La defensa de Puerto Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

2 de Abril

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Infantería de Marina ARA

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Ejército Argentino

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Royal Navy

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

jueves, 30 de mayo de 2013

FAA: Un A-4 de Isaac el 30 de Mayo

Douglas A-4C de la FAA

miércoles, 29 de mayo de 2013

MANPADS: El Strela 2M en las fuerzas argentinas

El Strela 2M en la Guerra de Malvinas 

Fue el segundo sistema MANPAD en arribar a las islas operando como parte del arsenal de las fuerzas argentinas. El otro sistema operativo en las fuerzas argentinas fue el efectivo Blowpipe, de origen británico.
Los MANPADS Strela-2M estuvieron disponibles para las tropas argentinas desde Mayo. Un puñado de misiles fueron disparados, pero ningún derribo fue registrado. Uno de los relatos respecto a su utilización pertenece al libro "Comando en Acción" de Isidoro Ruiz Moreno. Un disparo fue realizado contra un Sea Harrier volando a baja altitud e inicialmente iba bien dirigido, pero cuando el avión giró violentamente el misil perdió el rastro. Muchos fueron luego capturados. Los misiles fueron suministrados por Libia.


Soldados argentinos uno de ellos porta un lanzamisil Strela-2

Infante de marina argentino manipulando un lanzamisil Strela-2M

Los misiles Strela-2M argentinos son capturados por los británicos luego de firmada la rendición.

Algunos lanzamisiles portatiles Strela-2M de las fuerzas argentinas

Algunos Sa-7 /Strela argentinos capturados por los británicos

Un MANPAD Strela -2M argentino es inspeccionado por un soldado británico

Soldados británicos manipulan un lanzador Strela-2 argentino.

Aquellas Armas de Guerra
Wikipedia.En

martes, 28 de mayo de 2013

Comportamiento militar: Liderazgo de pequeños grupos en la grava malvinense

Malvinas: liderazgo en pequeños grupos 

Marcos Gallacher 


Hace un cuarto de siglo (el 28 de mayo de 1982), comenzaron los combates terrestres en la localidad de Darwin-Prado del Ganso (Malvinas). Tras la derrota de la guarnición argentina allí ubicada, las fuerzas británicas avanzaron hacia Puerto Argentino, librando los combates que concluyeron con el resultado conocido. Aunque se ha escrito mucho sobre Malvinas, aún queda bastante por dilucidar. Un tema poco analizado es el del comportamiento de los oficiales que participaron --liderando pequeñas unidades-- en esos combates. 
La importancia del liderazgo queda bien ilustrada en la clásica película El puente sobre el río Kwai : el comandante de los prisioneros británicos (el actor Alec Guinness) se resiste a que sus oficiales realicen trabajos manuales junto a sus hombres. Esta falta de colaboración lo lleva a ser brutalmente golpeado por sus captores. El argumento del comandante británico es simple: si los oficiales hacen el trabajo de los soldados rasos, toda la estructura jerárquica se desmorona. Sin oficiales, un batallón de combate --aun prisionero-- se transforma en una turba amorfa. 
Traemos a colación esa referencia por lo siguiente: mirando en TV los actos conmemorativos del 2 de abril, llamó la atención que los responsables de diseñar los programas periodísticos hayan ignorado este importante principio. En esos programas se mezcla el valioso testimonio de soldados conscriptos que estuvieron en las islas con el de periodistas, historiadores populares y comentaristas políticos. Se ignoró por completo a aquellos bajo cuya conducción directa los soldados enfrentaron al enemigo. Nos referimos a los jóvenes oficiales que aportaron, en el terreno, el liderazgo necesario para que un grupo humano funcionara como una unidad de combate. 



El grado militar de estos oficiales fue variado: en el Ejército, desde subtenientes recién egresados del Colegio Militar hasta mayores, teniente coroneles o coroneles. A casi ninguno de éstos se entrevistó. Una excepción a lo anterior fue el actual embajador Balza (teniente coronel en Malvinas). Los comentarios de Balza fueron --merece destacarse-- muy valiosos para entender lo que realmente ocurrió. En definitiva, el militar profesional --al igual que el médico, el abogado o el ingeniero-- conoce su oficio mejor que la mayoría de los legos. Son ellos --y no los legos-- los que mejor pueden analizar qué pasó y las enseñanzas que pueden sacarse de lo actuado. El militar profesional --en particular el oficial-- es el que vertebra un grupo de hombres y lo transforma en un instrumento de combate. Este oficial tiene una preparación que le permite poner en un contexto más amplio la experiencia cotidiana y, por lo tanto, aprender de ella. 
El ciudadano medio tiene dificultad en comprender el conflicto Malvinas, pues --entre otras causas-- la mayor parte de lo que lee o ve en televisión proviene de observadores que no estuvieron en el teatro de combate o, si estuvieron allí, lo hicieron como soldados conscriptos, cuyo valor no se pone en duda, pero cuya perspectiva es necesariamente limitada. Pocos saben, por ejemplo, que el porcentaje de oficiales muertos en los combates terrestres fue superior al de suboficiales y soldados: el 2,5 por ciento de los oficiales que participaron en el teatro de operaciones fue muerto en combate, contra el 1,7 de los suboficiales y el 1,9 de los soldados. No somos especialistas en historia militar. Sin embargo, por lo poco que hemos leído, no resulta frecuente que las bajas de oficiales superen a las de soldados: en el Ejército Argentino, esto efectivamente ocurrió. 
El conflicto Malvinas sigue siendo una herida abierta para muchos argentinos. Sin embargo, pueden aprovecharse lecciones positivas. Al respecto, la dura resistencia que ofrecieron nuestros compatriotas en varios de los enfrentamientos resultó --en una medida importante-- de liderazgo a nivel de las pequeñas unidades. Las organizaciones argentinas --sean privadas o públicas-- tienen una enorme falencia de liderazgo. Tal vez algunos de los ejemplos positivos de Malvinas --que los hay-- pueden servir para comprender mejor en qué consiste este liderazgo que tanto necesitamos. 

Marcos Gallacher es profesor de Organización Empresaria en la Universidad del CEMA.

domingo, 26 de mayo de 2013

Combate Antiaéreo: El sistema Roland en la guerra

EL ROLAND EN MALVINAS 

La Batalla de Malvinas a pesar de su corta duración tiene características multifacéticas en las operaciones militares, por lo cual ha merecido un lugar especial dentro de la historia de los conflictos bélicos modernos. 

Una arista poco conocida son las operaciones antiaéreas (AA), llevadas a cabo con el sistema misilístico Roland, que cobraron a las fuerzas británicas cuatro aviones derribados. 

Antecedentes 
En noviembre de 1981, se incorporan al Ejército Argentino dos Unidades de Fuego (UF) Roland, que se integran a las baterías de la Agrupación de Defensa Aérea Mixta 602 (ADA Mix 602) con asiento en la localidad de Camet, en las cercanías de Mar del Plata. Poco tiempo antes, retornaba desde Francia un reducido grupo que integraban oficiales y suboficiales, que habían realizado en el país galo un curso primario para operar y mantener este nuevo elemento defensivo. 
 

El Roland del EA en Malvinas

  
Se trata de un sistema misilístico AA, de funcionamiento todo tiempo, contra aeronaves agresoras que vuelen a alturas medias y bajas con un alcance efectivo de 6.500 metros. El Roland puede disparar sus misiles de modo óptico con guiado manual o en forma radárica con guiado automático. La UF está compuesta por el radar de vigilancia, el radar de tiro, la mira óptica, dos brazos lanzamisiles, depósito de misiles, generador y una cabina de mandos operada por un jefe de pieza y un apuntador de modo óptico. El módulo de la UF está montado sobre un trailer y es remolcado por un tractor camión con un peso total de 20 toneladas, necesitando para su rodaje un camino asfaltado o consolidado. 

