La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Dos Hermanas: Un Royal Marine que encontró a Dios en el combate

Héroe británico de la Guerra de las Malvinas explica por qué entró en la iglesia después de haber sido galardonado con la Cruz Militar
El Teniente Clive Dytor un comandante de tropas en el 45 Comando durante la Guerra de las Malvinas, recuerda la lucha feroz en Dos Hermanas hace 30 años, una acción en la que fue honrado por su galantería.



1982: Clive Dytor (izquierda), que sirvió en la guerra de Malvinas y fue condecorado con la Cruz Militar por sus acciones


Por Sean Rayment, Corresponsal de Defensa
The Telegraph

En las primeras horas de la mañana, un joven teniente y su tropa de los Royal Marines se encontraron en una situación desesperada.
El intento de capturar una cresta fuertemente defendida conocida como cerro Dos Hermanas, fueron inmovilizados en sus laderas inferiores. Atrapados en la mira de una ametralladora pesada de Argentina, su asalto perdió impulso.
"Estábamos en la peor posición posible, en una pendiente, totalmente expuesta, teniendo bajas", recuerda Clive Dytor, que estaba al mando de 8 Tropa, Zulu Company, 45 Commando.
"El enemigo  abrió fuego con una ametralladora pesada Browning 0.50, que disparaban a nosotros con todo lo que tenían."
En cuestión de minutos, tres marines yacía muerto y otro resultó gravemente herido, su pierna volado por una bomba de mortero. El fuego de artillería fue llamado para destruir el equipo de ametralladora, pero resultó en la muerte de otro marino.

