañón viene (aparte del peso y tamaño) del hecho de que puede ser desmontado en doce piezas en pocos minutos. Una vez desmontado, la pieza más ligera pesa 114kg y la más pesada 132kg. Por tanto, además de poder ser remolcado por un vehículo o transportado en un helicóptero tipo Bell UH-1, puede serlo por doce mulas, cargando cada una de ellas a lomo una de las doce piezas. 

 

El desglose de dichas piezas por mula era el siguiente (gracias a la Asociación de Artilleros Veteranos de Montaña de Lleida por los datos): 

1ª mula: Cureña + dos mástiles centrales 
2ª mula: Freno de boca + dos mástiles anteriores 
3ª mula: Dos semiejes + ajuste de puntería + dos palancas de maniobra 
4ª mula: Dos ruedas + enganche y freno para arrastre 
5ª mula: Dos mástiles posteriores + dos rejas 
6ª mula: Cuna inferior 
7ª mula: Cuna superior + dos equilibradores 
8ª mula: Trineo 
9ª mula: Tubo + atacador + escobillón 
10ª mula: Manguito y cierre + dos lanzas limoneras 
11ª mula: Escudos + caja de instrumentos de puntería + arco de limonera + enganche d elimonera + palanca de disparo 
12ª mula: Caja de accesorios y herramientas 

El montaje completo de las doce piezas por una dotación entrenada puede realizarse en unos quince minutos, a los que tendremos que sumar otros cinco para tener lista la unidad para abrir fuego. 

 

El transporte a lomo de mula no sólo lo emplean (o empleaban) unidades de montaña, sino también unidades de intervención rápida en Sudamérica en zonas de selva espesa. 

Usa la munición habitual HE (alto explosivo) pero puede disparar también proyectiles asistidos por cohete (para aumentar el alcance hasta los 13.000m) y munición anticarro (en tiro tenso con un alcance eficaz de 1000m aprox.) La munición es semifija, modulando el alcance del proyectil por medio de la elevación del cañón y de la cantidad de paquetes de propelente utilizados. El máximo eran siete cargas de proyección. 

 

La munición viene normalmente dispuesta en cajas de dos proyectiles. 

Este arma tiene además la posibilidad de modificar su altura en el caso de que vaya a ser utilizada en fuego directo. Para ello, las suspensiones y el escudo frontal están adecuadamente adaptados, reduciendo el perfil del arma y la posibilidad de detección previa por parte enemiga (además de brindar mejor protección en caso de posiciones preparadas). Veamos unos ejemplos gráficos con los OTO Melara de las unidades de montaña alemanas (donde era denominado Gebirgshaubitze 105 hasta su retirada del servicio en 1994): 

 

Como el arma tiene un calibre considerable en relación a su peso, es habitual que los sirvientes sujeten el arma en el momento del disparo para evitar que se mueva en exceso, bien con los brazos, bien sentándose sobre los tirantes (sobre todo si no ha podido “calzarse” el arma adecuadamente). Veamos algunas imágenes de esto: 

 
 

Los deflectores del cañón tienen como misión reducir el retroceso al eliminar en boca gran parte de los gases. El inconveniente de este sistema es la delación del arma aún cuando se encuentre bien camuflada por el efecto de los gases despejados sobre la vegetación o suelo próximo. En el M56 hay varios tipos de deflectores como podemos ver en fotografías: 

 
 
 

Aunque es un arma perfectamente válida, en las potencias mejor armadas hace ya algún tiempo que se viene sustituyendo por armas más modernas como el L118 de 105mm (en Argentina se espera que madure el proyecto CALIV de 105mm). 

 
Autor: Wilhelm Heidkamp 


En Argentina
Transporte de mulas de un M56







En Malvinas 
 

En la IMARA


Nuevamente en posición...

En batería




Fuentes: 
- http://www.soldados.com/ 
- http://www.britains-smallwars.com/ 
- http://es.geocities.com/extraoficial_ech/PAGARTILLERIA.html 
- http://defesabrasil.com/ 
- http://www.exercito.gov.br/ 
- http://www.angelfire.com/art/enchanter/mountain.html 
- http://www.revistanaval.com/ 
- http://www.otomelara.it/ 
- http://www.artilleria.ejercito.mil.ar/ 
- Técnica Militar


Oto Melara M56 argentinos en Malvinas