El despliegue 
Conocidos los acontecimientos de recuperación de la Islas Malvinas el 2 de abril, se dispuso el traslado de las dos UF desde Mar del Plata hacia Puerto Deseado por barco, para luego cruzar al archipiélago. Sin embargo, al llegar a este puerto, la nave sufre una seria avería en su casco que le impide continuar la navegación. Los dos Roland fueron descargados y se trasladaron a Comodoro Rivadavia por ruta. Llegados a esta ciudad, la de mayor actividad militar en la Patagonia, la superioridad decidió enviar por medio aéreo a la Batería "B" del ADA Mix 602 a Puerto Argentino, para quedar la batería restante como defensa antiaérea del Aeropuerto de Comodoro. 

Debido a que el traslado del sistema Roland requiere ser transportado por dos C-130 Hércules en forma simultánea, la Batería "B" pudo realizar el cruce a las islas recién el día 26 de abril de 1982. 


La Batería "B" de ADA Mix 602 estaba compuesta por: 

Sección Roland (1 UF, 30 misiles y dos cañones Oerlikon de 20 mm) 
Sección Tiger Cat (3 UF de misiles tiempo claro) 

Ambas secciones se agregaron al Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 (GADA 601) al llegar a Puerto Argentino. 

Los preparativos 
Dado lo reciente de su incorporación, los operadores del Roland no tenían experiencia alguna, salvo lo realizado en el curso primario en Francia. Por tal motivo, una vez que el sistema estuvo operativo, el Jefe de la Sección, teniente 1º Regalini, y sus hombres aprovecharon el vuelo de los aviones que efectuaban el puente aéreo para foguearse con el uso del radar de búsqueda, el seguimiento óptico, etc. Vale destacar que los repuestos y otros elementos de mantenimiento no habían llegado aún a la Argentina cuando el sistema fue desplegado, por lo tanto se debió trabajar en la armonización de los componentes de la UF y en el mantenimiento de 2do. escalón. También se hizo el reconocimiento de distintos lugares para eventuales cambios de posición y la ubicación de los cañones de 20 mm que cubrirían el ángulo muerto del misil. 

El Roland en combate 
Cerca de las 05.00 a.m. del día 1 de mayo, un avión AVRO Vulcan de la RAF efectúa el primer ataque aéreo sobre el Aeropuerto de Malvinas. Pocas horas más tarde son los Sea Harriers de la Royal Navy los que intentan averiar la pista, pero uno de ellos fue detectado por el radar del Roland y el sargento 1º Zelaya disparó un misil con seguimiento óptico con éxito, consiguiendo el primer derribo para la Sección. En este procedimiento, el radar enfoca la cámara optrónica hacia donde se aproxima el agresor. La imagen se presenta en una pantalla que tiene una cuadrícula movible mediante una esfera; con ella el apuntador guía al misil manteniendo al blanco dentro de esa cuadrícula. 
 

El Roland de Puerto Argentino persigue al Harrier de Ian Mortimer (pintura de Daniel Bechennec)



Las restantes victorias se lograron los días 25 de mayo, 2 y 12 de junio, todas ellas en modo radar (automático). En una oportunidad, se le efectuó un disparo a un Harrier, pero en el momento que el misil se aproximaba a su blanco, coincidió con una maniobra ascendente que realizó el piloto de la nave británica para arrojar una bomba. Finalmente, el misil impacta contra el arma lanzada, al tener ésta una mayor velocidad radial respecto del radar de tiro en ese instante. 

El día 3 de junio, un misil antirradar Srike disparado desde un Vulcan explotó contra un director de tiro Skyguard de los cañones Oerlikon de 35 mm (*). Por tal motivo, la Jefatura ordenó a los operadores de los radares de tiro evitar dejarlos encendidos en forma permanente. Esta limitación fue un nuevo desafío para los soldados argentinos, donde el temple, la inteligencia y hasta la picardía se tuvo que poner en juego para poder "iluminar" con el radar en forma intermitente a los aviones atacantes para poder disparar las armas AA. 



Pintura de MBDA


El sistema Roland tuvo una alta tasa de disponibilidad durante el conflicto, de los 50 días que operó en Malvinas, la única UF se detuvo dos días por rotura del generador y otros cinco por fallas en el radar de tiro (se lo podía utilizar en forma óptica). Por lo general, cada 20 horas de uso se le realizaban tres horas de mantenimiento operativo y el personal afectado a su operación mantenía 16 horas de guardia y ocho de descanso. A este esfuerzo debe agregarse que cada dos días o luego de dispararse un misil, la UF era cambiada de posición para evitar su localización por el fuego naval enemigo. El Roland y los cañones de 155 mm fueron los blancos más buscados por los británicos sobre las islas. 

Los valerosos hombres de la Sección Roland de la Batería "B" del ADA Mix 602 soportaron las inclemencias del tiempo, el bombardeo naval y terrestre, el dificultoso terreno blando y húmedo, como todas las tropas desplegadas, pero gracias a SANTA BARBARA, patrona de los artilleros, sus integrantes regresaron ilesos a sus hogares. 

(*) Fallecen en este ataque el Tte. 1º Alejandro Dachary, el Sgto. 1º Pascual Blanco, s/c Jorge Llamas y s/c Oscar Diarte. 

El autor agradece a los suboficiales Jorge Zelaya y Luis Marinkovic -ambos operadores de Roland durante la Batalla de Malvinas- su aporte fundamental para la realización de este trabajo. 

PARA CUADROS 

Personal de la Sección Roland 
(Batería "B" / ADA Mix 602) 

Islas Malvinas, 1982 

Teniente 1º Carlos Regalini (Jefe Secc.) 
Subteniente Diego Noguer (Jefe Oerlikon 20 mm) 
Sargento 1º Jorge Zelaya 
Sargento 1º Oscar Molina 
Sargento Ángel Palomeque 
Sargento Luis Marinkovic 
Cabo 1º Ramón Villoldo 
Cabo 1º Ramón Martínez 
Cabo Hugo Navarro 
Cabo Carlos Bonetti 
S/c 63 Miguel Ferreyra 
S/c 63 Víctor González 
S/c 63 Mario Molina 
S/c 63 Claudio Prado 

Síntesis de efectividad 

Sistema Roland
según registros ADA Mix 602
 

8 misiles disparados 
4 aviones derribados (todos Harriers) 
1 misil impactado en una bomba 
2 misiles esquivados por maniobras evasivas 

(ataques abortados) 
1 misil defectuoso 

Nota: Todos los aviones cayeron al mar, su trayectoria de caída fue registrada por el radar del Roland y en dos de los casos se vieron caer a simple vista. 

Ricardo Burzaco 
DeySeg

viernes, 24 de mayo de 2013

Darwin-Goose Green: Detalles de las operaciones (1/2)

Combate de Darwin - Goose Green 
Parte 1


Antecedentes 

Consolidación de la Cabeza de Playa Inglesa en San Carlos 
Luego de los exitosos ataques ejecutados por la Fuerza Aérea Argentina (FAA) en la tarde del 21 de Mayo, en la noche del 21/22 de Mayo, el enemigo ejecuta un intenso esfuerzo para desembarcar la masa de sus medios y lanzar elementos de seguridad hacia las alturas que circundan la cabeza de playa. Se emplean para ese fin , en formas sucesivas, los helicóptero disponible. 

En la misma tarde del 21 May, numerosos movimientos son observados transportando tropas, armas pesadas y de defensa aérea, hacia el noroeste del Cerro Alberdi y hacia alturas al sureste establecimiento San Carlos y Co Montevideo. 

En la tarde del 22 de Mayo, oportunidad de que la FAA reinicie sus ataques, el enemigo a logrado consolidar su desembarco, observándose una efectiva defensa aérea con base en tierra, circundando la cabeza de playa . 