Lo que siguió fue un acto de valentía extraordinaria que iba a ganar el joven teniente de la Cruz Militar. Más notable aún fue el camino que su vida dio más tarde, para el héroe de la guerra se convirtió en primera un clérigo anglicano, a continuación, salió de la Iglesia, se convirtió al catolicismo y se fue a la enseñanza.
Sentado en su estudio acogedor en la Escuela Oratorio, cerca de Reading, donde ha sido director durante los últimos 12 años, se revive ese momento cambia la vida.
"Empecé a escuchar a nuestra tasa de fuego y me di cuenta de que íbamos a quedar sin municiones. Entonces me acordé de una línea en un libro sobre el reloj de Negro en la Segunda Guerra Mundial. Estaban inmovilizados y el ayudante se levantaron y gritaron: "¿Es este el reloj de Negro? ¡Cargar!'
"Lo que no me recuerdo, hasta que lo leí de nuevo más tarde", dice riendo, "fue que en realidad estaba reducido a la mitad en ese momento por una ametralladora alemana.
"Lo siguiente que supe que estaba en marcha en el mío propio, gritando, 'Zulu, Zulu, Zulu", que fue nuestro grito de batalla de la empresa y también el grito de batalla del antiguo regimiento de mi padre, Gales del Sur Borderers.
"Yo estaba corriendo por la colina, disparando mi rifle desde la cadera, algo que normalmente romper su muñeca. Pero yo sólo iba por ella. Sólo el 25 y muy en forma que estaba. Fui por el centro, entre mis adelante dos secciones, y corrí a la posición argentina. Simplemente había que hacer ".
Los infantes de marina de aturdidos
8 tropa miraba horrorizada, esperando su comandante que ser cortado en cualquier momento.
"Yo no sabía en ese momento, pero uno de mis chicos, Marina Green, gritó 'obtener su ------- cabeza estúpido idiota'. A continuación, los marines se unieron a la carga, bayonetas fijas.
"El único pensamiento en mi cabeza era conseguir el avance a moverse de nuevo y tratar de recuperar el impulso hacia adelante: la idea de morir no entró en mi mente. Hice lo que cualquier oficial de infantería bien entrenada habría hecho.
"Para mí, fue la cosa obvia a hacer porque pensé, 'Vamos a morir si nos quedamos aquí". ¿Cómo no he tenido tiro es lo notable. Pude ver los fogonazos de las armas argentinas y me podía ver porque había una gran cantidad de luz de antorchas y yo era la única persona de pie. Pero ellos no me podían conseguir ".
Mientras corría por la ladera empinada, su fusil atascado pero su formación se inició automáticamente. Dejar caer sobre una rodilla, se llevó a cabo el simulacro despacho, "gallo, gancho y mirar", y se aclaró el paro.
"En el momento en que me levanté, dos secciones habían ido más allá de mí: conseguir que el paro probablemente salvó mi vida. Si hubiera ido más lejos me han visto afectados ".
Los infantes de marina de 8 Tropa ahora estaban moviendo despiadadamente desde bunker bunker, despejando cada posición con bayonetas y granadas. Era vicioso, lucha sucia de cerca en el tono negro.
"Tomamos la posición, capturamos la ametralladora; la tripulación había muerto.
"Los infantes de marina argentinos todos lucharon hasta el final y fueron asesinados con balas y bayonetas. Tuvimos que luchar a través de un montón de posiciones, despejando el enemigo.
"Tuvimos armas antitanque que utilizamos para limpiar estos grandes bunkers enemigos. Pedí mis marines a fuego en, uno tras otro. Cada vez que un misil impactó, el disparo enemigo se detuvo ".
La batalla duró fueron ordenados alrededor de cuatro horas en la madrugada del 12 de junio antes de Zulu Compañía para detener. Si empujaron más lejos a lo largo de la cresta de una y media millas, a seis millas de la capital, Puerto Stanley, corrían el riesgo de ser confundido con las fuerzas enemigas.
El asalto había sido parte de una operación de gran diseñado para quebrar la voluntad de los argentinos para luchar; otra parte, la Guardia Escocesa atacaron el Monte Tumbledown y 42 Commando atacaron Monte Harriet.
"Cuando nos despertamos por la mañana, una vez que comenzó el bombardeo, un montón de conscriptos argentinos comenzaron a aparecer. Estaban encantados su guerra había terminado, simplemente encantado de estar vivo ", dice el Sr. Dytor.
Fue sólo después de que se ganó la batalla y los argentinos comenzó la entrega que el agotamiento patada en. Algunos de los hombres comenzaron a bajar con hipotermia.
Durante las dos semanas anteriores habían yomped 70 millas a través de la isla, cada uno con hasta 150 libras de equipo. Resto vino fugazmente, generalmente en el fondo de una zanja llena de agua.
Para el Sr. Dytor, que se había unido a los Royal Marines dos años antes después de graduarse de Cambridge, sin saber lo que quería hacer en la vida, era una oportunidad para hacer un balance.
Había experimentado la lucha salvaje y visto compañeros marines mueren en batalla, pero la peor parte de la guerra habían sido los días interminables a bordo de la nave de la tropa de la Royal Navy HMS Intrepid, mentira expuesta y vulnerable en la Bahía de San Carlos - también conocida como "Bomba Callejón ".
"Cada vez que nos alerta de un ataque aéreo, que tuvo que regresar a nuestras estaciones de tropas varias cubiertas abajo, por debajo de la línea de agua en el que dos marineros fornidos dejarían a nadie de salir y se selle la puerta. Nuestra estación estaba justo en medio del barco justo donde el misil Exocet habría golpeado. Estábamos esperando a morir.
"El avión argentino vendría y disparar sus misiles Exocet y luego de arco de distancia," él dice, lo que demuestra el movimiento del chorro con la palma de su mano.
"Entonces era un caso de la espera. Todos estábamos aterrorizados. Durante un ataque aéreo el comandante de la nave entró en la radio diciendo: "Hostiles, Rojo, 60 [millas] se acerca ... Hostiles, Rojo, 40." Y usted sabía después de cerca de 30 millas que los chorros se reduciría el Exocet y sería ser el objetivo adecuado para usted.
"Un joven marino me preguntó: '¿Qué pasa si nos azota, señor? No tenía sentido en mentir, así que respondí:" Bueno, todos morimos,' y todo el mundo se echó a reír. Le dije: 'No hay manera de salir de aquí, mi amigo. El Exocet se golpeó justo por encima de su cama y que será la misma. Lo último que se sabe que será la explosión. "
"El miedo era intenso, paralizante, que revuelve el estómago. Antes de eso, teníamos que mirar hacia abajo en los marineros y les llame 'Jacks Gordo', pero después tuvimos mucho respeto por ellos. "Cuatro meses después de la guerra, el Sr. Dytor rompió el rugby pierna de juego y, mientras se recuperaba en el hospital, se enteró de que había sido galardonado con la Cruz Militar.
"Un alto funcionario vino a visitarme y me dio una carta que decía que yo iba a ser galardonado con el MC. Mi reacción fue la de romper a llorar: No puedo explicar por qué sucedió eso, ni siquiera hoy en día ".
Durante su tiempo en el hospital comenzó a pensar en lo que quería de la vida, un proceso que se inició antes de que el conflicto de las Malvinas cuando su unidad completó una gira agotadora de seis meses en Irlanda del Norte.
Educado en el Christ College, un colegio de internos Anglicana en Brecon, Gales, Sr. Dytor siempre había sido religioso. "Me uní a la Infantería de Marina, mientras yo trabajaba de lo que quería hacer y que era, en última instancia, para entrar en la Iglesia", dice.
Cuatro años después del conflicto, eso fue lo que hizo, la formación para el sacerdocio en Wycliffe Hall, Oxford, y capellán convertirse en la Escuela Tonbridge en Kent.
"No fue una conversión de campo de batalla de todos, pero la guerra fue un colaborador," dice. "Cualquier experiencia sísmica tendrá un efecto en ti. Cuando me rompí la pierna, tuve tiempo para pensar y evaluar. Había tenido toda esta acción en mi vida, pero después de la lesión que no podía hacer mucho físicamente y me di cuenta de que había pasado mucho tiempo de ser un hombre de acción y que necesitaba tiempo para reflexionar y que cambió mi vida interior y llevado a mí pensar en la Iglesia.
"No es algo que mis colegas de los RM entendieran realmente - pensaron que estaba un brote místico - pero mi último comandante fue diferente: Richard Preston era el hijo de un párroco y él fue muy comprensivo."
La conversión al catolicismo fue otra decisión trascendental - sin embargo, mirando hacia atrás, él cree que el proceso comenzó en la universidad teológica cuando leyó la autobiografía de John Henry Newman describe su viaje espiritual de la Iglesia de Inglaterra a Roma.
"Me enganché, y ocho años más tarde, después de un grado teología de Oxford, un curato y una capellanía escolar, nadé Tíber. Cuando se anunció la jefatura Oratorio solicité. La escuela fue fundada por Newman por lo que parecía, y aún así parece, el lugar para mí. "
Él infunde en sus muchachos las cualidades de compromiso, lealtad y tenacidad consagrados por las Fuerzas Armadas. Se les enseña la actitud can-do de los militares: identificar el problema, encontrar una solución y aplicarla.
Los niños a menudo le preguntan sobre sus experiencias durante la guerra - "Señor, ¿es verdad que había que bayoneta a un hombre a la muerte?" - Pero él hace una sorprendente confesión. "Mi esposa todavía no sabe lo que hice en las Malvinas. He estado casado con ella durante 26 años. Yo le dije hace unos años, 'Nunca me preguntó acerca de las Malvinas ", y ella dijo," Uno nunca quiere hablar de ello.' "
Pero una historia tan notable como Clive Dytor de no merece seguir siendo incalculable.

viernes, 27 de noviembre de 2015

FAA: Adiós a Luciano Guadagnini

Adiós a Guadagnini

El bahiense Luciano Guadagnini, Capitán (PM) piloto de la FAA, a bordo de un A-4 Skyhawk, impacta sobre la antena de la fragata clase 21 HMS Antelope.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Las tropas de ocupación piden menos "belicosidad" a Macri

Malvinas: Londres espera que Mauricio Macri no tenga la "belicosidad" de Cristina Kirchner
El Reino Unido expresó su "deseo" de trabajar con el nuevo gobierno argentino y confió en que el presidente electo no tenga la misma actitud de "acoso" hacia los isleños que la actual mandataria



El Reino Unido expresó hoy su "deseo" de trabajar con el nuevo gobierno y confió en que Maurcio Macri, el presidente electo, no tenga la misma actitud de "acoso" de su predecesora, Cristina Kirchner, hacia los habitantes de las Islas Malvinas.

"Tenemos ganas de trabajar con el nuevo gobierno de Argentina y esperamos que no sufra el acoso y la belicosidad mostrada por el anterior gobierno hacia la población de las Islas Malvinas", afirmó hoy el secretario de Estado británico de Asuntos Exteriores, Hugo Swire, en una comparecencia en la Cámara de los Comunes.

Swire respondió así al diputado conservador Andrew Rosindell, que instó al gobierno local a que pida al nuevo primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien visitará en las próximas horas el Reino Unido, que continúe el apoyo de su país al derecho de los habitantes de las Malvinas a la autodeterminación.

Infobae

lunes, 23 de noviembre de 2015

Arte: Dagger sobre San Carlos

Dagger over San Carlos

Pintura británica sobre el accionar de la FAA con sus Dagger que atacaban posiciones anfibias en San Carlos. Sorteando decenas de obstáculos como misiles, artillería naval y fuego terrestre.


domingo, 22 de noviembre de 2015

Arte: El drama del rescate del Sir Galahad

El drama del Sir Galahad

La dantesca visión de rescatistas, a bordo de helicópteros Wessex, sobrevolando el buque logístico RFA Sir Galahad.


viernes, 20 de noviembre de 2015

RAF y RN rescatan a pasajeros de crucero francés en Malvinas

Malvinas: La RAF y la Royal Navy rescatan 347 pasajeros de crucero francés en emergencia
La misión fue exitosa porque se lograron salvar 347 turistas. Intervinieron además un avión Hércules y seis helicópteros de rescate. Galería de imágenes.


Por Juan Romero (*)
Perfil


Un crucero francés debió ser evacuado hoy en el Mar Argentino luego de que uno de sus motores se incendiara completamente y que la nave comenzara a inclinarse sobre su costado izquierdo. La Real Fuerza Aérea (RAF) y la Armada Naval Real (Royal Navy) rescataron a más de 347 pasajeros que estaban a bordo.

La nave francesa “Le Boreal”, que navegaba por el Mar Argentino muy cerca de las Islas Malvinas, fue evacuada por las fuerzas navales y aeronáuticas asentadas en las islas informó hoy el canal de noticias inglés Forces TV.

El Comandante de las fuerzas militares, el Comodoro Darren Bone, informó que la misión de rescate fue exitosa no sólo porque se lograron rescatar a los 347 turistas sino también por la rapidez con la que se realizó la operación de emergencia.