El 21 de Mayo, el Comando Conjunto Malvinas ha solicitado la continuación del bombardeo aéreo, que se concreta según lo referido en 2., no pudiéndose apreciar los resultados obtenidos. Los requerimientos de fotografías aéreas no pueden ejecutarse por la activa defensa aérea enemiga. 

El 22 de Mayo, en razón de que aún no han sido recibidos en Puerto Argentino los morteros pesados del RI 12, se ordena el embarque de dos piezas de artillería del Grupo de Artillería Aerotransportado 4 (GA Aerot 4), con sus dotaciones en un guardacosta de la Prefectura Naval Argentina el que zarpa hacia Darwin el 23 de Mayo, con las primeras luces. En proximidades del acceso a la Bahía Choiseul es atacado por aviones Harrier, los que provocan a la embarcación severos daños, obligándola a encallar sobre la rivera norte. 

Se declara un incendio abordo. El personal logra desembarcar y protegerse en precarias cubiertas sobre la playa. Posteriormente, se puede retirar de la nave equipos y abastecimientos, en especial para la atención de los heridos. El 24 de Mayo, en una arriesgada operación con helicópteros, se rescata el personal, se loGran retirar los cañones y la munición, transportándose esta carga a Darwin en donde, inmediatamente, se le asignan misiones en la posición de defensa. Esta operaciones es asegurada por una patrulla a cargo de un oficial, destacada desde Darwin, la que luego de cumplida su misión debe realizar su repliegue a pie por no contar con helicópteros para su transporte. Sólo uno de los cañones así rescatado puede ser puesto en servicio, pues el 2do ha sido dañado en el bombardeo y no se cuenta con medios para repararlo. 

El 23 de Mayo, en horas de la mañana, aviones enemigos atacan al Sur de Howard a una escuadrilla de helicópteros de ejército que desde Puerto Argentino se dirigía hacia aquella posición para llevar abastecimiento y morteros pesados del RI 12 que son recibidos por esa fecha, efectuar exploraciones al Sur de San Carlos y recuperar a personal de la compañía de Cdo(s) 601 que se encuentra en la zona de RI 5, cumpliendo una misión que le ha sido asignada. 

En esta ocasión son destruidos dos helicópteros Puma y un helicóptero A-209 Augusta, logrando eludir el ataque un helicóptero Puma a cargo del Teniente Primero Hugo Alberto Pérez Cometo, el cual regresa a la zona y rescata a las tripulaciones cuyas máquinas han sido derribadas, logrando salvar la vida de sus camaradas, sin tener en cuenta de la posibilidad cierta de un nuevo ataque enemigo. Posteriormente, patrullas del RI 5 consiguen rescatar las armas pesadas y parte de la munición. 

El mismo día 23 de Mayo, tras intensos ataques aéreos, el enemigo logra averiar seriamente al buque Carcarañá que se encuentra anclado en la Bahía de la Isla Soledad sobre el estrecho San Carlos. Otra acción aérea enemiga sobre el buque Bahía Buen Suceso, anclado en Bahía Fox, logra dañar a esta nave, la que posteriormente, es reparada y colocada en condiciones de navegar. 

El 24 de mayo a las 21:00 horas, el Comandante de la Agrupación Litoral imparte el Jefe de la Fuerza de Tarea Mercedes (RI 12) la orden de operaciones de defensa que es recibida el 25 de mayo a las 18:00 horas y el 25 de mayo a las 19:00 horas, la orden de operaciones ataque de desarticulación y que es recibida el 26 de mayo a las 08:30 horas. 

El 26 de Mayo, son transportado a Darwin con helicópteros de ejército dos piezas de Obus de 105 mm del GA Aerot 4 con sus servicios, para reforzar los cañones que fueron recibidos en esa plaza el día anterior. Se le imparten misiones de fuego sobre Cerro Alberdi y Monte Osborne. Como se ha referido, sólo 3 piezas se encuentra en condiciones de tiro. 

Operaciones de la FT Mercedes entre el 01 May y el 27 May (Posición Darwin) 
El 30 de Abril completa el RI 12 la reunión de sus efectivos, menos la Ca B (que permanece en Monte Challenger, a órdenes del Comando Conjunto Malvinas, la Sección Comunicaciones (Sec Com) y parte de la Compañía Servicios (Ca Ser) en Puerto Argentino y la Sección Morteros Pesados, que aún no ha sido trasladada desde el continente. La Ca Cdo y la Ca Ser completan su movi miento a Darwin, el 22 de Mayo. 

En horas de la tarde, el Jefe del RI 12 presencia una exposición del Jefe C/RI 25 sobre la situación y dispositivo de su fracción. También toma contacto con el Jefe de la Base Aérea Militar Vicecomodoro Pedrozo, quien lo impone del dispositivo de sus medios y las medidas adoptadas con la población, y se efectúan los reconocimientos con los Jefes de compañías y miembros de la PL My. 

Continua lloviendo, al igual que en los días anteriores. Desde su llegada a Malvinas, la tropa y cuadros mantienen la ropa húmeda. No obstante, el estado sanitario es satisfactorio, aunque se han producido varios casos de congelamiento en miembros inferiores. La unidad acampa en un vivac de campaña En la cercanías de la pista de aterrizaje. 

El Jefe del RI 12 ordena que las Compañías que están acampando próximas a la pista de aterrizaje, se desplacen de inmediato a la zona de posiciones, reconocida la tarde anterior para la Ca A. Hacia las 06:00 horas, el movimiento se ha completado, ubicándoselas fracciones a 4 Km de su emplazamiento original. 

A las 0830 hs, se produce el esperado ataque aéreo inglés sobre Darwin. Cuatro Sea Harrier atacan la zona de la pista de aterrizaje. Un Pucará, que está con los motores en marcha, recibe un impacto casi directo. Otro dos bombas caen sobre la pista y una cuarta, próxima a 1 Jeep que transporta personal. 


SBS en Fanning Head aceptando la rendición de soldados argentinos. El primer encuentro entre ambas infanterías

Unidad se emplaza en las posiciones asignadas. Se debe transportar a brazo y a campo traviesa el armamento liviano y pesado, la munición, los abastecimientos y el bolsón porta equipo que resulta poco práctico para su empleo por tropas en operaciones. Los medios de transporte de la BAM (Helicópteros, Jeeps y tractor) no pueden ser empleados pues deben estar disponibles para necesidades particulares de la Fuerza Aérea. 

Se comienza a cavar las posiciones haciendo uso de la pala de mango corto que se el único elemento de zapa disponible y con el cual sólo cuenta parte del personal. En esta acciones también se utiliza elementos de circunstancias. Recién a la noche se puede comer un plato caliente. Desde el arribo, llueve casi constantemente. 

El 2 de Mayo los efectivos empleados en Darwin - Goose Goose ascienden a 642 hombres y los efectivos de la FAA alcanzan a 202 hombres (125). 

El 3 de Mayo se reciben informes del Jefe de la BAM, en lo que se detalla que el ataque de Harrier, llevado a cabo el día 1 de Mayo sobre la pista de aterrizaje, habría sido dirigido desde tierra con ayuda de algún poblador. Se adoptan mediadas de control sobre la población, inclusive para protegerla ante la renovación de los ataques aéreos y/o navales ingleses. Se determina reunirla en la iglesia de la localidad. Esta decisión produce numerosas quejas de los Kelpers. 

El 4 de Mayo , con las primeras luces en un helicóptero Chinook de la FAA y juntamente con la carga de víveres, son trasladado a Darwin el 2do Jefe del RI 12, 1 Oficial y 18 soldados de la Ca Cdo que aún permanecían en la zona de Mte Challenger. Poco momentos después se produce un ataque aéreo inglés sobre la zona de la pista en dirección este - oeste: Un Sea Harrier es derribado y su piloto eyectado cae muerto a 20 mts de la cabecera de pista. Es identificado como el Tte Nicholas Taylor. Tantos los restos del avión como el cadáver presentan numerosos impactos de armas de pequeño calibres, lo que revela que el fuego reunido de armas livianas es efectivo contra aviones que vuelan a baja altura. En estas circunstancias, debe destacarse la valerosa actitud del RP Santiago Mora, quien bajo el fuego enemigo, recorre las posiciones, asistiendo espiritualmente al personal. 