Un avión Hércules C130 y seis helicópteros de rescate fueron los principales protagonistas de la dramática operación de rescate en las peligrosas aguas del Atlántico Sur del Mar Argentino.

El HMS Clyde y otras dos embarcaciones militares de menor porte fueron las que albergaron a los rescatados, muchos de ellos evacuados de las balsas de emergencia que abordaron para abandonar la nave que se incendiaba.

La operación de rescate duró más de 5 horas y los 347 pasajeros ya se encuentran a salvo en la base militar inglesa donde desde hace unas horas reciben atención médica, alimentos y ropas.

(*) Especial para Perfil.com.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Francia, el mejor aliado de Gran Bretaña

Francia fue el mejor aliado de Inglaterra en la Guerra de Malvinas
Francia fue mejor aliado de Gran Bretaña que Estados Unidos durante la guerra de las Malvinas en 1982, indica el ministro de Defensa de la época Sir John Nott en sus memorias de las cuales el Daily Telegraph publica el miércoles algunos extractos.



Los Andes

Francia fue mejor aliado de Gran Bretaña que Estados Unidos durante la guerra de las Malvinas en 1982, indica el ministro de Defensa de la época Sir John Nott en sus memorias de las cuales el Daily Telegraph publica el miércoles algunos extractos.

Francia proporcionó informaciones secretas a Gran Bretaña, permitiendo a sus agentes sabotear los misiles Exocet franceses que Buenos Aires hubiese podido adquirir en el mercado, explica el ex ministro británico.

A pesar de los frecuentes desacuerdos entre Londres y París acerca de Europa, el presidente francés FranÁois Mitterrand no escatimó su apoyo a Gran Bretaña que quería recuperar las islas Malvinas, invadidas el 2 de abril de 1982 por el ejército argentino.

Mientras Francia ayudaba a Gran Bretaña, el presidente estadounidense Ronald Reagan hacía presión sobre Margaret Thatcher para que aceptase negociar con los argentinos, permitiendo al presidente Leopoldo Galtieri salvar la cara, según el ex ministro.

"De tantas maneras, Miterrand y los franceses fueron nuestros mejores aliados. Desde el comienzo del conflicto, Francia puso a disposición de Gran Bretaña (aviones) Super Etendard y Mirage, que había entregado a Argentina, de manera que los pilotos de la fuerza aérea británica pudiesen entrenarse contra ellos", explicó.

"Yo autoricé a nuestros agentes para que se hicieran pasar por compradores de equipo (militar) en el mercado internacional para aumentar los precios sobre los argentinos y otros agentes secretos identificaron misiles Exocet en diversos mercados, y los sabotearon, sobre la base de las informaciones entregadas por los franceses", relató Sir John.

"A pesar de toda la amistad que Margaret Thatcher tenía por Ronald Reagan, seguía siendo un estadounidense de la costa oeste mirando hacia América latina, al Sur y hacia el Pacífico al Oeste. A vece me preguntaba si sabía, o si se preocupaba de saber donde se encontraba Europa", destacó Sir John.

Si el secretario de la Defensa Caspar Weinberger apoyaba Londres, el departamento de Estado (Relaciones Exteriores) estaba "dominado por los latinos", según el ex ministro.

La Casa Blanca y el departamento de Estado ejercían "una presión increíble" sobre Londres para que negociara, lo que habría sido considerado por Londres como "una derrota".

Al diario que le preguntó si estaba irritado de ver a los estadounidenses esperar ahora de Gran Bretaña un apoyo total en su lucha contra el terrorismo, Sir John manifestó: "Estoy totalmente en contra de ver a los estadounidense romper todo con sus bombardeos y después dejarnos como policías auxiliares recogiendo los restos".

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Kelpers lloran por sus derechos #MyVoiceMatters

Inglaterra hace publicidad de su ocupación en Islas Malvinas
El gobierno inglés en las Islas Malvinas lanzó una campaña de marketing digital en Twitter, Facebook y YouTube que hace foco en la voz de los pobladores locales (kelpers).

por  Pablo Petovel - Mercad2.0
Buenos Aires, Argentina.- Como desde hace décadas, la utilización del recurso de la primera persona es muy efectiva en publicidad. En este caso, el gobierno británico en las Malvinas lo usa para promocionar su ocupación en las islas argentinas.




Videos cortos, fotografías y tuits son la base de una campaña de mercadotecnia digital que el gobierno inglés en las Islas Malvinas lanzó para fortalecer su posición frente el conflicto con Argentina.

Se trata de la primera acción publicitaria de la historia del archipiélago, en busca de conseguir la aceptación mundial respecto de la ocupación británica.

“La voz de los falkland islanders importa”. Así se llama la campaña que pone énfasis en los medios sociales y tiene como protagonistas a británicos que viven en las Malvinas expresándose en primera persona.

La idea de los creativos es poner en frente del conflicto la posición de los ingleses que viven en las islas y que indican que son “dueños de su futuro”, en relación con su intención de seguir viviendo en el archipiélago ocupado.

Los videos en YouTube y las fotografías de la campaña en Twitter se publican con el hashtag #MyVoiceMatters (Mi Voz Importa).



Según explican las autoridades inglesas, cualquiera puede sumarse a la campaña re-tuietando o compartiendo las imágenes y videos, que aparecerán en los canales de comunicación social del gobierno de las Malvinas durante las siguientes semanas.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Mikado: Cuando UK quiso reproducir Entebbe

Operación Mikado: el día que Gran Bretaña pensó invadir Argentina
La Operación Mikado fue el nombre en código por el que el Reino Unido designó al frustrado plan de ataque comando a la Base Aeronaval Almirante Hermes Quijada en Río Grande. Ex combatientes hablaron de un intento de desembarco en Punta Loyola y hasta del derribo de un helicóptero inglés que cayó en Punta Arenas.




Cómo sería el desembarco y ataque a la Argentina.


Hoy se cumplen 31 años del intento de recuperación de las islas Malvinas, cuando con el desembarco de tropas argentinas se quiso poner fin a una ocupación ilegal por parte de Gran Bretaña.
Una vez finalizada la guerra y con el correr de los años, se comenzaron a conocer distintos planes, tanto argentinos como británicos, que en 1982 eran totalmente confidenciales.
A una de estas operaciones se la conoció como “Mikado”, un término que en idioma japonés significa ‘la puerta’ y que se usaba antiguamente para denominar al emperador de Japón.
Debido a la amenaza que representaba para la flota británica la combinación de los aviones de la Armada Argentina Dassault-Breguet Super Etendard con los misiles AM-39 Exocet, 5 de los cuales formaban la 2° Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque que operaba desde Río Grande, se hicieron planes para utilizar tropas del Escuadrón “B” del Special Air Service (SAS) en una operación para destruirlos.
El 4 de mayo de 1982, dos de estos aviones habían destruido al destructor británico HMS Sheffield (D80) utilizando dos Exocet en el ataque, permaneciendo otros tres misiles más en poder de la Armada Argentina, ya que Francia había entregado sólo 5 antes de la guerra. Otros 9 aviones y 25 misiles fueron entregados a la Argentina luego de la guerra, pues el Reino Unido presionó para que Francia no cumpliera con los plazos de entrega durante el conflicto. Desde ese momento, ubicar y eliminar esos misiles se convirtió en una prioridad tan alta para el Almirantazgo Británico que justificaba cualquier clase de sacrificio. Se pensó en infiltrar un grupo desde Chile para dar una alerta temprana cuando los Super Etendard despegaran de Río Grande, pero los aviones Harrier británicos no podrían alcanzar a los aviones argentinos antes de que lanzaran su misil Exocet, debido a la distancia en que lo hacían de su blanco.

Operación

Descartada la infiltración, se pensó en un plan para atacar la base, cuya intención era destruir los misiles y los aviones que los transportaban y matar a los pilotos en sus cuarteles, y luego refugiarse en Chile, esgrimiendo como excusa un desperfecto técnico, dirigiéndose a la base aérea de Punta Arenas.
Dos planes fueron elaborados y experimentaron sus ensayos preliminares en las montañas de Escocia: el aterrizaje de 25 comandos SAS en dos aviones C-130 Hércules directamente sobre la pista de Río Grande, y la infiltración de 24 SAS en botes inflables transportados hasta pocas millas de la costa en un submarino. Los dos planes generaron un considerable rechazo por algunos miembros del SAS, que los consideraban misiones suicida.
Irónicamente, el área de Río Grande estaba defendida por 4 batallones completos del Comando de la Infantería de Marina, algunos de cuyos oficiales habían sido entrenados en el Reino Unido por el Special Boat Service (SBS) en años anteriores.
El primer plan recibió la mayor consideración, pero como los dos aviones serían detectados por los radares argentinos a unas 30 millas del objetivo, para reducir la efectividad de la defensa antiaérea se planeó ejecutar la operación de noche. Una vez cumplidos los objetivos de la misión, si los aviones sobrevivían, se escaparían en ellos, de lo contrario, los comandos estaban entrenados para subsistir en un terreno helado mientras escapaban hacia Chile.