El personal en la posiciones continúan perfeccionado las mismas, y constituyendo obstáculos y sectores minados. A las 1730 horas, se realizan una formación y se requieren honores al Tte Nicholas Taylor. Efectuándose el sepelio de sus restos. 

Por la escasez de víveres, comienzan a requisarse cordero para la alimentación de la tropa. Se informa por radio al Comando Superior. El 9 de Mayo la situación de abastecimiento de víveres es critica, aspecto que se reitera al Comando Superior. Se concreta la remisión de víveres para 10 días, actividad que comienza a ejecutarse a partir del 10 de Mayo. 

El 11 de Mayo se recibe, por helicóptero, víveres para 7 días. A las 2330 horas arriba el buque Montsunen con 100 tambores de JP 1 (combustible para helicópteros), 97 tambores de nafta y 100 cajones de munición para Cñ 105 mm. 

El 13 May recibe una orden de operaciones del Cte Agr Litoral que impone la segregación de un elemento de nivel Compañía disminuida para ocupar la zona de San Carlos. Se solicita para ello la urgente asignación de armas de apoyo. 

El 17 de mayo a las 09:00 horas, se producen dos ataques aéreos sobre las posiciones de armas de defensa aérea y armas pesadas, en la cercanía de la pista y en el sector de la Ca C/RI 12. Gran cantidad de Granadas tipo Beluga quedan sembradas en el terreno. Este ataque aéreo es el primero que se lleva a cabo después del 4 de Mayo. Durante la noche, y a partir de las 23:00 horas, nuevamente helicópteros enemigos sobrevuelan la zona. 

El 18 May, el Jefe de la BAM y el Jefe de la FT Mercedes efectúan un recorrido integral de la posición para establecer coordinación complementaria en el empleo de los medios de la FAA y del EA. Se conviene en utilizar bombas de aviación de 500 libras como interceptaciones. Se solicita al Cdo Agr Litoral, la provisión de minas antipersonales y detonadores. 

Por turno, y en galpones previstos al efectos, la tropa ejecuta actividad de secado de ropa y recuperación física, sistema que se encuentra en funcionamiento desde el 5 de Mayo con satisfactorio resultados, aunque limitados por la situación táctica. 

El 19 May llega la Sec Com, que aún no ha podido ser transportada desde Puerto Argentino. Esta fracción no dispone de los equipos correspondientes que, en oportunidad del traslado de la Unidad, han sido depositados en Comodoro Rivadavia, a la espera de su carga y transporte a Puerto Argentino. El Jefe de la Sec Com Teniente Primero Ernesto Kishimoto reorganiza el sistema existente hasta el momento. Se requisan equipos civiles para las comunicaciones inalámbricas, no sólo con el Comando Superior sino también entre el Jefe del RI 12 y los Jefes de Ca. Estos medios, en general, deben ser montados en los jeeps disponibles, pues son alimentados por batería. Los Jefes de Ca no disponen de comunicación radioeléctrica y alámbrica con los Jefes de secciones y éstos, tampoco con los Jefes de Grupo. También se instala una red alámbrica entre el Jefe RI 12 y los Jefes de Ca, empleando material de descarte obtenido de la población. 

Ese día, a partir de las 2100 horas, helicópteros enemigos vuelven a sobrevolar la zona, retirándose cuando se abre fuego sobre ellos. 

El 20 May, el estado sanitario de la tropa tienden a desmejorar. Cuadros y soldados experimentan los efectos de la rigurosidad del clima (sobre todo, la permanente humedad, y el frío intenso, especialmente de noche) y de la alimentación insuficiente. Se extreman las medidas para dar preferente atención al personal más afectado, organizando su recuperación con los limitados medios disponibles. Algunos oficiales y suboficiales con problemas de salud se niegan a dejar las posiciones. Doce soldados permanecen internados en una enfermería improvisada; nueve de ellos lo son por desnutrición. 

El 21 de mayo a las 09:00 horas arriba un Grupo de la Sec Mor Pes 120 mm (1 Pza) a cargo de un oficial. Entre las 09:00 y las 11:00 horas se recibe un intenso fuego naval sobre todo el dispositivo de la FT desde el noroeste. Un helicóptero regla el fuego enemigo, el que es preciso y se concentra preferentemente sobre las posiciones de armas pesadas y de defensa aérea. No se producen bajas, pero queda inutilizado un cañón 20 mm de la FAA. Entre las 1100 y las 1200 hs, y en dos oportunidades, aviones enemigos amagan atacar la posición. Durante el 22 de Mayo a las 09:30 horas, se concentran dos ataques aéreos sobre la pista. Es observado un avión enemigo, el que se desplaza aparentemente averiado y se pierde de vista en el mar. 

El 24 de mayo, transportados desde el guardacosta Iguazú, llegan en helicóptero 30 hombres, quienes han sido atacados por Harrier y helicópteros, a 17 Km de Goose Goose. Se envían patrullas a la zona para rescatar las dos Piezas 105 mm y munición que allí se transportaba. Durante la noche, el enemigo lanza proyectiles de iluminación sobre la posición y ejecuta fuego naval. 

Durante la mañana del 26 de Mayo se producen cuatro alarmas aéreas. Entre las 04:20 y las 12:30 hs se recibe, sobre la posición, intenso fuego naval. La Ca A que ha recibido orden de desplazarse para ocupar las nuevas posiciones de primera línea en el acceso al istmo, es inmovilizada en el terreno. 

A las 0830 horas se recibe la orden de operaciones Ataque de desarticulación del Cte Agr Litoral. La misma impone: 

  1. Ratificar lo establecido en la orden de defensa. 
  2. Ejecutar con 1 Ca de Infantería un ataque durante la noche del 26/27 de Mayo contra efectivos enemigos que pueden estar concentrándose al sur y suroeste del Cerro Alberdi. Completará esta acción con elementos de exploración a Sussex. 
  3. De acuerdo con los resultados obtenidos en b. lanzará otro ataque similar en la noche del 27/28 de Mayo, completando con elementos de exploración. 
  4. Las operaciones deben ejecutarse de noche. Otros elementos deben continuar en la preparación de la posición. 

Entre las 1230 y las 1300 hs se producen cuatro ataques aéreos a las posiciones desde dos direcciones de aproximación: O-E y N-S. Es derribado un avión enemigo. 

Durante la tarde se ejecutan los reconocimientos de la nueva posición y se comienzan a desplazar a brazo, las piezas de Artillería, para cumplir las misiones de fuego asignadas, dado que los vehículos Land Rover requisados, no tienen capacidad para la tracción de los cañones. Finalmente, se llevan acabo los 
cálculos y durante la noche se ejecutan los fuegos sobre las alturas al Norte y Noreste, consumiéndose el 30 % de los proyectiles de Artillería disponible. 

La Compañía A ejecuta la operación desplazándose al Norte del Istmo, precedida por patrullas de la Sección Exploración. El desplazamiento se efectúa en formación de cuña con la primera Sección desplegada, alcanzándose con extrema dificultad las proximidades de Camilla Creek, sin tomar contacto con el enemigo. Desde la línea alcanzada, el Jefe de Ca informa las novedades y se le ordena regresar. 
El personal se encuentra agotado. 

El resto de la unidad ha trabajado intensamente construyendo las nuevas posiciones y desplazando medios y abastecimientos 

A las 2300 hs, una patrulla ubicada 20 Kms al sudeste de la posición informa que un barco de gran tamaño navega por la bahía en dirección a Darwin. Se desplaza una de las piezas de Artillería disponible y se abre fuego a la más larga distancia en dirección al presunto navío enemigo. Se ordena al Jefe Sector Sur adelantar patrullas a la playa para alertar sobre el posible desembarco. 