Botes en Punta Loyola

Siete ex soldados del Regimiento de Infantería 24 de Río Gallegos, reunidos por Clarín, contaron una experiencia. Fue vivida por parte de treinta y seis soldados de ese regimiento, todos de la clase 1963, que, por sus condiciones, habían sido destacados por el Ejército como AOR (Aspirantes a Oficial de Reserva) y destinados a la Compañía “C” de esa unidad. Una compañía que no existía entonces, y no existe hoy en los papeles oficiales. Es una compañía fantasma. Lo que narran, con el rigor de lo vivido que Freedman envidiaría, es que en la madrugada del 18 de mayo de 1982 sintieron zumbar sobre sus cabezas una aeronave, que era un helicóptero, que no era argentino y que fue baleado por uno de ellos, en medio de la niebla. Al día siguiente supieron que una máquina británica había caído en Punta Arenas. Y aún hoy tienen la certeza que se trataba del ZA290.
Con Clarín dialogaron Carlos Vivas, Germán Leeuwarden, Andrés Rebord, Daniel Giménez, Walter Piccin, Roberto Sesti y Horacio Yegro. Algunos de ellos volvían a verse después de un cuarto de siglo. Varios aportaron sus recuerdos de guerra: fotos, las chapas identificatorias que colgaron de sus cuellos, las cartas enviadas a sus familias. Vivas y Piccin, el soldado que baleó al helicóptero, llevaron la voz cantante del grupo y el resto aportó datos más precisos, más nítidos.
“Esta historia la hemos contado muchas veces a nuestras familias y amigos; la conocen quienes eran nuestros jefes en el regimiento, pero nunca hemos sido vistos como veteranos de guerra o como participantes del conflicto. Ninguno de nosotros busca una pensión de veterano. Pero esto que vivimos, lo vivimos”.
La fantasmal Compañía “C” del RIMEC 24 estuvo a punto de ser destinada a Malvinas, pero finalmente fue a custodiar una precaria pista de aterrizaje, en medio de la nada, en un campo del sur de Río Gallegos.
“Allí estuvimos cinco o seis días, en aquello que parecía un aeroclub. Después nos reemplazaron y fuimos a un viejo casco de estancia en Punta Loyola”.
Punta Loyola está a treinta y ocho kilómetros de Río Gallegos, donde la ría se vuelca al mar y donde se alza el puerto Presidente Illia, el puerto de aguas profundas de Río Gallegos.
“Ese fue nuestro lugar hasta el final de la guerra. Cavamos los pozos de zorro en un terreno que era piedra pura y nos quedamos dos meses allí, congelados como las aguas de un lago cercano. Nos decían que íbamos ganando, pero nosotros escuchábamos las radios chilenas que decían que los argentinos eran unos mentirosos. La noche del 17 al 18 de mayo, tal vez ya eran las primeras horas del 18, tuvimos una alerta roja. Ya había habido algunas, sobre todo cuando encontraron algunos botes de goma en la costa. Supimos que no era un helicóptero argentino por un par de cosas: primero, cuando venía un helicóptero argentino te avisaban, para que no le tiráramos; segundo, este no hacía el ruido de un helicóptero argentino. Era más bien un zumbido. Y venía del mar, y muy bajo, como de aquí al techo, sentías el viento”.
Piccin es quien cuenta ahora: “había una niebla muy espesa. Pero el ruido nos llegó del mar y, según mi posición, desde la izquierda. Lo único que veías era una lucecita roja, intermitente; el helicóptero iba y venía, como si estuviera perdido o buscara algo. Yo lo seguí como dos mil metros por un terreno totalmente irregular. Hasta que decidí tirarle. Le vacié un cargador y moneditas. Pegarle, no te puedo asegurar que le pegué. Pero tirarle, le tiré. Enseguida volví corriendo en zig zag a mi posición, con la idea de que iban a pegar la vuelta y liquidarme. Nos ca…on a pedos. Un capitán de apellido Wingar se enojó muchísimo porque pensaba que era un helicóptero argentino. Pero los argentinos llegaban de día. Igual nos decía “ustedes tienen orden de disparar sólo si les disparan primero”. Y yo le decía: “Bueno, él me disparó primero y yo se la devolví”. Nos querían estaquear a todos. Al otro día nos enteramos que un Sea King había caído en Punta Arenas. A los doce soldados que estábamos de guardia no nos quedaron dudas: era el helicóptero que nos había sobrevolado.
A partir de ese momento, la “compañía fantasma” del RIMEC 24 vivió en estado de alerta permanente: sus oficiales pensaban, y acaso con razón, que un comando inglés podía haberse infiltrado en territorio argentino.
“A los pocos días, recuerda Vivas, fui a buscar la comida y, desde un cerro cercano, como a doscientos metros, empezaron a dispararme; eran cerca de las nueve de la noche y hubo un tiroteo bastante intenso. Formaron entonces dos grupos, uno con un Unimog salió a rodear a los que disparaban, y yo fui con otros tres soldados, un sargento y un subteniente a pie hacia donde nos disparaban. Nos empezaron a disparar otra vez, a mí me temblaban las manos y las piernas, no hubiera podido darle ni a un barco, y el subteniente que iba con nosotros, con seis granadas, me decía: ‘Mirá Vivas, yo nací para esto’. Como también les disparaban a los atacantes desde la trinchera, nosotros quedamos entre dos fuegos. Así que nos tiramos al piso y esperamos. Todo habrá durado unos veinte minutos, separados en dos tandas. Nunca supimos quiénes nos disparaban”.
Al final de la guerra la Compañía “C” del RIMEC 24 fue disuelta. No hay registros de su existencia en el regimiento. Sus soldados tienen un certificado de servicio militar cumplido allí, pero no figura la Compañía “C” como su destino. Un secreto tan insondable, casi, como la misión británica en territorio argentino.
Pese a esa frustrada misión de reconocimiento, Gran Bretaña siguió los preparativos de la segunda fase del plan, un tanto suicida, que consistía en el desembarco de cincuenta y cinco miembros del SAS desde un avión Hércules en un punto cercano a Río Gallegos; una vez que hubieran destruido los Etendard, cuenta Freedman con algo de tino, “se los habría sacado del lugar, no se sabe con certeza cómo”.
Los tres ocupantes del Sea King inglés, los tenientes Richard Hutchings y Alan Bennet y el tripulante Peter Imrie, fueron rescatados por un ex miembro de la Fuerza Aérea Chilena, Jorge Freyggang, quien según la prensa de ese país habría cumplido misiones de espionaje en beneficio británico.
Desde Santiago, Hutchings, Bennet e Imrie fueron enviados a Londres. Contaron que habían tenido un problema en el motor del Sea King y que se habían dirigido a unas colinas. Y que habían destruido el helicóptero porque no sabían con certeza si estaban en Argentina o en Chile. Nunca explicaron, ni les fue preguntado, el destino de los ocho miembros del SAS que viajaban con ellos. Los tres fueron condecorados al final de la guerra.