A las 04:00 hs se recibe la orden del Comando Agrupamiento Litoral de adelantar efectivos de una Sección disminuida hacia Saladero (18 Kms al noroeste de Goose Green) para comprobar la presencia probable del navío inglés Uganda, a fin de concretar las acciones que el citado navío cumpliría en ese lugar. 

Se lanza una patrulla a cargo del Sargento Primero Berdugo, con la cuál se pierde posteriormente, todo contacto. Dicha patrulla transportada en helicóptero de la Fuerza Aérea Argentina no pudo ser luego recuperada, por no disponerse de este medio. Más adelante, se puede saber que este personal, luego de eludir la acción inglesa repetidamente, ha caído en poder del enemigo el 7 de Junio, después de un breve combate. 

Desarrollo de las operaciones 
Situación general al 27 de Mayo 

La Sección Exploración, avanzada de combate y Compañía A, al igual que 1 Sección de Ca Cdo emplazada al Oeste de Darwin, no han logrado aún construir sus posiciones y transportar sus efectos logísticos. Particularmente la Compañía A y la Sección Exploración están agotadas, como consecuencia de la operación ejecutada la noche 26/27 de Mayo y por las privaciones, esfuerzos y tensiones de los días anteriores. 

En las alturas, al nor-noreste y este de Boca House se ha emplazado la Sec/RI 8 (a cargo del Subteniente Aliaga) y efectivos equivalentes a 2 Secciones disminuidas de personal de servicios. Para equipar a estos últimos con FAL, ha sido necesario retirar estas armas al personal del Grupo de Artillería Aerotransportada 4 y Sección del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601, entregándoles las pistolas 11,25 mm. 

Al Norte de Salinas Beach se emplea 1 Sección / Fuerza Aérea Argentina la que opera en forma independiente, a órdenes directas del Jefe de la BAM (202 hombres). 

Los efectivos de la Fuerza de Tareas Mercedes, excepto en el sector central del dispositivo entre Goose Greeen y la pista de aterrizaje (sector en el que operan independientemente fracciones de la Fuerza Aérea Argentina) están aislados entre sí. Esto obliga al Jefe de Regimiento a emplear personal de los servicios con menor pie de instrucción comparativas, en posiciones de 1ra linea. Las comunicaciones entre el Jefe de Fuerzas de Tareas y los Jefes de Compañía, y entre esto y los niveles dependientes, son totalmente insuficientes por no haberse recibido el material de comunicaciones de la Unidad. 

Con respecto a la situación de efectivos y medios de la Fuerza de Tareas Mercedes, merece destacarse que la mayor parte del material pesado que han sido embarcados en el buque Córdoba, no fueron recibidos. La unidad dispone como armas de apoyo de dotación: 2 Morteros 81 mm con 126 proyectiles Capacidad Normal y Gran Capacidad cada uno.1 Mortero 120 mm (empleado con limitaciones porque la placa base estaba fijada y soldada al tu cañón). Otras dos armas similares que han quedado en el continente, arriba a Puerto Argentino el 27 de mayo en horas de la noche. Desde allí son derivadas a Darwin en la tarde del 28 de mayo, cuando ya el combate está prácticamente definido, por lo que no participan en el mismo. 1 Cañón S/R de 105 mm sin aparato de puntería. 10 ametralladoras MAG. 1 ametralladora 12,7 mm montada sobre un jeep requisado. 

La Compañía B segregada y emplazada en la zona de Monte Kent a órdenes del Comandante Conjunto Malvinas llega a la zona de combate, menos 1 sección que permanece en Puerto Argentino, al oscurecer del 28 May 82, y que es aerodesembarcada 4 Kms al Sur de Goose Green, cuando la situación es crítica. La Compañía C, constituida sobre la base la base de personal de cuadros redistribuidos y soldados movilizados, está organizada en 2 Secciones de Tiradores a 4 Grupos cada una. Su única arma de apoyo es una ametralladora MAG. Del total de 22 Suboficiales de la Compañía, 16 son cabos en comisión provenientes de la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral. La Compañía Ser posee sólo parte de su personal, dado que la masa de los efectivos de las Secciones Int y Ars ha permanecido en Puerto Deseado (carga y descarga del buque Córdoba) y en Comodoro Rivadavia (embarque transporte aéreo de material y abastecimiento) y a la fecha no ha arribado al TO. 

Para la constitución del Ec Güemes (que opera en San Carlos) se han empleados: Jefe Campañía, Grupo Comando Compañía y la 1/C/RI 25. Sección Apoyo / RI 12, constituida sobre la base de 2 Morteros 81 mm (de los 4 disponibles en la Unidad) y 2 Cañones S/R de 105 mm (de los 3 disponibles). Quedan por lo tanto, disponibles para el combate, 1 Cañón S/R 105 mm, sin aparato de puntería y 2 Morteros 81 mm. La Batería A/GA Aerot 4 está constituida por 3 piezas de obuses Calibres, 1/3 han sido consumidos en la ejecución de misiones de fuego entre el 26 y 27 de Mayo. Un cañón adicional, que fue rescatado luego del ataque al GC Iguazú, no puede ser reparado y no se emplea. 

La 3/B GADA 601 cuenta con 2 piezas de AA Cal 35 mm, integrada dentro del sistema de DA establecido por el J BAM Cóndor. Los efectivos de Fuerza Aérea Argentina pertenecientes a la BAM son empleados en la DA de la pista, en la seguridad de las instalaciones y medios allí emplazados, y en la conformación de una posición de nivel Sección al NO de la pista de aterrizaje. No llega a concretarse la unidad de comando a cargo del Jefe Fuerza de Tarea para la conducción de las operaciones terrestres de defensa de la posición. 

El Puesto Comando de la BAM dispone, para su defensa inmediata, de 4 ametralladoras Cal 7,62 mm desmontadas de avión Pucará, 1 ametralladora 12,7 mm desmontada del Montsunen y una cohetera recuperada de un Pucará, montada sobre tractor con un ingenio eléctrico para su disparo. Esta última arma es empleada en apoyo del combate terrestre, demostrando ser muy efectiva. También las fracciones de FAA cuentan con 2 morteros Calibre 81 mm que son requeridos por el Jefe Fuerza de Trabajo para su inclusión en el plan de fuego de la defensa, aspecto que no es autorizado por el Jefe BAM, pues están previstos para sus propias necesidades 


Cohetera de Pucará instalada en el techo de un galpón

Los Jefes de Compañía del RI 12 designados para comandar estas fracciones no son los orgánicos, ya que fueron reemplazados en la Unidad para completar su cuadro de organización y que son más antiguos que los Jefes de Compañías orgánicas. Estos últimos permanecen en la fracción respectiva como Oficiales Ejecutivos. 

La situación logística de la Fuerzas de Tarea Mercedes es la siguiente: 

Racionamiento: Desde el 15 de Mayo se ha reducido la comida a 1 ración por día, en virtud de la escasez de víveres. Los procesos de distribución son complicados por la falta de medios de transporte, elementos térmicos de acarreo y Grandes distancias a cubrir. Al comienzo del ataque terrestre inglés se dispone de autonomía para 3 a 5 días. Si bien el 25 y 26 de Mayo se concreta un lanzamiento aéreo de víveres para incrementar esta autonomía, parte del cargamento se pierde y otra parte es reservada por la fracción de la FAA para sus propias necesidades, quedando en poder de la Fuerza de Tarea Mercedes sólo una reducida cantidad de dichos abastecimientos. El personal, en general, ha perdido peso en forma significativa, como consecuencia de las restricciones impuestas desde el 1 de Mayo y las limitaciones sufridas con anterioridad, a partir del momento en que la Unidad dejó su guarnición de paz. Esta situación, unida a los esfuerzos pasados, ha repercutido en el estado moral. 

Equipos y materiales: No se dispone de repuestos ni material y equipos para reemplazo. Merece destacarse, en este sentido, la falta de material para limpieza de armamento que incidió en forma muy negativa, (especialmente teniendo en cuenta la característica del clima), en el rendimiento de las armas. 

Munición: La dotación para armas portátiles es de 3/5 días de combate. Muy reducida la cantidad de proyectiles disponibles para morteros 81 mm y 120 mm. Satisfactoria la dotación para los cañones de 105 mm (3/5 días de combate). La guarnición de FAA dispone de sus propios depósitos. 



Rendición de soldados argentinos en Goose Green


Infanteria.mil.ar

jueves, 23 de mayo de 2013

Ataque británico: Desembarco en San Carlos

Combate de San Carlos (1982) 


Campamento del 3º Batallón de Paracaidistas británicos en Puerto San Carlos poco después del desembarco 

El combate de San Carlos fue un enfrentamiento entre las fuerzas británicas de desembarco y un reducido grupo de soldados de infantería argentinos, producido el 21 de mayo de 1982 durante la Guerra de las Malvinas en el contexto de la Operación Sutton. El escenario de este combate fue la costa occidental de la isla Soledad, en el área de Puerto San Carlos, sobre el estrecho del mismo nombre (Falkland Sound en la cartografía anglosajona). 

Antecedentes 

La guerra a mediados de mayo 
Al promediar el mes de mayo de 1982 las operaciones militares en el archipiélago de las Malvinas habían bajado su intensidad. Mientras se desarrollaban todavía movimientos en los planos diplomáticos, ambos bandos se preparaban también para la continuación de la campaña. Los británicos se habían fijado como objetivo desembarcar y desalojar a los argentinos, y estos sabían que un desembarco era seguro, pero no tenían manera de saber cuándo ni dónde pensaban los ingleses efectuarlo. La estrategia argentina consideraba que el objetivo principal del enemigo sería Puerto Argentino (Stanley), de modo que la mayoría de las fuerzas terrestres argentinas estaba atrincherada en esa zona. 
No obstante, los británicos no se habían precipitado y las primeras acciones bélicas fueron llevadas a cabo por el grupo de Portaaviones (los HMS “Hermes” e “Invincible”, con sus buques escolta). Ataques aéreos y fuego naval cayeron sobre Puerto Argentino a partir del 1º de mayo, mientras que fuerzas especiales británicas como el Special Boat Squadron (SBS) realizaban reconocimientos furtivos por todo el archipiélago y ocasionales golpes de mano. Argentina había retirado su Flota de Mar a puerto luego del hundimiento del crucero ARA General Belgrano, y solo su aviación (Comando de la Fuerza Aérea Sur) podía atacar a la Royal Navy. 
El 18 de mayo de 1982 el Grupo Anfibio de Tareas, que trasladaba a la fuerza de desembarco, se unió al Grupo de Portaaviones. Todas las fuerzas disponibles fueron afectadas a la operación de desembarco, codificada como “Operación Sutton”. 

San Carlos, el escenario 


Desembarco británico en la Isla Soledad y combates subsiguientes (21 de mayo de 1982). 

El lugar elegido era la zona occidental de la isla Soledad, sobre el estrecho de San Carlos, cerca de su extremo norte. Allí se forman dos brazos de agua que penetran profundamente en la costa; sus aguas son poco profundas y sus playas son suaves, aptas para una operación de desembarco. Sobre la entrada de agua ubicada al norte estaba el Puerto San Carlos, mientras que sobre la entrada sur se encontraba el Establecimiento San Carlos. Ambos lugares poseían pocas casas, y en Puerto San Carlos había una escuela. Al noroeste de Puerto San Carlos, sobre la península de Fanning Head había una pequeña elevación del terreno que los argentinos bautizaron “Altura 234”. Al este de Establecimiento San Carlos había otras alturas, y al sur se encontraban las alturas Sussex, que interrumpían el camino hacia Darwin. 
Los británicos habían elegido este lugar después de analizarlo bien y tras descartar otras alternativas. Durante la primera quincena de mayo enviaron unidades especiales que reconocieron el lugar e informaron que no había defensores allí. Sin embargo aunque los argentinos no mantenían en San Carlos una guarnición fija, sus patrullajes en la zona encontraron evidencias de las incursiones británicas, razón que los llevó a emplazar un Equipo de Combate en la zona de Puerto San Carlos y Fanning Head, el 15 de mayo. Los británicos se enteraron de la presencia de estas tropas cuando desembarcaron. 

Planes enfrentados 

Plan de desembarco británico 
La elección del lugar, como ya fue dicho, se debió a la consideración de varios factores. 
  • El lugar no estaba defendido (incluso aunque los británicos no esperaban encontrar ningún soldado argentino allí, no había una guarnición capaz de impedir un desembarco) 
  • La serie de alturas que rodeaban el lugar ofrecía la posibilidad de montar una línea de defensa e impediría a la aviación argentina utilizar los misiles Exocet. Al mismo tiempo, los cazabombarderos se verían obligados a ganar altura antes de atacar, exponiéndose así al fuego antiaéreo. 
  • Las posibilidades de Argentina para acudir a rechazar el desembarco se complicaban si este tenía lugar en San Carlos. Este estaba muy lejos de la principal guarnición en Puerto Argentino (a 80 kilómetros), lo cual retrasaría la intervención de una fuerza helitransportada de contraataque. * La guarnición de Darwin se encontraba a 35 kilómetros y en caso de intentar un avance contra la cabeza de playa, podía ser detenida por el fuego naval desde el Estrecho y por posiciones establecidas en las alturas Sussex. 
  • El dominio completo del mar y la cobertura aérea podrían proteger el desembarco, al mismo que la gran cantidad de helicópteros disponibles podría agilizar el traslado a tierra de las tropas. 

Plan de defensa argentino 
La planificación argentina para la defensa del archipiélago de las Malvinas postulaba como base la defensa de una posición fuerte en la capital insular (Agrupación de Ejército Puerto Argentino), donde se esperaba el desembarco enemigo. En cuanto al resto de las islas, se instalaron guarniciones de diferente fortaleza, pero fue imposible mantener defendido todo el perímetro costero de Malvinas. Los mandos argentinos previeron varios puntos posibles para un desembarco británico, pero no pudieron cubrirlos todos. El dominio del mar por parte británica daba a estos la iniciativa, razón por la cual se les adjudicaba la capacidad de fingir maniobras de distracción en un lugar y realizar el esfuerzo principal en otro. 
El movimiento de tropas por tierra para rechazar un desembarco realizado lejos de Puerto Argentino fue descartado por las siguientes razones:1 
  • Dicho movimiento sería detectado por los ingleses y sufriría duras perdidas por obra de su fuego aéreo y naval. 
  • No cabía posibilidad que la Fuerza Aérea Sur lograse la cobertura aérea necesaria para ejecutar dicha maniobra. 
  • El suelo malvinense no permitía la marcha de blindados ni el acarreo de artillería y equipo pesado. Un soldado solo podía cubrir 2 kilómetros por hora de marcha diurna en tal terreno, y un kilómetro por hora marchando de noche. 
  • El tiempo insumido en la marcha fatigaría a las tropas, que llegarían cansadas, sin contar que daría al enemigo tiempo suficiente a preparar las defensas. 
  • Realizar un movimiento helitransportado hasta el lugar también se valoró como muy arriesgado, dado el dominio del aire por los británicos. 
  • La cantidad de helicópteros disponibles impedía concentrar en poco tiempo la fuerza necesaria para el combate en la cabeza de playa. 