Datos del conflicto bélico

El desembarco
Unos mil militares argentinos participaron de la recuperación de las islas, el 2 de abril de 1982. Llegaron a Puerto Argentino a la 0:30 horas. Había 82 marines que se rindieron esa mañana.

Apoyo latinoamericano
Brasil no dejó salir a los bombarderos ingleses que aterrizaron en su país. Perú vendió armas a Argentina. Cuba y Nicaragua ofrecieron militares.

649
Fueron los muertos argentinos durante toda la guerra, según información oficial. La mayoría de ellos eran conscriptos. También se contaron 1.068 heridos.

255
Fueron las víctimas inglesas durante todo el conflicto, menos de la mitad que las argentinas. Los británicos registraron 777 heridos.

A favor y en contra
El día del desembarco, 10 mil personas aplaudieron a Galtieri en Plaza de Mayo. Tras la rendición, otra multitud lo insultó allí. La derrota fue el principio del fin de la dictadura.

La rendición
El 14 de junio, después de 74 días de guerra, el general Mario Benjamín Menéndez firmó la rendición argentina ante el general británico Jeremy Moore.

25.000
Son los veteranos de guerra que se registraron en el primer censo nacional para excombatientes que organizó el Ministerio del Interior.

300
Es la cantidad aproximada de veteranos que, atormentados, se suicidaron después de la guerra, según las agrupaciones de excombatientes.


La Opinión Austral

miércoles, 4 de noviembre de 2015

La inteligencia brasileña subestimó a los británicos

Malvinas 82: El gobierno brasileño subestimó a los britânicos
4 de julho de 2011, em Geopolítica, História, por Guilherme Poggio



 Marcelo de Moraes

Documentos confidenciales muestran que el gobierno brasileño sobrestimó las posibilidades de que Argentina le vaya bien en comparación con Gran Bretaña en la guerra por la soberanía de las Islas Malvinas en 1982. Los documentos secretos e inéditos, en que este diario tuvo acceso, se encuentran en el Archivo Nacional, en Brasilia, y dejan en claro que la dictadura se basó demasiado en el gobierno militar de Argentina, que se propagan en una potencia militar que no fue confirmado en el conflicto.

El choque entre los dos países, a partir de la ocupación de las Malvinas por Argentina en abril, puso fin a dos meses más tarde con la retoma del archipiélago por parte de los británicos. La guerra terminó con un saldo de cientos de muertes en el lado argentino, con más de 300 en el hundimiento del crucero General Belgrano.

En la negociación, la derrota política desmoralizó a la dictadura militar en Argentina. Golpeados por los británicos, el general Leopoldo Galtieri, el líder de la junta militar que gobernó el país, renunció. Los militares permanecieron en el poder por un corto tiempo y Argentina volvió a la democracia en 1983 con la elección de Raúl Alfonsín.

En los documentos, los servicios de inteligencia de Brasil se basan en informes obtenidos por los contactos más constantes con los argentinos. La proximidad territorial y la identificación con el gobierno vecino - también controlado por los militares, como Brasil - hizo de la inteligencia nacional que más credibilidad a la información recibida directamente de esa fuente. Y los argentinos tomaron la situación para tratar de vender su fuerza militar.

"A pesar de su evidente superioridad cualitativa y cuantitativamente, la flota británica será difícil para superponer la Armada Argentina, donde haya enfrentamientos entre las fuerzas de los dos países debido a la superioridad aérea local de Argentina", cita la información Resumen Diario Nº 8 - E2.1, producida por el Estado Mayor del Ejército de Brasil el 15 de abril de 1982.