Por estas razones la estrategia argentina fue vigilar las costas y, de producirse un desembarco que fuera identificado como el esfuerzo principal del enemigo, se encargaba a la aviación la tarea de impedir la consolidación de una cabeza de playa. 
Puerto San Carlos estaba dentro de la zona de responsabilidad de la Agrupación de Ejército Litoral, la cual decidió desprender hacia allí fracciones de la guarnición de Darwin, con la misión de “dar la alarma en el lugar y posibilitar el contraataque2 ”. 

Fuerzas enfrentadas 


Soldados argentinos en un acto, antes del desembarco inglés. Junto al abanderado marcha el teniente Esteban. 

Fuerzas argentinas 
La Agrupación de Ejército Litoral defendía la parte occidental de la isla Soledad y también la isla Gran Malvina. Sus principales guarniciones eran Darwin, Howard y Bahía Fox. Precisamente de la guarnición de Darwin se extrajo un grupo de soldados pertenecientes a los Regimientos de Infantería 12 y 25. La tropa quedó organizada de la siguiente forma: 
  • Equipo de Combate Güemes (Teniente Esteban): 42 hombres (fusileros). Ubicada en Puerto San Carlos. 
  • Sección Apoyo (subteniente Reyes): 20 hombres, 2 morteros 81 mm y 2 cañones sin retroceso de 105 mm. Ubicada en Fanning Head (Altura 234). 

Fuerzas británicas 
Las fuerzas británicas fueron mucho más numerosas, dada las características de la operación. La 3ª Brigada de Comandos de los Royal Marines, reforzados con paracaidistas del Ejército Británico, debían tomar las playas para permitir el desembarco de las demás unidades. Los buques de guerra brindarían apoyo de fuego, mientras que la fuerza de helicópteros colaboraría con el desembarco y los cazas Sea Harrier proporcionarían cobertura aérea. Todas las fuerzas colaboraban en la operación. 
  • 3ª Brigada de Comandos Brigadier Julian Thompson 
  • Comando 40 Royal Marines (Teniente coronel Hunt) 
  • Comando 42º Royal Marines (Teniente Coronel Vaux) 
  • Comando 45º Royal Marines (Teniente Coronel Whitehead) 
Unidades adicionales asignadas 
  • 2º Batallón de Paracaidistas (Teniente Coronel Jones) 
  • 3º Batallón de Paracaidistas (Teniente Coronel Pike) 
  • Regimiento 22 del Special Air Service (Teniente Coronel Rose) 
  • Escuadrón Aéreo de la 3ª Brigada de Comandos (Mayor Cameron) 
El orden de batalla dispuesto para el desembarco fue el siguiente: 
  • Primera oleada: 2º Batallón de Paracaidistas y 40 Comando de Marines en San Carlos (Playa Azul).El 2º de Paracaidistas debía ocupar las montañas Sussex, al sur, para bloquear un eventual avance argentino desde Darwin. 
  • Segunda oleada: 45º Comando de Marines en Ajax Bay (Playa Roja) y 3º Batallón de Paracaidistas en Puerto San Carlos (Playa Verde) 
  • Reserva: 42º Comando de Marines (a bordo del buque Canberra) 

Preparación del desembarco 

El combate de Fanning Head 
El jueves por la noche el Grupo Anfibio británico penetró en el Estrecho de San Carlos para iniciar la operación de desembarco. 
La primera acción fue contra la fracción argentina al mando del subteniente Reyes, ubicada en Fanning Head. 
En la madrugada (2:30 ) una patrulla argentina enviada a la playa escuchó ruidos y voces desde el Estrecho, percibiendo al mismo tiempo la silueta de los buques ingleses. A continuación los argentinos lanzaron bengalas y dispararon sus armas pesadas contra la zona del canal, aunque sin poder apreciar los resultados por la oscuridad. Los buques ingleses abrieron fuego, guiados por el resplandor de las armas argentinas al disparar. Este intercambio de fuego duró varias horas. 
Desde el destructor HMS Antrim se enviaron hombres del SBS en helicópteros. Estas fuerzas aterrizaron al este de Fanning Head, cortando a esta fracción argentina de sus camaradas en Puerto San Carlos. Acto seguido (alrededor de las 5:00 ) se entabló combate de infantería. En la lucha siguiente los británicos declararon haber matado a varios argentinos y capturado a otros; mientras que el parte argentino de la acción niega bajas fatales aunque confirma la pérdida de varios hombres que fueron capturados; también dice que tres heridos graves fueron dejados atrás con un suboficial médico, siendo atendidos y salvados por los británicos. 
Sin embargo, la mayoría de los soldados argentinos, dirigidos por Reyes, lograron romper el cerco británico y replegarse, aunque no se unieron a la fracción del teniente Esteban. No resulta claro dónde se ubicó esta fuerza, pero la versión argentina dice que la Sección Apoyo de Reyes se mantuvo allí sin ser descubierta durante todo el 21 de mayo. 
La captura de Fanning Head aseguró a los británicos la posesión de un área sensible para cubrir el flanco norte del desembarco. Mientras sucedía el combate de Fanning Head, el grueso del Equipo Güemes se mantenía en sus posiciones. 



Acciones secundarias 
El parte británico da cuenta de una acción de bloqueo llevada a cabo por el escuadrón D del Special Air Service (SAS) en el área de Darwin-Goose Green, para impedir que las tropas argentinas allí ubicadas pudieran moverse hacia el norte a repeler el desembarco. Dicha acción de bloqueo contó con el apoyo del fuego naval de la fragata HMS “Ardent” desde las aguas del Estrecho. 
Por otro lado aviones Harrier de la Royal Air Force realizaron ataques en diversos puntos: un caza inglés fue abatido sobre Howard, mientras que otros aviones lograron destruir tres helicópteros argentinos en la zona de Monte Kent, a 20 kilómetros de Puerto Argentino. Este último golpe persiguió el objetivo de negar aeromovilidad a los argentinos para impedir que trasladasen fuerzas de contraataque a San Carlos. 

Desembarco 
La primera oleada de desembarco alcanzó la playa sin oposición en horas de la madrugada. La fragata HMS “Plymouth” proporcionó cobertura cercana, y cuatro tanques livianos Scimitar y Scorpion alcanzaron la playa en la primera oleada, para proporcionar potencia de fuego. Se trataba del primer desembarco en guerra de los británicos desde la Crisis de Suez en 1956. 
Cumpliendo el plan previsto, el 2º Batallón ocupó las Alturas Sussex, mientras que el 40º Comando hizo lo propio con las Montañas Verde. El flanco sur, de cara a la posición argentina de Darwin, estaba asegurado. A continuación las barcazas regresaron al canal para recoger y transportar a la segunda oleada. 
Mientras tanto, el Equipo de Combate Güemes observaba el desplazamiento inglés en el canal. Las comunicaciones con la Sección Apoyo se habían cortado durante la madrugada, pero los argentinos en Puerto San Carlos pudieron escuchar el ruido del combate que se desarrollaba en Fanning Head. El teniente Esteban transmitió la información de la situación a su jefe inmediato en Darwin, el cual la retransmitió a Puerto Argentino. 
Al amanecer las barcazas con la segunda oleada de desembarco estaban llegando a la playa en los sectores asignados. El 45º Comando tomó posiciones en un frigorífico en Ajax Bay (sector occidental del desembarco) y el 3º Batallón de Paracaidistas desembarcó cerca de Puerto San Carlos, en las proximidades de la posición principal argentina. 