Conflicto vecino. El documento, clasificado como confidencial, es parte de un lote de 59 informes producidos diariamente por la inteligencia militar de Brasil, desde abril de 1982 como una forma de mantener actualizado el gobierno en la guerra de desarrollo entre los dos países.

Con estos reportes diarios brasileños de la guerra de Malvinas, el gobierno quería evitar un conflicto que se desencadenó en las cercanías del territorio nacional, que podría tener graves consecuencias.

Sin embargo, las evaluaciones de Brasil costaron en detectar el estado real de la guerra. En las dificultades de los primeros informes previó en las operaciones de que Gran Bretaña no llegaran a tener.

"En el caso de una batalla naval, deben ser considerados los principales problemas de logística para el abastecimiento de la flota británica, en contraste con la facilidad de apoyo que puede contar la Armada Argentina, dada la proximidad de las Islas Malvinas desde el continente", dice el texto, que viene a calificar de "remota" la posibilidad de un desembarco británico en las islas.

El desarrollo de las operaciones de la Gran Bretaña y la falta de acuerdo diplomático significó que los militares brasileños comenzaron a cambiar su tono y empezó a admitir que la situación en Argentina era muy difícil.

El número de información Resumen diario de 19 E2.1, el 03 de mayo, todavía está tratando de reconocer algún tipo de ventaja en las batallas por los argentinos, pero se rinde ante la evidencia del poder británico.

"La lucha del primer día. Primero de Mayo, sábado, 04:40 am duró 21 horas, con interrupciones. Hubo un saldo positivo para los argentinos, dado que tres intentos se abortaron de aterrizaje/desembarco británico en las islas", dijo.

Fuego amigo. Sin embargo, el mismo informe, también se clasifica como confidencial, la entrega a la impotencia argentina frente a la supremacía militar de los oponentes.

"A pesar de los recursos de que dispone, la FAA (Fuerza Aérea Argentina) infligió daños que sólo pueden ser consideradas como menores a las fuerzas británicas", admitía la inteligencia brasileña, que contaba incluso incidentes como la participación de fuego amigo de las maniobras militares para evitar a los oponentes de Argentina .

"Los argentinos resintieron la falta de una formación más adecuada y experiencia en combate. Un Mirage llegó a derribar a un propio Dagger de la propia FAA ", cita el documento.

El hundimiento del Belgrano también intervino en este cambio de enfoque de las observaciones formuladas por los militares brasileños. "El torpedeo acentúa el Belgrano de la disparidad entre las fuerzas navales de los dos países, y representan un duro golpe moral y psicológico a la Armada Argentina", dice el informe.

Inminente desaparición. Al día siguiente, otro informe especial llamada Evaluación Nº 002, producido por el Estado Mayor del Ejército del Brasil y clasificados como secretos, no tenía dudas acerca de la derrota de Argentina, que fueron confirmados más tarde en junio.

"Militarmente, los argentinos pueden obtener éxitos en el combate e incluso aisladas, lo que representa un desembarco en las Malvinas, los británicos impusieron severas pérdidas. Sin embargo, el gobierno no se puede esperar una victoria militar definitiva en esta carrera, especialmente teniendo en cuenta la decisión del gobierno de EE.UU. de apoyar militarmente a Gran Bretaña ", dijo.

Los diarios también llamaron la atención sobre el esfuerzo para no hacer alarde de las bajas de Argentina en relación con los muertos de sus filas para evitar una caída en la moral de sus tropas.

FONTE: O Estado de São Paulo

Poder Naval

lunes, 2 de noviembre de 2015

La embajadora argentina en UK dice que Macri es malo, malito, malo

Alicia Castro: "Macri considera que es 'un déficit' la recuperación de las Malvinas"
La embajadora argentina en Londres aseguró que sería “riesgoso” si el candidato de Cambiemos llega a la presidencia. 


 La embajadora argentina en Londres, Alicia Castro.

La embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, aseguró que sería "riesgoso" que el candidato a presidente del frente Cambiemos, Mauricio Macri, llegue a la Casa Rosada porque "no entiende sobre la soberanía territorial" del país en el conflicto por las Islas Malvinas.

Castro manifestó en las últimas horas su "apoyo" a las declaraciones del candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y expresó su "preocupación sobre la posición del candidato Mauricio Macri respecto a la Cuestión Malvinas", según informó la agencia DyN.

"Creo que la improvisación y la banalidad tienen límites. Sería riesgoso que llegue a Presidente de la Argentina quien no entiende sobre la soberanía territorial de nuestro país, y considera 'un déficit' la recuperación de las Islas Malvinas, establecida en la Constitución Nacional y ansiada por todos los argentinos sin distinción de signo político", expresó la embajadora a través de un comunicado de prensa.

Perfil