El combate de San Carlos 

Versión argentina 
Ya para entonces los argentinos habían ocupado nuevas posiciones hacia el este de Puerto San Carlos, desde donde abrieron fuego contra los paracaidistas. Se produjo entonces el combate de San Carlos, cuando los soldados del Equipo Güemes averiaron con el fuego de sus armas portátiles (fusiles de asalto FAL de 7,62 mm) a un helicóptero “Sea King”3 que se retiró humeando de la zona. El combate continuó y un segundo helicóptero llegó para atacar la posición argentina con cohetes, pero fue derribada con el mismo fuego de fusil por los defensores. La máquina cayó al agua en el canal, pero a continuación un tercer helicóptero abrió fuego contra la tropa de Esteban y esta, con la misma táctica, lo derribó. El aparato cayó a tierra y los argentinos comprobaron que los tres tripulantes habían muerto. Un cuarto helicóptero fue averiado con fuego de fusiles y logró retirarse. Según el parte de Esteban, este combate duró una hora, mientras que el enemigo desembarcado hacía fuego de mortero ininterrumpidamente. Además, comprobó que los civiles malvinenses, a través de señas, indicaban a los soldados ingleses la posición de las fuerzas argentinas. 
Versión inglesa 
Cuando se habían establecido ya las otras cabezas de playa los barcos anfibios ingresaron al canal de San Carlos y desembarcaron al 3º Batallón de Paracaidistas. Pero la prisa por establecer defensas antiaéreas llevó a los ingleses a moverse por la cabecera de playa sin que esta estuviera definitivamente asegurada. En tales circunstancias un helicóptero Sea King maniobraba al este de Puerto San Carlos sin darse cuenta que los elementos de vanguardia del 3º Batallón de Paracaidistas aún estaba al oeste de la posición. En esas circunstancias fue alcanzado por fuego argentino pero pudo escapar, pero su escolta, un helicóptero Gazelle de la 3ª Brigada de Comandos, fue derribado y cayó al agua, muriendo un tripulante. Algunos minutos después otro Gazelle fue alcanzado y cayó a tierra, muriendo sus dos tripulantes. 
La versión inglesa no menciona combate de infantería en las posiciones al este de Puerto San Carlos y sugiere que los helicópteros no tenían como misión atacar a las tropas argentinas, sino que cayeron dentro del fuego enemigo por descuido y debieron abrir fuego para defenderse. También dice que los helicópteros alcanzados por los argentinos fueron tres y no cuatro, aunque coincide en la destrucción de dos de ellos. 

Hasta el final del día 

Continuación del desembarco 
Los ingleses desembarcaron a la reserva (42º Comando) en Puerto San Carlos para reforzar al 3º Batallón. Mientras tanto, fueron desembarcados los demás tanques livianos y la artillería de campaña, junto a las defensas antiaéreas. 
Las dos fracciones argentinas se mantuvieron en sus posiciones, sin que su presencia pudiera impedir el desembarco británico. El parte de Esteban menciona continuo fuego naval y de morteros sobre su posición, pero el objetivo básico de su misión estaba cumplido, pues había dado la alarma sobre la operación de desembarco del enemigo. 
A raíz de esta alarma los argentinos enviaron en misión de reconocimiento un avión caza Aermacchi MB-339 desde Puerto Argentino, el cual (alrededor de las 10.00) confirmó la magnitud del desembarco británico y realizó un temerario ataque contra la fragata “HMS Argonaut”, a la que provocó algunos daños. El piloto argentino, teniente Crippa, fue condecorado por esta misión de reconocimiento y ataque. 
Una vez confirmada por Crippa la información del desembarco, la aviación argentina lanzó contra la cabecera de playa todo su potencial disponible, pero esto forma parte de lo que se conoce como Batalla del Estrecho de San Carlos. 
En tanto, el perímetro de desembarco tuvo su primera victoria al derribar un avión de ataque argentino Pucará. Este había sido enviado desde Darwin y fue derribado por el Escuadrón D del SAS sobre las Montañas Sussex en horas de la mañana. 


Situación al finalizar el día (21 de mayo de 1982) 

Consolidación 
Las dos fracciones argentinas, incomunicadas, se mantuvieron en la zona hasta las horas de oscuridad, cuando les seria más fácil romper el contacto con el enemigo. Los hombres de Esteban abandonaron Puerto San Carlos marchando a través de cerro Bombilla y llegaron a Douglas Paddock el 24 de mayo. Allí lograron restablecer la comunicación con Puerto Argentino, desde donde se envió helicópteros para recogerlos. Luego fueron enviados nuevamente al combate en Darwin-Goose Green, donde cayeron prisioneros al capitular la guarnición. 
En cuanto a la Sección Apoyo, un grupo de 11 soldados logró eludir el cerco británico, siendo capturado el resto. Los que lograron salir de la zona marcharon por la parte norte de la isla Soledad, eludiendo las patrullas aeromóviles inglesas y también el contacto con los isleños. El 14 de junio esta fracción, bajo el mando de Reyes, conoció la noticia de la capitulación argentina en el archipiélago y salió al descubierto, rindiéndose a los británicos. 
Thompson ordenó que el desembarco general continuara a ritmo sostenido, y así se estableció un hospital de campaña y se desplegaron las baterías de misiles antiaéreos Rapier. El desembarco continuó incluso luego de comenzados los ataques aéreos argentinos, y los marines y paracaidistas ingleses no cesaron de patrullar y reforzar su perímetro. Al final del día unos 3.000 soldados ingleses estaban ya en tierra. 




Consecuencias 
Las fuerzas británicas mandadas por el brigadier Thompson lograron establecer una cabeza de playa firme para prevenir contraataques terrestres argentinos, pero estos no se produjeron. La estrategia argentina de rechazar el desembarco con la aviación trasladó la lucha al plano aeronaval, permitiendo que las tropas inglesas se reforzaran permanentemente. 
El combate de San Carlos fue pequeño en magnitud y significado. Los argentinos no tenían medios para defender la playa ni impedir el desembarco, sino que presentaron una resistencia decidida pero formal, de acuerdo a su misión principal que era dar la alarma si se producía un desembarco enemigo. Las bajas ocasionadas a los británicos significaron una victoria moral extra, pero no afectaron la operación de desembarco; sin embargo el combate ocurrido mostró a los ingleses que los defensores podían ser tenaces, y los convenció de la necesidad de reforzar el perímetro porque una operación terrestre argentina no estaba descartada. Los británicos decidieron no subestimar al enemigo. 
El desembarco inglés en San Carlos se llevó a cabo con mucha precisión y organización, incluso cuando se mantenía combate al este de Puerto San Carlos y también cuando comenzaron los ataques aéreos. Las pérdidas de helicópteros durante esta acción afectaron en cierta parte su movilidad, pero a nivel general las bajas sufridas en el combate no fueron significativas. 
La cabeza de playa británica en San Carlos se consolidó y el 26 de mayo el 2º Batallón de Paracaidistas inició la ruptura hacia el sur, dirigiendo contra la guarnición argentina de Darwin-Goose Green. A partir de allí San Carlos dejó de ser cabeza de playa. 

Notas 

1. Estas consideraciones fueron expuestas por el jefe de la Agrupación Puerto Argentino, general Oscar Jofre, en su libro “Malvinas, la defensa de Puerto Argentino”, Editorial Sudamericana 1987 
2. Citado en el libro de Kasanzew "Mavinas a Sangre y fuego" (ver bibliografía). 
3. En una situación de combate era normal que los soldados confundieran las aeronaves. Por otro lado, las tropas argentinas se habían acostumbrado a identificar a todos los helicópteros británicos con los modelos Sea King y Sea Lynx 

Bibliografía 

Gambini, Hugo: Crónica Documental de las Malvinas, (incluye muchos documentos sobre la visión inglesa del conflicto). Editorial Redacción, Buenos Aires 1982. 
Kasanzew, Nicolás: Malvinas a Sangre y Fuego. Editorial Abril, Buenos Aires 1982. 
Jofre, Oscar: La defensa de Puerto Argentino (cita fuentes británicas en el relato de las acciones). Editorial Sudamericana, Buenos Aires 1987. 
Burden, Royden et al: Malvinas, la guerra aérea (edición argentina). Ediciones Open, Buenos Aires 1989. 


Wikipedia.es